jueves, 29 de diciembre de 2016

Satya ~ Vivir tu esencia.

* * *

* * *
Sígueme en .:
↓↓↓
GooGle+
* **
* * *
Carl Jung:
 "Conocer tu propia oscuridad es el mejor método para lidiar con las tinieblas de otras personas".
* * *
Carl Jung:
* * *
*      *      *
toroide
*          *          *
*              *              *
Translate/traducir/ Vertaal
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen 
переводити/Traduire/ переводить
 ترجم / לתרגם   翻訳する 
*               *               *
*     *     *
*          *          *
Compartiendo:
* * *
 * * *

Satya ~ Vivir tu esencia.




Pregunta:

¿Cómo puedo vivir mi Esencia de Flor?


Respuesta:

“Ábrete como una flor, porque eso eres. Es en el abrirse que sucederá la magia. Una flor se abre, emana su perfume, permite a las mariposas de posarse sobre sus pétalos, a las abejas de tomar su néctar, hace nacer la sonrisa.

Es abrirse y todo permitir.

Ábrete como una flor, emana tu perfume, ofrece tu néctar, muestra tus colores y luego vive la jornada y todo sucederá.

Vive la Esencia de flor para ayudar a descubrir incluso a quien encuentras en tu camino que es una flor con colores hermosos, con un perfume especial, con un néctar muy dulce.

Para Nosotros, todo vosotros sois flores de colores, perfumadas, maravillosas.

Observa cada pétalo tuyo y cuando lo veas totalmente cándido, luminoso, de manera que nada lo ofusque o le quite belleza, de ellos puedes quitar la mirada y sentirte gozosa, orgullosa, porque aquel pétalo ha tomado mucho tiempo para llegar a serlo.

Con Amor vuelven cándidos todos tus pétalos y emanarás tu perfume, donarás todos tus tesoros.

Jamás te olvides que tienes un perfume muy intenso que desde lejos puede sentirse.

Si alguien pasa a tu lado y no lo siente, no dudes de tu perfume, tal vez no lo quiera sentir, tal vez quiera hacer crecer en ti las dudas.

Siempre pueden llegarte pruebas que pudieran suscitar incertidumbre sobre quién eres, sobre cómo eres, sobre lo que te espera.

Cree en ti, cree en tu Esencia, permanece humilde. Notarás que aquellas situaciones te reforzarán, porque justo en aquellas ocasiones darás prueba de quién eres.”


Pregunta:

¿Puede florecer mi Esencia?


Respuesta:

“Existe ya en ti, es una semilla que desde hace mucho tiempo está lista, por Mí ha sido protegida.

Pero ninguna semilla Nosotros podemos transformar en flor, si no os la hacéis primera brotar, si no lo regáis con el agua justa, el calor apropiado, la luz apropiada.

Pueden ser necesarios muchos viajes para hacer florecer una semilla, a veces aquella semilla pudo florecer en un viaje, pero esto no ha ocurrido porque no le ha sido donado lo que le era indispensable, y así se realizan otros viajes.

Si tú pudieras ver la flor que puede nacer de esta semilla, si tú pudieras ver la esencia que has elegido de manifestar, nada te disuadiría de ello.

Pero si no puedes ver todavía tu Esencia de flor, puedes sentirla en todo caso.

Cree en tu Esencia de flor resplandeciente, cree en la flor que tu Alma ha elegido de hacer brotar en este viaje. Ninguna otra flor u otra semilla, por cuanto bonita pueda ser, puede satisfacerte cuánto tu flor, la manifestación de tu Esencia de flor.

Abraza esta semilla, cuídala, llévale calor, agua, Luz, Amor, atención.

Sonríe a la belleza de tu flor, sonríe orgullosa de tu Esencia de flor, que puedes manifestar, hacer resplandecer.

Todo está preparado dentro listo de ti desde hace tiempo. No hay obstáculos o dificultad, excepto los que puedes crearte tú misma, permaneciendo arraigada en el pasado.”


Pregunta:

¿Me hablas de mi Esencia de Árbol?


Respuesta:

“Es un abrirse, uno brotar, un florecer.

Mira un melocotón, cuando es invierno parece una planta sin vida, pero a los primeros rayos de sol hay un gran despertar, inician las gemas y luego las flores y aquel árbol, primero desnudo, hace sonreír, hace que el corazón se alegre, porque preanuncia la primavera.

El melocotón no piensa en los frutos que luego existirán, porque ya es un regalo su florecimiento, ya es un regalo su perfume.

Incluso el viajero está contento por su florecimiento, su perfume, el árbol transforma sus flores en frutos para confortar luego a un nuevo viajero.

¿Quién, sin haber conocido las estaciones, podría imaginar que el árbol que parecía seco pueda dar así flores bellas, frutos gustosos?

Así, con humildad, mira tus ramas todavía desnudas y se feliz, porque sobre aquellas ramas verás brotar nuevas gemas, nuevas flores, sobre de ellos crecerán muchos frutos que podrás donar.

Es el momento de la floración, ves ya transformada tu rama y sonríes a sus frutos qué ahora no conoces, qué ahora no puedes siquiera imaginar, pero que ya están listos para ser donados.

Sonríe y se feliz por haber permitido a los rayos del sol de calentar tu rama, de hacer brotar las gemas.

Con alegría mira las flores, dispuesta a descubrir los frutos y se feliz de cada uno tus cambios, como el árbol es feliz en cambiar, en transformarse, en vivir sus estaciones.

Emana tu perfume como el melocotón en flor, sin pensar que darás melocotones, porque en realidad eres un árbol que puede dar muchos frutos diferentes en una sola estación.

Extiende tus ramas, exhibe tus flores, dona tu perfume, se orgullosa de tus ramas floridas y descubre con alegría los frutos, que ahora no conoces, que nacerán de cada flor.

Por esto cierra la puerta al invierno pasado, ciérrala bien para que ningún viento frío del pasado pueda turbar la floración de tus flores, pueda turbar el nacimiento de estos frutos diferentes, particulares, muy sabrosos.

Te calentaré, te ayudaré a brotar como un árbol, para que tus frutos rápidamente tú puedas conocer y donar.

Vive el presente que te traerá nuevas concientizaciones, permite tu floración, prepárate para recoger tus frutos para donarlos luego.

Puedes elegir ser al mismo tiempo un árbol con las flores, con los frutos, con grandes hojas.

Si esto elegirás y lo vivirás cotidianamente, manifestarás la Esencia de árbol florido.

Y esto impedirá la vuelta del invierno, permanecerás con tus hojas, tus flores, tus frutos, feliz de ser calentada por el sol, nutrida por la Tierra, protegida por el Cielo.

Observa un gran árbol, siéntete un gran árbol y Yo te ayudaré a serlo.

A menudo olvidáis que las fuentes de enseñanza, los ejemplos están delante de vosotros, están ya alrededor vuestro.

Fatigáis en aprender, comprender, pensar, y pensando todavía fatigáis más, y todavía más por lo tanto no lográis ver las fuentes de las cuales podéis aprender los verdaderos conocimientos.

Si en cambio os detenéis y miráis el cielo y en el cielo los pájaros volar, observáis un árbol, la expresión de la vida que la Naturaleza es, comprendéis cosa es la vida, cómo se vive la vida.

Y si existe un lugar dónde os podéis perder, esa es la mirada de un niño, todo el resto os distrae de las verdaderas fuentes.

Observa un gran árbol y mira como él ha crecido derecho simplemente buscando la luz, siguiendo la luz, volviéndose al cielo, queriendo la tierra que lo ha acogido, hundiendo sus raíces en la tierra que lo seguirá nutriendo.

No pide nada, no necesita aprender, no es ansioso, deja correr todo lo que ocurre alrededor.

Sabe perdonar quien hiere una rama suya, quien arranca una hoja suya y, después de aquella herida, sabe todavía dar sostén a un viajero que sobre su tronco reposa, por sus hojas es protegido.

Te ayudaré a ser así, sentirte y vivir así, perdonar así, seguir donando así.

He aquí que donar no te privará de nada, porque hacia arriba seguirás a yendo, la Tierra te nutrirá y perdonar se será natural.

Tu vida vivirás donando, como el árbol dona ininterrumpidamente a cada viajero.

El árbol no se dispersa en nada, crece derecho, no va en busca de viajeros, pero dona refugio a todos, no busca a nadie, pero no rechaza a nadie: él está allí, listo para donar todo, para consagrarse, siguiendo la Luz, mirando el cielo.

Vive como un árbol vive, un árbol te volverás, tu savia pura descubrirás, tus flores, tus frutos donarás.”


Pregunta:

¿Cómo puedo expresar mi Esencia de Viajero?


Respuesta:

“Siéntete un viajero, porque esto ya tú eres.

Así estarás siempre preparada para llevar la Luz dondequiera que vayas, en cada momento que vivirás.

Siéntete un viajero, para saber también ir sin equipajes y sin ningún esfuerzo caminar por mucho tiempo; esto te ayudará a despegarte de cada cosa sabiendo que nada puedes llevar contigo.

Siéntete un viajero sin alguna morada, para estar lista para gozar de cada refugio, pero también para dejar cualquier refugio para continuar libre el camino.

Siéntete un viajero con un solo bastón que pueda sustentarte, cuando el camino se hace inaccesible: el bastón de la Luz.

Siéntete un viajero con un solo cuenco para recoger el agua y calmar la sed de tu cuerpo.

Siéntete un viajero con un bello Sendero por recorrer, porque el tuyo es una Sendero luminoso, un Sendero que te llevará hacia la Luz, en el que caminarás envuelta por el Amor.

Siéntete un viajero y todavía más sentirás y amarás tu tarea de llevar la Luz a todos los lugares, en cada momento, con la humildad de una viajero sin ningún equipaje solo aquel que el corazón contiene, sin ningún deseo más que aquel de calmarse la sed con la Luz, sin alguno objetivo solo aquel de donar Amor y la Luz.

Y recuerda: más dejas más tendrás, más te apartarás más unida serás.

Camina sobre los prados, detente debajo de los árboles, escucha tu Esencia de viajero, así estarás segura de serlo.

Por cuantos muchos pasos tú pueda haber hecho, un largo Sendero haber recorrido, otros pasos siempre te esperan, porque ningún viajante desea pararse por mucho tiempo o para siempre.

Cuando se siente la Esencia del viajero, saber que otros pasos esperan es una gran alegría.

Los viajeros se alegran por el refugio que encuentran en el camino, por la comida, por el agua, pero una vez che el cuerpo se ha confortado, se ha reposado, dentro se reaviva el deseo de seguir caminando.

Y cada vez menos fatiga sentirás en continuar, cada vez más alegría sentirás en el ir con Nosotros, porque por tu Alma estás caminando.

Cuando sientes que una acción te es requerida, escucha la Esencia de viajero y rápidamente sentirás la alegría por tener esta oportunidad, entonces expresa gratitud y recibirás mis ayudas para cumplir ese paso.

No puedo decirte que el cuerpo ya no sentirá cansancio, pero si lo aceptas sabrás superarlo con mi ayuda.

Ningún viajero puede ilusionarse que alcanzar las cumbres no requiera algún esfuerzo, pero esto no lo turba, porque es feliz por dónde llegará, por qué allí recibirá, por qué allí verá, por qué allí aprenderá.

Ábrete a esta Esencia de viajero, porque ves que quien es feliz de ir, de continuar el camino, ama intensamente los momentos de descanso, los momentos de refresco, pero también ama intensamente los momentos en que retoma el camino, ama intensamente su andar, el diseño de su Alma.

Y no hay mayor gozo para el viajero que la Luz, llevar la Luz, llevar Amor, para que la Luz ilumine todo, el Amor pueda envolver todo.

Con alegría deja ir los bastones sobre los que te has apoyado hasta ahora, para darMe la posibilidad de reemplazarlos con el bastón de la Luz, y este bastón no te servirá para apoyarte sino para darte fuerza, para hacerte sentir la Fuerza de la Gran Luz.

En realidad vuestros bastones sirven a poco, porque el cansancio no os sacan, vuestra fuerza no extraen y a veces se rompen.

Y así no necesitarás más que bastones que el Nuestro, pero ya no para apoyarte, porque con Nosotros en tu camino no necesitarás más apoyo.”




Extraído del libro: Estoy a tu lado
Autora: Satya
Además de estos libros hemos publicado 22 pequenos-e-book:
http://www.suonidiluce.com/pequenos-e-book/





Pag. Anterior: Satya - Escucha el Alma y sentirás que ha elegido de ser grande...
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4246

Pag. Siguiente: Satya - Me siento una alumna que tiene que aprender mucho todavía.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4248



* * *

No hay comentarios.:

Publicar un comentario