miércoles, 28 de septiembre de 2016

Kryon ~ Ante la hermandad femenina lemuriana. 21, 22, 23.

  1. *      *      *

    toroide
    *          *          *


    *              *              *
    Translate/traducir/ Vertaal
    Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen 
    переводити/Traduire/ переводить
     ترجم / לתרגם   翻訳する 

    *               *               *






    *     *     *

    *          *          *




    Compartiendo:



Kryon ~ Ante la hermandad femenina lemuriana. 21, 22, 23.





La Sabiduría de una Mujer (21)


Saludos, queridas, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Damos un momento para que mi socio se aleje. Este tipo especial de mensaje, como ya mencioné antes, es distinto para él porque no oye lo que está pasando ahora. Y lo diré de nuevo para quienes lo oyen: no tiene nada que ver con secretos. Tiene que ver con el hecho de que hoy la intención especial es para su género. Entonces no es apropiado que él asista; esto es en honor al género de ustedes. Él lo oirá más tarde, como ustedes lo hacen después si lo desean.

Hoy estamos todos sentados en un gran lugar. Para quienes acaban de unirse a nosotros: estamos en el templo de la sabiduría, en la Universidad de Delphi para Estudios Espirituales. No tomen esto a la ligera; este salón, la energía de aquí. Antes de esta construcción, aquí había tierra, pero los planes decían "templo de la sabiduría". Desde la primera palada de tierra que se movió para hacer los cimientos, la intención era este salón que ven aquí, para el propósito que ven aquí. Y así es que ustedes se sientan, otra vez, en un templo. Para algunas de ustedes, diré: aquí se sientan otra vez en un lugar llamado Delphi (se ríe) (N. T. alusión a Delfos, en la Grecia antigua, sede del Oráculo en el Templo de Apolo). Las experiencias de quienes están aquí son vastas.

Celebramos el área de Lemuria, el nombre Lemuria. Es una metáfora para la Hermandad, y esta metáfora es la de los comienzos espirituales. Muchas de ustedes estuvieron presentes en la verdadera isla de Lemuria, y otras no. Algunas estuvieron presentes más tarde en lo que luego fue el continente de Lemuria. Derivados de lo que se aprendió en la Lemuria original; no importa; no importa en absoluto, porque lo que hoy celebran es una unidad de propósito. Y esa unidad de propósito está enlazada con lo que yo llamaría el género gentil. Es el templo de la sabiduría.

¿Quieren saber qué hace la Hermandad Femenina Lemuriana? ¿Quieren saber cuál es el entrenamiento básico y la enseñanza? Dejen que les cuente. No todas ustedes son madres - yo sé quién está aquí - pero todas tuvieron una madre. Y lo que las madres tienen, en el género de la maternidad, es que son sabias. Cuando un niño llega a la vida de una madre, la madre ya está en un alerta de sabiduría. ¿Qué está haciendo el niño, basado en mi experiencia de vida? ¿Qué le puedo mostrar al niño? Basándome en lo que el niño quiere, ¿qué le daré? Basándome en lo que el niño es, ¿qué haremos con él? Hasta que tiene una personalidad propia, y te das cuenta de que ha sido formado por la sabiduría de la madre. De modo que podrías decir que la maternidad en general requiere gran sabiduría para hacerlo bien.

Si es verdad que la Hermandad proviene de un origen en las Siete Hermanas, del género elegido por su compasión, su suavidad y su sabiduría, déjenme decirles que están en el lugar correcto. No tomen esto a

La Hermandad Femenina enseña sabiduría. Mucho después de irse de este lugar, damas, las preguntas que se les podrían hacer hoy: ¿Qué hago con esto?

La ceremonia es hermosa; toda ceremonia es una celebración de quiénes son ustedes, de dónde estuvieron y qué desean hacer. Se podrían cantar canciones y ustedes podrían decir: ¿Cuál es el propósito de esto? Y yo les diré: es la celebración de la sabiduría que ustedes llevan. ¿Qué tal si estas mismas reuniones realmente integran un nivel de sabiduría que ustedes no trajeron al venir? ¿Quién sería mejor para dar consejo a la Tierra que las dadoras de vida? ¿A quién recurrir, mejor que una madre? ¿O una mujer que no será una amenaza, que se sentará a escuchar, y que pasará sabiduría a quienes lo necesiten? Su género sirve a ambos géneros, y los hombres acudirán a ustedes porque verán la sabiduría materna y no habrá prejuicios con respecto a su género, porque sentirán la sabiduría de la madre - si ustedes lo permiten.

Y así la Hermandad les enseña a irradiar la compasión de la sabiduría. Y muchos vienen a ustedes y les dicen: "¿Cuál es la cosa más sabia que puedo hacer?"! ¿Qué les contestarían? ¿Están preparadas para esa pregunta? ¿Están preparadas para mostrar sabiduría? Es intuitivo. ¿Saben que es más intuitivo en su género que en el otro? Esto es algo que ustedes traen, porque tienen que criar un hijo. Están preparadas para eso, están listas para eso, es parte de su persona, son más sabias. Y listas, entonces, para dispensar sabiduría. Entonces, ¿cuál es la respuesta cuando alguien pregunta: "Dame sabiduría, ¿qué debo hacer"?

Cuando el que acude al Maestro y se sienta a sus pies dice: "Estoy preparado para aprender todo; ¿qué puedo hacer?" El chamán, que siempre era una mujer, decía: "Quédate en silencio y escucha y no digas nada." Porque toda la sabiduría que necesites saber se obtendrá estando en silencio y absorbiendo lo que veas en las circunstancias que sean y luego devolviéndola en la información más compasiva y amorosa que veas que es una solución para lo que tú eres y lo que has ganado con tu silencio.

En la historia espiritual hay quienes han hecho votos de silencio, y ustedes saben por qué. Los Maestros enseñaban esto, y los aprendices estaban a sus pies y aprendían que la primera cosa que había que hacer era salir, dejar de obstruir su propio camino. Olviden las cosas que creen que saben, porque suelen no ser necesariamente correctas, y quédense en silencio. Es la información más sabia que puedan darle a alguien: "Quédate en silencio y sabe que eres Dios."

Aquí es donde se enseña la sabiduría: están en el lugar correcto, en el momento correcto. Quiero que piensen en las preguntas que podrían formularles; no los pequeñitos, sino sus pares, que dirían: "¿Qué puedes decirme que yo necesite saber?"

Y así es.


Kryon



Canalización en vivo de Kryon por Lee Carroll
Ante la Hermandad Femenina Lemuriana
en Delphi, Georgia, el 9 de julio de 2016
www.kryon.com
http://amberwolfphd.com/wp-content/uploads/2016/04/Sisterhood-Columbus-April-2016.mp3
Traducción: María Cristina Cáffaro
http://traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar/


-.-.-


La Sabiduría de una Mujer (22)



Saludos, queridas, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Estos mensajes son distintos, lo he dicho muchas veces, pero quizás lo oyen por primera vez. En estos mensajes mi socio se aparta, muy lejos. Su método consiste en recordar todas las cosas. En esta forma de canalización, que algunos llaman trance, cada individuo único tiene su propio proceso. Solo hay un ser humano por vez, cada uno es único, de modo que no hay una forma genérica de canalizar. Mi socio recuerda todo lo que sucede, y eso fue convenido antes de la Hermandad Femenina. Desde este momento, él no recordará nada, y tendrá que oír lo que dijo en la grabación. Esto es en honor de este grupo de género específico. Aquí no hay ningún secreto; es simplemente el humano cuya voz oyen. El Espíritu no tiene género, el amor del Espíritu es puro, sin género, sin sesgos, su elegancia es inconfundible. Y sin embargo, si tuvieran que asignarle un género, tendrían que decir que es más cercano a la madre que ninguna otra cosa en el planeta.

Y entonces ingresamos información sobre la Hermandad Femenina, sobre la sabiduría de la Hermandad. Tal vez me habrán oído muchas veces hablar de lo que sucedió en Lemuria, pero me gustaría repetirlo otra vez, lo dijimos en el mensaje anterior: Lemuria fue distinto; fue diferente de cualquier otro lugar del planeta. Lo que hizo tan diferente a Lemuria es que permaneció pura mucho más tiempo que otros lugares. Y así, las Hermandades en Lemuria también permanecieron puras. Y aquí está lo que quiero que recuerden, la premisa que enseñamos. El Akasha, que es lo que ustedes han experimentado, no tiene tiempo, en cuanto que sería más difícil recordar si ustedes tuvieran más edad; eso es lineal. Lo que recuerdan en el Akasha y que se presenta primero, es lo más dramático. Y el dramatismo de eso - no el drama - el dramatismo fue para ustedes la belleza y la sabiduría, y la energía chamánica, literalmente, asignada a su género. Resulta inusual; inusual porque el planeta ahora no es así.

Pero no fue inusual para los pleyadianos que les enseñaron, y nuevamente hablamos de una premisa que queremos que ustedes contengan; la premisa es que aquello está en ustedes, en todas ustedes; hay muchas vidas que nunca harán presentes, pero en este momento, en esta nueva energía, se les pide generar lo que sea de mayor ayuda para ustedes. Así entra la Hermandad Femenina.

Aquí hay gran sabiduría, y la razón de que esta Hermandad sea diferente, me refiero al concepto de la Hermandad Femenina Lemuriana, la razón para que sea diferente de cualquier otra en este momento es que, en Lemuria, sus maestras pleyadianas permanecieron y les enseñaron durante siglos. Ustedes no fueron parte de la misma Hermandad, señoras, ustedes iban y venían, pero durante un largo tiempo participaron en las mismas cosas, porque permanecía pura. Es difícil de creer para ustedes, pero también participaron con las mismas maestras, porque ellas eran sin tiempo. ¿Cómo creen que era recibir la enseñanza de quienes habían sembrado el planeta? ¿Qué les dirían ellas? Queridas, ellas no estaban por encima de ustedes; ustedes no estaban en un círculo a su alrededor y las elevaban; ustedes las amaban porque eran una con ustedes. Cada una era como una madre para ustedes, y todas ellas eran mujeres.

La enseñanza más grande que tuvo lugar en el planeta comenzó en todo el planeta con la siembra, y la enseñanza lemuriana fue muy pura. Aunque todo el planeta la recibió al mismo tiempo, la enseñanza en Lemuria fue diferente porque permaneció pura. Entonces, existe esta diferencia con otros grupos y otros círculos, que es la pureza que permaneció igual, de modo que aunque ustedes fueron hermanas lemurianas durante siglos y tal vez no se conocieron unas a otras, tenían las mismas instructoras con la misma información. Eso es lo que hizo especial a la Hermandad.

Ahora bien, otra pregunta sería: ¿Qué dirían a quienes necesitan la sabiduría que ustedes han aprendido tantos años atrás? Y yo les diría que sus madres-maestras lemurianas se sentaron a darles esta información un año tras otro.

¿Qué creen ustedes que un chamán necesita saber? ¿Hacer ceremonias? (se ríe). No. Ustedes pueden hacer eso por su cuenta. De paso les digo que las ceremonias provienen de los humanos, no de los pleyadianos. ¿Qué necesita saber un chamán? A una fuente chamánica se acude por ayuda. Sabiduría en el cuerpo, en el alma, en el Espíritu; sabiduría con humor. Y sabiduría para las circunstancias.

Entonces el chamán necesita saber todas las cosas, para poder enseñar a otros. Y las maestras de los chamanes fueron las madres pleyadianas. Ahora bien, eso está en su Akasha, todo eso.

Yo no estoy aquí para decirles qué es esa enseñanza. Melli-ha está aquí para conducirlas a una situación de recordación. La Hermandad tiene que ver con generar la sabiduría original de las maestras originales que eran pleyadianas. Una recordación de esta energía materna, tal vez incluso algunos rostros, tal vez alguna información que podría llegar, que les ayudaría a recordar lo que ellas decían.

No esperen palabras; quiero que esperen emociones, y luego tal vez en sueños, sentimientos, madurez. Y cuando empiecen a recordar estas cosas, quiero que se eleven a sí mismas y terminen con los problemas de autoestima que están aquí hoy, porque han sido parte de las enseñanzas originales de la Tierra. Las enseñanzas del Espíritu sobre lo que ayuda a la humanidad, cómo ayudar a quienes las rodean.

No se sorprendan si algunas de estas cosas que les enseñaron son lo básico de una madre, porque ellas enseñaban a sus hijas. Pero más que eso, cuando otra mujer acude a ustedes con un problema, ¿qué le dirían? La vez anterior les dijimos que estarían en silencio y la escucharían, pero tiene que haber más. Luego ustedes se abrirían y le empezarían a contar a esa mujer lo que les dijo su madre pleyadiana, y eso tiene que provenir de ustedes. De modo que la Hermandad Femenina se convierte en una "hermandad de recordar" (se ríe), un lugar donde se juntan muchas, cantan las canciones que solían cantar con lo que recuerda Melli-ha como guía, porque ella fue la maestra humana que llevaba esta información, organizaba las ceremonias de enseñanza con las madres pleyadianas y las transmitía.

Depende de ustedes, empezar a recordar la información pura que es sabia, amable, llena de alegría y comprensión, para que todo el que se siente ante ustedes y pregunte "¿Qué haré?," sienta antes que nada que es amado, porque la mano se extiende y dice: "Todo está bien, siente que todo está bien."

Damas: no pueden hacer eso a menos que ustedes sientan que todo está bien. Y eso es la primera cosa que su maestra pleyadiana les dijo. Debe estar bien para su alma antes de poder transmitirlo.

Y eso es suficiente por hoy.

Que comiencen las ceremonias, y la música, y la sabiduría.

Y así es.


Kryon




Traducción: María Cristina Cáffaro
Canalización en vivo de Kryon por Lee Carroll
Ante la Hermandad Femenina Lemuriana
en Grand Rapids, Michigan, el 19 de Julio de 2016
www.kryon.com


-.-.-


La Sabiduría de una Mujer (22)


Saludos, queridas, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Lo digo cada vez: mi socio se hace a un lado, lejos, lejos. Y otra vez les damos información que yo llamaré relacionada con la energía de esta noche. Cada vez que nos reunimos lo digo: mi socio no recuerda este mensaje. Es diferente en honor al género que está aquí, al chamanismo que está aquí, a la historia que está aquí; y repito que no es un secreto, es un homenaje. También les decimos que no se dejen engañar por la voz masculina.

El Espíritu no tiene género; para ustedes es difícil imaginar algo así, porque en el planeta y en su realidad, ustedes son de uno u otro género. Pero uno y otro vienen con responsabilidades y acciones que se le asignan a uno o al otro. Les dijimos otra vez que su Akasha está lleno con lo que ustedes podrían recordar, porque ustedes son los puestos indicadores para todos. El planeta está literalmente lleno de esto. Muchas, muchas generaciones de la humanidad participaron en el sistema en que se recurría a su género para buscar consejo.

Y repetimos aún otra vez que es intuitivo que así sea, es natural que sea de esta manera. Lo antinatural es la manera de hoy en día. ¿Pero no parecería más natural para toda la humanidad que la energía materna, la que da a luz y da consejo y ayuda a toda la humanidad a crecer, sea también aquella a quien recurrirían para las cosas espirituales? ¡Es tan cómodo, tan natural! Tiene mucho sentido que todos los hombres lo hagan intuitivamente, automáticamente, ¡y lo hacían!

Entonces, cuando piensan cómo era, en esta posición lineal en que están con la historia que tienen y la civilización, ustedes dirían "Bueno, ¿qué opinaban los hombres sobre eso?" No opinaban nada; era la intuición; era natural.

Ese es un tiempo que queremos que recuerden, queremos que ustedes lo recuerden porque las empoderará hoy, y de eso quiero hablar, quiero hablar de hoy. Hemos hablado muy a menudo del pasado, y de lo que las trae aquí a preguntar si fueron parte de la Hermandad Lemuriana de algún tipo o si simplemente piensan que lo fueron. Quiero decirles algo que ustedes tienen en común, aquí sentadas. Lo que tienen en común es un despertar akáshico. Y ese despertar akáshico las impulsa justo lo suficiente para tener curiosidad de saber qué pasa. Porque un alma antigua que hoy es mujer en esta energía, fue muchas veces mujer en aquel entonces. Y aunque ustedes a lo largo de mucho tiempo cambien géneros, fueron mujeres suficiente tiempo cuando todas participaron en esto. No en la Hermandad Femenina, sino en ser buscadas para pedir consejo espiritual. Ahora esto está en su recordación, y es lo que las trae aquí.

Entonces, por un momento olviden el detalle de si fueron realmente parte de una Hermandad en Lemuria. No importa. Fueron parte de algo más grande que eso. Un tiempo en que su género era considerado, por la intuición que tenían, como las que guiaban a toda la humanidad en cuestiones espirituales. Empezó así, lo saben. Les hemos contado esto antes; no es por error que los astrónomos, cuando decidieron nombrar a las constelaciones, eligieron las Siete Hermanas (N.T. las Pléyades, en la mitología, las siete hijas de Atlas). Era importante asignar el género correctamente, no fue al azar. Y desde las Siete Hermanas, que en realidad son nueve estrellas (se ríe), vinieron los pleyadianos, y los pleyadianos eran mujeres. Y se parecían a ustedes; eran un poco más altas, pero se parecían a ustedes.

Y así se estableció el modelo, y la humanidad que ellas visitaron, incluso en Lemuria, todos vieron eso: el modo era que las mujeres portaban la sabiduría, y ahora ustedes están despertando a eso. Eventualmente esto llevará a algún lugar, y la historia mirará hacia atrás, a la época del cambio, y dirá: Entre otras cosas, le brindó equilibrio al planeta.

No es que las mujeres se hagan cargo otra vez de todo lo espiritual; habría un lento equilibrio y un regreso de las mujeres a posiciones de consejeras. Y el consejo vendría de quien tuviera gran intuición; de los dos géneros, la mejor intuición. Eso es bien conocido, incluso hoy en día.

Pero están despertando a algo que todas ustedes fueron. Y en ese despertar hay un sesgo, y de eso quiero hablar. ¿Qué hicieron con el despertar? El tema ha sido sugerido por Melli-ha, que antes de comenzar el mensaje pidió que se abordara este tema. Y hay una razón para eso, porque ella también desea saber. La pregunta es: Durante esta nueva energía, cuando empiezan a despertar a cosas profundas, y saben que su vida ha cambiado para siempre, ¿qué hacen con eso? Podrían incluso decir: ¿Qué sigue ahora? Un verdadero despertar akáshico es una realización que no tenían antes, que es sumamente real; ustedes reconocen, creen, que ciertamente fueron parte de algo más grandioso y más grande y diferente, y eso las cambia.

Ahora bien, aquí está el sesgo. Nuevamente, en la singularidad humana, pasan por un proceso que es sumamente, yo diría, rectilíneo. Ustedes siempre llegan a un lugar que hace una pregunta lineal: ¿Qué voy a hacer con esto? Cuando se gradúan en la universidad, o en el colegio secundario, o cualquier otra institución, se hace una ceremonia, una celebración con música, y en algún momento alguna persona mayor les pregunta, "Bueno, ahora que lograste todo esto, ¿qué vas a hacer con ello?" (se ríe). Y la respuesta es: "Bueno, creo que iré allá, y conseguiré este trabajo, creo que haré esto y aquello" y la premisa es que, ahora que te volviste inteligente, ¡debes hacer algo con ello! Debes ser alguien; debes aplicarlo.

Yo tengo otra premisa para que consideren, de modo que retrocedan conmigo y piensen en esto: algunas están teniendo un despertar akáshico y algunas están realmente sintiéndolo. No permitan que ese sesgo haga la pregunta "¿Qué voy a hacer con eso? Permítanme presentarles esto: si están teniendo un despertar akáshico, ¿a qué están despertando, señoras? Están despertando a una realidad que solían tener. Y eso empieza a cambiar la actitud misma que tienen, la sabiduría que tienen. ¿Qué van a hacer con eso? Déjenme presentar esto: ¿No comprenden que el despertar va a cambiar la manera de decidir las cosas en el futuro? No se trata de qué van a hacer con ello. No es cuestión de cómo lo van a aplicar. Es que las ha cambiado, ahora son diferentes. ¿No es eso lo bastante bueno? Las decisiones que tomen después de un despertar akáshico serán totalmente distintas que si nunca hubieran despertado. Las decisiones que tomarían a partir de un entrenamiento y una educación, sin ir y hacer nada, serían muy diferentes que si nunca hubieran tenido esa educación. Entonces no es simplemente sentarse y aceptarlo; no es solo sentarse y tener paciencia; ¡están cambiadas! ¡Eso es lo que hace un despertar! ¡Se despiertan! Y con ese despertar, ¡son diferentes! El despertar mismo, entonces, crea una persona diferente. No tienen que hacer nada con ello. No necesitan llevarlo luego al próximo nivel, porque están despiertas. Quiero que esto tenga sentido para ustedes.

Algunas cosas son simplemente así. Llegan a la fructificación de otra realidad, y las decisiones y las preguntas, y las respuestas que dan, la sabiduría que tienen, todo eso es ahora diferente. Ese es el propósito. Y nada más. Melli-ha, tú tuviste un despertar, y aquí estás hoy sentada con lo que está frente a ti. Y yo digo: eso es suficientemente bueno; provino de tu despertar. Tomaste decisiones distintas; dijiste un "sí" que tal vez no hubieras dicho antes, debido a tu despertar. Aprendiste cosas debido a tu despertar. No necesitas preguntar nunca qué vas a hacer con eso; solo miras alrededor; se hizo solo con la sabiduría que vino de tu despertar. Y lo mismo pasa con cada mujer presente.

Cuando se vayan de este lugar, y si tuvieron un despertar, y lo saben, pueden reclamar que son diferentes, dirán cosas diferentes, difundirán una sabiduría que antes no tenían, y eso, en su curso, cambiará lo que sucederá no solo a ustedes sino a quienes las rodean. Aquellas de ustedes que tienen hijos: los cambiará a ellos. ¿Empiezan a entender lo que quiero decir? No siempre es como ustedes creen; y ese es el caso en este momento.

Y eso es suficiente por ahora.

Adelante con el despertar.

Y así es.


Kryon



Lee Carroll
Traducción: María Cristina Cáffaro
http://traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar/
Canalización en vivo de Kryon por Lee Carroll
Ante la Hermandad Femenina Lemuriana
en Grand Portland, Oregón, el 25 de Julio de 2016
www.kryon.com





Pag. Anterior: Kryon - Ante la hermandad femenina lemuriana. 20.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4143

Pag. Siguiente: Kryon - Ante la hermandad femenina lemuriana. 24, 25.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4145





* * *

No hay comentarios.:

Publicar un comentario