jueves, 30 de junio de 2016

AAA+_ SILENCIO _Cómo dialogar con los Ángeles

*      *      *

toroide
*          *          *
*              *              *
Translate/traducir/ Vertaal
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen 
переводити/Traduire/ переводить
 ترجم / לתרגם   翻訳する 
*               *               *




*     *     *
*          *          *


Compartiendo:



Cómo dialogar con los Ángeles





Mensajes de los Ángeles
Oración

Comentario
Alma Luminosa, es natural ahora la pregunta: “¿Cómo puedo sentir a mi Ángel, cómo puedo hablarle, rezar?”
He aquí una bellísima respuesta que los Ángeles han dado a un ‘Corazón’ que ha preguntado cómo poder orar.


Pregunta: ¿Deseo tanto rezar, puedes enseñarme cómo se hace?

Respuesta:
“Todo está en ti, en tus elecciones, en el poder abrirte, en tu creencia. La oración - como tú la llamas - es compartir con la Gran Luz y manifestar tu creencia.

Cuando un ‘Corazón’ pide ayuda rezando, cuando un ‘Corazón’ manifiesta sus dificultades, sus dolores, sus dudas, sus temores rezando, en ese momento cree.

Ábreme el corazón, confíame tus temores, las dudas, las incertidumbres, tu confusión, las faltas, los dolores. Cada sentimiento que en el corazón existe compártelo conmigo, con la espontaneidad que tienen a los niños, sin ningún límite, sin ningún pensamiento o temor: esta es la oración.

Junto a esta oración existe otra oración, existe otro momento de oración, es aquél que vosotros llamáis meditación, que es hacer silencio en el corazón para oír la voz del Alma, para sentir las respuestas de tu Ángel, la ayuda de la Gran Luz.

Imagina estar con una persona de confianza y con ella compartes tus dudas, tus temores, tus sufrimientos, tus incertidumbres: esta es la oración. Pero para ser ayudada, luego, tienes que escuchar lo que ella puede sugerirte, aconsejarte.

Nosotros hablamos en el corazón, la Gran Luz habla en el corazón, cuando todo calla y la mente duerme.

Alterna estos momentos en que rezas así, compartiendo, pidiendo, con momentos en donde escuchas, abriendo el corazón como si fuera una flor, para recibir las ayudas, las respuestas, la dulzura, el Amor, la Luz.”


Comentario

Con todo mi Amor te deseo de vivir momentos en los cuales no tienes que nada pedir, porque tu corazón está colmado, el Alma está serena.

En esos momentos estas allí solo para escuchar las palabras de tu Ángel, que son una dulce música para tu corazón.

Estás allí solo para sentir el Amor de tu Ángel, de la Gran Luz, alimento para tu corazón, para tu Alma.

Cuando vives estos momentos de beatitud, el corazón está colmado de gratitud y Amor, está tan colmado que lo sientes desbordar. Nace el deseo de expresar la gratitud por lo que tienes, por lo que te rodea, por lo que sientes en el corazón, por la persona que eres, por los tesoros que tu corazón contiene.

Sentirás el deseo de expresar todo el Amor por tu Ángel, por la Creación, por sus Criaturas.

Manifiesta a tu Ángel, a la Gran Luz el reconocimiento, la gratitud, el Amor: también esto es la oración.

En mi experiencia esta es la forma más dulce, más satisfactoria de rezar.

Naturalmente, para entrar en contacto profundo con los Ángeles, con la Gran Luz es necesario el silencio.


Silencio - Meditación

Comentario

Los Ángeles comprenden cuánto es difícil hacer silencio para nosotros que estamos acostumbrados a las palabras, a ríos de palabras, para nosotros que a menudo tememos la ausencia de palabras, tememos al silencio.

A menudo cuando estamos con alguien, intentamos siempre decir algo o hasta nos esforzamos por hacerlo, olvidando que el silencio puede ayudarnos a entender mucho las palabras.

El verdadero silencio requiere de alejar la mente y mantener el corazón totalmente libre y cándido.

Pero puedes iniciar en todo caso haciendo silencio, porque así lograrás comprender aquello que está en el corazón y que hay que dejar ir o transformar.

En el silencio puedes intuir aquello que es necesario hacer o no hacer.

Pero para ello son necesarias ciertas decisiones que requieren coraje y fuerza, porque tememos a la verdad que emerge en el silencio.

No tenemos que buscar la condición ideal del corazón ni de la mente para hacer silencio, sino hacer igualmente silencio, siempre, en cualquier situación que vivamos, que tengamos éxito o no.

Con este entrenamiento llegaremos rápidamente al momento en que nos enamoraremos del silencio, lo sentiremos como una necesidad primaria, lo descubriremos como una fuente donde saciar nuestra sed, un lugar donde alimentarnos, lo sentirá un medio para transformar todo aquello que en corazón impide la alegría, la armonía, la paz.

Para facilitarnos, los Ángeles nos sugieren de imaginar de entrar en una hermosa y luminosa casa, Su casa. Una casa dónde podemos refugiarnos, dónde encontramos aquello que nos quita la sed, nos nutre, nos calienta, nos permite descansar, confortar el corazón, el cuerpo, el Alma.

En esta casa especial, además de saciar vuestra sed, de nutriros, de refugiaros y protegeros, podéis crecer comprendiendo, podéis evolucionar intuyendo, percibiendo aquello que está dentro de vosotros, todo lo que vibra alrededor de vosotros.

En esta casa sentimos el amor que nuestros Ángeles nos infunden, mientras nosotros estamos allí, sencillamente allí, sin hacer nada, sin pedir nada.

No sirven técnicas particulares, basta con entrar en esta casa especial, sentarse, abrir el corazón y dejar que suceda.


Pregunta: ¿Qué es el silencio?

Respuesta:
“El silencio es una intimidad profunda entre tú y Yo, entre tú y Nosotros, entre tú y la Gran Luz.

Es simplemente detenerte, cerrar la puerta detrás de ti y sentarte con Nosotros, Conmigo, junto a la lumbre de una vela o delante del sol.

El silencio es dejar ir el ruido del mundo para escuchar nuestras músicas.

Es dejar ir el cuerpo para sentirnos con la Esencia.

Es dejar ir la mente para hacer hablar al corazón, para unirte al Alma.

El verdadero silencio es una dulce intimidad.

Y para llegar a esto no sirven grandes cosas.

Sigue simplemente aquello que te une al Universo: el latido de tu corazón.

Sonríe, abre tu interior para permitirnos entrar.

El silencio es percibir el latido del enamorado, y esto ocurre sólo si se está allí para oírlo, sólo si se está abierto para percibirlo y luego gozar de ello. Todo está allí, todo está allí.

Y no pasas un día sin esta intimidad, sólo así el corazón podrá estar libre de preocupaciones, la mirada sólo puesta en el Alma, en la Luz, en el Amor.

El silencio es una fuente que puede calmar la sed, es un alimento que puede nutrir, es un medio para hacer que vuelva la paz y para que entre en ti Nuestra paz.

En el silencio conocerás cómo vivir, conocerá el sentido de la vida y Nuestras palabras, en el silencio podrás percibir lo que para ti ahora es invisible, pero que existe alrededor tuyo: la verdadera realidad.”


Pregunta: ¿Puedes ayudarme para aprender a estar en silencio?

Respuesta:
“Sigue tu respiración, la onda que la respiración crea, el círculo que la respiración cumple, pensando de respirar Amor, de respirar Luz.”

Inspira Amor y exhala Amor, inspira Luz y exhala Luz.

Escucha lo que sientes, tus sensaciones, sabiendo que dentro de ti estas trayendo luz, estas trayendo Amor, Nuestra Luz, Nuestro Amor.

Observa qué sucede en tu cuerpo mientras es tocado por el Amor que traes respirando, que Nosotros traemos alrededor tuyo.

Abandónate a esto que observas, a estas sensaciones, a este percibir.

Recuerda que basta poco, pero repítelo frecuentemente.

Es la cantidad de los entrenamientos al silencio que te ayudará a conocer el silencio, a vivir el silencio, a amar el silencio.

Durante el día, en muchos lugares, entrénate.

Cuando te encuentres en los bosques o frente al mar, haz silencio abandonándote.

De esta manera lograrás hacer silencio más detenidamente, porque sentirás el placer de permanecer allí para percibir todo, para sentir todo, en la Totalidad piérdete, porque más que nunca apetecerás ser envuelta por un Amor que todo da, por una paz que a todo lleva.

Y recuerda que en el silencio todo puedes sentir antes, qué ocurrirá luego.

En el silencio puedes percibir ‘Quién’ te circunda con Amor.”


Pregunta:
En algunos momentos hay algo dentro de mí que no comprendo, pero que me impide estar en silencio.

¿Qué puedo hacer?

Respuesta:
“Escucha con más atención la respiración, detente a observar la respiración y te percatarás si dentro de ti hay tensiones o ansiedades, así podrás desarmarlas, porque la respiración no libre detiene la vida.

Si observas la respiración, puedes ver lo que tienes dentro, lo que está ocurriéndote, y allí comprender, allí aprender, allí cambiar y allí los pasos a seguir, allí elevarte luego.

En el silencio Nosotros hablaremos de más y la voz del Alma será más fuerte, por lo tanto conocerás el lenguaje del Alma, del Universo. Y he aquí que vivirás una profunda paz.”

Pregunta: Algunas veces siento temor de estar en silencio. ¿Por qué?

Respuesta:
“Porque en el silencio puedes descubrir cosa hay dentro tuyo y para hacer esto es necesario tener coraje.

El silencio no es detener las palabras, es detener incluso los pensamientos, alejándolos, despegándose de ellos, no cierto bloquearlos dentro.

Y en el momento en el cual alejas los pensamientos, la mirada va al corazón, a tu interior, y descubres todo lo que allí existe.

Pero cuando se tiene el coraje de entrar en la profundidad y de escuchar lo que todavía hay que transformar, liberar, en la profundidad encuentras también aquello que hay que amar, que descubrir, que redescubrir, que vivir, encuentras tus bellezas, tus tesoros, te encuentras a ti misma.

Y entonces comprendes con el Alma, sientes con el corazón, sientes el porqué de un sentimiento, de una situación, el porqué de aquella experiencia que vives, que estás viviendo o que tendrás que vivir. Comprendes la acción que tienes que cumplir, los pasos que tienes que hacer. He aquí porque se teme a veces al silencio.

Pero si de espacio al silencio, este te permitirá de hallarte, de confortarte, de renovarte, porque en ese momento en el cual estarás sola con Nosotros, Nosotros podemos infundirte dentro la fuerza de vivir todo, de cumplir todo, el coraje de afrontar cada situación, el entusiasmo por continuar el camino.

Ama el silencio, no le temas.

Se teme porque se cree de entrar en la tristeza, en cambio el silencio hace entrar en la alegría, en contacto profundo con la alegría, con el Amor, con la Luz.

A veces se teme dejar ir el lenguaje que se conoce, no se goza así de la sabiduría del Alma que lleva a amar más, a comprender más, a aprender el lenguaje de las flores, de las plantas, del viento, de la lluvia, del sol, del Universo.”

Pregunta: En el silencio llegan muchos pensamientos.

Respuesta:
“Déjalos correr, no crearte sentimientos de culpa si llegan: más te entrenarás al silencio, menos pensamientos llegarán o más de prisa se irán.

Más estarás durante largos momentos en silencio, menos espacio tendrá los deseos y llegarás a un momento en que estarás tan unida al Todo de no tener ya deseos.

Estarás tan abandonada y fundida con el Todo que dentro de ti sólo resonarán las músicas del Amor, Nuestras palabras, las palabras de tu Alma. Tienes solo necesidad de entrenamiento.

Y cuando una voz dentro de ti te dirá: “Quisiera hacer silencio, pero me llegan demasiados pensamientos”, responderás así:

- Es porque me falta entrenamiento, sólo necesito entrenarme más. -

Y en esos momentos siénteme a tu lado.”

Pregunta:
En el silencio me llegan oleadas de Tu Amor y hago buenos propósitos para el día, pero luego los olvido…

Respuesta:
“Se necesitan momentos de unión con Nosotros para hacer que retornes como en la mañana.

El silencio puede ser un momento de profunda intimidad con Nosotros, una intimidad intensa, larga, pero también puede ser como un momento breve un relámpago en el cielo, dónde la atención está dirigida al Alma, dónde se siente la unidad con el Cielo, con la Luz.

Y estos momentos no te distraen de la vida cotidiana, sino que te lo hacen vivir con toda la intensidad necesaria.

Son instantes, pero son indispensables en toda la cotidianidad, porque éste sentir la unidad con la Luz, recuérdate de ser un Alma Luminosa, te hace superar todo, te hace manifestar la esencia, hasta que te sentirás ininterrumpidamente sólo un Alma unida a la Luz.

Al principio haces de manera tal que no pasas una hora sin estos momentos, luego reduces los tiempos y por último permaneces en unión continua. Debe simplemente decir:

- Dentro de la próxima hora tengo que recordar quien soy, tengo que sentir quien soy, tengo que sentir el Amor que me circunda -

De esta manera creas un pensamiento que mueve un cierto tipo de energía y tú sabes que cuando se desea recordar una cosa importante se la acuerda.

Hace falta dar valor a estos instantes, hace falta darles el valor que tienen.”

Pregunta:
Muchas veces el silencio me provoca reacciones, no sé si es bueno tratar de hacerlo, porque por dentro siento mucha rabia

Respuesta:
“No es rabia.

Muchas emociones están allí, muchos temores están allí, pero no es rabia, niña.

No por casualidad os ayudamos a vivir los opuestos.

Más intensamente jugarás, cantarás, danzarás, más intensamente lograrás percibir cantos nuevos, lenguajes nuevos y lograrás expresar danzas nuevas.

Hasta que todo se expresa, el corazón no está totalmente vacío, no lograrás hablar con un idioma nuevo, y en el idioma nuevo mil idiomas conocerás, porque un idioma nuevo expresarás, y también sabrás oír, comprender, tanto otros idiomas.

No es el silencio que tú conoces, pero es una expresión nueva, dónde están encerradas danzas, cantos, palabras.

Y cuando los alcanzaras, incesante será la felicidad, porque allí estarán las verdaderas danzas, los verdaderos cantos, las verdaderas expresiones.

Pues, cuando al silencio te acerques, busca con el corazón, no cierto con la mente, notas de músicas, busca cantos que ya has conocido, busca palabras que no recuerdas más.

Si así te comportas, nacerá el entusiasmo inevitable de cuando se va a la aventura total para conocer lo nuevo, existirá la alegría por descubrir lo nuevo, la emoción por lo nuevo, cuando es intenso, provee.

Y esto nuevo será tan intenso que os emocionaréis, y emocionados la magia viviréis

Si al silencio te acercarás con el pensamiento de tener que ahogar las palabras, cantos, emociones, no conocerás nunca el verdadero silencio, porque aquello que ha sido ahogado, esta reprimido, grito, y grita fuerte, empuja y empuja fuerte.

Pero si palabras, expresiones, emociones, cantos, depositas con Amor, con alegría, por un poco, para conocer, para manifestar, para expresar otras palabras, otros cantos, otras danzas, otras canciones, otras expresiones, entonces lo que has depositado por un poco se dormirá, porque es cierto que luego podrá nuevamente despertar, tomar su lugar.

Y he aquí que así lo nuevo te atraerá tanto, y tan fuerte, y tan intensamente, que olvidarás el lugar dónde has depositado lo que ahora conoces, y cuando este se despierte, ya no lograrás sentirlo.

Ahora es difícil para ti comprender, pero viviéndolo, más fácilmente todo se entiende, tú lo sabes.

Es la experiencia que te ayuda a aprender, es vivir que te ayuda a intuir cada vez más la verdadera vida.

Pues, compartes tus dificultades, y serás ayudada.

Cada uno puede tener lo que dificulta la ligereza del corazón, o hace sufrir.

Este sufrimiento viene de viajes diferentes, y en estos viajes cada uno ha vivido experiencias diferentes, he aquí porque es indispensable la compasión.

Lo que para alguien es fácil, para otro es difícil; aquello que a alguien puede turbar, a otro puede alegrar.

He aquí porque todo aquello que al corazón turba o alegra, se tiene que compartir, porque es así que llegan las grandes ayudas, que se pueden donar las grandes ayudas.

Y para alguien volver a contactar el silencio, vivir el silencio, aquello que ahora conocéis naturalmente, porque no es todavía el verdadero silencio, puede crear grandes temores, grandes reacciones, las ganas de huir, porque siente que cosas sofocadas le hablarán, surgirán, porque percibe qué irrupciones serán.

El silencio puede turbar, puede llevar a reaccionar, a huir, porque es allí que se siente de poder recordar, reconocer, retomar algo Antiguo muy luminoso, muy grande, pero eso Antiguo que en muchos viajes ha llevado al sufrimiento, no en el expresarlo naturalmente, (porque nunca la expresión de la Luz hace sufrir, pero sólo conduce a grandes alegrías, de gran éxtasis), pero porque alguien ha sofocado el Amor, la Luz, o incluso, en algunos casos, ha sofocado la vida.

Entonces, puedes comprender cuánto son los motivos de atracción o rechazo, de estímulo o de resistencia, de emoción por la nueva aventura o deseo de volver atrás, de huir.

Pero si todo esto lo compartes, por mano Me tienes, y siempre tendrás el corazón unido al Mío, sólo se creará el entusiasmo de una aventura que te llevará a conocer lo nuevo, a recordar lo Antiguo, sólo existirá la alegría que los grandes viajes de aventura llevan.

Y tú sabes que cuando se viaja, feliz de vivir una aventura, las dificultades se superan sonriéndole a ellas.

Y bien confirmación ahora tienes que no fue rabia lo que has sentido, sino otra cosa, otra cosa bien distinta.

Y más adelante te donaremos otras comprensiones de aquello que puede todavía surgir.

Y cuando sentirás una fuerte dificultad o reacción, aún más presta atención a lo que está detrás, para dejar salir todo.

Es solo así que, dejando estallar las ondas, el mar se pondrá calmo, y en el mar calmo llegará la ola alta, del Amor alto, que te llevará bien alto.”

Pregunta:
Yo amo mucho la danza y me parece que la danza me acerca más a Vosotros que el silencio.

Respuesta:
“Porque danzando sientes aquella ligereza necesaria para vivir la vida, para vivir la cotidianidad, sientes que todo es danza, todo es movimiento y poniéndote de este modo creas espacio al entusiasmo, creas espacio a la fuerza necesaria para luchar cuando es necesario.

Sientes que la danza y el juego son indispensables para enfrentar la vida de la manera justa, para sentir la vida en el modo justo.

Cuando existe dentro de ti un bloqueo, danzando todo vuelve a moverse y la pesadez se desvanece.

Danza, danza, danza... en tu casa, en el prado, en la playa y cuando estés cansada de danzar detente, haz silencio para sentir el cuerpo, para sentir qué cosa el cuerpo, después de haber danzado, quiere comunicarte, qué cosa el corazón, después de haber danzado, te quiere decir.

Y amarás el silencio, sentirás las ganas de sentarte y escuchar el cuerpo, el corazón, el Alma, de escucharNos.

El silencio se encuentra con la alegría en el corazón y allí llegan palabras, sonidos, músicas, emociones.

Danza, juega y luego vive el silencio como una danza, como un juego.

Ama el silencio sintiendo que es en realidad un juego, una danza, es la danza en absoluto, porque allí vibran una infinidad de cosas dentro tuyo y alrededor tuyo.

Estás buscando tu equilibrio: la danza, el juego y tanto silencio te ayudarán a alcanzarlo cada vez más rápido.

Darás el valor justo a cada cosa que vivirás, porque te sentirás una bailarina en la danza de la vida, una jugadora en el juego de la vida. Y esto te llevará al entusiasmo, a la alegría.

Siempre el corazón tiene que permanecer ligero cualquier cosa ocurra.

Entonces cualquier cosa suceda tú debes danzar, jugar y vivir el silencio como una danza, un juego, el juego más importante para coger la esencia de ti, la esencia de la vida.”

Pregunta:
¿Me llevará el silencio a la paz que estoy buscando?

Respuesta:
“En el silencio comenzarás a dejar entrar en el corazón, en el cuerpo, en el Alma, una paz nueva, la paz que acompaña la Luz, que acompaña a la Luz, la paz que acompaña el Amor, que acompaña al Amor, la paz que acompaña la fuerza, que acompaña a la fuerza del Ser.

Y vivirás en la paz, esta paz que puede entrar creando espacio con el silencio.”

Pregunta:
¿Qué es la meditación?

Respuesta:
“Es estar allí, sencillamente estar allí, perderse en el cielo, perderse en el mar, mirar un árbol y allí cerrar para los ojo no ver nada, sino percibir todo.

La meditación es convertirse en cielo, es convertirse en mar, es convertirse en tierra, sol, estrella, árbol, es fundirse con el Todo y volverse un Todo, es perderse en el Todo, para hallar el Todo.

Y para hacer esto existe la necesidad de entrenamiento, de tiempo, de mucho tiempo.”

Pregunta:
¿Qué significa ser un canal de Luz?

Respuesta:
“Ama y serás rodeada de Amor, deja salir tu Luz y por Nuestra Luz déjate envolver.

Quien se encomienda totalmente a Nosotros vivirá alegrías intensas, emociones nuevas.

Vibra de Amor y Nosotros vibraremos en ti.

Y las vibraciones de alegría que sentirás en el corazón, cuando veras la Luz en las personas que has ayudado a abrir su corazón, cuando sientas sus emociones, sus alegrías, cuando veas su transformación, serán para ti alegrías nuevas, grandes, intensas.

Esto es ser para Nosotros canales: es el sentirse solamente medios de Luz, del Amor, es probar la alegría de la Paternidad Universal y la Maternidad Universal.

Es algo que colma el corazón y llena completamente todo el Ser.”

Pregunta:
He soñado que entrabas dentro de mí y he probado sensaciones que no se pueden expresar con palabras. Desearía tanto volver a sentirlas, ¿me ayudas?

Respuesta:
“Esto ahora ocurre sólo por pocos instantes, porque los límites del cuerpo son muchos, porque la unión con Nosotros no es incesante, intensa y total, pero podrá sucesivamente ocurrir por largo tiempo, para siempre, ininterrumpidamente.

Lo que has sentido ocurre cuando te unes a ti mismo, cuando te encuentras a tú misma en la profundidad, cuando creas más espacio para Mí, para tu Esencia.

Esto ocurre cuando te enamoras del Amor, de la Luz, de Nosotros, y permites la fusión que el Amor crea.

Sientes de haber saboreado por un instante las delicias y ahora sabes que existen.

Ahora comprendes mejor porque Nosotros os empujamos hacia ellas, os empujamos hacia el éxtasis.

Crea estos momentos en donde entras dentro de ti, entras en la profundidad y te pierdes.

Crea estos momentos de unión con el Cielo y con la Tierra, con las flores y con los árboles, con el Todo que te rodea, para hacer entrar todo esto dentro de ti, para fundirte con ello.

Enamórate de la Luz, del Amor y vive enamorada de este Amor. Enamórate de Mí como Yo estoy enamorado de ti: nuestras Esencias se fundirán y te perderás hallándote, te encontrarás Enamórate en el Amor, con la Luz.”

Comentario
Dulce Alma Luminosa, en el silencio realmente encontrarás todo lo que buscas.

Aquello que ahora piensas necesario, importante, se esfumará, lo sentirás de manera totalmente diferente.

En el silencio sentirás grandes alegrías, encontrarás el gran Amor, vivirás grandes emociones, porque en el silencio el Alma se fundirá con el Amor, con la Luz, sentirás de volver a ‘Casa’.

Haz silencio, medita, reza, sintiendo de entrar en el ‘Casa’ de tus Ángeles y realmente te sentirás en casa, segura e inmensamente amada.

Puedes hacer esto en tu habitación, en la playa, en un bosque, en un prado. Cada lugar te dará vibraciones diferentes, intensidades diferentes.

Cualquiera sea el lugar, siente de entrar en una casa dónde encontrarás todo lo que buscas, dónde encontrarás descanso para tu corazón, para tu cuerpo, para tu Alma, dónde encontrarás la paz infinita, la armonía total con el Universo... y así será.

No sirven técnicas especiales: entra en esta casa y siéntate allí, entra con el corazón creyendo de llevar el Alma a tu Ángel, a la Gran Luz, para dejarte amar por Él, para expresarle tu Amor, para dejarte envolver por la Gran Luz.

Siéntate allí sencillamente por el placer de estar con tu Ángel, con la Gran Luz, y sentirás el corazón colmado.

Cuando hagas silencio no intentes ver o sentir tu Ángel.

Quizás lo sientas, quizás lo veas y ésta será una gran alegría, una cosa maravillosa.

Pero siempre sentirás una alegría y una dulzura infinita, cuando te dejes penetrar por la esencia de tu Ángel, de Su Amor: todo tu Ser se sentirá pleno.

Simplemente quédate allí sentada, en dulce espera, deja que tu Ángel te trasmita todo lo que tiene para ti, convencida de que él trasmitirá en ti todo aquello que es necesario en ese momento, para ese día, para el día después, para los días por venir.

Pide a tu Ángel de trasmitirte esto y luego permítele de trasmitirte todo.

Llegará el momento en que te sentirás fundida con tu Ángel, fundida con la Gran Luz, fundida con el Todo y vivirás el éxtasis.



Extraído del libro: Tu mano en la Mía
Autora: Satya
Además de estos libros hemos publicado 22 pequenos-e-book:
http://www.suonidiluce.com/pequenos-e-book/
www.suonidiluce.com/es





Pag. Anterior: Varios/Otros - Quién es tu ángel, cómo sentirlo... III
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4072





*      *      *

miércoles, 29 de junio de 2016

El principio universal de jerarquía.

*      *      *

toroide
*          *          *
*              *              *
Translate/traducir/ Vertaal
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen 
переводити/Traduire/ переводить
 ترجم / לתרגם   翻訳する 
*               *               *




*     *     *
*          *          *


Compartiendo:



El principio universal de jerarquía.





Quisiera conversar hoy con ustedes acerca de un punto dentro de la infinita temática de los Siete Rayos que, a mi entender, constituye uno de los aspectos más importantes y significativos para los aspirantes espirituales y para los discípulos en entrenamiento esotérico. Este punto de interés central en la línea de nuestros comentarios podríamos denominarlo “Principio Universal de Jerarquía”, siendo tal principio el que ocultamente rige la Ley inmutable de la Evolución.

El término JERARQUÍA, tal como vamos a considerarlo en nuestra conversación, no se referirá, por tanto, única y exclusivamente a nuestra Jerarquía Espiritual Planetaria, o Gran Fraternidad Blanca, sino que intentará abarcar a todas las Jerarquías “que viven, se mueven y tienen su ser” dentro del Círculo Infranqueable de nuestro Sistema Solar. Partiremos de la base de que nuestro Universo es Septenario, siendo este orden septenario el que rige el principio de Jerarquía en nuestro Universo. Tal como apuntamos en una conversación anterior, la evolución de nuestro Sistema Solar oscila alrededor del eje constituido por la Entidad Psicológica que llamamos DIOS, o Logos Solar, y aquellos exaltados seres que son sus inmediatos colaboradores en la obra cósmica de la Creación. Estas trascendentales e indescriptibles entidades son conocidas místicamente bajo la denominación de “LOS SIETE ESPÍRITUS ANTE EL TRONO”.

Esta significación aparentemente enigmática trata de darle una explicación lógica al incomprensible Misterio cósmico que vincula a la Divinidad Creadora con Aquellas Potestades Espirituales, cuya misión es revelar a través de Sus esplendentes Vidas las Siete Virtudes, cualidades o energías que caracterizan a la Voluntad de SER y de REALIZAR del Señor del Universo. Basándonos como siempre en el dictado de la analogía hermética que constituye la base angular donde se apoyan todos nuestros razonamientos, deberemos establecer un cuadro de relaciones que nos permita vincular lo más objetivamente que nos sea posible cuanto fue dicho en conversaciones anteriores con las ideas que iremos exponiendo sucesivamente sobre el tema de los Siete Rayos.

Hay que recordar al efecto que la enseñanza sobre los Rayos tiene una significación universal y que tanto en lo esotérico como en lo exotérico el aspecto septenario constituye una Ley de la Naturaleza y se manifiesta ostensiblemente a la vista del profundo investigador de la vida oculta, el cual tiene muy particularmente en cuenta la ley de la analogía y a través de ella comprueba la relación que existe entre los Siete principales Sistemas de Yoga, los Siete grandes Ashramas de la Jerarquía, los Siete Grupos de Discípulos en cada Ashrama principal y los Siete grandes divisiones psicológicas de los seres humanos, cada cual dentro de su particular línea de Rayo y cumpliendo un definido destino kármico en nuestro planeta. No vamos a concretar detalladamente cada uno de estos grandes grupos o divisiones en el orden septenario, aunque la identidad de sus orígenes universales motivará que tengamos que referimos siquiera indirectamente a los mismos durante el curso de nuestros comentarios.

Dejando a un lado pasados temores y reticencias, cuya causa se hallaba en una conflictiva, estrecha y unilateral tradición religiosa, habrá que considerar en lo sucesivo que DIOS, la Entidad Cósmica que rige la Vida de nuestro Universo, es una Individualidad Psicológica que siguiendo el trazado de una Ley, asimismo cósmica, se somete voluntariamente a todas las leyes y Principios evolutivos, tales como los de Reencarnación y Karma, que rigen la manifestación de la Naturaleza y la vida de todos los seres humanos, sin que quede limitada por ello su infinita grandeza y majestad como Creador y Señor de nuestro Sistema Solar. Se trata, como verán, de unas ideas cuya magnitud deberemos aceptar como un precioso legado de la tradición esotérica y como el fruto maduro de grandes revelaciones espirituales por parte de los grandes Regentes espirituales de nuestro mundo, para poder situarnos mentalmente en el nivel apropiado en nuestro estudio de los Siete Rayos.

Si así no lo hiciésemos jamás podríamos comprender la esencia espiritual de nuestra vida, ni la infinita e incomprensible grandeza de la frase mística: “Sois hechos a imagen y semejanza del Creador

Aceptada pues como lógica y razonable la idea de un Dios creador o de una Conciencia cósmica dentro de la cual “vivimos, nos movemos y tenemos el ser”, la tarea asignada en estas conversaciones esotéricas y muy particularmente en nuestra vivencia íntima y relaciones sociales, será tratar de comprender lo más clara y profundamente que nos sea posible a nuestro Creador, de reconocer Su Voluntad omnipotente en todas las cosas, de penetrar en el augusto Misterio de Su Vida y de participar, en la medida de nuestras humildes posibilidades de acción, de Su indescriptible Inteligencia Creadora, trabajando en el sentido de una lenta aunque incesante progresión espiritual hacia el misterioso Arcano de Su conciencia dentro de la Cual todos los seres humanos y las infinitas creaciones de la Naturaleza tienen su definido lugar, con un extraordinario misterio a descubrir y un supremo objetivo cósmico a realizar.

Partiendo de este elevado punto de vista hay que afirmar la conciencia en las altas y sublimes verdades que nacen de todas las analogías existentes, siendo la Ley de Selectividad o Principio de Jerarquía que rige para todo lo creado, la meta de todas nuestras más elevadas aspiraciones. El estudio de los Siete Rayos, considerándolos como cualidades características de la Divinidad y manifestadas como Energía, nos ayudará a reconocer dentro de nosotros aquel brillante y misterioso “hilo de luz” que ha de conectamos con nuestra propia jerarquía espiritual y a través de esta conexión y reconocimiento, establecer contacto con las más elevadas Jerarquías de nuestro planeta y aún del Universo.


* JERARQUÍAS SOLARES Y PLANETARIAS

Desde el ángulo de vista esotérico aparecen las siguientes Jerarquías espirituales, dentro de nuestro Sistema Solar:

a. La Entidad Psicológica creadora de este Universo, el inefable Ser a quien llamamos DIOS, dentro de la línea de actividad del Segundo Rayo Cósmico, de AMOR incluyente y de SABIDURÍA infinita.

b. Los Siete ARCÁNGELES, creadores y Señores de los Siete Planos de nuestro Sistema Solar.

c. Los cuarenta y nueve ÁNGELES planetarios, Señores de cada uno de los Siete Subplanos en que se hallan divididos cada uno de los Planos.

d. Los Siete LOGOS planetarios o “ESPÍRITUS ANTE EL TRONO DE DIOS”, Señores de los siete planetas sagrados: Vulcano, Venus, Saturno, Júpiter, Mercurio, Neptuno y Urano.

e. Los tres LOGOS planetarios, Señores de los planetas no-sagrados, nuestra Tierra, Marte y Plutón.

f. Se nos habla asimismo, esotéricamente, de otros dos planetas “velados ocultamente por el Sol y la Luna”, los cuales no han aparecido todavía a la manifestación objetiva aunque sus energías actúan poderosamente en forma subjetiva. El descubrimiento de estos dos planetas, “cuando los tiempos sean llegados”, constituirá el elemento de base que se precisa para ejercitar la Astrología Esotérica.

g. Las SIETE JERARQUÍAS CREADORAS las cuales, desde el Plano Monádico del Sistema Solar, originan la vida de todos los Reinos de la Naturaleza.

h. Nuestra JERARQUÍA PLANETARIA, constituida por el Logos planetario de nuestro Esquema Terrestre, una poderosísima Entidad perteneciente a la línea de actividad del Tercer Rayo y manifestada “objetivamente” a través del augusto Ser denominado esotéricamente SANAT KUMARA, “El Anciano de los Días”, cuya Personalidad Psicológica se expresa dentro de la línea del Primer Rayo, o sea, del Primer Subrayo del Tercer Rayo.

i. Enlazadas con esta Vida Central de Rayo hay otras seis potentísimas entidades espirituales que representan aquí en la Tierra las otras cualidades de Rayo o características de la Divinidad Solar. Tres de ellas, esotéricamente llamadas “Budas Esotéricas”, mantienen la relación de SANAT KUMARA con los demás Logos planetarios de nuestro Universo y con el propio Logos solar. En directa relación con la Vida de los tres Budas Esotéricos hay otro Triángulo de Energías formado por aquellos tres excelsos seres conocidos en la literatura esotérica bajo los nombres. de: el MANU, o Señor de las Razas, el BODISATWA, o Señor de la Comunicación Espiritual y el MAHACHOHAN, o Señor de la Civilización, los cuales son los guías de los tres principales Departamentos de la Jerarquía: Política, Religión y Civilización, en la línea de los Rayos 1º, 2º y 3º. Hay por lo tanto, un doble Triángulo de Energías que adopta la forma mística de una estrella de Seis puntas con un radiante punto en el centro ocupado por SANAT KUMARA, el Señor del Mundo, equidistante - utilizando aquí un conocido término geométrico- de cada uno de los vértices. A través de este punto de radiación central y de los seis vértices de los dos triángulos se manifiestan en nuestro planeta las energías de los Siete Rayos.

j. Siguiendo este camino de aproximación a la Vida de la Naturaleza, y muy particularmente a la del Reino humano al cual pertenecemos, hay Siete exaltados ADEPTOS, conocidos esotéricamente bajo la denominación de CHOHANES, o Señores de Rayo, los cuales tienen la misión de canalizar y distribuir las energías de los Rayos por todo el planeta, introduciendo vida y conciencia en las formas de todos los Reinos de la Naturaleza. He aquí los nombres mediante los cuales son conocidos tales CHOHANES, tal como vinieron a nosotros a través de la tradición esotérica:



1er. Rayo Maestro Moria --> conectado con la Obra del MANU

2do. Rayo Maestro KUT HOOMI --> conectado con la obra del BODISATWA

3er. Rayo Maestro EL VENECIANO --> conectado con la Obra del MAHACHOHAN

4to. Rayo Maestro SERAPIS --> conectado con la Obra del MAHACHOHAN

5to.Rayo Maestro HILARIÓN --> conectado con la Obra del MAHACHOHAN

6to. Rayo Maestro JESÚS --> conectado con la Obra del MAHACHOHAN

7º. Rayo Maestro RAKOCZI (Conde San Germán) --> conectado con la Obra del MAHACHOHAN


En la línea de cada uno de los Siete Rayos hay Adeptos de categoría inferior a la de Chohanes, los cuales colaboran estrechamente con Aquellos en su obra dentro de la evolución planetaria, pero no los mencionaremos específicamente en nuestra conversación de hoy. Ahora nos limitaremos a concretar o detallar más directamente las Jerarquías anteriormente señaladas.



* EL LOGOS SOLAR Y LOS SIETE ARCÁNGELES

Empecemos por la máxima Jerarquía dentro de nuestro Universo, por la suprema Entidad Psicológica que llamamos DIOS, ya que cuando nos referimos a DIOS dentro de los límites impuestos a nuestra inteligencia humana, sólo nos es posible hablar del inefable SER que es la Vida Creadora de nuestro Sistema Solar. Según se nos ha explicado esotéricamente esta tremenda y exaltada Entidad Espiritual pertenece a la actividad del Segundo Rayo Cósmico de AMOR-SABIDURÍA, teniendo en cuenta, siempre de acuerdo con la Sabiduría oculta, que nuestro universo en su totalidad, es sólo el Plano Físico de un Sistema de Siete Universos que constituye la Vida expresiva de una todavía más trascendente ENTIDAD CÓSMICA, allende la visión de los más exaltados Adeptos planetarios. Podríamos decir, sin embargo, ya que tal detalle entra enteramente en la línea de nuestro estudio, que Aquel Supremo Logos Cósmico utiliza un Cuerpo Físico de Segundo Rayo (nuestro Universo), siendo Regente del mismo nuestro Logos Solar.

Esta idea, absolutamente abstracta por cuanto nos es imposible concretarla debido al escaso desarrollo de nuestras percepciones superiores, nos orienta en el sentido de que existen unas zonas cósmicas de magnitud impresionante, de unas Jerarquías creadoras dentro de determinadas líneas de Rayo, las cuales, pese a la extraordinaria elevación de sus trascendentes e indescriptibles Vidas, están estrechamente vinculadas con el desarrollo de nuestro Universo. Hicimos referencia a la identidad genealógica cósmica del mismo en una de nuestras primeras conversaciones acerca de los Rayos, cuando de acuerdo con viejísimos comentarios escritos en los anales akáshicos y transmitidos por la Jerarquía, dijimos que nuestro Universo era el resultado de una conjunción magnética de incalculables proporciones establecida entre el Logos cósmico de la Constelación de la OSA MAYOR y el de la Constelación de LAS PLÉYADES, con una respuesta solar desde la gran estrella SIRIO de la Constelación del CAN.

Hay que darse cuenta, sin embargo, que nuestro estudio acerca de tales esplendentes Jerarquías sólo puede ser posible por la utilización inteligente del principio de analogía y por nuestra capacidad por darle un sentido intelectual y comprensivo a fin de que pueda ser convenientemente asimilado como base de la formación espiritual de los discípulos y aspirantes interesados en estos trascendentes temas esotéricos.

Vamos a referirnos ahora a las Siete Jerarquías Espirituales denominadas ARCÁNGELES o MAHADEVAS. Se trata de unas misteriosas e incomprensibles Entidades Angélicas cuya misión es constituir con el inefable Aliento de sus vidas la totalidad de un Plano de la Naturaleza, mediante una infinita pluralidad de FORMAS en incesante evolución y movimiento hacia los Arquetipos solares, aquellos que la Divinidad mantiene en su poderosísima MENTE como suprema meta de la Perfección Universal. He ahí la descripción de los Planos de nuestro Sistema Solar, regido cada uno de ellos por un ARCÁNGEL y expresando la energía particular de determinado Rayo:


RAYO -> PLANO DEL UNIVERSO -> ARCÁNGEL REGENTE

1º --> ÁDICO (o Divino) --> ADI

2º --> MONÁDICO --> ANAPUDAKA

3º --> ÁTMICO --> ATMI

4º --> BÚDICO --> VAYU (o INDRA)

5º --> MENTAL --> AGNI

6º --> ASTRAL (o Emocional) --> VARUNA

7º --> FÍSICO --> YAMA (o KSHITI)


Tales ARCÁNGELES, o Constructores Cósmicos, dentro de la infinita grandiosidad de un Plano, son los que dieron FORMA a cada uno de los planetas del Universo a fin de que Aquellas Entidades Psicológicas que llamamos Logos Planetarios pudieran tener un Cuerpo de Expresión y de Experiencia. Así, la Intención y la Idea Creadora de la Divinidad con respecto al Universo, hallaron en estas indescriptibles Vidas Angélicas la posibilidad de un Vehículo adecuado para los Logos planetarios, los cuales, a su vez, eran manifestaciones de las cualidades infinitas de Su Omnipotente Grandeza Cósmica. La Vida de Dios hallará siempre el Vehículo de Forma apropiado para realizan su vasta Experiencia Universal por medio de los SIETE ARCÁNGELES, los verdaderos Constructores del Cosmos.

Ahora bien, si tenemos en cuenta de que cada Plano del Universo se halla dividido en Siete Subplanos, tendremos cuarenta y nueve subplanos dentro del Sistema Solar, regido cada uno de ellos por un ÁNGEL de elevadísima evolución espiritual que bajo la dirección del ARCÁNGEL Regente de su Plano respectivo, llena de FORMAS la totalidad de un Subplano. Si tomamos por ejemplo el primer Plano de nuestro Sistema Solar, regido por un Arcángel de primer Rayo, tendremos Siete subplanos regidos a su vez por su correspondiente ÁNGEL, cuyo Rayo será un Subrayo del Rayo principal que rige la totalidad del Plano y vendrá condicionado por tanto también, aunque en un grado menor, por las características o cualidades de las energías que se expresan a través de los Rayos de los demás Planos.

No nos extenderemos en nuestra conversación de hoy sobre estas inefables Vidas de Rayo que rigen los Planos y Subplanos de nuestro Sistema Solar, ya que por analogía nos será posible acceder a la comprensión de cómo operan los distintos ÁNGELES de cada Subplano con sólo analizar la actividad de la Vida Mahadévica o del ARCÁNGEL que rige la totalidad de un Plano en función de Su Rayo respectivo.

Tengamos en cuenta también, dentro de este orden de ideas, que cada ARCÁNGEL emite su propia Voz, Mántram o Sonido. Fundamentalmente esta VOZ es una ORDEN IMPERATIVA o un Mandato Supremo dirigido a cada uno de los Siete ÁNGELES de Su Plano respectivo conteniendo los Diseños o Arquetipos mentales proyectados por la Divinidad con respecto a aquel Plano. Esta VOZ, reproducida incesantemente por los ÁNGELES de cada subplano, se convierten asimismo en una orden o mandato para la infinita legión de devas a sus órdenes, existiendo así una directa y permanente comunicación entre Dios y la Naturaleza por medio de las Huestes Angélicas. Añadan ahora a esta idea “los resultados de la Voz”, cuando convertida en Fuego mediante la incandescencia de los éteres del espacio al ser rasgados por aquel SONIDO mágico, origina un brillante color que se transforma finalmente en una forma geométrica.

Esta idea explica la forma específica de cada uno de los Planos de nuestro Sistema Solar y la cualidad geométrica de toda forma manifestada en no importa que nivel del Universo. Pero, tal como anteriormente expliqué, no nos detendremos en el examen de estos detalles, que si bien son muy interesantes, nos apartarían quizás del tema de base, el de la Jerarquía Espiritual dentro de los Siete Rayos. Tales temas serán tratados más adelante, ya que para el verdadero investigador no deben existir obstáculos ni barreras y la intrepidez y la audacia deben ser sus principales aliados en la incesante búsqueda del CONOCIMIENTO. Hay que tener presente, sin embargo, que el tema de la Jerarquía aplicado al estudio de los Rayos es de tal ilimitada grandeza que pese a nuestros buenos y sinceros anhelos sólo podremos abarcarlo desde el ángulo perceptivo de la intuición y aplicando constantemente el principio de la analogía.


Vicente Beltrán Anglada





Pag. Anterior: V.B. Anglada - Los rayos y el sendero iniciático. II
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4077

Pag. Siguiente: V.B. Anglada - El principio universal de jerarquía. Preguntas y Respuestas.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4079





*      *      *