miércoles, 10 de agosto de 2016

Seth ~ Los presentes alternativos y los enfoques múltiples

*      *      *

toroide
*          *          *
*              *              *
Translate/traducir/ Vertaal
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen 
переводити/Traduire/ переводить
 ترجم / לתרגם   翻訳する 
*               *               *




*     *     *
*          *          *


Compartiendo:



Seth ~ Los presentes alternativos y los enfoques múltiples. I





SESIÓN 574, 17 DE MARZO DE I97I 21.26 MIÉRCOLES
 
 

(No tuvimos la sesión del lunes, porque Jane necesitaba descansar. Esa tarde, antes de la sesión, también se sentía muy adormilada y relajada, pero quiso que la tuviéramos. Sin embargo, cuando empezó a hablar por Seth, lo hizo de un modo muy enérgico; su voz se volvió clara, precisa y ligeramente alta.) Buenas noches. (-Buenas noches, Seth.) Bien. Continuaremos con el dictado y empezaremos nuestro próximo capítulo, que se llamará: «Los presentes alternativos y el enfoque múltiple.» Vamos a comenzar con la conciencia normal de vigilia que vosotros conocéis. Sólo un paso más allá de ella hay otro nivel de conciencia en el que todos os deslizáis sin saberlo. Lo llamaremos «A-uno». Este nivel es adyacente a vuestra conciencia normal y sólo está ligeramente separado de ella; sin embargo, en él pueden aparecer unos efectos muy determinados que no están presentes en vuestro estado de conciencia normal. En este nivel se pueden utilizar muchas capacidades, y también se puede experimentar el momento presente de muchas maneras diferentes, usando como base los datos físicos que ya os son familiares.

En vuestro estado normal vosotros veis el cuerpo. En A-uno vuestra conciencia puede entrar en el cuerpo de otra persona y sanarla. De igual manera, podéis percibir el estado de vuestra propia imagen física. Podéis, de acuerdo con vuestras capacidades, manipular la materia conscientemente desde su interior, de manera alerta y lúcida. A-uno puede usarse, por así decirlo, como una plataforma lateral, desde la que podéis contemplar los acontecimientos físicos con mayor claridad. Cuando la usáis os liberáis momentáneamente de las presiones del cuerpo, y esa libertad os permite aliviarlas. A menudo pueden solucionarse problemas que parecen insolubles, aunque no siempre. Las sugerencias que os hagáis pueden ser mucho más eficaces. Resulta más fácil formar imágenes, y éstas tienen una mayor movilidad. A-uno está por tanto a un paso lateral de distancia, pero es un paso importante. (Pausa a las 21.33. Jane ya ha descubierto que tiene muy buena capacidad para usar el A-uno como «plataforma lateral». Para ella éste es un método natural. Como ella dice: «Justo a la derecha de mi mejilla hay una figurilla, un yo pequeñito al que puedo enviar donde yo quiera y hacer cosas con él.» Cuando se lo han pedido, ha podido entrar en el cuerpo de otros con este yo en miniatura para comprobar ciertas enfermedades, sus causas, etc. Probando mi propia versión de esta técnica, yo he podido, por ejemplo, entrar en la rodilla de Jane.) (El interés de Jane en estas posibilidades comenzó a crecer después de que yo le describí la sesión 570 del capítulo seis —recordaréis que Seth sugirió que lo hiciera-, y mis progresos se aceleraron cuando Patty Middleton nos visitó la semana siguiente y nos habló sobre los estados alfa.) Bien, el A-uno puede usarse como el primero de una serie de pasos que llevan a estados «más profundos» de conciencia. También puede usarse como el primero de una serie de pasos colaterales. Cada uno de los niveles más profundos de la conciencia puede usarse como el primer paso a otros niveles adyacentes. Es fácil entrar en A-uno.

Cuando escucháis una música que os gusta, cuando os entregáis a un pasatiempo gozoso y tranquilo, podéis sentir esta sensación diferente, que puede ir acompañada de vuestras claves físicas características. Podéis dar golpecitos con el dedo de cierta manera; podéis hacer un gesto particular, o podéis fijar la vista o mirar distraídamente a uno u otro costado. Cualquiera de estas claves físicas puede ayudaros a diferenciar entre este estado de conciencia y vuestro estado usual predominante. Sólo tenéis que reconocerlo, aprender a mantenerlo, y luego proceder a experimentar su uso. Por regla general, este estado está todavía orientado físicamente, ya que las capacidades están normalmente dirigidas hacia la percepción interna y a la manipulación de la materia o del entorno físico. Así podéis percibir el momento presente desde una variedad de puntos de vista únicos que no están disponibles normalmente. Podéis percibir la realidad del momento tal y como existe para vuestros intestinos, o para vuestra mano; y, con la práctica, podréis experimentar la paz y la conmoción internas que existen simultáneamente en vuestro cuerpo físico. Esto trae consigo un sentimiento de apreciación y maravilla, de unidad con el material corpóreo del cual estáis compuestos físicamente. Con la práctica podéis volveros tan conscientes intuitivamente de vuestro entorno físico interno, como de vuestro entorno físico externo. (Pausa a las 21.43.) Con más práctica, el contenido de vuestra propia mente se volverá fácilmente disponible. Podréis ver vuestros pensamientos tan claramente como vuestros órganos internos. En este caso los percibiréis simbólicamente a través de unos símbolos que reconoceréis; así por ejemplo, quizá veríais los pensamientos confusos como malas hierbas, que simplemente podríais arrancar. Podéis pedir que el contenido de los pensamientos de vuestra mente se traduzca a una imagen intensa que represente simbólicamente los pensamientos individuales y el paisaje mental global, para entonces sacar lo que no os guste y reemplazarlo por imágenes más positivas.

Esto no quiere decir que este paisaje interno tenga que estar siempre iluminado por el sol, pero sí quiere decir que debería estar bien equilibrado. Un paisaje interno oscuro muy melancólico debería daros la alerta, de manera que inmediatamente procedierais a cambiarlo. Ninguno de estos logros está fuera del alcance de mis lectores, aunque alguno puede encontrar una de estas hazañas más difícil que otra. También debéis daros cuenta de que estoy hablando en términos prácticos. Podéis, por ejemplo, corregir una condición física de la manera que acabamos de indicar. Sin embargo, si lo hacéis así, examinando el paisaje interno de los pensamientos, vais a encontrar la fuente que produjo inicialmente la dolencia física. (Pausa.) Los sentimientos también se pueden observar de la misma forma, aunque aparecerán de distinta manera, con mayor movilidad. Los pensamientos, por ejemplo, pueden aparecer como estructuras de papel, como flores o árboles, como casas o paisajes. Los sentimientos aparecerán más a menudo con la cambiante movilidad del agua, del viento, del tiempo, de los cielos y del color. En este estado se puede percibir cualquier dolencia física mirando hacia el interior del cuerpo; entonces, cambiando lo que veis, podéis entrar en vuestro cuerpo o en el de otro como una pequeñísima miniatura, como un punto de luz, o sencillamente sin sustancia, y ser conscientes del entorno interior del cuerpo. (21.54.) De ese modo podéis cambiar lo que haya que cambiar de la manera en que se os ocurra: dirigiendo la energía del cuerpo en esa dirección, o entrando en la carne y juntando ciertas partes que necesitan ese ajuste, o manipulando áreas de la columna vertebral. Así pues, desde esta plataforma adyacente de la conciencia A-uno, percibís los patrones mentales de vuestros pensamientos o de los de otra persona, del modo que os resulte característico. Podéis percibir los patrones de pensamiento como frases o palabras que destellan rápidamente y que normalmente se ven en vuestra mente o en la mente de la otra persona, o también como letras negras que forman palabras.

O podéis oír cómo las palabras y los pensamientos se expresan oralmente, o ver el «paisaje» mencionado anteriormente en el que los pensamientos forman simbólicamente un cuadro. Esto os mostrará cómo los pensamientos causaron la enfermedad física, y cuáles de ellos están implicados. De igual manera debe procederse con los patrones de los sentimientos, los cuales pueden percibirse como explosiones de colores oscuros o luminosos en movimiento, o simplemente podría sentirse una emoción particular de gran fuerza. Si una emoción es muy fuerte, puede sentirse con muchos de estos disfraces. Tanto en el caso de los pensamientos como de las emociones, podéis extraer de un tirón aquellos que estén conectados con la enfermedad. De esta manera habréis hecho cambios en tres niveles. El nivel A-uno puede usarse también como un gran marco para la creatividad, la concentración, el estudio, la recuperación, el descanso y la meditación. Podéis desarrollar vuestra propia imagen de ese estado para que os ayude, imaginándola como una habitación, o como un paisaje agradable, o como una plataforma. Encontraréis de manera espontánea vuestros propios símbolos para este estado. Podéis tomar vuestro descanso.

(22.02. El trance de Jane había sido profundo, y mi mano daba fe de su rápida transmisión. A pesar de haberse sentido adormilada antes de la sesión, dijo que había «oído a Seth tan claro como una campana». Verdaderamente ella había hablado con una claridad especial. También era consciente de lo que Seth había dicho, cosa que no sucede normalmente.) (Este material es otro ejemplo de la manera original en que Seth desarrolla una idea. Al principio yo me pregunté si su estado A-uno sería una mera repetición de los datos sobre el estado alfa que nos había dado Patty Middleton, pero enseguida resultó que él estaba usando el estado alfa sólo como punto de despegue. En esos momentos estaba ya muy lejos de él.) (Continuamos en la misma manera rápida a las 22.21.) Bien. Este estado puede usarse también como un paso que conduzca al siguiente estado de conciencia, el cual lleva a una condición de trance más profunda, aunque todavía está relacionado con el sistema de realidad que comprendéis. O también puede usarse como paso que conduzca a un nivel adyacente de conciencia, que estaría, por tanto, dos pasos más allá del nivel de la realidad normal. En este caso os llevará no a un examen y a una percepción más profunda del momento presente, sino, por el contrario, a la conciencia y el reconocimiento de lo que llamaré momentos del presente alternativo. Así os estaréis alejando del presente que conocéis. Todo esto conduce a las exploraciones que hemos mencionado con anterioridad en este libro, las probabilidades. Este estado puede tener enormes ventajas cuando estéis intentando resolver problemas que tengan que ver con futuros arreglos, con decisiones que afectan al futuro y, de hecho, con cualquier asunto en el que deban tomarse decisiones importantes para el futuro. En este estado tenéis la capacidad de probar distintas decisiones alternativas y también algún resultado probable, no de manera imaginativa sino de un modo bastante práctico. (Pausa.)

Estas probabilidades "son" realidades, sea cual sea la decisión que toméis. Digamos, por ejemplo, que tenéis tres alternativas y es imperativo escoger una de ellas. Utilizando este estado, escogéis la primera posibilidad. El presente alternativo es el momento en que tomáis esa decisión. Una vez hecha, el presente cambia, y percibís con bastante claridad en qué manera cambia y a qué acciones y sucesos conducirá ese cambio en el futuro que pertenece a ese presente alternativo en particular.

(22.30.) Luego hacéis lo mismo con cada una de las otras posibilidades, siempre desde el marco de ese estado de conciencia. Los métodos son los mismos en cada caso. Vosotros tomáis la decisión y luego, en la manera que hayáis escogido, os volvéis conscientes de los efectos físicos producidos en vuestro cuerpo. Entráis en el cuerpo de la misma manera que describí antes para la sanación. Empleando una gran delicadeza, podéis ver qué efectos físicos tendrá la decisión: si el estado del cuerpo permanece igual, si hay en él una gran sensación de salud o el principio incipiente de grandes dificultades.
realidades, sea cual sea la decisión que toméis.

Digamos, por ejemplo, que tenéis tres alternativas y es imperativo escoger una de ellas. Utilizando este estado, escogéis la primera posibilidad. El presente alternativo es el momento en que tomáis esa decisión. Una vez hecha, el presente cambia, y percibís con bastante claridad en qué manera cambia y a qué acciones y sucesos conducirá ese cambio en el futuro que pertenece a ese presente alternativo en particular.
De igual manera podéis explorar los pensamientos y los sentimientos; luego enfocáis vuestra atención «hacia afuera», hacia el entorno que resulta de este presente alternativo. Los acontecimientos aparecerán en vuestra mente. Esto lo podéis experimentar en profundidad o simplemente observarlo. Puede ser tan vivido que os olvidéis de vosotros mismos momentáneamente; pero, si mantenéis el contacto con este nivel de consciencia, esto sucederá pocas veces, pues por lo general estaréis muy conscientes de lo que estáis haciendo. Según la situación, podéis hacer lo mismo para saber el efecto que tendrá específicamente esta decisión en otras personas. Luego volvéis a la conciencia normal, pasando a través del estado A-uno que habíais usado anteriormente. Después de un período de descanso, volvéis (al estado A-uno) y tomáis la segunda decisión, y luego la tercera, procediendo de la misma manera. Finalmente volvéis a vuestro estado normal de conciencia y tomáis la decisión que queréis a partir de la información y la experiencia que habéis obtenido.

(21.36.) Los nombres carecen de importancia. En honor a la simplicidad llamad a este nivel de conciencia A-uno-a. Existe asimismo un nivel A-uno-be, que está adyacente a éste; también comienza en un presente alternativo y puede usarse para muchos otros propósitos.

(Pausa.) Entrar en él no es tan fácil para un individuo corriente, y trata sobre los presentes de grupo, las probabilidades en masa, las cuestiones raciales, y el movimiento de la civilización. Este estado sería muy útil para los políticos y los hombres de estado, y también puede usarse para investigar los pasados probables. Podría ser de utilidad para aprender más sobre las ruinas antiguas, y las civilizaciones desaparecidas, por ejemplo, pero sólo si se investiga el pasado probable específico en el que ellas existieron. El siguiente nivel adyacente es el A-uno-ce, que es una extensión del que acabamos de tratar. En él hay más libertad de acción, de movilidad y de experiencia y, hasta cierto punto, cierta participación en los acontecimientos percibidos. No es necesario ir más profundamente en ninguno de ellos más allá de este punto, porque normalmente no estáis implicados en ellos, y conducen a realidades que tienen pocos puntos de referencia con la vuestra. Son estados de conciencia que están demasiado alejados y, en circunstancias normales, esto es lo más lejos que vuestra conciencia actual puede llegar en esa dirección en concreto.

El primer estado, el A-uno-a, es el más práctico y el más fácil para vosotros, pero primero deberéis saber apreciar bien el nivel A-uno, antes de dar el siguiente paso adyacente. Sin embargo, éste permite una mayor expansión dentro de sus limitaciones. Usándolo, podéis descubrir, por ejemplo, lo que habría pasado si hubieseis hecho esto o lo otro. Recordad que todos éstos son niveles adyacentes, que se extienden horizontalmente. (22.47.) Justo debajo del A-uno tendéis al A-dos, que es un estado ligeramente más profundo -usando la analogía de la dirección de arriba y abajo- y está menos orientado físicamente que el A-uno. En él tenéis una lucidez y una conciencia excelentes. Este estado puede usarse para explorar el pasado, según vuestros términos de referencia, dentro del sistema probable que conocéis. Aquí podéis conocer vuestras reencarnaciones pasadas, y, si alguna enfermedad personal no puede sanarse en A-uno, puede ser que tengáis que ir al A-dos para descubrir que se originó en otra existencia. Este estado se distingue por un patrón de respiración más lento y a no ser que se den otras instrucciones, por una ligera bajada de temperatura y ondas alfa más largas; es una frecuencia más lenta.

Sin embargo, todavía existe una relación con el entorno y una conciencia de él, que se pueden bloquear a propósito para una mayor eficacia, aunque no es necesario. En muchos casos se pueden mantener los ojos abiertos, por ejemplo, aunque sería más fácil cerrarlos. En este estado se acelera la sensibilidad. Sin tener que seguir necesariamente los métodos dados para el A-uno, aparecerán aquí aspectos mentales y físicos y sentimientos de personalidades pasadas. (22.55.) Estos aspectos pueden percibirse de varias maneras según las características del individuo que está en ese estado. Este estado puede usarse para descubrir el origen de una idea en el pasado, o para encontrar algo que se hubiera perdido allí, siempre que esté dentro de vuestro sistema de probabilidad. Justo debajo está el A-tres. Aquí tenéis de nuevo una extensión que trata con asuntos colectivos: los movimientos de tierra, la historia de vuestro planeta según la conocéis vosotros, el conocimiento de las razas que lo habitaron, la historia de los animales, las capas de gas y carbón, y de las distintas eras que pasaron por el planeta y lo cambiaron.

Podéis tomar vuestro descanso. (22.59. El trance de Jane había sido otra vez muy bueno. Había tenido muchas imágenes, pero en ese momento no podía ponerlas en palabras. Mi mano estaba agarrotada; debido a ello, no hicimos un resumen de la sesión, a pesar de lo mucho que yo lo deseaba.) (Seth, dijo Jane, tenía otras «instrucciones» en mente, que tenían que ver con la derecha y la izquierda; aunque él aún no se había metido en gran profundidad en esas áreas a través de las analogías, lo tenía todo planeado. Ella podía «ver» estas instrucciones. Tenían que ver con las probabilidades.) (Jane me dijo que, si la sesión hubiera continuado, Seth habría dicho que la visita de Patty Middleton de la semana pasada había sido algo incipiente desde el momento en que la conocimos en Filadelfia, en septiembre de 1970. Seth sabía que había una gran posibilidad de que ella se presentara cuando él estuviera trabajando en la sesión de su libro sobre los estados de conciencia. Esto confirma mis propias conjeturas sobre lo oportuno del momento de su visita: véanse las notas a modo de prólogo de la sesión 573 del capítulo siete.) (Esto no quiere decir que el viaje de Patty aquí estuviera predestinado. Existe el libre albedrío. Sencillamente ella «capto» que ése era un buen momento para visitarnos, y decidió realizar el viaje. Seth luego utilizó su información sobre el estado alfa como impulso para su propio material sobre A-uno, A-unoa. A-dos, etc.)


Extracto de Habla Seth II
La eterna validez del alma a través de Jane Roberts





Pag. Anterior: Seth - Los distintos estados de la conciencia... III
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3914

Pag. Siguiente: Seth - Los presentes alternativos y los enfoques múltiples. II
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3916





* * *




Seth ~ Los presentes alternativos y los enfoques múltiples. II





SESIÓN 575, 24 DE MARZO DE I97I 2I.O5 MIÉRCOLES

(Comparada con su actitud algo nerviosa de las sesiones recientes, largas partes de la transmisión de Jane de esa noche fueron muy tranquilas y fáciles.) Buenas noches. (-Buenas noches, Seth.) Bien. Continuaremos con el dictado. A-cuatro os lleva a un nivel que está por debajo de la formación de la materia, un nivel en el que pueden percibirse las ideas y los conceptos, aunque sus representaciones no aparecen en la realidad física actual que vosotros conocéis. Desde este nivel vienen muchas de las inspiraciones mas profundas. Aunque estas ideas y conceptos tienen su propia identidad electromagnética, aparecen como «paisaje simbólico» en este nivel de conciencia. Esto es difícil de explicar. Los pensamientos no aparecen como seudoimágenes, por ejemplo, ni asumen ninguna seudomaterialización, pero se sienten vividamente, y son percibidos y recogidos por ciertas partes del cerebro, esas partes aparentemente no usadas para las que la ciencia no ha encontrado aún explicación. Estas ideas y conceptos vienen, evidentemente, de la conciencia. No obstante, representan desarrollos incipientes latentes que pueden ocurrir o no en la realidad física, y pueden ser percibidos o no por cualquier individuo dado. El interés característico y las capacidades de la personalidad implicada tendrán mucho que ver con su reconocimiento de las realidades dentro de ese nivel de conciencia. (Pausa a las 21.16. Jane, como Seth, se tomó un descanso mientras un coche de bomberos pasaba ante la casa tocando la sirena.) Sin embargo, el material que hay disponible en él representa los componentes básicos de muchos sistemas probables. Es un área abierta a la que tienen acceso muchas otras dimensiones, y a menudo está disponible en los estados de sueño. Las innovaciones totales, los inventos que conmocionan al mundo; todos están esperando, por así decirlo, en esa gran reserva. Las grandes «conversiones» personales se realizan muchas veces desde este nivel. (Pausa.) Bien, un individuo puede pasar por todos estos niveles y permanecer relativamente incólume e inconsciente, y puede viajar a través de ellos sin percibirlos.

El conjunto de las intenciones y las características de la personalidad determinará la calidad de la percepción y de la comprensión. El material mencionado está disponible en cada uno de los niveles de conciencia dados, pero debe buscarse, bien a través de un deseo consciente o de un fuerte deseo inconsciente. Si no es así, estos dones que están disponibles y estos potenciales simplemente se quedan sin utilizar y sin reclamar. (21.25.) Estos estados de conciencia se funden también uno dentro del otro, y es evidente que estoy usando estos términos de profundidad para hacer más fácil esta explicación. Empezando con el ego, o conciencia de vigilia, como ser externo enfocado en la realidad exterior, estos estados son amplios, un poco como llanuras que se pueden explorar. Cada una de ellas también se abre, por tanto, a grandes áreas adyacentes, y existen muchos «caminos» que pueden tomarse según vuestro interés y vuestro deseo. Al igual que vuestro estado de vigilia ordinario percibe un universo completo de datos físicos, de la misma manera cada uno de estos otros estados de conciencia percibe realidades igual de complicadas, variadas y vividas. Es por esta razón por la que es tan difícil explicar las experiencias "posibles" dentro de cada una de ellas. (Larga pausa.)

El A-cinco se abre a una dimensión en la que se puede establecer contacto, al menos teóricamente, con la conciencia vital de cualquier personalidad. Esto implica comunicarse no sólo con las personalidades pasadas, hablando en vuestros términos, sino también con las futuras. Éste es un nivel de conciencia que se alcanza con bastante poca frecuencia. No es, por ejemplo, el nivel usado por la mayoría
Teniendo en cuenta que el pasado, el presente y el futuro no existen, éste es un nivel de una comunicación diáfana de conciencia.

Aquellos relacionados con ella tienen, por supuesto, un conocimiento excelente de sus antecedentes y de su historia, aunque en este estado poseen también una perspectiva más amplia, en la que los antecedentes privados e históricos se ven como una parte de un todo mayor perceptible.
de los médiums. Es una tierra de encuentro en la que las personalidades de cualquier tiempo o de cualquier lugar o de cualquier sistema probable pueden comunicarse entre sí en términos claros que todas comprenden.

(21.35.) En este nivel, los mensajes literalmente vuelan a través de los siglos de un gran hombre o mujer hacia el otro. En él, el futuro le habla al pasado. Los grandes artistas siempre han sido capaces de comunicarse en este nivel y, mientras vivían, operaban en este nivel de conciencia la mayoría del tiempo. Sólo las partes más exteriores de sus personalidades seguían los dictados de su período histórico. Para aquellos que alcanzan este estado y lo utilizan, la comunicación es clarísima. Debe entenderse que esta comunicación opera hacia ambos lados. Leonardo da Vinci conoció a Picasso, por ejemplo. Hay grandes hombres y mujeres que pasan por la vida sin ser conocidos, pues sus contemporáneos no les prestan atención. Sus logros pueden ser malentendidos o pueden perderse físicamente, pero en este nivel de conciencia ellos los comparten a través de estas comunicaciones, y en otro nivel de la existencia se reconocen sus logros. No obstante, no quiero dar a entender que sólo los grandes comparten esta comunicación de conciencia.

(Pausa.) Es necesario tener una gran simplicidad, y, a partir de aquí, muchos de los más humildes según el concepto humano también comparten estas comunicaciones. Hay una gran conversación infinita que va a lo largo y a lo ancho del universo, y es muy significativa. (Larga pausa.) Aquellos que vienen de vuestro pasado y de vuestro futuro intervienen en vuestro mundo actual, y discuten en este nivel los problemas que se han encontrado y los que se encontrarán. Éste es el corazón de la comunicación. Y lo más usual es encontrarlo bien en un nivel profundo protegido del sueño, o en estados de trance repentinos y espontáneos. En él se genera una gran energía. Ahora podéis tomar vuestro descanso. (21.47. Jane sabía que su ritmo había sido bastante lento la mayor parte del tiempo. Continuamos a un ritmo más rápido a las 22.05.) La información recibida en cualquiera de estos estados de conciencia debe ser interpretada por la conciencia normal de vigilia para poder mantener cualquier tipo de recuerdo físico. En muchos casos el recuerdo permanece inconsciente en lo que concierne al ser de vigilia, pero las "experiencias" en sí mismas pueden cambiar completamente la estructura de vida de una persona. A través de estas comunicaciones e iluminaciones internas se puede evitar una trayectoria desastrosa, sea o no el ego consciente de ellas.

Las experiencias que ocurren en estos distintos niveles pueden ser interpretadas simbólicamente; pueden aparecer en forma de fantasía o de ficción, o de obra de arte, sin que el ser consciente se dé cuenta de su origen. Bien, en cualquiera de estos distintos estados de conciencia se pueden percibir otros fenómenos: formas mentales, por ejemplo, manifestaciones de la energía, proyecciones del subconsciente personal, y proyecciones del inconsciente colectivo. Cualquiera de ellas puede adoptar una forma simbólica, y puede aparecer como benéfica o amenazadora de acuerdo con la actitud de la personalidad implicada. Todas deberían ser consideradas como fenómenos naturales, que frecuentemente tienen un propósito neutro.

Normalmente se trata de formas incipientes a las que les confiere actividad la personalidad que las encuentra. Por tanto, es la personalidad quien proyecta la naturaleza de su actividad hacia una materialización relativamente pasiva. La persona que las encuentra sólo tiene que desviar su atención para «desactivar» el fenómeno. Esto no quiere decir que el fenómeno no sea real: sencillamente su naturaleza es de una clase y grado diferentes. Estas formas tienen cierta energía propia, pero necesitan la energía adicional de la persona que las percibe para que pueda tener lugar la interrelación. Si una de estas materializaciones parece amenazadora, lo único que hay que hacer es desearle paz y dejar de prestarle atención, ya que ella obtiene su principal energía activadora de vuestra atención y de acuerdo con la intensidad y naturaleza de ésta. No deberíais llevar con vosotros las creencias fundamentales de la existencia física cuando viajéis por estos niveles de conciencia. Desembarazaos de todas las que os sea posible, pues ellas pueden ser la causa de que malinterpretéis vuestra experiencia.

(Pausa.) Hay otros niveles de conciencia bajo éste, pero en ellos hay una tendencia mucho mayor a fundirse el uno con el otro. En el siguiente nivel por ejemplo, es posible la comunicación con varios tipos de conciencia que nunca se han manifestado físicamente; personalidades que no tienen una realidad física ni en vuestro presente ni en vuestro futuro, pero que están conectadas a vuestro sistema de realidad como custodios y guardianes. Casi todas las experiencias que provienen de este nivel se representarán simbólicamente, pues de lo contrario no tendrían significado para vosotros. Las experiencias tendrán que ver de una manera u otra con la vida no física, con la conciencia y las formas no corpóreas, y con la independencia que tiene la conciencia de la materia. Estas experiencias siempre tendrán un papel de apoyo. Con frecuencia serán experiencias vividas en estados fuera del cuerpo, en las que el que se proyecta se encuentra en un entorno no terrestre o en uno de gran belleza y magnificencia. La «sustancia» del entorno tendrá su origen en la mente de la persona que se proyecta, y será simbólico, por ejemplo, de su concepto de la vida después de la muerte. Aparecerán uno o varios de Los que hablan en aquel disfraz más aceptable para el que se proyecta, que puede ser de un dios, de un ángel, o de un apóstol. Éste es el tipo de experiencia más característico de este nivel. (Pausa.) Sin embargo, de acuerdo con las capacidades y la comprensión del que se proyecta, pueden darse mensajes más profundos, y puede ser bastante evidente que Los que hablan son en verdad meros símbolos de unas entidades aún mayores. Algunos serán capaces de entender estas comunicaciones con mayor claridad, y llegar a conocer la verdadera naturaleza de Los que hablan no físicos. Entonces pueden ser posibles proyecciones más profundas en ese entorno. Asimismo es posible ver grandes panoramas de pasados y futuros históricos. Todos estos niveles de conciencia están llenos con una red de comunicaciones que pueden seguirse hasta el final, de acuerdo con el propósito de la personalidad implicada.

(22.33.) Las estructuras moleculares envían sus propios mensajes y, si no estáis sintonizados para percibirlas, podríais interpretarlas como ruidos estáticos o sin sentido. Cualquiera de estos niveles de conciencia puede abarcarse en un abrir y cerrar de ojos, sin darse cuenta, o -al menos teóricamente- puede requerir una vida entera para explorarlo. Podéis tener algunas experiencias bastante válidas en el nivel cuatro, sin tener conciencia de los tres primeros. Los estados están ahí para aquellos que conocen lo que son y cómo usarlos. Algunos encuentran de forma espontánea su manera de lograrlo. Los otros niveles adyacentes en línea horizontal os conducen a varias realidades alternativas, cada una a mayor distancia de la vuestra. Muchas de ellas contienen sistemas en los que no ocurre la vida y la muerte como las conocéis vosotros, donde el tiempo se siente como un "peso"; sistemas en los que las creencias fundamentales son tan diferentes de las vuestras, que sólo podríais aceptar sus experiencias como fantasías.

Por esta razón, estáis mucho menos capacitados para viajar hacia esas direcciones. En algunas de ellas hay impedimentos incorporados. Por ejemplo, incluso la proyección de vuestro universo a un universo de antimateria es muy difícil. Hasta la estructura electromagnética de vuestros pensamientos se vería afectada adversamente, aunque teóricamente esto puede hacerse desde uno de estos niveles adyacentes de conciencia. Os sugiero que toméis vuestro descanso. (22.42. El trance de Jane había sido excelente y su transmisión incluso más rápida. Continuamos a las 22.55.)

A menudo visitáis esas áreas de conciencia en estado de sueño; caéis en ellas de manera espontánea, y luego las recordáis por la mañana como un sueño fantástico. La conciencia debe hacer uso de todas sus partes y todas sus actividades, al igual que debe hacerlo el cuerpo. Por tanto, cuando estáis durmiendo, vuestra conciencia se enfoca en muchas de estas direcciones y, lo quiera o no, percibe con frecuencia trozos y fragmentos de realidades que están disponibles para ella en sus diferentes etapas. Esto pasa también, hasta cierto punto, bajo vuestro enfoque físico normal, incluso cuando estáis en vuestras actividades de vigilia. Los presentes alternativos de los que os he hablado no son simplemente métodos alternativos de percibir un presente objetivo. Existen muchos presentes, pero vosotros sólo estáis enfocados en uno de ellos. No obstante, cuando permitís que vuestra atención oscile, a veces podéis caer en un estado en el que percibís momentáneamente destellos de otros presentes alternativos. El ser total, el alma, conoce su realidad en todos esos sistemas, y vosotros, como parte de ella, estáis trabajando en pro del mismo estado de autoconciencia y desarrollo. Cuando seáis competentes no os veréis arrastrados durante el sueño, lo queráis o no, hacia otros estados de conciencia, sino que seréis capaces de comprender y dirigir estas actividades. La conciencia es un atributo del alma, una herramienta que puede utilizarse en muchas direcciones. Vosotros no sois vuestra conciencia. Es algo que os pertenece a vosotros y a vuestra alma. Vosotros estáis aprendiendo a utilizarla. En la medida en que comprendáis y utilicéis los distintos aspectos de la conciencia, aprenderéis a entender vuestra propia realidad, y el ser consciente se volverá verdaderamente consciente. También seréis capaces de percibir la realidad física porque así lo queréis, sabiendo que ella sólo es una entre las múltiples realidades. Tampoco estaréis forzados a percibirla a ella sola, a causa de la ignorancia. (23.02.) Fin del dictado. Bien, podéis hacerme las preguntas que tengáis, o terminar la sesión si lo preferís.

(-Espero que trates en tu libro la cuestión que Jane y yo discutíamos en la mesa de la cena esta noche, sobre qué es lo que realmente ves cuando le estás hablando a un grupo de gente, enfocando a cada uno de nosotros como individuos en este tiempo y lugar.) Me ocuparé de tratarlo para vosotros. Mis percepciones se trataron en los primeros capítulos del primer tomo, pero no de esa manera... (En la sesión de la clase de percepción extrasensorial del 9 de febrero de 1971, Seth nos dio un excelente informe sobre el aspecto particular de estas percepciones a las que me estoy refiriendo ahora. Desde entonces he querido pedirle que hablase más sobre ello en su libro. Aquí incluyo un extracto de la sesión de la clase, que fue grabada como es habitual.) («Bien. [Con sentido del humor.] Nadie me ha preguntado a mí qué pasa cuando yo entro en trance. Entrar en trance es simplemente enfocarse intensamente en un área de realidad altamente específica. Por consiguiente, yo proyecto aquí una parte de lo que soy, porque puedo utilizar áreas de mi personalidad más amplias que aquellas que conocéis de vosotros mismos en la actualidad.

Puedo hacer esto de manera consciente, y sin embargo, como he mencionado, cuando estoy aquí encuentro dificultad en miraros y relacionarme con los seres que vosotros creéis que sois en vuestro momento dado de tiempo; porque yo veo todo lo que os compone. Así que se necesita cierto entrenamiento de mi parte para poder captaros en ese tiempo y en ese espacio con el que estáis familiarizados. ») (« Vosotros sois conscientes de los seres que se sientan en esta habitación una noche particular de tormenta de nieve, donde hay ciertos miembros de la clase que están presentes, otros que están ausentes y algunas personas nuevas. Yo estoy familiarizado con las partes internas de vuestro ser que vosotros también conocéis, pero que sin embargo el ser egótico ha escondido para vosotros, y por tanto yo debo decirme constantemente: "Oh, sí, nuestra señora de Venecia [un cariñoso nombre de Seth para un miembro de la clase] piensa que está sentada en esta habitación específica en esta hora específica y que lleva puesto un conjunto azul".»)

(«Pero yo soy consciente de una señora de Venecia en varias manifestaciones diferentes en varias existencias, todas las cuales ocurren a la vez. Debo recordar que ella no es consciente de ellas y, cuando le hablo, debo usar una designación que tenga sentido para ella en este tiempo particular.») («Hasta cierto punto, sirvo como comunicador entre un nivel de vuestros seres y otros niveles de vuestros seres, porque yo os recuerdo lo que sois. Esta noche habéis recibido muchos pensamientos sobre la muerte. Bien, yo he sido un cadáver muy alegre muchas veces, pero también lo habéis sido todos vosotros. Las partes internas de vuestros seres lo saben muy bien. Vosotros habéis salido de más tumbas de las que podéis recordar... y muchos de vosotros saldréis verdaderamente de muchas más. ¿Por qué entonces os preocupáis por justificar vuestra existencia en esta hora?») (La transmisión de Seth se había acelerado considerablemente, y estuvimos intercambiando animadamente puntos de vista sobre el tema que hemos citado. No hice ningún esfuerzo para grabar la conversación.) Estoy seguro de que te gustará mi libro cuando lo leas. (—Ya me gusta ahora. -Después de un corto intercambio:) Ahora te deseo que pases muy buena noche... (-Buenas noches, Seth, y muchísimas gracias. -23.05.)


Extracto de Habla Seth II
La eterna validez del alma a través de Jane Roberts





Pag. Anterior: Seth - Los presentes alternativos y los enfoques múltiples. I
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3915

Pag. Siguiente: Seth - Los presentes alternativos y los enfoques múltiples. III
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3917





* * *




Seth ~ Los presentes alternativos y los enfoques múltiples. III





SESIÓN 576, 29 DE MARZO DE I971 21.17 LUNES

(Los días 26 al 28 de marzo, Jane puso un anuncio en el Elmira Star Gazette en el que comunicaba su intención de reunir un grupo para hacer escritura creativa, algo que ella quería hacer hace mucho tiempo. Durante todo el día de hoy ha estado recibiendo llamadas sobre el tema, y recibió una esta noche a las 9, justo cuando íbamos a empezar la sesión.) (Seth tenía algunos comentarios que hacer, a pesar de que no se los habíamos pedido.) Buenas noches. (-Buenas noches, Seth.) En lo que se refiere a ayudar a otras personas, [Ruburt] puede ayudar muchísimo más en su clase psíquica o en otra adicional. No le estoy diciendo que no tenga su clase de escritura creativa. Él puede hacer lo que quiera. En cualquier caso estará usando las mismas ideas, pero con diferentes métodos. La gente que ha llamado para participar en la escritura creativa sólo la está usando como excusa. Sienten una necesidad de desarrollo en muchas áreas. (Aunque parezca raro, el anuncio de la clase de escritura ha servido de estímulo para otras llamadas sobre la clase de percepción extrasensorial.

Jane estaba preocupada por la demanda de la gente para esta última, porque ya no había sitio en el apartamento. Me dijo que cuando estaba considerando estos problemas se había puesto «nerviosa aunque contenta».) Bien. (Pausa.) Tanto tus sugerencias sobre las sesiones como las de Ruburt sobre otros experimentos son buenas ideas. Sus clases actuales no pueden tener más alumnos. Hay limitaciones físicas. Sin embargo, también hay otras limitaciones menos tangibles, que tienen que ver con la interacción de las personas implicadas. Hay asimismo otras posibilidades en las cuales no habéis pensado. (Larga pausa a las 21.27.) Bien. Continuaremos con el dictado. Podéis hacer preguntas sobre ese material más tarde. Los diferentes niveles de conciencia sobre los que hemos hablado pueden parecer muy alejados de los ordinarios de vigilia. Las divisiones son bastante arbitrarias. Estos distintos estados representan diferentes atributos y direcciones inherentes a vuestra propia alma; en la conciencia que vosotros conocéis aparecen pruebas e indicios de ellos, sombras y reflejos.

Así pues, ni siquiera la conciencia normal de vigilia carece de todos los otros vestigios de existencia, o de otros tipos de conciencia. Lo que sucede es que normalmente usáis vuestra conciencia de vigilia de una manera limitada, y por ello no encontráis estas pruebas con cierta regularidad. Pero estos vestigios siempre están presentes y, gracias a ellos, podéis haceros alguna idea sobre esas otras direcciones y niveles de los que hemos hablado. Por ejemplo, a menudo surgen en vuestra mente símbolos o imágenes que os parecen sin relación, y hacéis caso omiso de ellos. Si, por el contrario, los reconocierais y pusierais vuestra atención en ellos, podríais seguirlos con facilidad a vanos otros niveles; como mínimo al A-uno y al A-dos, por ejemplo. (21.35.) Los símbolos o imágenes pueden cambiar a medida que lo hacéis vosotros, de manera que encontraríais poca similitud, digamos, entre la imagen inicial y la siguiente. No obstante, la conexión puede ser enormemente intuitiva, asociativa y creativa. Con frecuencia una reflexión posterior de unos pocos minutos os permitirá ver cómo una imagen se funde con la otra.

Una sola imagen puede convertirse de repente en un paisaje mental completo, pero vosotros no os daréis cuenta de ello si no reconocéis esas primeras pruebas que están justo detrás de la conciencia actual, y que os resultarán evidentes si deseáis verlas. El enfoque alternativo no es más que un estado en el que ponéis vuestra conciencia en otra dirección distinta de la habitual, para poder percibir otras realidades totalmente legítimas que existen simultáneamente a la vuestra. Debéis alterar vuestra percepción para percibir cualquier realidad que no esté adaptada a la forma material. Es algo así como mirar por el rabillo del ojo de la mente en lugar de hacerlo de manera directa. (Pausa.) Con práctica, usando el enfoque alternativo, es posible percibir las distintas formas físicas que llenan cualquier área dada de espacio, o que lo van a llenar, hablando en vuestros términos. En algunos estados de sueño podéis visitar un lugar particular y percibir ese lugar como era, digamos, hace tres siglos o cómo será dentro de cinco años, y no entender qué significa el sueño. A vosotros os parece que el espacio sólo puede llenar una cosa a la vez, que debe quitarse una cosa para poder poner otra. Lo que ocurre es que ésa es vuestra manera de percibirlo. Con el enfoque alternativo, podéis deshaceros de las creencias fundamentales que normalmente controlan y limitan vuestra percepción. Podéis saliros del momento tal y como vosotros lo conocéis, y luego volver a él y encontrarlo allí. La conciencia sólo finge acatar la idea del tiempo. En otros niveles le gusta jugar con esos conceptos y percibir una gran unidad en acontecimientos que ocurren fuera del contexto del tiempo; por ejemplo, mezclando acontecimientos de varios siglos para encontrar armonía y puntos de contacto al examinar el entorno histórico y el privado fuera del marco del tiempo. Repito, esto lo hacéis incluso en vuestros sueños. Si no lo hacéis en el estado de vigilia, es debido a que habéis sujetado vuestra conciencia con riendas muy cortas. Ahora podéis tomaros un descanso.

(21.48.) El ritmo había sido rápido. Continuamos a las 22.05.) Bien. Como hemos mencionado un poco antes en este libro, a pesar de que vuestra conciencia normal de vigilia tiene grandes fluctuaciones, os parece continua y no soléis ser conscientes de los puntos en blanco. En "gran medida" ella sólo tiene memoria de sí misma y de sus percepciones. Así, en la conciencia normal parece que no hay otros tipos de conciencia reales, otras áreas o niveles. Cuando encuentra «puntos blancos» y «vuelve», borra la conciencia de lo que ocurrió en el momento de no funcionamiento.

Se olvida de la interrupción, ya que no puede ser consciente de otros tipos de conciencia alternativa "mientras es ella misma" a no ser que se utilice algún método que le permite recobrarse de esta amnesia.

(22.13. Nos habíamos olvidado de llevar a nuestro gato, Willy, a otra habitación antes de la sesión. Ahora saltó al regazo de Jane, así que tuve que dejar mi cuaderno de notas a un lado. Se puso a ronronear cuando lo sacaba del estudio. Jane continuó sentada pacientemente en trance.)
Ella juega al tejo saltando dentro y fuera de la realidad. A veces se va y vosotros no sois conscientes. En tales ocasiones vuestra atención está enfocada en otra parte, en lo que se podría llamar minisueños o alucinaciones, o procesos asociativos e intuitivos de pensamientos que van más allá del enfoque normal.

En estos lápsus, "percibía" otros tipos de realidad, con una conciencia distinta de la normal de vigilia. Cuando volvéis, perdéis el hilo, pero la conciencia normal de vigilia finge que nunca hubo una pausa. Esto sucede con cierta regularidad, y en distintos grados, de quince a cincuenta veces en una hora, según vuestras actividades.

Algunas veces mucha gente se pilla a sí misma, ya que la experiencia es tan vivida que salva el vacío, por así decirlo, con una percepción tan intensa que incluso la conciencia normal de vigilia se da cuenta de ella. Estos intervalos son bastante necesarios para la conciencia física. Están entretejidos en el tejido de vuestra conciencia tan íntima e inteligentemente, que dan color a vuestro ambiente psíquico y sentimental. (Pausa.)

La conciencia normal de vigilia se evade a uno u otro lado de esa red infinita de apoyo, y vuestra experiencia interna es tan intrincada que resulta casi imposible describirla verbalmente. Aunque la conciencia normal de vigilia tiene memoria de sí misma, evidentemente no retiene toda la memoria durante todo el tiempo. Se dice que la memoria de los acontecimientos pasados se conserva en el subconsciente, y allí continúa, intensamente viva y activa, a pesar de que vosotros no os enfoquéis en ella. Hay partes internas de vuestra personalidad que también tienen el recuerdo de todos vuestros sueños. Estos existen simultáneamente y se mantienen suspendidos -por así decirlo- como luces sobre una ciudad oscura, iluminando distintas partes de la psique. Estos sistemas de la memoria están todos interconectados. De la misma manera tenéis un recuerdo bastante completo de vuestras vidas pasadas, y todos estos recuerdos operan en la totalidad del sistema de la memoria. (Pausa a las 22.23.) En los períodos en que hay «puntos en blanco» conscientes, o ciertas fluctuaciones, suelen percibirse estos sistemas de memoria.

Por regla general, la mente consciente no los acepta, ya que tiene su propio sistema de memoria. Cuando una personalidad se da cuenta de que existen estas otras realidades y de que es posible tener otras experiencias con conciencia, activa en su interior ciertos potenciales que alteran las conexiones electromagnéticas tanto dentro de la mente como del cerebro, e incluso en los mecanismos perceptivos. Estos potenciales reúnen las reservas de energía y establecen caminos de actividad que permiten a la mente consciente aumentar su grado de sensibilidad a estos datos. La mente consciente queda libre de sí misma, sufre una gran metamorfosis, y asume funciones mayores. Es capaz de percibir poco a poco algunos contenidos que antes le estaban vedados, y ya no necesita percibir los «puntos en blanco» con miedo, como si fueran una prueba de la no existencia. Las fluctuaciones mencionadas anteriormente son muy breves, aunque enormemente significativas. La mente consciente conoce bien su propio estado de fluctuaciones; cuando alguna vez tiene que enfrentarlo, no se encuentra ante un caos o ante algo peor, la no existencia, sino con la fuente de sus propias capacidades y fuerza.

Entonces la personalidad comienza a utilizar su potencial propio. Ahora podéis tomar vuestro descanso. (22.35. Aunque su trance había sido profundo, ]ane se había dado cuenta de su transmisión lenta. Dijo que era porque Seth quería que ella usara las palabras correctas. También había tenido muchas imágenes, las cuales no podía verbalizar ahora. Sólo podía decir cosas como «sistemas de luz para los recuerdos», etc. Le dije que creía que el material era muy rico y sugerente. Continuamos a las 22.47.) Los períodos de ensueño y los momentos creativos de la conciencia representan ambos excelentes vías de entrada a esas otras áreas. En el estado creativo habitual de la conciencia, la conciencia normal de vigilia es apoyada repentinamente por la energía que viene de esas áreas. La conciencia de vigilia no os da por sí misma el estado creativo. Puedo aseguraros que la conciencia normal de vigilia teme tanto los estados creativos como los estados en blanco, porque siente que el yo queda apartado a un lado, así como una corriente de energía que no entiende. Es precisamente en los puntos bajos de fluctuación donde se originan estas experiencias, porque la conciencia normal está momentáneamente debilitada y en período de descanso. Todo el organismo físico pasa por estas fluctuaciones normales que, repito, usualmente no se advierten. Estos períodos también fluctúan, siguiendo ritmos que tienen que ver con las características personales. A veces las ondas de movimiento son comparativamente largas y lentas, y los valles tienen mucho declive, mientras que en otras personalidades sucede lo contrario. En algunas los lapsus son más evidentes de lo habitual. Si la personalidad no comprende la situación, puede encontrar dificultad en relacionarse con los acontecimientos físicos. Si es capaz de percibir las otras áreas de conciencia, puede tener aún mayores dificultades, ya que no se da cuenta de que ambos sistemas de realidad son válidos.

(22.55.) Las fluctuaciones también siguen cambios estacionales. Los acontecimientos de un nivel dado de conciencia se reflejan en todas las otras áreas, y cada una de ellas se hace realidad de acuerdo con las características del nivel dado. Al igual que un sueño es como una piedra que se arroja al lago de la conciencia del sueño, así cualquier acto aparece también en este lago con su propio disfraz. El enfoque alternativo os permite percibir las diversas manifestaciones de determinado acto, la verdadera realidad multidimensional de un pensamiento dado, con lo que la conciencia normal se enriquece. Vosotros estáis activos en esos otros niveles, seáis o no conscientes de ello. No sólo aprendéis en la vida física y en el estado de sueño, sino también en esas otras existencias interiores de las cuales no tenéis memoria. Las capacidades creativas de naturaleza específica o las capacidades de sanación suelen adquirirse de esta manera, y sólo entonces surgen a la realidad física. Vuestros pensamientos y vuestros actos futuros son tan reales en esas dimensiones como si ya hubieran ocurrido, y forman igualmente parte de vuestro desarrollo. Vosotros sois el resultado no sólo de vuestro pasado sino también de vuestro futuro, y de las existencias alternativas. Estas grandes interacciones son sólo parte del marco de vuestra alma. Por tanto, podéis cambiar la realidad presente a medida que la comprendáis desde uno de estos niveles de conciencia. Fin del dictado, y estamos muy cerca del fin del capítulo. (Pausa a las 23.04.) Seth nos transmitió algo de material personal para Jane, que tenía que ver con su clase de escritura y otras materias. Terminamos a las 23.12.)


SESIÓN 577, 31 DE MARZO DE 1971 21.13 MIÉRCOLES

(Esa tarde Jane tuvo su primera clase de escritura creativa.) Bien, buenas noches. (—Buenas noches, Seth.) Comenzaremos el dictado. Cualquiera de estos distintos niveles de conciencia puede usarse como la conciencia de actuación normal, y considerar la realidad desde ese punto de vista específico. Otros tipos de personalidades vislumbran la realidad física desde su punto de vista particular. Cuando la atisban desde ese ángulo, por así decirlo, vosotros no la podríais reconocer como el propio sistema que os es familiar. Desde alguno de estos puntos de vista, vuestra materia física tiene poca o casi ninguna permanencia, mientras que para otros vuestros propios pensamientos tienen forma y figura que estos observadores perciben, pero no vosotros. Al viajar a través de los estados de conciencia estas otras personalidades tratarían de lograr cierto enfoque para percibir vuestro entorno e intentar comprender unos datos que no les son muy familiares. Como muchos de ellos no conocen vuestra idea del tiempo, les resultará difícil comprender que vosotros percibís los acontecimientos con intervalos entremedio, y no percibirán la organización interna que conferís a vuestro entorno. El vuestro es, sin duda, un sistema probable para otros campos que también se ven afectados por el campo de las probabilidades. (21.20.) Así como estos sistemas son adyacentes al vuestro, el vuestro lo es de ellos; así pues, el enfoque alternativo permite a las personalidades de otras realidades percibir la vuestra, así como os permite a vosotros, al menos teóricamente, una vislumbre de la de ellos.

Fin del capítulo. Y ahora tengo un encargo para ti, y la oportunidad de que participes en mi libro. Puedes aprovechar el descanso de la sesión para hacer una excelente.
Si ya tienes preguntas que te han dado otros, inclúyelas. Pero deberán ser preguntas vuestras y no preguntas formuladas por mí. Así serán más pertinentes para el lector.
-subrayado dos veces- lista de preguntas que aparecerán en el próximo capítulo de preguntas y respuestas.

Luego preséntamelas en nuestra próxima sesión, o una o dos cada vez, como prefieras, y yo las contestaré. Puedes ordenarlas por títulos, aunque no es imprescindible. Pero, si hay varias que pueden agruparse bajo el título de un tema mayor, sería una buena manera de tratarlo. (-¿Puede Ruburt hacer preguntas también?) Podéis hacer la lista entre los dos. No es necesario que tengáis toda la lista para la próxima sesión, pues tal vez una respuesta necesite mucho tiempo. (-Eso es lo que yo estaba pensando.) Sugiero, entonces, que os pongáis los dos a trabajar. (El teléfono comenzó a sonar mientras yo estaba escribiendo. Jane continuaba en trance, pero no pareció importarle. Lo dejé sonar hasta que se paró, aunque me sentí algo irritado.) Estaré por los alrededores, para inspiraros. (21.30. Esta había sido la sesión más corta en muchos años. Yo estaba sorprendido todavía del rápido final, y ni siquiera le había deseado buenas noches a Seth. Me pregunté si debíamos formular aquellas preguntas que, a nuestro juicio, podían interesar a otras personas, o las que se nos ocurrieran espontáneamente.) (Jane miró el esbozo que Seth nos había dado para su libro en la sesión 510 del 19 de enero de 1970, [del primer tomo] y comprobó que había incluido un capítulo de preguntas y respuestas, cosa que yo había olvidado. Por alguna razón me sentía incómodo; quizá pensé que a lo mejor no era una buena idea interrumpir el fluir del libro de esa manera.) (Jane no había leído nada del libro de Seth desde la sesión 512, en el capítulo cuatro; a pesar de la tentación que sentía siempre, creía que era mejor estar libre de preocupaciones sobre él. No creíamos que el hecho de que ella no lo hubiese leído le resultara un obstáculo para hacer preguntas. Por supuesto, ella había tenido contacto con el libro, aparte de su propio recuerdo imperfecto. Una vez le di un par de pasajes cortos para que los leyera en su clase de percepción extrasensorial; ella conversó recientemente con Patty Middleton sobre el libro, y yo le he hablado sobre él algunas veces, aunque sin consultar nunca las hojas mecanografiadas.)

(Una hora después del fin de la sesión, ya temamos una lista de quince preguntas. Escribiremos una lista más larga para la sesión del lunes 5 de abril.)


Extracto de Habla Seth II
La eterna validez del alma a través de Jane Roberts





Pag. Anterior: Seth - Los presentes alternativos y los enfoques múltiples. II
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3916

Pag. Siguiente: Seth - Preguntas y Respuestas. I
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3918





*      *      *

No hay comentarios.:

Publicar un comentario