domingo, 22 de enero de 2017

De la hipersensibilidad a la alta sensibilidad

* * *

* * *
Sígueme en .:
↓↓↓
GooGle+
* **
* * *
Carl Jung:
 "Conocer tu propia oscuridad es el mejor método para lidiar con las tinieblas de otras personas".
* * *
Carl Jung:
* * *
*      *      *
toroide
*          *          *
*              *              *
Translate/traducir/ Vertaal
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen 
переводити/Traduire/ переводить
 ترجم / לתרגם   翻訳する 
*               *               *
*     *     *
*          *          *
Compartiendo:
* * *
 * * *

De la hipersensibilidad a la alta sensibilidad




Convirtiéndote en el ángel que eres


Muchas personas son hipersensibles. No pueden soportar el ruido, la agresión y el ritmo apresurado de la sociedad moderna. A menudo sufren de trastornos psicosomáticos y de insomnio. Lo que otras personas dan por sentado, por ejemplo, ir a una fiesta familiar, es para ellos una tarea inmensa. Simplemente hacer cosas que otros consideran normal, a menudo para ellos resulta un desastre.

Siendo niños a menudo no son entendidos y son subestimados. Debido a que les es difícil valerse por sí mismos y, debido a que fácilmente se dejan llevar por sus sueños, el período escolar se les hace difícil. Construir una carrera y ser exitosos de acuerdo a los estándares de la sociedad a menudo no funciona para ellos. Ellos más o menos se las arreglan en los márgenes de la sociedad. El hecho de participar en actividades tradicionales, de masas o de público general es experimentado por ellos como agotador o como si su energía fuese drenada. Por todo esto, su imagen de ellos mismos no es muy positiva, sino que a menudo se sienten inseguros e inferiores. Sus pensamientos suelen ser melancólicos y pueden repetirse indefinidamente.

Por supuesto que esta descripción no es más que una caricatura. Sin embargo, muchas personas podrán (en cierta parte) reconocerse a sí mismos en ella. Vamos ahora a centrarnos en algunos de los rasgos positivos de las personas hipersensibles. Ellos aprecian la paz y la tranquilidad, y anhelan vivir en armonía con sus semejantes. Son sensibles a la belleza, especialmente a la belleza de la naturaleza. Tienen mucha empatía y en general son abiertos a lo espiritual. Tienen una rica imaginación.

Para su propia sorpresa, quienes están viviendo algún tipo de problema naturalmente se sienten atraídos a ellos en busca de algún tipo de consejo.

¿Qué es lo que pasa con estas personas? La respuesta es que no son (solamente) hipersensibles, son altamente sensibles. De hecho, son ángeles disfrazados.


¿Qué es la alta sensibilidad?

Todo ser vivo emite una cierta vibración o aura: las flores, el sol, las personas, los animales, las plantas, y también la sociedad humana en general. Eres altamente sensible cuando tu vibración, tu aura es más refinada y delicada que la de la vibración de la sociedad humana.

Imagina a un radiante y hermoso ángel descendiendo del cielo para nacer en un cuerpo humano en una metrópolis moderna. El ángel tiene dificultades para hacer frente al ruido, al caos y a la fealdad del mundo que lo rodea.

¿Dónde está la serenidad y la belleza de la naturaleza?, ¿dónde están las flores? ¿Dónde está el profundo conocimiento interior, el sentido de unidad con el cosmos? El ángel se siente destrozado y alienado. El mundo a su alrededor no lo nutre ni lo/la reconoce. El ángel comienza a pensar que hay algo mal en él y se vuelve triste y deprimido.

Como no se siente en casa aquí, él se retira y vagamente anhela otra realidad. Las personas a su alrededor lo consideran un soñador que no quiere hacer frente a los hechos de la vida. La luz del ángel disminuye. Habiendo llegado con una alta sensibilidad en un principio, ahora se ha convertido en un hipersensible.

Uno puede preguntarse por qué este ángel ha encarnado en la Tierra.

Muchos ángeles han encarnado en la Tierra y cada ángel tiene su propio motivo para estar aquí. Sin embargo, existe una motivación general: ayudar a la Tierra.

Mediante la presencia de todos estos ángeles, la sociedad humana en su conjunto aumenta en luz y sensibilidad. La presencia angélica eleva la vibración del mundo. Esto sucede especialmente cuando los ángeles recuerdan quiénes son y cuando restablecen la confianza en ellos mismos. Es entonces cuando su luz realmente brilla.

Ahora imagina que tú eres un ángel.

¿Qué puedes hacer para volverte radiante de nuevo, para transformar tu hipersensibilidad en alta sensibilidad?


Paso 1 - Darte cuenta de que eres un ángel

Darte cuenta de que eres un ángel y no tener miedo de mostrarlo. Creer en tu propia luz, tus capacidades creativas y superar tu miedo de mostrarte. Este es el primer paso.

¿Cómo se hace esto? Es importante conectar con lo espiritual. Ver el mundo desde una perspectiva espiritual, recuerda el reino sin tiempo de amor y belleza del que provienes y al que perteneces. Siempre has estado en contacto con esta realidad etérea y sutil. Ahora da otro salto y realmente cree que está ahí.

En el momento en que te conectas con eso, también te pones en contacto con tu propio núcleo interno y empiezas a darte cuenta de lo que realmente eres. Recuerdas que tu conciencia es eterna y que es una magnífica fuente de luz y creatividad.

En el momento en que te sientes parte de este otro reino, que es tu verdadero hogar, el juicio que la sociedad humana hace sobre ti se convierte en mucho menos que una carga para ti. Te das cuenta de que tu estancia aquí es sólo temporal y que esta sociedad agitada, caótica desaparecerá un día y hará lugar a una sociedad más pacífica, armoniosa y feliz. Lo que esta sociedad actual piensa sobre ti y espera de ti ya no es tan importante. Más importante es saber qué es lo que has venido a hacer aquí, cómo vas a manifestar tu luz en este mundo.

Al sentir tu verdadero origen, enciendes tu propia luz. La luz es creativa y transformadora. Te darás cuenta de que tu entorno comenzará a responder a ti de una manera diferente. La vida fluirá más fácilmente y la gente te tomará más en serio. Habrás dado un primer paso fundamental en la transición de la hipersensibilidad a la alta sensibilidad.


Paso 2 - Tomar conciencia de tu energía masculina

Eres capaz de dar realmente tu luz a los demás únicamente si también eres capaz de no darla. Si no puedes decir 'no' a la gente, tu "sí" no tiene significado. Aprender a poner límites y valerse por sí mismos es fundamental. Si no haces esto, tu energía fluye hacia un pozo sin fondo y permanentemente te sentirás débil y drenado.

Para evitar que esto suceda, es necesario ponerte en contacto con tu energía masculina. Muchas personas que se inclinan hacia lo espiritual, tienen una imagen negativa de la energía masculina. Es asociada con la violencia, la opresión y la agresión y considerada no ser espiritual. Como resultado de esta actitud negativa hacia la energía masculina, muchas personas inclinadas hacia lo espiritual e hipersensibles se sienten impotentes e incapaces de valerse por sí mismos.

La solución es entender que no hay nada malo con la energía masculina en sí misma, sino que es el desequilibrio entre el masculino y femenino lo que causa el problema.

Por relacionar la energía masculina con algo inferior, muchas personas debilitan su propia fuerza. Esto sucede particularmente en mujeres sensibles. Especialmente cuando atraviesas un proceso de crecimiento espiritual, es de vital importancia conectar con tu energía masculina.

Tan pronto como tomas el Paso 1 y te vuelves más conscientes de lo que realmente eres, podrás distinguirte energéticamente de tu entorno. Tu luz será notada. Esto atraerá a ti lo que yo llamo sanguijuelas de energía. Se trata de personas u otras entidades, por ejemplo la organización para la que trabajas, quienes se alimentarán a sí mismos con tu energía. Ellos se nutrirán de tu energía sin darte nada a cambio. Si no eres capaz de protegerte a ti mismo en un ambiente así, te quedas atascado.

En este punto, necesitas usar tu fuerza masculina. Abraza la parte masculina de ti mismo, tu hombre interior, y confía en él. Deja que tome la forma de una espada en tu mano que corta los lazos entre tú mismo y todo lo que te priva de tu energía.

Un error común en el uso con soltura de la espada de tu energía masculina es la noción de igualdad. "Todos somos iguales y por lo tanto no debería distinguirme de los demás, y por lo tanto compartir lo que tengo con ellos." La idea de igualdad es correcta hasta cierto punto. En el nivel del alma somos iguales. En el plano de la manifestación, sin embargo no es así. Algunas personas son más capaces de dejar que su luz interior brille que otras personas. Al no reconocer esto, le damos energía libre a las sanguijuelas. Especialmente personas que irradian tanta luz y que tienen mucho que dar, deben protegerse. Estar al tanto de a quién o a qué le das tu energía. No todo el mundo está preparado para recibir lo que tienes que ofrecer. No dejes que tu regalo más preciado sea arrastrado hacia abajo por personas u organizaciones que no concuerdan con tu vibración. Utiliza tu energía masculina para este propósito.


Paso 3 - Darse cuenta de que la Madre Tierra es tu amiga

Muchas personas hipersensibles sienten resistencia a vivir en la Tierra. Esta resistencia se debe en parte al hecho de que no se sienten a gusto en la sociedad occidental moderna. La energía de la sociedad no coincide con la suya propia y se sienten alienados por ella. Quieren salir, ellos subconscientemente recuerdan su herencia espiritual y quieren estar en su "hogar" de nuevo. Quieren volver a la paz y la armonía de las esferas celestiales, que contrastan tan bruscamente con el ruido, el miedo, la agresión y el anonimato de la actual sociedad humana.

Además de esta razón para sentir resistencia a vivir en la Tierra, las personas sensibles también tienen intuiciones acerca de lo que sucedió en sus vidas pasadas en la Tierra. A menudo llevan memorias de guerras, persecución y otras formas de agresión. Recuerdan tratar de ser buenos y hacer el bien en la tierra y de ser violentamente rechazados por ello.

Para superar tu resistencia a estar aquí, es importante distinguir entre la energía de la sociedad humana y la energía de la Tierra misma. Para ello, encuentra un hermoso lugar en la naturaleza. Ve hacia allí en un día laborable cuando esté tranquilo. Siente la energía allí, la serenidad y la paz. Abre tu corazón a este lugar en la naturaleza y siente todas las energías presentes allí. Aparte de ti están los espíritus de la naturaleza, como las hadas y los duendes, que trabajan en estrecha colaboración con la Tierra. Ahora siente a la Tierra misma. Esta es la Tierra que has venido a buscar, la Tierra que se acerca a ti y desea apoyarte. Abre tu corazón a su energía y amor.

Al entrar en esta conexión con la Tierra, eres capaz de tomar realmente tu lugar y dejar que brille tu luz en este mundo. Eres capaz de cambiar el mundo y hacerlo más hermoso. Hay un lugar para ti en la Tierra donde te sientes como en casa. Este lugar se convertirá en un faro de luz que transforma el mundo que te rodea.

Las personas hipersensibles se esconden para el mundo. Las personas altamente sensibles irradian su luz libremente sobre el mundo.


Paso 4 - Usa tu energía femenina para ser aún más sensible

Tu energía femenina puede hacer la diferencia entre temerle a alguien y amar a alguien. Te permite mirar detrás de la máscara que alguien está poniéndose y ver su vulnerabilidad. En nuestros corazones todos somos buenos. Dios está en el corazón de cada uno de nosotros. Puedes utilizar la energía femenina dentro tuyo para llegar a ser aún más sensible, utilizar tu empatía para comprender realmente lo que se siente al estar en los zapatos de la otra persona. Entender al otro desde adentro puede ayudarte a poner en perspectiva sus comentarios hirientes o su comportamiento ofensivo. Puede ayudarte a liberarte de eso.

Esto se hace posible cuando la energía masculina en tu interior es lo suficientemente fuerte como para proteger tu lado femenino. Cuando nos sentimos heridos por lo que otra persona nos dice, generalmente no nos sentimos heridos por las palabras en sí mismas, sino por nuestra propia interpretación hipersensible de esas palabras.

En general, la gente no está tras nosotros, es más que dejan escapar algo que no está dirigido a ti personalmente. Tu energía masculina puede ayudarte a no tomarte las cosas personalmente. Tu energía femenina te ayuda a sentir lo que realmente está pasando dentro de la otra persona. Al utilizar el regalo femenino de la sensibilidad, podemos ver muchísima luz en este mundo de oscuridad que nos rodea. Volverse aún más sensible, es dar un paso más cerca hacia el corazón de nuestros semejantes, que es a menudo más caliente y más brillante de lo que pensábamos.

Volverte aún más sensible funciona en las dos direcciones: no sólo encontrarás un sentido más profundo de quién es la otra persona, sino que también ellos te conocerán mejor. Sentirán algo sensible, cálido y hermoso en ti que no habían notado antes; al reconocer a la otra persona, te reconocen a ti. Esta es la forma en que comienzas a sentirte como en casa en la Tierra.


Ser un ángel es estar equilibrado

Todo ser humano da y recibe. Para permanecer espiritual y físicamente saludable, necesitamos estar en equilibrio con nuestro entorno. El flujo de dar y el flujo de recibir deben estar equilibrados. En el momento en que irradiamos más de nuestra luz, cuando hacemos la transición de la hipersensibilidad a la alta sensibilidad y nos convertimos en el ángel que somos, el flujo de dar aumenta. Emanamos una luz creativa y hermosa y la compartimos con nuestro medio ambiente, a menudo sin saberlo. La energía que ponemos en el mundo quiere venir de nuevo a nosotros en forma de abundancia (física o material).

Esto causa problemas en muchas personas sensibles. Las personas hipersensibles a menudo no creen que la vida pueda ser bella, rica y abundante para ellos. Ellos sienten que no sería correcto, que no valen la pena y por lo tanto bloquean el flujo de recibir que quiere venir hacia ellos. Las tradiciones religiosas que enseñan que es mejor dar que recibir, o que es pecado disfrutar de ti mismo, apoyan esta línea de pensamiento. El miedo y la duda mantienen fuera de ti la abundancia natural que quiere venir a ti.

Intenta estar atento a esto. Comprueba por ti mismo si estás realmente abierto a lo que el universo quiere darte, a todo el amor que está ahí para ti. Mientras tú no digas "sí" a lo que el universo quiere enviarte, no te habrás dicho verdaderamente "sí" a ti mismo. Di un sí fuerte y amoroso hacia ti mismo, hacia todos ustedes. Aceptar el flujo de recibir en tu vida entonces se convertirá en algo natural para ti.



Gerrit Gielen -www.jeshua.net
Traducido del inglés por Alejandro Arin





Pag. Anterior: Varios/Otros - Esto Podría Sonar Ridículo, Pero ...
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4281

Pag. Siguiente: Varios/Otros - Si creamos nuestra propia realidad, entonces porqué envejece
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4283



* * *

No hay comentarios.:

Publicar un comentario