viernes, 19 de agosto de 2016

El Amor. 6/7/8/9

*      *      *

toroide
*          *          *
*              *              *
Translate/traducir/ Vertaal
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen 
переводити/Traduire/ переводить
 ترجم / לתרגם   翻訳する 
*               *               *




*     *     *
*          *          *


Compartiendo:




El Amor. 6





Pregunta: ¿Es verdad que las palabras del Amor tienen un sonido que sana?

Respuesta:

“Recuerda que reconocerán la Luz que existe en ti, el Amor que existe en ti por tus expresiones, por tus palabras, por tus gestos, por lo tanto presta siempre atención a todo eso.

Una caricia hecha con el corazón, sonriendo, puede transformarse en un toque de despertar o en un bálsamo que sana.

Una mirada tierna de Amor puede decir aquello que las palabras no pueden decir. Las palabras van acompañadas con la vibración del Amor, por lo tanto tienen un sonido.

E incluso las palabras que deben expresar un no o firmeza o claridad deben contener el sonido del Amor.

Los sonidos penetran en lo profundo, los sonidos crean, y si son sonidos de Amor se vuelven sanación, se vuelven bálsamo.

Es así que el Amor sana, que el Amor calma la sed, conforta, satisface.”


Pregunta: ¿Cómo puedo llegar a la expresión del Amor nuevo?

Respuesta:

“Este Amor puedo infundir en tu corazón para que, antes de donarlo, el corazón sea colmado de ello.

Esto sucede cuando me lo pides, cuando me lo permites, vaciando el corazón de todo aquello que no es Amor, no es Luz, no es alegría, donando Amor a tu alrededor.

Nada de aquello que se dona permanece como se dona, pero vuelve multiplicado, incluso si no puedes saber ni cómo, ni donde, ni cuándo ni por qué.

El donar sin embargo debe ser puro, sin esperar nada a cambio, sin programas, solo con la seguridad en el corazón que todo volverá.

Y es donando en cada manera desconocida, en cada forma posible, en continuación, que creas tanto espacio en el corazón, aquel espacio que colmaré con el Amor nuevo.

Creando este rió que entra y sale sin obstáculos, sin barreras, te conviertes en Amor y convirtiéndote en Amor estarás unida a la Fuente del Amor, no conocerás más la sed, no conocerás más necesidades, deseos.

Nadie podrá decir de no conocer mi manera de manifestar el Amor, porque sois hechos por el Amor, habéis elegido el Amor.

Es suficiente pensar a todas las atenciones que se quisieran recibir, a todas las expresiones que traerían alegría al propio corazón.

Cuándo encuentras una mano tensa, pregúntate como poderla llenar, cuando encuentras un corazón doliente, pregúntate como poderlo sanar, cuando eres junto a un árbol o a una flor, pregúntate como poder expresar toda la gratitud por la belleza que te ofrece, por los regalos, los perfumes, los colores que desinteresadamente te ofrece. Cuando sientes los pájaros cantar, el corazón canta con ellos.

Y así hace con el agua, con el fuego, así hace con todo.

Siente gratitud por todo lo que te rodea, en el cielo y en la tierra, ésta es una forma alta de Amor, porque bien poco puedes dar al sol, a una estrella, pero puedes dar tu Amor estando agradecida por lo que ellos te donan.

Y he aquí que así sabrás todavía más vivir en la compasión, sabrá con serenidad ser clara, fuerte, también sabrás despegarte de quien no quiere tu Amor, tu ayuda, sin juzgar, sólo comprendiendo.

Todo está aquí, está todo aquí el gran empeño, es esta la gran fuente de una alegría continua, de una serenidad incesante.

Y te sorprenderá de cuanto simple sea navegar por este mar, de todo cuanto el Amor creará.

Y si en ciertos momentos el corazón es triste, dirige la mirada a tú alrededor, diciendo:

- ¿A quién puedo amar ahora? -

y el corazón volverá a cantar, volverá a alegrarse.”


Pregunta: ¿Es verdad que el Amor es una elección?

Respuesta:

“Siempre en la vida existe una gran elección seguida por continuas elecciones.

El Amor se elige.

A menudo, aun buscando toda la vida el Amor, no se lo ha elegido realmente, o porque se le teme o porque se teme de abrirse totalmente a ello.

Si sientes en el corazón esta elección, recuerda que eres libre siempre de vivirla o no.

Ábrete como una flor que abre completamente sus pétalos al sol, no teme su intensidad, no teme sus rayos, incluso sintiendo que penetran en profundidad.

Si esta elección harás, debes de estar consciente y atenta a los temores que descubrirás, porque sólo reconociéndolos, aceptándolos, queriéndolos, los transformarás.

Eligiendo el Amor, eres consciente que la mente querrá todavía hablar más, querrá hacerse todavía escuchar más y hará juegos todavía más sutiles, porque no quiere aquel silencio en el corazón que el Amor requiere, en el corazón dónde la mente no puede tener espacio.

Esto es ser consciente, es tener una visión clara.

Con la concientización puedes aceptar todo, dejar correr todo y permanecer atenta.

Este Amor puede hacer emerger dentro de ti una sabiduría profunda, pero es una sabiduría que la mente no comprende y por lo tanto teme, porque ella no está allí para hablar, es el corazón, ella no está allí para manifestarse, es el corazón.

Abrirse a este Amor, quita espacio y tiempo a la mente, y ella lo sabe, por lo tanto se hecha a hacer mucho más.

Pero Conmigo podrás comprender cuando es ella a hablar o el corazón y por lo tanto decidir si escuchar o no.

Conmigo podrás dejar ir lo que has aprendido con la mente, para vivir lo nuevo que aprenderás con el corazón.

Si eliges este Amor qué hora sientes en Mi corazón, eres consciente de tus temores, de la grandeza y de la fuerza de la mente y sabrás sonreír a los juegos, a las palabras de la mente, aceptarlos y luego aprender con el corazón.

Es descubriendo los temores que todavía descubrirás aún más tus bellezas.

Cuando hayas hablado a la mente, habrás hablado a los temores, te sentirás libre de elegir este Amor nuevo, te sentirás fuerte para vivirlo intensamente.

Con esta total libertad, llámame y expresa tu elección.

Si no eligieras este Amor, sentirás en todo caso Mí Amor que te acompañará; si lo eligieras, sentirás Mi Amor con una emoción nueva.”


Pregunta: Hacia las personas que amo siento amores diferentes.

Respuesta:

“Para ti ahora son amores diferentes, pero no lo serán más en el momento en que vivirás el Amor nuevo y te volverás Amor. Llegará en efecto el momento en que sentirás el mismo Amor por cada expresión de la vida.

Visualiza tu corazón como un río como un gran río que sale de ti, que da siempre espacio a cada otro río que puede alimentar su manantial, porque estos pequeños ríos que ahora entran, crearán luego saliendo el gran río del Amor nuevo.

Permite a estos amores diferentes de entrar dentro de ti.”


Pregunta: ¿Amando intensamente puedo evitar el sufrimiento?

Respuesta:

“Cada cosa que haces por la Luz y sólo por la Luz, excluirá el sufrimiento.

Más vivirás sólo con Amor, más esto te llevará sólo al regocijo.

Y la alegría será grande, incesante, en el momento en que te unirás a Mi para actuar sólo para la Luz, sólo para el Amor.”


Pregunta: ¿He elegido de amar todo y a todos, tengo igualmente la posibilidad de vivir el Amor con un compañero?

Respuesta:

“Inicia mirando a tu alrededor, siempre, para poder donar Amor, para poder consagrarte con Amor, para poder calentar como un sol.

Es esta la única vía para la expresión de tu Esencia, es esta la única vía para satisfacer el corazón.

No pienses que amando intensamente todo y a todos, ininterrumpidamente, no tienes la posibilidad de vivir un Amor particular con un ‘Corazón’.

Es fácil temer que consagrarse totalmente, amar indistintamente todo, quitando la posibilidad de una relación con un compañero, en cambio se puede vivir todavía más una relación de crecimiento, una relación de amor especial.

Se trata de cambiar camino, cambiar visión.

Si en las relaciones no eres completamente tú misma, si no expresas totalmente la esencia, si no haces la elección de vivir ante todo el diseño del Alma, estas relaciones seguirán creando sufrimiento.

Lo que cuenta es no detenerse en la búsqueda de un Amor que vivir con un compañero, sino tener la mirada alta en el cielo, sentir que la Esencia de la vida es caminar hacia la Luz, en el Amor.

Ábrete al Amor, lo vivirás si está en el diseño de tu Alma, si serás unida totalmente a la Esencia.

Acepta un deseo natural como el aire que respiras, hazlo trascender dirigiéndolo hacia el Amor verdadero, el Amor puro que tu Alma ha elegido y dará espacio a cualquier cosa el Alma ha elegido.

Si escuchas el corazón, no sentirás la mente, que puede crear dudas o incertidumbres, porque a veces este Amor se lo busca con los ojos, pero cuando se lo encuentra, no se lo ve, porque es un Amor para descubrir sólo con el corazón.

Será el Amor nuevo que transformará cada otro Amor por ti conocido, que te hará entrar en el río de la alegría y la paz incesante hacia los cuales el Amor conduce.

Entonces todos los amores se reunirán en un único Amor que se manifestará de tantas maneras.

Este Amor es un conjunto de tantos ríos pequeños que crean el océano, pero permanecerán siempre ríos para manifestar el océano y llevarlo a todas partes, a todas las personas.”




Extraído del libro: Tu mano en la Mía
Autora: Satya
Además de estos libros hemos publicado 22 pequenos-e-book:
http://www.suonidiluce.com/pequenos-e-book/





Pag. Anterior: Varios/Otros - El Amor. 5
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4123

Pag. Siguiente: Varios/Otros - El Amor. 7
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4125





*      *      *

El Amor. 7





Pregunta: ¿Qué es el Amor de Alma?

Respuesta:

“Es un Amor que va más allá del rostro, de la personalidad, que siente y ve la Esencia de la persona amada.

Es amar con los niños aman, de la manera más simple, más cándida, más pura.

Es ver siempre al ser amado como un niño y amarlo como se ama a un niño.

Es aceptar al ser amado totalmente e ir más allá de lo que opaca su Luz, sólo observar la belleza de su Alma.

Es ver al ser amado ante todo como un Alma.

Es hacer todo lo que puede ayudar al ser amado a descubrirse a sí mismo, su Esencia, sus bellezas, sus tesoros, ayudarlo a expresar los talentos, la Esencia, y alegrarse cuando esto ocurre.

Es sentirse solamente un Alma con la tarea de ayudar otra Alma a caminar libre por su propio Sendero, a vivir su propio diseño, a alcanzar su propia meta.

Es hacer todo lo que puede ayudar a un Alma a resplandecer con toda su Luz.

Es ir más allá de las necesidades del corazón, más allá de lo que el corazón desea hacer, donar, decir, para donar, hacer y decir todo lo que puede ayudar al ser amado a vivir como un Alma libre.

Este Amor se puede vivir y se puede donar sólo si nos sentimos un Alma con la tarea de ayudar y amar otras Almas, si se tiene el coraje de hacer todo lo que es necesario para ser un Alma libre.”


Pregunta: ¿Cómo debe ser la expresión del afecto entre Almas?

Respuesta:

“Natural, espontáneo, puro, como las expresiones de afecto entre niños.

Es consagrarse ternuras, dulzuras, sin pensar en las propias ventajas, a los propios deseos, a las propias necesidades, a las propias satisfacciones.

Es un Amor que os hace sentir colmados, fundidos, incluso cuando los cuerpos no están cercas, no están unidos.

En el Amor nuevo, puro, no existe el afecto, sino la manifestación intensa del Amor”


Pregunta: ¿Cómo puedo entrar en este Amor puro, nuevo, grande?

Respuesta:

“Metiéndote en sintonía con el Amor.

Más sentirás la intensidad, la grandeza de Mi Amor, del Amor de la Gran Luz, más entrarás en el Amor nuevo, más lo vivirás, más lo donarás.

Más estarás en sintonía de Amor Conmigo, más te elevarás, más te sublimarás.

Puede ocurrir de ver lo invisible, poder sentir lo invisible, poder hablar el lenguaje del silencio, poder percibir lo que no se percibe ahora, y permanecer en todo caso lejanos del Amor nuevo, del Amor puro, del Amor grande, porque a este Amor no se llega por capacidad, sino volviéndose sólo Amor, vibrando de Amor.

Recuerda que siempre será tu elección de amar, de convertirte en Amor, que te acercará a este Amor nuevo.

Con la sonrisa, el júbilo, el candor mantiene abiertas las puertas del corazón, para recibir el Amor que infundiré dentro de ti, que te pondrán en comunicación con el Amor nuevo.

Imagina una ola de Amor, puedes subirte incluso sobre esta ola, más arriba de esta ola y desde allí mucho ver, mucho percibir, mucho oír, pero si no entras dentro de la ola este Amor no vivirás.

Y en esta ola se entra sonriendo, gozando, amando así tanto todo y a todos, ininterrumpidamente, de convertirse en Amor.

Sonrisa, alegría, Amor hacia todos, entusiasmo en amar, intensidad. Comprenderás totalmente esto sólo cuando serás Amor, porque es tan grande esta Esencia que la mente no puede comprenderla. Tú recíbela en el corazón, cree, y actúa para vivir esta Esencia maravillosa.

Ella hará que suceda aquello que ahora es inimaginable, te traerá todo lo que es necesario para ti, para tu corazón, para tu Alma.”


Pregunta: ¿Cómo vivir el amor en la pareja?

Respuesta:

“Prepararos juntos a los momentos de crecimiento inundándoos cada vez más de Amor, porque cuando los corazones estarán colmados de Amor, la mente ya no temerá a aquellas situaciones de no amor que pudieran crearse, juntos estaréis listos para vivir momentos de incomprensión y situaciones difíciles.

En los momentos de incomprensión, de tensión, la mente podría decir: “Esto no es Amor”, pero si los corazones están ya colmados de Amor, no se dejarán confundir, porque sentirán que en aquella situación de crecimiento existe igualmente el Amor y lo experimentarán.

Expresaros siempre más la ternura, la dulzura, la ternura, hasta que sean incesantes entre vosotros, ya que éstos alientan a vuestros Niños interiores que son amados, que serán siempre amados, cualquier cosa pueda ocurrir.

Cuando se crea una situación de incomprensión, ésta será momentánea, porque ambos estáis seguros que entre vosotros el Amor es grande, porque vuestros corazones están tan colmados de Amor que no se pueden enfriar por ese momento de hielo que se siente en los momentos de incomprensión.

Es solo así que inmediatamente reconoceréis aquellos momentos como oportunidad de crecimiento, de superación de las dificultades personales como posibilidad de evolución.

Si comprendéis esto, no os pueden ser ni reproches, ni críticas, ni juicios, ni acusaciones, ni afrentas, sino sólo ayudas para entender qué es lo que hay que modificar en vuestra personalidad, qué lección debierais aprender, cuál herida debierais sanar juntos, con Amor.

El objetivo de las uniones sin embargo no es sólo aquella de llenar los propios corazones, sino aquella de hacerlos desbordar de Amor, porque desbordando inundará otros corazones.

Si colmáis sólo vuestros corazones, aquel Amor estancaría, pero dejando desbordar lo que os consagráis, se creará espacio para un Amor cada vez más grande.

Y es éste fluir, y está en este dejar entrar y dejar salir que os acercaréis juntos al Amor puro, al Amor nuevo.

Cuando sientes el corazón colmado, busca todavía Amor, cuando ves el corazón de tu compañero colmado, dónale aún más Amor, para que su corazón pueda desbordar.

Y luego mira alrededor y verás muchos corazones para amar, ‘Corazones’ que tienen espacio para recibir vuestro Amor, ‘Corazones’ que os estaban buscando para recibir vuestro Amor.

Cuando el sol está alto en el cielo no ilumina una parte sola, no calienta un corazón solo, sino todo.

Permanece en alto en el cielo como un sol, para iluminar todo y calentar todo.

Donando aquello que se tiene, se crea espacio para aquello que Nosotros tenemos preparado para vosotros.

He aquí porque en el corazón no tiene que permanecer jamás aquello que al Amor ofusca, que el Amor aleja, ni entre vosotros, ni con otros corazones, porque todo el espacio que existe en el ‘Corazón’ tiene que quedar libre para el Amor, para la alegría, para la Luz.

Y recordaos que sois ante todo Almas que han unido los corazones, pero que permanecéis en todo caso Almas libres, cada uno con vuestra historia, entonces vuestras Almas podréis fundir, otras Almas iluminar, otros corazones llenar.

No teméis de fundir vuestros corazones, de fundir vuestras Almas, porque más os fundiréis, más crearéis un sólo corazón y una sola Alma que palpita con el latido del Universo, más permaneceréis Almas libres, más respetaréis la libertad del otro, más comprenderéis la necesidad del otro de tener sus propios espacios, sus propios tiempos.

La mente no puede comprender cómo aquello que se ha fundido puede permanecer separado, pero ésta es la realidad del Amor verdadero.

Es justamente fundiéndoos, fundiendo vuestros corazones, fundiendo vuestras Almas, que vuestra individualidad tendrá la posibilidad y el espacio necesario para manifestarse totalmente.

Vivid mucho tiempo entre la Naturaleza para aprender de esta ‘Grande Escuela’, para gozar de esta maravillosa ‘Casa’, para sentir junto al Amor del Cielo, de la Tierra, del sol, de las estrellas, de los árboles, de las flores, para hacer sentir a vuestros corazones las melodías del viento, el canto de los pájaros, que canturrean para expresar la alegría y la gratitud.

Hacéis juntos largos silencios en estos lugares que facilitan el contacto con todas las Criaturas, la unión con el Cielo y con la Tierra, con el mundo invisible, con Nosotros.

Y vuestros corazones se llenarán de dulzura, de ternura, que podréis compartir, viviendo así momentos de alegría, de entusiasmo, de éxtasis.

Y hecho esto, cada uno viva luego a solas momentos de silencio, para un contacto más íntimo con Nosotros, con la Creación, para un diálogo más profundo, más intenso, para un rezo personal, con las propias capacidades, con la propia preparación, con la propia historia, con la propia evolución.

Y he aquí que luego, cuando os reencontréis, tendréis nuevas perlas nuevas que regalaros, que pueden traer nuevas comprensiones, nuevas conciencias, nuevas intuiciones.

Será un intercambio de emociones, de sensaciones, de sentimientos, será un intercambio de Amor.

Así os sentiréis enseñantes uno para el otro, alumnos el uno del otro.

Y he aquí que habréis vivido el objetivo de las uniones: evolucionar juntos, ayudarse en la evolución, hacer cada vez más luminosa el Alma del propio compañero, ayudarlo en su Camino, ayudarlo a vivir el propio diseño, ayudar otras Almas a evolucionar, llenar de Amor y de Luz otros corazones, vivir juntos en el Amor, en la Luz, para donar a los otros Amor, para llevar la Luz.

Seáis como sol, altos en el cielo, para iluminar y calentar todo y a todos.”



Extraído del libro: Tu mano en la Mía
Autora: Satya
Además de estos libros hemos publicado 22 pequenos-e-book:
http://www.suonidiluce.com/pequenos-e-book/





Pag. Anterior: Varios/Otros - El Amor. 6
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4124

Pag. Siguiente: Varios/Otros - El Amor. 8
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4126


* * *
El Amor. 8





Pregunta: Si alguien no se deja amar, no elige de crecer juntos, de abrir el corazón, de verse con el Alma, ¿cómo me tengo que comportar?

Respuesta:

“Ante todo asegúrate si aquello que ves y sientes es una dificultad de la persona que querrías ayudar y amar, si su reacción es debida a las heridas recibidas o a sus temores, porque en estos casos un ‘Corazón’ puede tener dificultad en recibir y donar Amor, pero puede elegir de hacerse ayudar.

Entonces compórtate totalmente disponible, abierta, misericordiosa, dulce y cariñosa.

Pero cuando un ‘Corazón’ elige no hacerse ayudar, no desea hacerse amar y donar Amor, en ese momento, es bueno callar y apartarse, porque es un Alma y su elección debe ser respetada.

No puedes empujar a nadie, no puedes forzar nada, obligar a nada, por cuánto querrías ayudar, querrías amar, porque cada uno es libre, permanece libre, y amar significa dejar libre.

El verdadero Amor también se expresa así: respetar la libertad, saber callar y encaminarse hacia otros ‘Corazones’, hacia otras Almas, sin amarguras, sin juicios, sin añoranzas, sencillamente con la compasión, con la sonrisa, con el ‘Corazón’ ligero y sereno.”


Pregunta: Además de verlo como un Alma, ¿cómo puedo ver a mi compañero?

Respuesta:

“Relacionaros y sentiros a vosotros como maestros el uno del otro.

Velo como una fuente y asegúrate que él deje emerger desde su interior todo el Amor, toda la Luz, todo el calor.

Velo como un corazón que has encontrado para entrenarte a donar ininterrumpidamente y para consagrarte totalmente.

Velo como un medio para crecer.

Estas son palabras simples, sin embargo, si se viven, hacen que cada uno ofrezca todo, crea la manera para recibir todo. Recuerda que estas palabras no sólo deben ser comprendidas, sino también vividas.

Si se mira al propio compañero como un manantial de agua, un agua que contiene nutrientes, Luz, Amor, se la busca continuamente, se expresa agradecimiento a este manantial.

Si se observa al propio compañero como un medio de crecimiento y posibilidad de entrenamiento a la propia tarea, se le agradece por ello.

Si se ve al propio compañero como un cuenco que llenar, se le da todo, nos consagramos totalmente.

Y he aquí que se entienden del compañero los pasos, las victorias y las derrotas.

En la victoria se celebra, en las derrotas se ama, porque en el entrenamiento es natural que no exista la perfección, aunque si a esta se tiende.”


Pregunta: ¿Cómo es el verdadero compañero de vida?

Respuesta:

“La palabra compañero significa acompañar, vivir todo juntos, y es más que elegir amar, elegir de aceptar el Amor.

Es así que las palabras no sirven más, los corazones se unen permaneciendo libres, las Almas se funden en la Luz y vuelan libres.

En todo caso todo esto no elimina la individualidad, más bien la refuerza, la ilumina, le da el espacio necesario.”


Pregunta: ¿Cómo puedo llevar más Amor a mi familia?

Respuesta:

“Piensa cómo poder hacer felices aquellos niños, porque así los debes ver. Piensa qué expresar para hacerlos alegres, para hacerlos sentir queridos.

Con tu corazón de niña intuirás qué hacer, decir, crear.

No temas si a veces sientes las puertas de sus corazones un poco cerradas.

Cuando no se han recibido atenciones y Amor, es natural vibrar en cierto modo, probar ciertos sentimientos o entrecerrar un poco la puerta del propio corazón, no comprendiendo que todo esto hace alejar aún más el Amor.

Allí es indispensable un esfuerzo.

Dónde no te es expresado Amor, dónde rechazan la caricia que quisiste ofrecer, dónde no te es manifestada atención, ofrece igualmente Amor y crearás la posibilidad de una armonía nueva.

Hace todo para volver a cada uno un niño feliz. Bastan pequeñas cosas.

Este Amor grande que todo comprende, que tiene compasión, que ayuda y dona, hará abrir sus corazones, superar las dificultades, sanar las heridas, enseñará la belleza del querer, del donar, del volver a los otros felices, hará sentir que la cosa más importante y más bonita de la vida es intercambiarse Amor, es vivir en la dulzura, en la ternura, en el afecto.

Recuerda que, no al azar, habéis elegido como Almas de hallaros juntos en aquel lugar.

Si luego de haber hecho todo esto, no existe en todo caso comprensión, no existe aceptación, no existe abertura y permanece el rechazo, deja a todos libres de amar o no amar, de donar o no donar, de recibir tu Amor o rechazarlo.

En ese momento podrás serenamente dirigir la mirada hacia otros ‘Corazones’, otras Almas, para ayudar, para donar Amor y Luz.”


Pregunta: Estoy muy pegada a mis animales.

Respuesta:

“Ellos te han ayudado mucho hasta ahora en el amar, porque todas las Criaturas pueden ayudar en el abrirse al Amor, en el aprender el arte de amar.

Quiere todas las Criaturas, pero debes de estar siempre atenta a los apegos, porque cuando se percibe este su Amor que no hiere nunca, se puede arriesgar de crear apegos, se puede quitar la mirada del Amor hacia todo y todos y amar sólo a ellos.

Debes ser consciente que a menudo uno se aficiona mucho a estas Criaturas, porque ellas aman incondicionalmente, no hacen sufrir, pero esto puede ser un modo para huir del Amor hacia todo, hacia todos.

Cuando no estés segura de si estás evitando o no al Amor, pregúntate:

- ¿Amo así un árbol, una flor? ¿Amo así el viento, la lluvia, el sol, la tierra? ¿Amo así cada ‘Corazón’ que encuentro? -

E en la respuesta comprenderás si el Amor que tienes por aquella Criatura es un Amor incondicional, si de esa manera estás huyendo del Amor o no.

Como puedes ver cada experiencia puede convertirse en un don, una enseñanza que da espacio a comprensiones nuevas.”


Pregunta: Cuándo amo intensamente, todo es más simple.

Respuesta:

“Zambúllete en el Amor hacia todo lo que te rodea y cuando te encuentres frente a una dificultad pídeme de ayudarte a vivirla, de ayudarte a vencer tu batalla, pero luego como una niña ve a expresar tu Amor a quien está junto a ti.

Esto te ayudará a vivir serenamente, a superar cualquier cosa, a ganar las batallas de la vida... y esto te enseñará a protegerte.”


Pregunta: ¿Quieres decir que, si me zambullo en el Amor, sabré también protegerme?

Respuesta:

“También. Antes tienes que haber alcanzado la concientización, la comprensión de tus sentimientos, porque no puedes protegerte de algo que no conoces, sólo sería un cierre.

Cuando existe una lección que aprender, una dificultad que superar, recuerda que ante todo se requiere la comprensión de aquella cosa, de las propias emociones, de uno mismo, recuerda que eres un Destello Divino que todo vencerá, siente a la Niña dentro de ti exultar por tener la ocasión de aprender algo nuevo, luego zambúllete en el Amor, expresa el Amor hacia todo, hacia todos. Y amando intensamente puedes separarte de todas las dificultades, cualesquiera sean.”


Pregunta: ¿Por qué muchos no aceptan el Amor, quizás no lo sepan sentir?

Respuesta:

“Todos sienten el Amor, pero alguno huye, levanta barreras, fortalezas, saca armas para combatirlo, porque siente que permitiendo al Amor de entrar en el corazón, se derrumbarían sus paredes, sus fortalezas.

Alguno tiene temor de expresar aquello que siente, pero el Amor donado con el corazón es siempre percibido.

Aunque no haya sido recibido, no pienses que el Amor donado haya sido perdido: el Amor es una gota de agua, una semilla, un bálsamo, un regalo, que un día será comprendido.”


Pregunta: ¿Me enseñas a amar todo lo que me rodea?

Respuesta:

“Enamórate del Amor y lograrás así amar todo y a todos con la misma intensidad. Verás cada Criatura, cada persona no como una fuente a la cual recurrir o como un jarro que llenar, sino simplemente como un medio para gozar de la alegría del Amor.

Y he usado esta palabra 'gozar’, porque realmente el Amor verdadero crea lo que vosotros llamáis placer, lleva al éxtasis.

Ama cada expresión de la Naturaleza: entrarás en el río del Amor nuevo, le permitirás de correr, y este río correrá.

Cuando estás junto a un árbol, a una flor, siéntelos como medios para expresar el Amor, y así cuando estás entre los brazos de la Tierra, cuando te dejas mecer por las olas del mar, cuando te dejas acariciar por el viento, cuando te dejas calentar por el sol.

Ya no sentirás la necesidad de tener cerca un ‘Corazón’ para recibir Amor y para donarlo, porque sabrás vivirlo con cada Criatura.

Y si un ‘Corazón’ está junto a ti, sentirás la alegría de poder vivir el Amor con él, pero si aquel ‘Corazón’ elige de no donarte y de no recibir tu Amor, tu corazón no será turbado de ello.

Sentirás latir de Amor la flor, el árbol, la Tierra.

Sentirás hablar de Amor el viento, el mar, el fuego. Sentirás que las estrellas y el Cielo te miran con los ojos del Amor.

Por cuánto estas palabras ahora recibes en el corazón, no puedes imaginar lo que sentirás.”



Extraído del libro: Tu mano en la Mía
Autora: Satya
Además de estos libros hemos publicado 22 pequenos-e-book:
http://www.suonidiluce.com/pequenos-e-book/





Pag. Anterior: Varios/Otros - El Amor. 7
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4125

Pag. Siguiente: Varios/Otros - El Amor. 9
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4127


* * *
El Amor. 9





Otros mensajes de Amor de los Ángeles


“No hay nada más importante que dejarse tocar por el Amor puro, por el Amor nuevo y zambullirse en él.

No hay nada más urgente que conocer este Amor viviéndolo, alentado por Nosotros, sintiendo que eres un Alma que ha elegido el Amor, y el Amor conocerá, el Amor vivirá.

No hay nada más importante, porque será el Amor a traerte todo, a ayudarte a caminar en el mundo, entre muchos ‘Corazones’, teniendo la mirada al Cielo, sintiéndote alejada de cada cosa.”



“El verdadero Amor abre los ojos mientras a veces lo que vosotros llamáis Amor u os ilusionáis sea Amor, os los hace cerrar.

El verdadero Amor hace también intuir lo no visible, mientras a veces vosotros os ilusionáis o creáis lo invisible, justo por el no amor, sea con expresiones positivas, sea con expresiones de crítica.

El verdadero Amor hace descubrir lo que las palabras intentan cubrir, sin quedar decepcionados, y lleva a aquella separación necesaria para todavía donar más libertad.

El verdadero Amor hace sonreír igualmente, cualquier cosa ocurra.

Aprende este Amor nuevo para ser libre, para volver libres, para permanecer a pesar de todo en paz, para donar en todo caso la paz.

Descubre dentro de ti la nota que te hará resonar de Amor y todo será una melodía de Amor.

Si vibrarás de Amor, amarás así tanto tu tarea de llevar a tu alrededor Amor y Luz que el corazón será satisfecho, el alma exultará.

Y he aquí que desaparecerán cansancio, dificultad, pesadeces, amarguras, desilusiones.

Todo esto puede parecerte lejano, pero no es así, ya está junto a ti.

Acércate a este Amor por elección, por Credo, yendo más allá de lo que para ti ahora es comprensible.

Seguirá siendo en todo caso tu elección amar, recibir el Amor, creer en esto « más allá de lo visible, más allá de lo incomprensible.”



“Sé misericordiosa, comprende los caminos de los otros, las elecciones de los otros, porque el Amor misericordioso no juzga, no ata, no retiene.

No es fácil vivir esto, pero poco a poco, si el corazón purificas, si el Alma escuchas, conocerás el Amor misericordioso que todo lo da y que te hace ser todo.

Imagina un océano que puede dar su agua a toda la tierra, pero incluso donando su agua, conserva todas sus riquezas: así serás tú.

Aliméntate de la Naturaleza, nútrete en el Universo y reconocerás el Amor verdadero, misericordioso, porque en el momento en que lo vivirás no necesitarás más nada.

Y cuando no existe la necesidad, todo se da con Amor incondicional.

Sea este una meta para ti, y por esto ten compasión también de ti, de tus tiempos, de tus pasos, porque las metas se alcanzan día a día, viviendo y amando todo de ese día.

Cuando no manifestarás el verdadero Amor, sentirás el Alma susurrarte: “Esto no es Amor”.

En ese momento ten compasión de ti e igualmente regocíjate: la voz del Alma te conducirá hacia el Amor verdadero.

Desarma todo lo que hace pesar tu corazón, más lo vaciarás de la pesadez más Yo lo llenaré de ligereza.

Entonces recuerda: comprensión, compasión y Amor nuevo.

La compasión hace observar todo desde lo alto, lleva a la visión total, a la paciencia infinita, acepta todo, pero enseña a distanciarse dónde es necesario, con serenidad.”



Comentario

Alma Luminosa, comprende como ninguna de mis palabras puede seguir estas maravillosas ayudas. Por eso te expreso Amor, donándote esta pequeña meditación, para hacer posiblemente en la Naturaleza, en el silencio.

Está compuesta por cinco frases.

Siéntate en una posición cómoda, puedes incluso apoyarte en un árbol o en una roca. Cierra los ojos y respira dulcemente.



1a fase: respira Amor.

Siente que el Amor está delante de ti.
Inspirando, inspira Amor;
exhalando, exhala Amor.
Inspira Amor...
exhala Amor...

Continúa a inspirar y exhalar Amor...
siente que te estás llenando de Amor...
siente que poco a poco te estás convirtiendo en Amor.


2a fase: escucha al Amor.

Siente que el Amor está allí.
y te está hablando: escúchalo.
Simplemente escucha qué te está susurrando.


3a fase: percibe el Amor.

Siente que el Amor está junto a ti...
siente que te acaricia el rostro, los cabellos, todo el cuero...
Siente que el Amor te envuelve.


4a fase: mira al Amor.

Abre los ojos y mira al Amor que se manifiesta:
en una flor,
en una hoja,
en un árbol,
en un color,
en la tierra,
en el cielo,
en una Criatura del cielo, de la tierra,
en ‘Quien’ está a tu lado.

Observa todo lo que te rodea: en todo y en todos reconoce la expresión del Amor, la manifestación del Amor.


5a fase: siéntete amada por el Amor.

Permanece junto a aquello que expresa Amor:
el sol, el viento, la lluvia,
las flores, los árboles, la tierra,
el agua, el fuego, el cielo,
toda la Naturaleza,
las Criaturas del cielo, las Criaturas de la tierra,
los ‘Corazones’ que encuentres,
tu Ángel, la Gran Luz.

Permanece junto a aquellos como una enamorada, como una niña, para saber antes del Amor.
para convertirte luego en Amor,
para sentir su Amor.



Extraído del libro: Tu mano en la Mía
Autora: Satya
Además de estos libros hemos publicado 22 pequenos-e-book:
http://www.suonidiluce.com/pequenos-e-book/





Pag. Anterior: Varios/Otros - El Amor. 8
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4126
 


* * *

No hay comentarios.:

Publicar un comentario