miércoles, 4 de enero de 2017

Vegetarianismo. I - II - III

* * *

* * *
Sígueme en .:
↓↓↓
GooGle+
* **
* * *
Carl Jung:
 "Conocer tu propia oscuridad es el mejor método para lidiar con las tinieblas de otras personas".
* * *
Carl Jung:
* * *
*      *      *
toroide
*          *          *
*              *              *
Translate/traducir/ Vertaal
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen 
переводити/Traduire/ переводить
 ترجم / לתרגם   翻訳する 
*               *               *
*     *     *
*          *          *
Compartiendo:
* * *
 * * *


Vegetarianismo. I





El vegetarianismo siempre ha sido un tema que ha inquietado a los aspirantes y discípulos espirituales de esta época. La necesaria y equilibrada alimentación vegetariana a veces se convierte en un problema más que en una ayuda, en algo inoportuno en ciertas etapas. Esta recopilación apunta a ver qué dijo Vicente Beltrán Anglada en sus libros y conferencias sobre este tema. Esperamos que después de su lectura podamos tomar decisiones al respecto sin imponerlas a los demás. Se incluyen los enlaces a las conferencias por si alguien desea investigar en un contexto mayor.


El karma es un efecto de la ley de gravitación y la liberación es el movimiento de retorno a las fuentes que es el movimiento de agravitación. La sustancia se compone para formar los cuerpos, cualquier cuerpo geométrico conocido, y la liberación es la descompresión de la sustancia. Pues bien, la iniciación es siempre esto. Queremos llegar a la iniciación…, perdamos peso; no se trata de ir a una sauna, naturalmente, me refiero a los aspectos psicológicos del individuo. Estoy hablando de cosas espirituales. Podemos pesar mucho y ser muy ligeros por dentro y viceversa, y de ahí viene ya, y nos llevaría muy lejos, el asunto del vegetarianismo y del naturismo y de estas cosas para buscar a Dios.

Y yo digo que la búsqueda del Reino de Dios es algo psicológico, interno, y de alta trascendencia, y no tiene nada que ver con el yoga conocido o de cualquier tipo de ejercicio o de mortificación personal, se trata de ver qué es lo que puedo hacer para mis hermanos y no cómo puedo purificarme a mí mismo. Las reglas han pasado, ya no son las mismas. Ya ha pasado la época en la cual se le exigía al discípulo disciplinas y ciega obediencia al Maestro.

Ahora, cuando hay contacto con algún Maestro de la Jerarquía te dicen “sirve y compórtate como un buen ciudadano, no te preocupes”. “Quien me sirve a Mí”, como decía Krishna a Arjuna, “es aquel que se sacrifica edad tras edad por la humanidad, por sus hermanos”.

Así que no seamos de los que se ejercitan mucho, y de aquellos que utilizan cilicios todavía para llegar a Dios, sino aquella persona que es responsable de todos y cada uno de sus pensamientos, de sus deseos y de sus palabras. ¿Se dan cuenta? Y estamos aquí para esto, para investigar estas cosas, y que cuando hablamos de los ángeles sepamos que hablamos de energías que están viviendo, que están aquí y ahora, y que motivan esta interdependencia, esta interpenetración que tenemos los unos con los otros, constituyendo, permítanme decir, un gran elemento químico que pesa menos que el aire y que, por lo tanto, se va elevando hacia Dios. Solamente se trata de esto, es fácil de comprender y muy difícil de realizar, pero hay que hacerlo.

-El Estudio de los Ángeles [1ª Parte] – RD

-----
Interlocutor: …de comer carne.

Vicente: No tengo nada contra la persona que come carne ni la persona que es vegetariana o que practica un régimen naturista. Solamente les voy a decir una cosa, si la gente cree que dejando de comer carne van a alcanzar el Reino de Dios sin practicar el bien, están listas.

Ahora bien, si hay una persona que ama el bien por encima de todas las cosas y come carne, estoy seguro de que Dios dirá: “Éste es mi hijo muy amado en quien tengo puestas todas mis complacencias”. El comer o el no comer no tiene importancia esotéricamente hablando, ahora bien, el sentido del bien y del servicio esto sí que es importante. También hay algo que considerar, y es que la persona que atormente a los animales, igual que los animales que atormenten a una persona caen bajo la ley del karma. Durante siglos el reino animal se comió al hombre; la ley del que siembra vientos recoge tempestades se aplica a todos los reinos de la naturaleza. Entonces, el hombre se come a los animales, yo pregunto: ¿Cuándo el animal dejará de comerse a los hombres y cuándo el hombre dejará de comerse a los animales? Éste es el proceso. No sé si me explico, pero es que es tan sutil y hay tanto fanatismo en estas cosas que cae la persona en el error de creer que para ser puro hay que simplemente dejar de comer carne.

¿Y la mente, y la emoción?

Es decir, se trata de ser muy analítico en esta cuestión. Yo digo, repito, practiquemos el bien por encima de todas las cosas, es decir, busquemos primero el Reino de Dios, que lo demás nos será dado por añadidura, pero nosotros queremos primero la añadidura y si aún queda tiempo buscaremos el Reino de Dios. De ahí el error, y este error, ustedes lo saben, es el error que cometemos todos, y todos estamos aquí llenos, henchidos de aspiración espiritual, pero, ¿podremos mantener esta armonía? Aquí hay una armonía de grupo en estos momentos, ¿podremos mantener esta armonía al llegar a casa o en nuestras profesiones o en nuestro ambiente profesional? Seamos sinceros.

Lo principal es ahora y aquí, ¿para qué esperar el mañana? Si lo hacemos de esta manera, estoy completamente seguro que el problema de la religión, que el problema de si comemos o no comemos carne o si bebemos o no bebemos alcohol, dejará de tener una importancia capital, porque si la persona practica el bien, sin darse cuenta está limpiando su aura etérica, está convirtiendo todo su organismo en átomos de hidrógeno, lo cual no se consigue solamente dejando de comer carne.

Estamos traficando con estados de conciencia, no con porciones de materia que llamamos cuerpo físico.

-La Ley de la Atractividad Cósmica - CE3

-----
Interlocutor: Pero discutía con usted que decía que esto ya estaba superado, que ya la comida no influenciaba para nada en la espiritualidad del hombre o en la evolución de esa espiritualidad, pero yo creo que sí, que debe influenciar. Una persona que no coma nada más que carne, charcutería y tal, no puede tener la misma evolución espiritual que una persona que come una alimentación más equilibrada, ¿o no es así y está realmente superado?

Vicente: Bueno, es que resulta una cosa, que una de las presentaciones de la Jerarquía para esta nueva era no da importancia a lo trascendido, a lo que se considera trascendido en el discípulo. Por ejemplo, antes era obligado que el discípulo fuese estrictamente vegetariano, que se sujetase a ciertas disciplinas, y obedeciese finalmente al Maestro, entonces tenía que hacer los votos, que todavía están imperando en las religiones. ¡Qué duda cabe!, son el testimonio de que aquello se acepta como una virtud para la persona, pero la presentación para la nueva era, exige otra cosa; exige una adaptación al ritmo incesante de la vida porque vienen energías cósmicas que jamás vinieron al planeta.

Precisamente se habla de una estrella de la cual solamente se sabe en los registros akásicos, y solamente se sabe, precisamente, en las reuniones jerárquicas de los ashramas de la Jerarquía, de una estrella capital para la evolución de nuestro mundo que proviene precisamente de la constelación de Acuario, de una estrella definida que entrará dentro de nuestro sistema. Es decir, que es el Logos que dirige esa estrella, y que puede tener una vinculación kármica con nuestro Logos Solar y con nuestro Logos Planetario.

-Sobre el Yoga y las Disciplinas en la Nueva Era - AY1

-----
Interlocutor: Sabes qué decía… ¿por qué Hans Küng, el famoso teólogo alemán y disidente, porque no se sumaba a la Iglesia? Porque decía que Jesucristo comía y bebía y era un…

Vicente: ...y el cordero, ya ves tú, el pan, el vino. Bueno, todo eso es simbólico y todo lo que queráis, pero fijaos bien, no nos damos cuenta de que el hombre ha tenido un pasado y mientras la persona tenga los caninos es que todavía no ha dejado de ser una especie de animal, y como lleva todo ese lastre del pasado que está impregnado de todo lo que ha sido, y todo lo que no ha podido ser más que aquello... No podemos dar un golpe y coger la máquina y frenar a gran velocidad y matarnos. No podemos quitar muchas cosas y hasta puedo deciros que muchas personas que queriendo ascender espiritualmente se han pasado haciendo un esfuerzo o una disciplina han cogido enfermedades incurables, sobre todo en la alimentación.

Interlocutor: Viviendo en una ciudad como Madrid o Barcelona, después de un estricto régimen vegetariano, y después de siete años, casi puedes estar seguro que tendrá alguna enfermedad.

Vicente: Un cáncer seguramente.

Interlocutor: Lobsang Rampa dice que el vegetarianismo es ideal en una sociedad ideal.

Vicente: Ahora …lo dice.

Interlocutor: El Maestro Tibetano lo define al final del libro “La Curación Esotérica”…

Interlocutor: En “Tratado Sobre Magia Blanca”.

Interlocutor: Pues dice que: “Y voy a aclarar definitivamente una cosa” -donde aclara por ejemplo lo de las manos: derecha positiva, izquierda negativa-, dice, “el hombre debería dejar de prestar atención a su elemental físico, es decir, técnicas o disciplinas tales como la abstinencia o el vegetarianismo y todo esto no sirve de nada para su desarrollo espiritual”.

Vicente: Exacto, ahí vamos. La gente se disciplina en cosas que no tienen valor.

Aparentemente, tienen un valor bueno. Pero desde el ángulo esotérico, desde el ángulo de las energías no tiene más importancia. Además, vamos a buscar el asunto científicamente. Si la carne de un animal cualquiera de los que solemos comer pasa al estómago de cualquier persona involucionada, aquella carne adquiere una evolución porque todo componente atómico tiene que pasar por la transformación alquímica en el cuerpo que está sujeto a una evolución menor, o del mismo nivel casi, porque el hombre es un animal también. El que come carne, come solamente carne del animal; pero, ¿qué pasará si un iniciado come carne?

¿Qué pasará con aquella carne? Hay una liberación de energías que ascienden, porque el hombre es la carne de los Dioses. Ellos se alimentan de nosotros, y nosotros nos alimentamos del reino inferior. El reino mineral da su vida al reino vegetal, el animal come al vegetal, también hay carnívoros, las rapaces, pero el hombre ha tenido que comer todo lo que se le presentaba, y se ha establecido primero, que como que el… (Se produce un corte de sonido)…hay que vivir en paz.

El reino animal, el vegetal, el mineral, el humano y el dévico, entonces, el hombre empieza a pensar en grandes proporciones, no le preocupa ni le importa la disciplina física. Tampoco se esfuerza en ser vegetariano o dejar de serlo, depende de las circunstancias. Una persona que trabaja hoy día en un trabajo fuerte, por espiritual que sea, si desea ser vegetariano no puede porque no hay... Primero, que la contaminación ambiental ha contaminado a los vegetales, está contaminado también el animal, así es que tenéis que comer lo que hay, si tú quieres…prana, como el prana también está adulterado…

Así es que te encuentras en un conflicto tan potente que dices: “Que sea lo que Dios quiera, y lo que interesa es que vea clara la verdad”. Y cuando la persona ve clara la verdad entonces lo otro no tiene importancia, y es cuando reconoce que se le presenta una oportunidad que necesita para su propia evolución. Y estamos aquí, por ejemplo, estamos en la meditación, y estoy seguro que en las meditaciones que tenemos aquí estamos protegidos por los devas superiores y por elementos de la Jerarquía. Tenéis que daros cuenta de estas cosas y estar con la mente clara y serena, que no estamos solos, porque Cristo decía: “Cuando estén dos o tres en mi nombre, yo estoy con ellos”. Y es la verdad. Es una profecía que se puede extender a todos los grupos del mundo, siempre que tengan buena voluntad.

Ahora, si se reúnen los de la Logia Negra para matar a gente no estará Cristo allí o la presencia de Dios. Pero teniendo todas esas cosas llega un momento en que no se debe preocupar de lo que se coma o lo que se beba. Dirá: es tu problema, es tu karma. Si estamos entrando en un peldaño superior, tú ya eres responsable de tus propios actos. Ahora bien, hace cien años, ciento cincuenta o doscientos años, todavía imperaba la tesis cristiana de que el hombre, el discípulo, debía estar sujeto a la disciplina del Maestro. El Maestro le desarrollaba los poderes y le estaba diciendo lo que tenía que comer, de lo que tenía que hacer, y estaba dirigido a distancia, y ahora, al entrar en la nueva era, cuando la mente empieza a funcionar correctamente, entonces el hombre ha de estar trabajando para adueñarse del secreto de su propia historia.

Por lo tanto le digo: “Haz lo que quieras, pero haz una cosa solamente: sigue tus propios pasos”. Hablo del reino humano, no hablo del reino vegetal o mineral, hablo del reino humano, porque si tú estableces armonía, habrá armonía en los demás reinos porque son los escalones o los peldaños de la Escalera de Jacob ascendiendo hacia arriba, además se dice otra cosa: “El discípulo asciende a la liberación, pisando los cadáveres de sus “yos” muertos”. Y tenemos un pasado muy animal… Porque el hombre se comporta de una manera antisalvaje, porque el animal salvaje debe seguir un ritmo natural, el hombre no es natural. Y hablo de la masa humana…. Todavía hay naciones que se llaman cultas y civilizadas y están luchando por un pedazo de territorio o se meten con otras naciones, que quieren imponer allí su modo de ver las cosas, lo cual es antinatural, lo cual no te lo hará ningún animal salvaje.

Éste se limita a decir, aquí estoy yo. Darán sus voces, el rebuzno, el rugido... y al final, esas voces serán importantes para los demás. Dirán: aquí hay uno que dice que es su territorio, nadie se meterá en aquel territorio. Hay leyes en la naturaleza. El hombre no, con las armas y cuanto más evolucionadas sean técnicamente, mejor para destruir, ¿verdad? Pues todas estas cosas las está provocando el hombre civilizado. El hombre, que mantiene todavía a los negros en la esclavitud, y aún (lo) están en América, ya lo sabéis; y hay muchas cosas que podríamos decir de otras naciones, pero no nos vamos a meter en política, pero lo estamos viendo aquí.

-Sobre el Yoga y las Disciplinas en la Nueva Era - AY1

-----
Interlocutor. – Pero hay que concretar el trabajo de la mente concreta, también puede llegar el trabajo en el plano físico porque tú sabes que esto también va muy bien, quiero decir que en líneas generales hay que concretar el trabajo en el plano etérico, que se hace muchísimo.

Vicente. – Otra declaración de El Tibetano, no soy yo, hablando ya de la inutilidad del régimen vegetariano en las personas que no tienen nociones espirituales. Están tomando el estómago como si fuese su mente, están constantemente ateniéndose al estómago, por lo tanto, esta gente no avanza nada; el discípulo cuando llega a ese momento llega a decir que ciertas cosas no le interesan, lo va dejando, porque la disciplina es un arma de dos filos, porque no sabes tú exactamente por donde navegas hasta que no tienes alguna iniciación, cuando tienes una iniciación sabes exactamente lo que debes hacer y lo que puedes hacer, no es el mismo caso de cualquier persona que corrientemente conocemos en la calle, sin afán peyorativo, porque no puedes poner a un mismo nivel a un aspirante que a una persona de tal promedio, ni puedes situar en un mismo nivel a un iniciado que a un discípulo.

-La Eficacia de los Grupos Espirituales – AY1

-----
Hay que considerar atentamente esto, e insistiremos sobre esto siempre que sea necesario porque constituye uno de los defectos graves del discípulo, como el de la alimentación; hay personas que no pueden concebir que se esté en el discipulado y no sea vegetariana la persona, porque ven las cosas desde el ángulo de vista de la forma y no del espíritu, no se pierde ninguna forma, el espíritu no se pierde tampoco. Entonces, ¿por qué tanta importancia a las cosas? Es decir, que si la persona fuese buena por el hecho de ser vegetariana, todos seríamos vegetarianos, ¿no les parece? ¿Qué es más cómodo o más bueno para la salud, o mejor para el organismo? ¡Qué sabemos nosotros! Sabiendo, como sabemos, que un reino se apoya sobre el inferior para crecer. Hay un aforismo oriental que dice: “El hombre es la carne de los Dioses”, y el reino animal es la carne del hombre y nuestro cuerpo está constituido de carne.

Interlocutora: Una cosa, Vicente: una cosa sería matar para comer y otra cosa es matar por matar, por deporte.

Vicente: Por deporte, exacto. De todas maneras, no quiero decir que no sea agradable la vida vegetariana, o la vida natural, hablo de la situación ambiental, porque viendo el precio de los vegetales, cuando comes no tienes que ser carnívoro por fuerza. No se cómo decirlo, hay cosas que pueden compensar.

-Las Vinculaciones Kármicas entre los Reinos - CE5

-----
La persona que se siente amada, ama; es una efusión, la mente no interviene en el proceso, sigue un impulso, este impulso creador que ha hecho todo cuanto vemos, la creación se trata de crear, se trata de estructurar con materiales nuevos, y también con una toma de conciencia nueva, y de esta manera volver a surgir constantemente del ser o el yo hasta el ser Absoluto o el Yo divino.

No sé si la idea es clara. Todos tenemos problemas y, naturalmente, cuando vamos a un tipo determinado de religión, o de idea, en el trasfondo siempre hay aquel deseo de buscar una superación de los propios problemas. Una persona, por ejemplo, que tenga enfermedades se hace vegetariano, y el vegetariano se convierte en una religión. Esto lo vemos en un dogma, ¿por qué?, porque le ha ido bien y que, por lo tanto, todo el mundo tendrá que ser vegetariano, y esto es una cosa que nos encontramos con estas cosas absurdas, de cristalizaciones dentro de esta idea. Otras personas la cristalización la tienen en ideas definidas, la idea de Dios, digamos, creada a imagen y semejanza del hombre, y que, por lo tanto, no es el Dios de la creación, sino que es una representación del hombre a gran escala, y a esto también le llaman religión, y quien dice religión, todo el contexto psicológico de todo cuanto nos rodea, de todas las situaciones, de todos los cambios políticos, sociológicos y religiosos a través del tiempo.

-El Aspirante Espiritual frente al Caos Social - CE5

-----
Interlocutor: Hay unos escritos del Maestro Tibetano a este respecto que dicen: “Cuando el discípulo nota que no tiene ninguna precipitación kármica debe buscarla, debe intentarla dentro de su propio círculo no se pasa, dentro de su propio e inmediato quehacer diario”.

Entonces, el problema de saber exactamente cuál es el próximo paso a dar, indudablemente viene por el propio discernimiento, la propia evolución, o el propio rayo, etc., del discípulo; pero, ¿cuál habría de ser, por decirlo así, el proceso inmediatamente anterior a esta provocación de karma? Uno puede ser consciente o inconsciente de ello, pero, me refiero, a medida que se va adelantando uno es muy consciente de cuáles son los próximos pasos a través de los cuales su personalidad se verá obligada a pasar y, entonces, viendo esta proyección espacio-temporal de la personalidad ante los acontecimientos, en ciertos aspectos, el Maestro Tibetano dice de meditar profundamente, dice también, si lo ves necesario, que haya ciertos tipos de vegetarianismo, abstinencia de tabaco, de alcohol, etc., aunque dice que no son imprescindibles. ¿Cuáles serían tus consejos al respecto?

Vicente: Yo no doy consejos nunca, porque el que da consejos suele equivocarse. Pero, hay unas reglas generales; por ejemplo, ¿cuándo un guerrero debe dejar la espada? Cuando se ha vuelto inofensivo ¿verdad? Entonces, el hecho de dejar las cosas, para mí es una equivocación. Hay que volverse radioactivo de tal manera que no tenga que abandonar las cosas sino que sean las cosas que le abandonen a él, lo cual es invertir el proceso normal, es el proceso de las grandes disciplinas, no hay que comer, no hay comer carne, no hay que beber, hay que ser vegetarianos, lo cual a veces ofusca la mente y obstruye la mente en direcciones superiores tratando de buscar una vida física equilibrada.

Cuando la vida del hombre se hace invocativa, entonces, está tratando ya sin darse cuenta de precipitar sobre su vida, ya no el karma sino la inspiración superior, que le tendrá que decir a su debido tiempo que lo que hace es correcto o no es correcto; es decir, que sus vehículos no aceptarán aquello. Habrá controlado tan bien a sus tres elementales: el mental, el astral y el físico, que no tendrá problemas de disciplina. Creo que hay una frase muy inductiva, si podemos decirlo así, de Krishnamurti, que dice que “donde hay pureza no hay disciplina y que donde hay disciplina no hay pureza”.

-El Discípulo y las Crisis Ashrámicas - CE6




Por Vicente Beltrán Anglada
Recopilación Sabiduría Arcana 2016





Pag. Anterior: -
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=42640

Pag. Siguiente: V.B. Anglada - Vegetarianismo. II
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4268





* * *

V.B. Anglada ~ Vegetarianismo. II





Pregunta: Sr. Anglada, si usted me permite quiero hacerle una pregunta, pues nos toca muy de cerca... (no se escucha)... si no sería bueno para poder evolucionar más rápido que dejáramos de comer tanta carne, matar tantos animales, para poder desarrollar el amor verdadero, primero desde abajo, para después ir hacia arriba, porque si no amamos lo pequeño...

Vicente: Solamente voy a decirle una cosa a usted, y a todos ustedes naturalmente, y es que el Maestro jamás me ha dicho “tienes que comer esto o lo otro”, pero sí que ha tenido interés en decir: “SIRVE Y AMA”. Usted me dirá: “es que no hay que matar a los animales”, yo le digo a usted que el carro, esta maquinaria inmensa de la Humanidad, está siguiendo unas tradiciones que vienen de la época Lemur. Le hablo a usted de egregores que tienen millones y millones de años, a una velocidad tremenda se precipitan en nuestro mundo y en el momento actual, en este momento actual no podemos frenar de golpe la máquina kármica del pasado e imponer leyes sobre la alimentación o sobre disciplinas de cualquier especie, porque cuando llega el momento en que la persona comprende y cuando sus vehículos están sutilmente preparados, entonces, la ley, el orden, el equilibrio dicen: “esto no pasa más”.

No podemos crear un sentido de valores basado en disciplinas, pero sí que hay que apoyar toda la luz, todo el fuego de la verdad en el amor humano, no tener en cuenta los pequeños detalles de nuestra vida, pues yo les hablo de algo inmenso, dentro del cual las pequeñas disciplinas, sean las de la alimentación, las del yoga o las de meditación propiamente dicha, no tienen valor cualitativo como para merecer la atención de los Grandes Seres. Ustedes amen mucho. Les digo a ustedes: “amen mucho”, y ese es un término que adquiere a través del tiempo una responsabilidad tremenda porque es la base del Universo. Amen mucho, sientan mucho el afecto a los demás, siéntanse unidos y lo demás vendrá por añadidura. No creemos situaciones distintivas entre grupos, relaciones entre grupos que hacen esto o hacen lo otro, cada cual inspirado por motivos muy serios y muy espirituales.

Yo he estado comiendo con Alice Bailey, y Alice Bailey tenía la 3ª Iniciación señores, y ha estado a mi lado y ha comido carne, y jamás el Maestro se ha impuesto a Alice Bailey, o a Vicente Beltrán, o a nadie, por razones que Él solamente kármicamente sabe y conoce. Y otra cosa voy a decirles, el cuerpo de un Iniciado está dispuesto de tal manera que todo cuanto penetra en su interior se santifica, es la Ley.

¿Por qué Cristo tomaba carne de cordero? ¡Y Cristo tenía la 7ª Iniciación cuando estaba en Galilea! Pues entonces, ¿por qué nosotros discutimos por pequeñas razones que no conducen más que a separatividad? Yo me acuerdo de que en ciertas ocasiones he estado con grupos naturistas y ha habido una desunión, unos que comen carne aquí y otros naturistas acá y han hecho una separación dentro de grupos aparentemente dichos esotéricos.

Ahora bien, la persona que por razones morales, por razones éticas, por razones hereditarias, por razones de costumbre, o por razones kármicas, hace una vida vegetariana, yo le doy mi completa enhorabuena porque está de acuerdo con la ley moral. Pero hay muchas razones morales que desconocemos dentro de nuestro pequeño Esquema Planetario, y hay que reconocer que la santidad, la paz, la pureza tienen niveles que desconocemos.

Otra cosa voy a decirles: “Donde hay disciplina no hay pureza, y donde hay pureza no hay disciplina”, naturalmente. Quiere significar algo esta razón, para que ustedes no luchen por razones de lo que ustedes lo hacen con muy buena fe, porque para mí esto tiene una razón de ser muy loable, yo lo admito, y si voy a comer con vegetarianos comeré lo que me den, no tengo razones en estos momentos de dejar de comer una cosa u otra, siempre y cuando yo pueda decir la verdad de lo que siento, de lo que he aprendido de los labios de mi Maestro, de lo que he sentido dentro del Ashrama, de la fecundidad del propósito creador.

Estamos tratando de cosas cósmicas, pues cuando les hablo de serena expectación les hablo de algo cósmico, pues los Logos Creadores están serenamente expectantes, de ahí la pureza de sus creaciones, ¿o pueden ustedes imaginar un Universo sin que esté dentro de la atención del Creador? ¿Y cómo puede concebirse una atención del Creador sin que dentro de Su grande y omniabarcante Vida no esté serenamente expectante, trayendo la Luz Cósmica a Su Sistema Solar de la misma manera que el Logos Planetario está trayendo la Luz Solar al Sistema Planetario, aquí donde vivimos, nos movemos y tenemos el Ser?

Es decir, ustedes deben ser muy analíticos y juzgar a los demás, no por ustedes sino por el juicio de la razón pura, por esto les digo que tendrán que tener mucho cuidado cuando estén en contacto con grupos de diferente ideología o procedencia espiritual, de querer hacer prevalecer sistemas solamente porque nos gustan o porque son los que estamos educiendo o practicando, sino que hay que aceptar la visión de los demás, sabiendo que cada cual es su propia razón y así es de ley, como es de ley que cada Logos tenga su propia razón, y esta propia razón es la que ha creado el Universo, o ha creado Su Universo, no el Universo de otro Logos. No creemos más fronteras por cuestiones pequeñas, por cuestiones de principios ideológicos o por principios tradicionales, o incluso por principios éticos, porque ¿qué sabemos realmente lo que es la ética?, ¿qué sabemos lo que es la moral realmente desde el ángulo esotérico, desde el ángulo de la Gran Fraternidad Blanca? ¡Es esto lo que trato de decirles a ustedes, siempre!

En la Revista Conocimiento, en mis libros, siempre he hablado de lo mismo y siempre me han preguntado por qué esto, por qué lo otro; yo siempre he dicho la respuesta instantánea:

“porque tú tienes tu propia razón y, dentro de esta propia razón está la voluntad de llevar esta razón a cabo”, pero, naturalmente, no podemos llevar una razón a cabo y a cambio crear una meta, y que esta meta nos separe de los demás por cuestiones de principio, un principio que desde el punto de vista del Maestro no tiene importancia alguna. Usted señora, si usted siente la inclinación de hacer una vida auténticamente vegetariana, usted está en su derecho y el Maestro la bendecirá por ello, pero deje que los demás hagan lo que su razón les inspire, porque usted entonces caería en el "karma" del juicio, y hay que saber que existe un "karma" de juicio cuando el juicio va contra el juicio de otro juicio. ¿Se dan cuenta de la responsabilidad y del tremendo desafío que implica lo que les estoy diciendo?

El desafío a ustedes, a su condición de Pensador, a su condición espiritual y a su condición humana.

-El Trabajo Jerárquico en Sudamérica - RA1

-----
Interlocutor: Qué cuerpos hay que ir purificando primero y si hay necesidad de purificarlos?

Porque hay muchos casos, por ejemplo, el de Madame Blavatsky que era carnívora y que fumaba, y como Alice Bailey que decía que una vez que el hombre ha dejado de comer carne, se ha hecho vegetariano, ya no importaba que comiera o no carne. O sea, ¿la purificación tiene que ser de abajo hacia arriba o de arriba hacia abajo?

Vicente: Mire usted, el asunto de las disciplinas de los cuerpos ha constituido la preocupación de todos los discípulos de todos los tiempos. Yo, por sistema, nunca me comparo ni trato de comparar a nadie, porque cada cual tiene su propia singularidad y es a través de la singularidad propia que uno va adentrándose por este camino infinito de la Paz.

Importa muy poco si Madame Blavatsky comía carne y fumaba, o si esto sucedía igualmente con otros grandes e ilustres Adeptos de la Jerarquía, o grandes Iniciados, desde el ángulo de vista de la Vida y no de la forma. Ellos cumplieron una misión importante, fue la de presentar al mundo esto que estamos recogiendo como frutos de beatitud y de suficiencia, nos trajeron el aliento de la Gran Fraternidad Blanca.

Lo que hicieron en sus vidas personales es tan poco importante, vista su obra tremendamente creadora, que no tiene mucha importancia su consideración, pero, yo les diría a ustedes que primero hay que buscar el Reino de Dios y después lo demás, lo que se nos da por añadidura. Pero, sucede una cosa extraordinaria en el ser humano, y es que primero busca lo que se nos da por añadidura y después, si hay tiempo, vamos a buscar el Reino de Dios y, naturalmente, esto siempre trae como consecuencia una alteración de la Ley. Es como si dijésemos que una persona se hace vegetariana para purificar sus cuerpos y conquistar la Verdad; pero, si conquistamos la Verdad, entonces purificaremos todos los cuerpos porque estaremos en contacto con la pureza de la Creación.

Yo les hablo siempre desde el punto de vista del propósito espiritual y no de la forma, cómo el espíritu se manifiesta en cada uno, pues esto sería alterar en cierta manera las Leyes de la Creación que le dan a cada cual su medida. Existe un principio único de jerarquía entre todos los seres que constituyen la Humanidad, pero, cada uno de estos seres se debe a su propia jerarquía, no existe una lucha de jerarquías y, sin embargo, hay luchas dentro de los pequeños grupos, dentro de las pequeñas estructuras, dentro de la pequeña mente del hombre; es aquí donde está el peligro, porque cuando la mente es pequeña no puede captar lo cósmico de la Creación, se basa siempre en retazos de ideas, nunca abarca la idea total, y esto es debido singularmente a que toda la conciencia ha sido construida sobre los recuerdos del pasado.

-La Paz en el Corazón - RA1

-----
Interlocutor: Si el hombre es el causante del desequilibrio en la Ecología, por lo tanto, también y hablando esotéricamente, decimos que las enfermedades son entidades. ¿No es el hombre también el causante de transgredir las leyes de la Naturaleza, en la alimentación, y provocar que esas entidades se acerquen porque tienen campo propicio?

Vicente: Sí, pero verá usted, hay un sentido muy íntimo dentro del individuo que yo le resumiría en las palabras: "Que el hombre es tal como piensa en su corazón". Extendiendo más la idea, podríamos decir que cuando el hombre busca más el Reino de Dios que el Reino del César, cambia su conducta fundamentalmente. Nosotros queremos variar el "César" sin tener en cuenta la vida de Dios, que es más importante y, naturalmente, entonces nacen las disciplinas, los ejercicios, las dietas alimentarias y todas estas cosas.

Yo podría decirles que desde el ángulo de vista de la Jerarquía, es más importante un hombre que trabaje con buena voluntad para el mundo, que una persona que se autootorga el título de vegetariano, por ejemplo. No es que desdiga el vegetarismo, muy al contrario, sino que la gente se cree que será más puro comiendo cosas puras. Yo digo, y afirmo, que el hombre será puro cuando piense con pureza, cuando vea el Reino de Dios no como una perspectiva lejana sino aquí y ahora. Entonces, surge un nuevo conocimiento, un nuevo examen de valores, una nueva vitalidad espiritual que hace que haga aquello que debe hacer.

Dense cuenta que he hablado de un código genético físico, y que este código genético físico no es sólo de la última encarnación, si es que ustedes aceptan la encarnación, sino que viene desde el principio de los tiempos cuando surgió el hombre como entidad autoconsciente.

Entonces, todos los vicios y, también todas las virtudes de la raza, han llegado aquí en nuestro código genético actual, y este código genético que crea alteración ecológica no ha sido purificado todavía. ¿Qué significa esto? Que antes de purificar el código, que es el karma, por decirlo de alguna manera, hay que ver aquello con lo cual, con su apoyo, podemos destruir la base del karma, que es Dios en nosotros, el corazón, la vida íntima, este poder interno que nos ha traído acá a todos, y que entonces, cuando tenemos establecido un puente muy bien construido entre nosotros y Dios, y no el César que somos nosotros, entonces puede haber una reorientación total de la conducta, pero, no antes.

Interlocutor. – Pero, a veces se nota un desequilibrio, y siempre vemos que los grandes Maestros, los consejos fueron ayuno y oración, y siempre hubo una pureza en la parte física para acompañar este desarrollo espiritual, nada más porque se nota a veces un desequilibrio personal en personas sumamente espirituales, se destrozan físicamente, se ve un deterioro que avanza y da pena, ¿no es cierto?

Vicente. – Sí, sí, de acuerdo... Pero, yo no hablo del cuerpo de los Maestros, hablo del cuerpo nuestro que tenemos ahora. Nos aconsejan que busquemos el Reino de Dios y lo demás se nos dará por añadidura. ¿Y qué es esto de añadidura? Todo lo que no tiene una importancia capital. Yo he estado en contacto con la Sra. Alice Bailey, y esa señora tenía la 3ª Iniciación y comía carne porque la necesitaba para su salud, porque tenía un código genético físico que tenía que cumplirlo. Solamente los grandes Adeptos están libres porque están gravitando por encima de todos nosotros y son los Maestros de los tres mundos donde nosotros somos pequeños aprendices.

Ahora bien, cuando se altera el código genético, cuando la persona no está completamente desarrollada espiritualmente y pasa brutalmente de una alimentación carnívora, o normal, habitual, a una dieta vegetariana, causa a veces tal trastorno que le puede producir la muerte, porque está alterando no un código genético de esta vida, sino un código genético que constituye el karma de todas las vidas que se han cristalizado en el momento presente en este cuerpo que tenemos. ustedes deben comer aquello que su Alma les indique, pero, no porque ustedes crean que tomando aquella comida el Alma se acerca más a ustedes Si ustedes son el Alma, entonces ustedes, dentro de ustedes, cuando estén completamente desarrollados, o hasta cierto punto, se darán cuenta si realmente aquel código genético exige una reorientación total, entonces ustedes cumplen el destino de la ley, pero, no antes, porque pueden producir trastornos.

Interlocutor: En un desarrollo natural.

Vicente: Exacto.

Interlocutor: Creo que a veces el proceso se ha dado al revés, que a través de una preocupación por el plano físico ha surgido como consecuencia luego, un comienzo quizás al menos, de la evolución en el plano espiritual. ¿Usted descarta esto?

Vicente: Bueno, pero, yo le digo a usted que aparentemente ha sido el resultado de una decisión en esta vida, pero, puede que el cuerpo estaba preparado. Yo estoy hablando de una preparación para los cuerpos de la nueva raza, que no han de ser construidos según códigos genéticos anteriores, pero, que no podemos avanzar un código genético más allá de lo que el código genético puede desarrollar.

Hay personas que han tomado la vida espiritual a través de una técnica de conducta como, por ejemplo, la alimentación, pero, es que dentro de ellos ha habido ya el principio, entonces, todo ha sido un conjunto de cosas que los han llevado quizás a una mayor perfección física y, por lo tanto, a un vehículo mejor apropiado para poder desarrollar la vida espiritual. Pero, son excepciones, yo hablo siempre en un sentido muy genérico, porque todas las personas que estamos aquí y, lo repito, nos debemos físicamente a un código, no lo podemos alterar si no es a base de un gran equilibrio constante mental y emocional.

Entonces, como primero es el Reino de Dios, si empezarnos por ser, por ejemplo, vegetarianos en la mente, entonces, luego pasamos al cuerpo emocional y finalmente al cuerpo físico sin resistencia es vegetariano, porque es la ley, porque viene impuesto por la vida de Dios que está en la mente, es decir, que no porque me diga una estructura social, religiosa o política: “Usted coma esta cosa” y yo lo hago porque me lo están aconsejando, no voy a conseguir alterar el código genético mental, ni el código genético emocional, sino que voy a crear una perturbación física, más que un equilibrio, porque el cuerpo celular está todavía dispuesto en su engranaje magnifico a un código anterior, a un código que crea dificultades.

¿Qué mejor sería que la Humanidad no tuviese que sacrificar los pobres animales para tener que alimentarse? Pero, les voy a decir algo que me comunicó la Sra. Bailey en cierta ocasión estando con los amigos de la Sede de Ginebra, dijo textualmente –hablando porque había una persona que se escandalizó porque comía carne ella y el Sr. Cansen–: “Usted no sabe lo que es esotéricamente la lucha entre los reinos, y ahora el reino animal como alma grupal, está pagando su deuda al reino humano por las espantosas mortandades que el reino animal infringió al reino humano en los primeros tiempos lemures, cuando había aquellos animales gigantescos que ustedes conocen.”

Y esto es una cosa que no se dice, pero, me lo dijo Alice Bailey, por lo tanto, yo se lo transmito a ustedes. Así que es muy difícil dar una orientación exacta para cada caso, porque cada caso es distinto y no podemos basarnos nosotros en excepciones que son las personas rectamente orientadas en los tres códigos o en los tres niveles, sino que hablamos a la familia humana con un karma tremendo sobre sus espaldas y que tiene que comportarse de acuerdo con la ley que le marca la mente y la emoción, antes de que pase al cuerpo y no al revés, porque se queda circunscrito el código en su propia luz, en su propio entendimiento, o en su propio cuerpo físico, y esto produce una alteración, un desequilibrio, muchas veces.

Yo conozco amigos vegetarianos que tuvieron graves lesiones y enfermedades por cambiar radicalmente de un régimen carnívoro a un régimen vegetariano, son casos, cada persona es un caso, yo hablo, no a las excepciones, hablo a las generalidades, que es donde hay mayor cantidad de personas que se encuentran afectadas por este aspecto.

Interlocutor: Perdón, voy a ampliar ahora un poco la pregunta o el planteo. Coincido con usted porque justamente ayer le decía a una persona que nosotros somos naturistas –voy a aclarar, desde hace treinta años–, yo era partidario del cambio gradual, refiriéndome a la carne, y que de todas maneras de nada servía que el individuo dejara de comer la carne si la añoraba, es decir, mientras no resuelva mentalmente el problema. Por eso siempre pongo como ejemplo que la milanesa de soja es para los que con la mente están comiendo la milanesa de vaca...

Vicente: ...lo que decía anteriormente, es la mente, entonces, claro.

Interlocutor: ...pero, como considero que la alimentación que generalmente se hace no es la más natural o la más racional o la más razonable, pienso que retornar lentamente siquiera a la que sería la lógica no puede hacernos daño pienso o no debiera al menos, ¿no? O sea, sería simplemente volver a la situación natural, o lógica, o primitiva.

Vicente: Exacto, claro, usted se ha contestado a su propia pregunta, porque usted ha reconocido que la cosa viene en forma gradual, igual que la inspiración espiritual viene por fases. No se convierte un discípulo en un Adepto en un solo día, tampoco una persona ávida de carne se puede convertir en un vegetariano perfecto, tendrá como se dice la añoranza, esta añoranza es que no hay integración todavía, porque no se ha comido todavía a través del cerebro, sino que se come a través del cuerpo, y el cerebro Dios sabe dónde está, en aquel momento, ¿verdad? Es un fenómeno conexo, yo diría consustancial, el comer, el desear y el pensar.

Cuando se piensa bien se siente bien y cuando se piensa bien y se siente bien, entonces, el cuerpo debe responder porque es un autómata, el cuerpo no tiene vida propia, tiene la vida que le da la mente y la emoción, si no, es un amasijo de células más o menos perfectas. Así que yo creo que ustedes habrán comprendido que no se puede racionalizar lo que se llama alimentación, sin racionalizar correctamente nuestro pensamiento, entonces se produce una alteración de principio dentro de la mente, luego como hay una relación entre los átomos mentales –si ustedes me permiten esta expresión– y los átomos astrales, y del producto de estos dos átomos cuando están equilibrados surge una conciencia física correcta y entonces ustedes pueden alimentar su cuerpo, hago esta distinción, ustedes y su cuerpo, para producir un nuevo organismo, el que el Alma necesita para integrarse plenamente dentro de la Naturaleza.

-La Labor del Hombre Actual ante las Crisis y Dificultades - RA1


-----
La mutación principal que ha de realizarse en la mente y el corazón, en las neuronas del cerebro o en las células del corazón, es aquel sentido de adaptación que nace de la comprensión profunda de las ideas esotéricas, dejando a un lado el romanticismo y acogiéndonos siempre a la realidad práctica; y esto es un desafío actual, es una opción a la cual tenemos que hacer frente y decidir si continuaremos asistiendo a las reuniones esotéricas, si vamos a continuar leyendo libros esotéricos sin vivir una vida esotérica, y al decir renuncia, no les digo por favor que se hagan vegetarianos, o que hagan ustedes este yoga o esta otra meditación, sino que estén muy atentos al devenir de las circunstancias, a todo cuanto está ocurriendo, sea bueno o malo.

No podemos hacer distinción entre lo bueno y lo malo, porque lo bueno y lo malo forma parte de la misma cadena de hechos y circunstancias que componen el karma de la Tierra, pero sí podemos desvincularnos por completo del aspecto negativo de cualquier situación creada en el mundo, barriendo por completo todas aquellas zonas dentro de nosotros que aparezcan como sombrías o negativas, y esto exigirá una gran atención, ¿verdad? Porque a través del tiempo nos hemos hecho tan indulgentes con nosotros mismos, que todo cuanto hacemos nos parece bien, pero toda indulgencia que guardarnos en nuestro corazón para nosotros es de intolerancia con respecto a los demás, y la intolerancia, esto lo dice también el Maestro Tibetano, es una prueba de ignorancia o de incomprensión. Una cosa que no ha sido totalmente comprendida se convierte automáticamente en una trinchera que nos aparta de nuestros hermanos.

-El Concilio del Año 1885 y el Impacto del 1º Rayo - MOP3


-----
Es muy difícil la vida del discípulo, pero también un proceso es finito, una cosa va en proporción con la ley. En cambio la vida de las personas que no tienen contacto, digamos, interno, será una vida, digamos, desde el punto de vista espiritual, sin importancia, serán como pequeñas larvas que se arrastran por el suelo, por los campos, no serán las gigantescas estructuras de la sensibilidad y del conocimiento superior, es una distinción muy profunda entre ambos aspectos. Y el Maestro tiene mucho interés en decir a los discípulos que se armen no contra el mundo sino frente a sí mismos, por aquel apego que puedan tener del mundo, cuando se sienten incapaces, sin capacidad de resistencia.

Ahí está el proceso. Por eso cuando hablamos del comer carne, no comer carne, tener una vida más o menos natural, dejar de fumar o dejar de hacer no sé qué. Hay que fijarse bien en la pequeña medida de cada cual, lo que puede hacer, porque en la medida de lo que puede hacer, sacaremos la consecuencia de lo que podemos aportar a la vida del ashrama, naturalmente, o a la vida de la Humanidad. Y no pasar el tiempo como pasa, sucede muy frecuentemente, que estamos pensando cuál va a ser nuestro campo específico de servicio, qué es lo que vamos a hacer en el mundo con una línea específica de nuestra vida evolutiva.

Y no hay que preocuparse de esto, como tampoco hay que preocuparse de comer carne o de no comer carne, de fumar o de no fumar. Cuando el individuo se hace inocuo, y aquí hay que llegar, entonces el fumar no tiene importancia, es algo que no estamos apegados a esta máquina del mundo, o al comer, o al beber, o a estas cosas; y desaparecen de nosotros muchas nociones de las que consideramos importantes. Más importante que el propio yo somos nosotros, y tiene que desaparecer esta noción de yo, para dar paso al grupo, a la conciencia, digamos, a esta participación activa dentro de un grupo, al contacto con el grupo selectivo en el plano causal. Ahí está el trabajo a realizar.

-El Discípulo y las Crisis Ashrámicas - CE6



Por Vicente Beltrán Anglada
Recopilación Sabiduría Arcana 2016





Pag. Anterior: V.B. Anglada - Vegetarianismo. I
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4267

Pag. Siguiente: V.B. Anglada - Vegetarianismo. III
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4269
* * *

V.B. Anglada ~ Vegetarianismo. III

Interlocutor: ¿Qué implicancias espirituales tiene la alimentación con carne?

Vicente: Bueno, usted sabe que ésta es una de las grandes preocupaciones del discípulo. El discípulo o la persona espiritual se pregunta: ¿debo o no comer carne? Yo les digo a ustedes -y repito lo que dije en una charla anterior- que esto en cierta manera y hasta cierto punto no constituye una preocupación para el discípulo, porque hay una verdad, que todos ustedes habrán comprendido seguramente, que es aquélla cifrada en la siguiente frase: "Hay que buscar primero el Reino de Dios, lo demás vendrá por añadidura" ¿Qué hay que entender por Reino de Dios? El Reino de Dios está en nosotros y nosotros, cuando establecemos contacto con la Divinidad, sabemos lo que debemos hacer, porque imprimimos un nuevo ritmo a nuestros vehículos: la mente, el cuerpo astral y el cuerpo físico; y entonces, si nos saturamos de la Vida de Dios, habrá una purificación de los vehículos.

Entonces, el vehículo preparado por haber establecido contacto con la Vida de Dios, será el que nos dirá exactamente lo que necesita, no lo que nosotros, siguiendo una disciplina más o menos ética o más o menos moral, tratamos de infundirle. Nosotros no somos el cuerpo, nosotros no somos el deseo, nosotros no somos la mente, somos algo más que todo esto, por lo tanto, si siguiendo un proceso de expresión interna y siguiendo esta línea de luz que conduce a lo Eterno nos dejamos llevar por ella, imprimiremos un ritmo a los vehículos físico, astral y mental, que dará como consecuencia la purificación celular.

Si nosotros no hemos alcanzado la purificación celular en nuestros cuerpos kármicos, el hecho de que comamos carne o que comamos vegetales no tiene importancia alguna, porque no seremos nosotros sino el cuerpo quien exigirá por pureza aquello que debemos comer, cómo debemos comer, cómo debemos respirar, cómo debemos pensar, cómo debemos sentir. No son los cuerpos sino la vida espiritual que nosotros infundimos a los cuerpos la que obtiene de los cuerpos la respuesta sensible a las verdaderas necesidades espirituales.

La programática espiritual para la Nueva Era no se basa en tradiciones, no se basa en algo que está prefijado, preestimable ya o preestablecido, sino que contiene algo nuevo, algo esplendente, algo luminoso que puede ser muy distinto de todo cuanto hasta aquí hemos venido sosteniendo. La pureza se halla en la intención, si la intención es pura, lo cual significa que habremos establecido un contacto con el Reino de Dios, lo demás vendrá por añadidura:

lo que hay que comer, lo que hay que hacer... Interesa más, entonces, establecer contacto con ese supremo Reino de la Divinidad y después dejar que la divinidad en nosotros exija de los cuerpos la necesaria respuesta.

-Cristo en Ti, Esperanza es de Gloria - RA1

-----
Interlocutor: Has hablado de las velas que ponen a los Santos en las Iglesias, nosotros sabemos que el Cristo es el intermediario entre la Humanidad y los Ángeles. No podemos saber si somos Santos porque no sabemos si los hechos los han hecho ellos o los han hecho los hombres, en este caso, ¿no necesitaríamos nosotros más luz que los Santos, para saber si ellos fueron Santos?

Vicente: ¿Quién es Santo? Vamos a ver, es decir, que si una persona se ha portado bien en su vida dentro de una religión, será Santo dentro de aquella religión, pero, ¿cuántas personas, hablando socialmente, son santos en la vida y no son reconocidos por nosotros?

¿Cuántos Santos existen en las distintas Iglesias que nada tienen que ver con el Reino de Dios?, no son aceptados como Santos, ¿y cuántas personas humildes a las cuales nadie hace caso, son Dioses allí?

Hay que ser muy consecuentes. ¿Se dan cuenta ustedes, solamente anecdóticamente, qué sucedía en Semana Santa con las bulas? ¿Se dan cuenta? Está prohibido comer carne, no sé por qué razón, porque el hombre come carne desde hace siglos y siglos, pero pagando cierta cantidad puedes comer carne, y los demás no pueden comer carne si no pagan, entonces es un pecado.

Hay Santos que han sido grandes pecadores, y les citaría unos cuantos, que se han convertido, y entonces la Iglesia los ha llevado a los altares. ¿Y qué vemos en los altares?

Una serie de momias deformadas que no tienen ningún aspecto espiritual, es como mantener dentro de urnas sagradas, brazos, piernas, uñas y demás cosas físicas de cualquier Santo, es que se necesita ser poco inteligente para creer la verdad de ciertos argumentos, cuando vemos la vida en su esplendor ante nosotros, la vida que constantemente está sonriendo, más allá de las pruebas de la muerte a que nos someten estas arbitrariedades.

Por esto digo que si somos consecuentes, si nos damos cuenta del valor interno, lo que llamamos religión organizada no tiene ningún valor; que la Jerarquía, la Gran Fraternidad, tiene dentro de las Religiones algunos Iniciados para que no se deformen más de lo que está, es lógico, porque se vio el peligro.

-La Creación de las Razas y las Religiones - MS2

-----
Bueno, hay una cosa que esotéricamente, se puede analizar el asunto desde el ángulo de la misma forma. Si analizamos el asunto desde el ángulo de la forma, entonces hay la lucha entre dos reinos: El reino animal y el reino humano. Se nos dice esotéricamente por qué el hombre come carne: es el karma que está pagando el reino animal con respecto al reino humano, porque hay una lucha oculta entre el Ángel o el Arcángel que está dirigiendo la evolución dévica con todos sus componentes atómicos del reino animal y el Ángel que lleva cada persona humana que, digamos, constituye el plano cósmico, debido a que hay unas fricciones en el pasado entre ambos ángeles -no es que vayan a pelear-, simplemente son diferentes vibraciones de una diferencia de potencial entre el reino animal y el reino humano.

No nos comemos ningún gato, ningún perro, ningún elefante, ningún animal superior, pero cogeremos animales inferiores: los pescados, por ejemplo, porque estos aún están pagando la deuda kármica. En cambio, los animales superiores han pagado su deuda kármica con el ser humano y están cerca de él. Y el hombre está iniciando a los animales, (y) como los maestros que somos, sus perritos están iniciándonos a nosotros. Ahora bien, veamos una cosa, desde el ángulo de vista esotérico, la persona se da cuenta, por ejemplo, de que está buscando la perfección y, claro, para buscar la perfección se encuentra imperfecto, y claro, le han dicho a él: hay que hacer esto, hay que hacer lo otro, y se carga de disciplinas.

Una de las disciplinas favoritas es la alimentación, pero no hay peor especie de persona que sea, por ejemplo, contraria a la ley esotérica, que los naturistas acérrimos, dogmáticos, que no saben hablar nada más que en términos del estómago, yo digo hablar un poco más con el cerebro: “¡coméis!”, “¡no coméis!”, “¡que si las compatibilidades!”, y no piensan en otras cosas. Yo si hay que comer prefiero comer lo que me den. Además, acabo de comer cualquier cosa, lo que me den. Sobre el Yoga y las Disciplinas en la Nueva Era - AY1

Ahora estamos siendo invadidos por los gurús, que nos están marcando las reglas de la evolución, pues siempre veremos la contraparte. ¿Por qué el hombre ahora come carne de los animales? Porque durante siglos y siglos los animales se comieron a los hombres y crearon un karma de reino. Solamente cuando se comprenda a través de la Iniciación que el hombre debe comer puro, lo más puro posible, entonces, se saldará la gran deuda, y ya el animal no tendrá que matar nuevamente al hombre, ni el hombre tendrá, en justa correspondencia con la ley, de tener que comerse a los animales, o matando salvajemente a los animales, más salvajemente que los propios animales salvajes, porque están alterando la ley, en tanto que el animal sigue el principio de la ley, de la propia supervivencia.

Es solamente para que veamos que el proceso, que estamos llevando a cabo conjuntamente, puede ser un proceso bueno o malo de acuerdo con nuestros actos, de acuerdo con nuestros sentimientos, de acuerdo con nuestra propia ley, porque todo cuanto hagamos dentro del círculo-no-se-pasa de nuestra propia conciencia, unido a lo que ocurre dentro del círculo-nose-pasa de todas las demás conciencias humanas, constituyen el círculo-no-se-pasa de la conciencia de la Humanidad y, por lo tanto, el karma está ahí, que estamos encerrados dentro de unos límites estrechos como es la propia condición egoísta del hombre que es y actúa dentro de sus propios límites, dentro de sus propias esferas, está prisionero dentro de la jaula que él mismo se ha fabricado.

-El Libre Albedrío en el Hombre y el Plan de Dios - CE6

Por Vicente Beltrán Anglada
Recopilación Sabiduría Arcana 2016

Pag. Anterior: V.B. Anglada - Vegetarianismo. II
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4268
 




* * *

No hay comentarios.:

Publicar un comentario