domingo, 10 de abril de 2016

compartir3- Creer sin ver es creer- Kryon ~ Mensaje para Sudamerica desde Perú- ¿Qué es la vanidad y cuáles son sus manifestaciones?

*          *          *
Translate/traducir/ Vertaal
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen 
переводити/Traduire/ переводить
 ترجم / לתרגם   翻訳する 
*               *               *



*     *     *


*          *          *
Compartiendo:





Creer sin ver es creer.


Si vieran las decenas de videos que surgieron después que millones de personas vieron las extrañas luces azules y verdes sobre Los Ángeles y la mayor parte del Oeste de los Estados Unidos, no estamos solos. Internet estaba zumbando respecto a la posible aparición de extraterrestres y naves espaciales. Quizás esto era lo que era pero podemos quedar descorazonados si esperamos ‘ver’ extraterrestres y seres espaciales porque no podemos ver entidades de dimensiones superiores o multidimensionales en la forma en que vemos las cosas en nuestro mundo cotidiano, y las veremos cuando ya no necesitemos ‘verlas’. Esto no es solamente asunto de fe y confianza, se trata de percepción y aceptación, sabiendo sin necesidad de pruebas – es la vida sin las rueditas de entrenamiento, otro aspecto de nuestra ascensión. ¿Estamos listos para dejar atrás nuestro pasado 3D y avanzar hacia el mundo 5D de paz con intención, alegría, amor y expansión?-

Durante los últimos años, desde que comencé hablar con respecto a la revelación de tecnología alienígena y su presencia haciéndose cada vez más común, también he dicho que no podemos ver a los seres de dimensiones superiores con nuestra visión 3D. Aunque tenemos forma humana y densidad, otras formas de vida, incluyendo nuestros ángeles y guías espirituales, no las tienen. Aunque necesitemos ver las cosas con nuestros ojos utilizando si podemos ver, escuchar, probar y tocar algo como prueba de su existencia, cuando hablamos respecto a la realidad multidimensional, las reglas cambian. Ahora tenemos que saber que algo existe sin requerir de prueba física de que existe. Pero no somos extraños en esto, lo hacemos cada día con la cosa más importante en nuestras vidas, la presencia del aire.

No podemos ver el aire, pero sabemos que existe porque lo respiramos libremente a cada minuto del día. De hecho tomamos 24,000 respiraciones al día y la mayoría nunca piensa si estará o no disponible. Tenemos suerte porque sin aire para nuestra próxima inhalación moriríamos. ¿Si hacemos esto con el aire que es tan vital para la vida, podemos expandir esa forma de pensar para incluir todo lo demás en el universo?

Puede ser un abuso de la imaginación pero es importante porque nuestra voluntad de aceptar y reconocer la existencia de todo lo que nos rodea, especialmente aquellas cosas que no podemos ‘ver’, con nuestros ojos físicos, es clave para nuestra evolución y ascensión. ¿Creemos en la presencia de ángeles y guías, en la energía universal que está a nuestro alrededor, en nuestra Fuente, en el aire y en las cosas que no podemos ‘ver’? Aunque decimos que creemos, realmente queremos tener prueba pero es cuando ya no necesitamos ‘ver’ cuando realmente veremos.

La diferencia está entre vista y visión. Vemos lo que está frente a nosotros con nuestros ojos, eso es vista. Pero podemos tener un conjunto de objetivos en nuestras vidas, cosas que todavía no existen y utilizamos eso para mantener nuestra motivación y eso es visión. La vista es un proceso físico, la visión es energética. Cuando combinamos ambas podemos utilizar nuestra visión para controlar lo que nos permitimos ver. ¿Han cumplido alguna vez una meta imposible porque estaban tan motivados por el resultado que no dejarían que nada se interpusiera? Ese es el poder de la visión.

Cuando mantenemos la visión para algo en nuestras vidas ya no necesitamos ‘ver’ o tener prueba física, dejamos que nuestra visión nos guíe hacia delante. Así que nuestra vista, lo que ‘vemos’ es realmente una ilusión. Vemos con nuestros ojos lo que creemos que está frente a nosotros. ¿Y es posible que nuestra voluntad de aceptar la presencia de otros seres sea lo que nos permita saber que ya están aquí? Yo sé que es una nueva forma de pensar pero si mantenemos la visión, no necesitamos ‘ver’ y entonces veremos porque nuestra necesidad de prueba física no se interpone en la forma de expandir nuestra percepción de lo que existe más allá de nuestra vista.

Este es un momento de verdad para nosotros, no tanto porque todos queramos ver como lucen los alienígenas y las naves espaciales, sino porque es la energía que movemos con nuestra visión la que va a crear la realidad que queremos ver. Todo comienza con una visión, nada sucede por accidente. La capacidad de imaginar activamente nuestras vidas en cada momento activa la energía en esa dirección. Nos hemos graduado ahora, de vivir a través de ciclos de karma y creer que estamos desprotegidos e impotentes a activar nuestros aspectos más elevados y ser maestros empoderados. El mundo está en una encrucijada y tenemos mucho que decir con respecto a la dirección que este tome.

Elijamos la paz, porque cuando la paz mundial sea la intención, la guerra ya no es una opción.

Traducción: Fara González

Difusión: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
Por Jennifer Hoffman
9 de Noviembre 2015
http://enlighteninglife.com



Pag. Anterior: Varios/Otros - Saliendo de su prisión.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3834

Pag. Siguiente: Varios/Otros - La memoria en las células.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3891





*      *     *
*          *          *
Translate/traducir/ Vertaal
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen 
переводити/Traduire/ переводить
 ترجم / לתרגם   翻訳する 
*               *               *
*     *     *
*          *          *
Compartiendo:


Kryon ~ Mensaje para Sudamerica desde Perú.

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Para quienes escuchan: estamos en Lima, Perú. Muchos nunca han visto esto en vivo; tal vez no comprenden lo que ocurre, de modo que comienzo con eso. Un ser humano se sienta en una silla frente a ustedes, habla en su propio idioma, y se supone que el mensaje proviene del otro lado del velo. Algunos dicen que es un trance. Otros dicen que es una simulación llamada canalización. Quiero que los trabajadores de luz que están aquí en las sillas usen su discernimiento, ya que la energía del salón va cambiando lentamente.

Queridos, cuando empecé esto con mi socio, había incredulidad. Había dificultad, y cada ser humano debe pasar por eso. ¿Será posible que un ser humano pueda traer información desde la Fuente Creadora? Y si es así, ¿por qué mi socio no se prepara por más tiempo? Se sienta en la silla y canaliza de inmediato. Algunos dicen que esto no es correcto, que debes aliar tu energía de humano con la energía desde el otro lado del velo. Que esto requiere cierto tipo de respiración y de actitud, y cuando empezamos no las hubo. Me gustaría contarte qué estás viendo, y quiero que lo disciernas mientras te hablo.

Existe un posicionamiento nuevo del ser humano. Con posicionamiento quiero decir una manera de ser en la realidad que es nueva en el humano. Su cultura les dice que esto no puede ser, que solo hay algunos humanos que pueden lograr este nivel de comunicación, y que deben recurrir a ellos para poder hablar con el Espíritu, con Dios.

Queridos, déjenme decirles que siempre hemos estado dentro de ustedes; han nacido con una parte de Dios en ustedes. Es la parte del genoma que es el ADN, el núcleo mismo de sus partes corporales; allí está la belleza del Creador. No están apartados de Dios, en realidad no hay separación, aunque su dualidad los mantenga en esa creencia Todos están invitados a unir su parte humana y su parte de Dios; cambiará todo en ustedes. Hacerlo es su derecho; Dios no es un Dios que juzga; piensen en Dios como un padre cósmico divino: los ama como ustedes aman a sus hijos, no los juzga, y sabe que sus almas son por siempre. Incluso cuando terminen esta vida, lo que es el núcleo de cada uno seguirá vivo; solo pierden el cuerpo; no pierden la belleza de su alma. Y regresarán, como lo enseñan los antiguos; desde el comienzo de la vida en la Tierra ellos conocían el ciclo de la vida.

Quiero que recuerden: incluso aquellos a quienes han amado y perdido han regresado o bien regresarán, con nombres y rostros diferentes, pero la belleza del amor en sus almas será la misma. Y esta es la energía y el círculo de la vida, es la belleza de cómo es el ser humano. Dios está en ustedes. Entonces, cuando asumen esa pieza o parte de Dios como parte suya, toda su condición humana se acerca a Dios. Están jubilosos, y eso es cosa de Dios. Un espíritu jubiloso está en paz consigo mismo.

Hace años le pregunté a mi socio si le gustaría estar más cercano a mí. Hicimos un acuerdo: mi socio no enciende ni apaga la canalización; yo estoy allí siempre y cuando se sienta en la silla simplemente abre la puerta y entro. La invitación para ustedes es hacer lo mismo. Más tarde hablaré un poco sobre eso en el segundo mensaje, pero en este primer mensaje de hoy quiero hablar un poco más sobre ustedes y sobre Sudamérica.

Cada vez que estamos en otra cultura que no es la de mi socio, la honramos; yo no soy un estadounidense, soy de la Fuente Creadora; conozco tu nombre, mi cultura es la cultura de Dios; yo sé quién está aquí, sé los problemas que llevas, yo he estado contigo siempre, y con este "yo" me refiero a la Fuente Creadora. Todo ser humano tiene la opción de descubrir a Dios dentro de sí o no, y cuando lo haces no puedes olvidarlo luego. Se vuelve tu realidad, no puedes volver atrás y "des-recordar".

Hablo para quienes están iluminados en muchos niveles; hablo para las almas antiguas. Hablo ahora para quienes están en las sillas ante mí: ¿Qué han visto últimamente en las noticias? En el mensaje anterior hablé sobre lo que está sucediendo ahora mismo en el planeta. Expliqué un poco más para quienes están asustados y tienen miedo del futuro.

Repasaremos un poco. Queridos, yo predije lo que está en las noticias. Les dije que a medida que la luz aumenta en el planeta, los que están comprometidos con la oscuridad pelearán por su misma existencia para que las cosas sigan como estaban. Cuando hoy los veas, tal vez te preguntes si son seres humanos, porque son inhumanos; podrías decir que son el mal mismo. Y te dijimos que lo serían. En su pensamiento no hay luz; hasta usan la excusa de Dios, y parece aterrador. Quieren que tengas miedo. ¿Lo han logrado? Esa es la cuestión, trabajador de luz. Quiero que lo veas como lo que es. Es la oscuridad combatiendo contra un cambio en el planeta; no quieren que ustedes se unifiquen; desean dividirlos en muchas parcialidades que se combatan una a otra; cuentan con eso. Cuando ustedes se separan y se odian unos a otros, comienzan los desacuerdos y la guerra: eso es lo que ellos quieren.

La vez anterior les dijimos que, como están en la oscuridad, ellos son disfuncionales; ellos pueden no pensar como ustedes; y los mismos hechos ocurridos en París empezarán a sembrar las semillas de su propia destrucción. No esperan que triunfe la luz. No esperan que los humanos se unan contra ellos. Esto es lo que sucede y les dije que lo observaran. Les contamos sobre el ejército oscuro que no tiene país ni fronteras, les contamos que es la primera vez en la historia que tiene lugar esta clase de cosas. Ahora está aquí. Queridos, esto es la prueba del cambio. Es la prueba de que la luz es más fuerte que lo que solía ser, porque si no, no estarían haciendo esto.

Ahora también les pedimos que cambien su ira por la compasión para todos aquellos cuyos corazones fueron heridos por estas cosas. Decimos, como lo hicimos la vez anterior, que los seres humanos en estas sillas en Lima o en Cusco pueden realmente proyectar su amor a través de la Tierra; así de fuertes son. No necesitan compartir su duelo, no sean víctimas; en cambio proyecten lo que es hermoso y jubiloso hacia aquellos cuyos corazones están heridos. Tal vez ustedes crean que no hace una diferencia, pero sí lo hace realmente. Ellos no tendrán idea de su procedencia, ustedes sí. De eso se trata el amor. A veces no parece tener sentido, pero ustedes saben que sí, porque de este momento ustedes están equilibrados y tienen la capacidad de crear equilibrio para ellos, conectándolos con otros seres humanos en la luz, estando a su lado; incluso los invito, esta noche antes de dormir, a hacer esto, a enviarlo a través del planeta a quienes más lo necesitan ahora.

Hay un cambio en curso; es la razón para que Kryon esté aquí. Ahora antes de seguir, ¿han sentido lo que está sucediendo en el salón? ¿Han sentido la reunión de ángeles, de seres del otro lado? Son parte del entorno que suele venir conmigo. Del otro lado no hay jerarquías, no hay "más importante" o "menos importante"; solo hay amor. Están aquí en el salón; de alguna manera están conteniéndolos y abrazándolos en razón de quiénes son ustedes y de las decisiones que tomaron en su vida.

Quiero hablar de las cosas de aquí. Quisiera contarles sobre el futuro. Ustedes están aquí como creyentes esotéricos, y el continente en su mayoría parece no creer en eso. La mayoría de los que llaman sudamericanos, en este continente de América del Sur, la mayoría participan de una organización llamada iglesia. Y muchos dirán: ¿Y qué pasa con eso? ¿Cómo sucederá el cambio? ¿Cómo afectará a la iglesia? Ahora bien, hemos hablado de esto antes, pero en Sudamérica es algo específico. Representa una organización que les dieron los conquistadores (se ríe) y tiene millones de seguidores.

Mi socio ha hablado un poquito sobre el líder de la iglesia; él es uno de ustedes, por primera vez en la historia de la iglesia hay un papa sudamericano, podrían decir que es de la familia. Les dije en 2012 y antes de eso, en 2011, que este líder marcaría una diferencia. Verán: él sabe sobre el cambio; lo ve. Él y el papa siguiente serán los que cambien la iglesia, y será un cambio en Luz. Estará más relacionado con los que son parte de ella, o sea, significará una diferencia, empezar a entender que Dios está dentro de ellos.

Los cambios suceden lentamente; lo verán en los líderes de la iglesia. Llegará un tiempo en que los que llaman sacerdotes incluso tengan familias. Llegará un tiempo en que en el sacerdocio haya madres. Se suavizarán las reglas, pero aumentará la belleza. Queridos, la iglesia no se termina; sólo será más hermosa, más relacionada con la vida. Esta es una respuesta que ustedes no esperaban; muchos creyentes esotéricos esperan ver la caída de la iglesia. No. Es justamente lo contrario: la iglesia comenzará a volverse más luz; esta debería ser una buena noticia para ustedes.

Ahora hay algo más, y quiero que lo observen con cuidado, porque va a suceder pronto. Empezarán a reunirse más sistemas de creencia; será para honrar las diferencias; un congreso de diferencias, ya sean hindúes o hebreos, cristianos o musulmanes, todos uniéndose en un liderazgo elevado, de una manera que diga: "Honramos las diferencias pero creemos en el Dios único, y todos tenemos el derecho a rendir culto según creemos.

Pero hay una cosa en la que todos creemos: el derecho de estar aquí con el Dios único. Y ninguno de los demás está equivocado, no hay un camino único, hay muchas formas de adorar a la Fuente Creadora, y esto incluye a quienes están en las sillas; no hay forma incorrecta." Ahora bien, ¿reconocen que esta es una consciencia más elevada? Es una unidad, ¡una unidad! ¿Se dan cuenta de que la oscuridad que hoy está en el planeta puede en realidad forzar a que ocurra esta unidad? (se ríe). Y es justo lo contrario de lo que ellos quieren.

El cambio incluirá cosas que ustedes no esperan. Consideremos a Sudamérica. Ya hemos hablado de esto. Llevará tiempo, pero lentamente habrá cambios de liderazgo en los gobiernos y ocurrirán algunas cosas, algunas ideas que ya están aquí, en las que ya se está trabajando, un camino para que muchos países en Sudamérica puedan unirse y representar un bloque económico de comercio con el resto del mundo, muy similar a lo que han hecho los europeos con sus países, creando eventualmente una organización de estados sudamericanos. Algún día toda Sudamérica, desde el país más grande al más pequeño, acordará tener las mismas reglas de comercio. ¿Se dan cuenta de lo que sucedería y se podría crear? Ahora mismo hay formas de favorecer la corrupción y en su mayoría tienen que ver con el comercio. Cuando hay muros invisibles y reglas en un campo de juego parejo, es muy difícil llevar adelante la corrupción.

Unidad: una cosa nueva. Algunos mirarán esto y dirán: "¡Imposible!" (se ríe). Exactamente lo que sucedió hace cincuenta años, cuando los europeos dijeron "¡Imposible!" Todos los enemigos se unificaron; todos los países que en la historia guerrearon y conquistaron, ahora son un grupo que comercia entre sí. Esto es nuevo para el planeta; también es el potencial de este continente. Este continente es parte de una profecía. Esta profecía dice que el mundo va a volverse más suave.

El comienzo de la paz en la Tierra está en la combinación de los hemisferios Norte y Sur. Es para que la energía del Sur, que se ha visto como la energía materna femenina, comience a tener gran influencia sobre el Norte. Esto sería el comienzo de la paz en la Tierra. En este sentido en particular, ustedes son muy importantes.

Quiero que lo sientan: este cambio los involucra, aun allí sentados en las sillas; los hijos de sus hijos estarán implicados en algunas grandes cosas en un planeta que ciertamente tendrá paz. Queridos, va a tomar algún tiempo, pero las señales de ello ya están aquí.

Ahora bien; hay una nueva clase de humano que va a surgir en Sudamérica a medida que las cosas empiezan a cambiar y transformarse. Hablaremos más sobre eso luego, pero quiero que sientan ya mismo la importancia de lo que está sucediendo. Habrá quienes digan, "¡Esto es muy lento!" y ustedes dudarán y se preguntarán si de veras está sucediendo. A su cultura le gustan las cosas rápidas, inmediatas, su consciencia tiene muy poca paciencia, pero el tiempo les va a mostrar que las cosas mejoran. Observen cómo cambia la política; el liderazgo tendrá más integridad; una carta inesperada está llegando a Sudamérica.

Hemos hablado de esto en el pasado; un sistema, o un liderazgo, o una idea, que es nueva y revolucionaria, que cambiará la relación entre países e incluso entre ciudades. Ideas que nunca se vieron antes, que atraerán a algunos de los pobres y los unirán, de modo de cambiar uno de los mayores problemas que tiene el continente. ¿Pueden verlo? Si pueden visualizar esto, sucederá más rápido, incluso si no saben cómo. Vean el resultado final: todos viviendo mejor, contentos, sin hambre. Esta es la sabiduría que está aquí, incluso entre quienes se sientan en las sillas, empezando a hacer un cambio para el planeta. ¿De veras lo dudan?

Entonces retrocedan conmigo cien años. ¿Qué sucedía entonces en su país y en los países vecinos? Y mírenlos ahora, y díganme si ha habido algún cambio en la consciencia. Es asombroso. Pero no sucedió la semana pasada. Es lento. Y será lento en llegar, pero si el alma antigua puede ver el futuro, hará que llegue realmente más rápido. Estas cosas son esotéricas; convocan al poder de ustedes, sabiendo quiénes son, sintiendo a Dios dentro de sí. Yo sé quiénes son.

Este es el mensaje, en este punto del tiempo. Queridos: no desesperen. La luz ciertamente está llegando.

Y así es.

Kryon

http://audio.kryon.com/en/Lima%201.mp3

Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro

www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Kryon por Lee Carroll

Lima, Perú, el 16 de noviembre de 2015

Pag. Anterior: Kryon - Otra Vez - ¿Es esto Real?. El Desafío.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3886

Pag. Siguiente: Kryon - Retroceder para obtener el futuro.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3892


*      *      *
*          *          *
Translate/traducir/ Vertaal
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen 
переводити/Traduire/ переводить
 ترجم / לתרגם   翻訳する 
*               *               *
*     *     *
*          *          *
Compartiendo:


¿Qué es la vanidad y cuáles son sus manifestaciones?



La vanidad es la forma más primitiva de egoísmo. 
 
Es propia de los espíritus más jóvenes, de los espíritus que a pesar de haber avanzado bastante en inteligencia, todavía son principiantes en el conocimiento de los sentimientos.

La principal característica del vanidoso es que está muy pendiente de sí mismo, sobre todo de satisfacer sus necesidades y deseos más primitivos, y escasa o nulamente preocupado de las necesidades de los demás seres, con lo cual se excede en la práctica de su libre albedrío, sin ser consciente de que en muchas ocasiones invade el libre albedrío de los demás.
 
 La persona vanidosa pretende ser el centro, que los demás se fijen en ella. 
 
Al conocer escasamente el amor, no distingue bien entre el amor verdadero y la complacencia. Necesita y desea más que ama.
 
 Por ello, en sus relaciones, se inclina más a buscar la fama, la admiración, la alabanza, el ser complacida y satisfecha en sus deseos, que a ser querida y querer.

El vanidoso establece comparaciones continuas entre sí mismo y los demás, intentando siempre aparecer por encima de ellos. 
 
Frecuentemente se burla y difama a los que cree por debajo de él en aptitudes o en condiciones materiales, y alaba excesivamente a los que cree puede utilizar para obtener algo para sí mismo. 
 
Suele actuar injustamente, siempre favoreciendo sus intereses. 

 Por ello frecuentemente falsea la realidad para disfrazar sus actos egoístas. A menudo se siente insatisfecho consigo mismo debido al poco sentimiento que desprende, y por ello huye pavorosamente de la soledad. Necesita mucho de otras personas, a las cuales suele intentar manipular y absorber para satisfacer, no sólo sus necesidades, sino sus gustos y sus caprichos, hasta el punto de esclavizar física o psicológicamente a las personas que están a su alrededor.

Pero también se cansa rápidamente de las relaciones si éstas no le reportan la satisfacción esperada. Por ello, son personas que absorben y manipulan frecuentemente a los miembros de su familia más indefensos, como la pareja o los hijos, y en las relaciones laborales, a sus subordinados, por considerar que son personas de su propiedad o que no pueden escapar a su influencia. Cuando no reciben la atención que creen merecer, buscan llamar la atención de los demás de cualquier forma y a cualquier precio, utilizando el victimismo, la agresividad, el chantaje, el engaño o cualquier otra forma de manipulación que encuentren.

Debido a la vibración tan negativa y asfixiante que pueden generar cuando su defecto se manifiesta en toda su plenitud, acaban por extenuar a las personas de su entorno, por lo que, si no conocen la vanidad y saben como manejarla, pocas son las personas capaces de aguantarlo durante mucho tiempo. Esta es la razón por la cual tienen muchos conocidos y pocos amigos. Se cansan fácilmente de lo que cuesta esfuerzo y buscan que otras personas asuman sus responsabilidades, a pesar de alardear constantemente de lo mucho que ellos hacen y lo poco que hacen los demás. Cuando hacen algo por alguien, raramente es de forma desinteresada y discreta, sino que siempre lo hacen con alarde, buscado una compensación a cambio que, generalmente, suele ser mayor que el gesto que ellos han tenido con los demás. Un vanidoso no pretende ser buena persona, sino sólo aparentarlo.


¡Buf, pues espero que no haya mucha gente así!

Pues las tres cuartas partes de la humanidad todavía se encuentran en esta fase inicial de evolución y la vanidad es el defecto predominante en la clase política de vuestro mundo. Aunque seguramente no haya nadie que se identifique con lo que he dicho, porque admitirlo sería ya signo de que la persona se encuentra en una etapa más avanzada. Es por ello que vuestro planeta está como está.


¡Pues vivir con personas así de egoístas tiene que ser un suplicio!

¿Acaso crees tú que estás libre del egoísmo, se manifieste de esta forma o de otra más sutil? Es una afirmación la que haces en la que sacas a relucir tu propio egoísmo, manifestado en forma de incomprensión hacia tus hermanos, que te sirve para justificar el querer apartarte de ellos por no ser más avanzados. Esta etapa de la vanidad, al igual que las siguientes del orgullo y la soberbia, son etapas por las cuales todos, absolutamente todos los espíritus, han de pasar en su camino de perfeccionamiento. Y el que las ha superado es porque en algún momento ha tomado conciencia de su defecto y ha trabajado por superarlo, y lo ha conseguido con la ayuda de los ejemplos de personas más avanzadas de las cuales aprender. Si los espíritus más avanzados, cuando consiguen su avance se desentendieran de sus hermanos menos avanzados, ¿qué clase de amor estarían cultivando?

El hecho de que lo haya descrito así tan directamente puede parecer muy crudo. Pero no lo hago con la intención de que se utilice para discriminar o marginar a nadie, sino sólo para que toméis conciencia de esta manifestación del egoísmo, y que empleéis este conocimiento para vuestra mejora.


¿Y cómo aprende el espíritu a tomar conciencia de su propio egoísmo, en este caso manifestado en forma de vanidad, y a vencerlo?

Generalmente, sufriendo en carne propia las actitudes egoístas de otros, semejantes en egoísmo a él mismo. La ley de la justicia espiritual enfrenta a cada uno con sus propios actos, aunque sea a través de los actos de los demás, para que de ahí el espíritu saque el mayor provecho para su evolución. El sufrimiento propio sensibiliza al espíritu, le hace adquirir mayor sensibilidad para percibir el sufrimiento de los demás, sobre todo el de aquellos que han pasado por circunstancias semejantes a las de uno mismo. Le hace despertar un sentimiento de solidaridad hacia ellos, que es el germen del amor.


¿Y siempre ha de ocurrir que el espíritu haya de experimentar en carne propia el sufrimiento de los propios actos para aprender que estos actos son perniciosos para los demás?

No. Puede hacerlo por comprensión, porque se haya dado cuenta del daño que producen en los demás sus propias actuaciones, o porque ha aprendido de los errores y experiencias de los demás. Pero para ello debe haber crecido lo suficiente en sensibilidad, en amor, porque como digo, sólo cuando hay amor se está receptivo a sentir a los demás, incluido su sufrimiento, como a uno mismo. De ahí que, en las primeras etapas, el espíritu avance más por sufrimiento, por experimentación en sí mismo de las actitudes egoístas que él mismo generó, mientras que cuando ya ha desarrollado el amor, avanza más por comprensión, comprensión de las experiencias propias pasadas o de las experiencias de los demás.


¿Y qué se puede hacer para vencer la vanidad desde la comprensión?

El primer paso es tomar conciencia del defecto y el segundo paso es la modificación de la actitud. Por el hecho de adquirir conciencia de nuestro defecto no vamos a conseguir que deje de manifestarse. Si somos capaces de reconocerlo y admitirlo, pero al mismo tiempo evitamos actuar conforme él quiere, es decir, no nos dejamos arrastrar por él a la hora de tomar decisiones en nuestra vida, sino que vamos actuando más conforme nos dictan los sentimientos, el defecto irá perdiendo fuerza, hasta que finalmente será vencido. La toma de conciencia pasa por conocer en profundidad en qué consiste la vanidad, cómo se manifiesta en uno mismo y qué es lo que la alimenta. La vanidad se alimenta de la creencia de que para ser feliz lo importante es ser el centro de atención, que a uno lo admiren, lo halaguen y estén pendientes de él y le colmen de placeres, regalos y atenciones.

La vanidad se manifiesta como una tendencia a transformar la realidad para hacer creer a los demás y a uno mismo que necesita poseer todo lo que ve a su alrededor, tanto cosas como personas, para ser feliz. La vanidad es como una aspiradora que atrapa todo lo que encuentra a su paso, reteniéndolo para sí misma, pero sin llegar a apreciar nada de lo que tiene. Es como el niño que patalea y protesta para que sus padres le compren un juguete, aparentemente el más maravilloso del mundo y sin el cual no va a poder ser feliz. Y cuando lo consigue, apenas juega con él unos minutos, y luego se cansa y lo deshecha.

Por lo tanto, mientras el vanidoso continúe pendiente de querer llamar la atención para satisfacer sus propios caprichos, si no trabaja por despertar en sí mismo los sentimientos, siempre se sentirá insatisfecho, vacío, infeliz, aunque pueda ser querido por los demás, porque no sabrá reconocerlo, no sabrá apreciarlo. Aquello que no se consigue por el propio esfuerzo, por la propia voluntad, ni se sabe comprender, ni se sabe apreciar, ni se sabe disfrutar, y el vanidoso apenas lucha por nada, sino que intenta que sean los demás los que lo consigan por él. Cuando tiene objetivos suelen ser siempre objetivos exteriores, materialistas, de apariencia, casi nunca objetivos del interior espiritual.

El vanidoso se parece a aquel que siempre se calienta al fuego en la hoguera de los vecinos por no querer esforzarse por encender su propio fuego. Será siempre dependiente de los demás y no podrá hacer nada por sí mismo. Enciende tu propio fuego en ti mismo y no dependerás de nadie para calentarte. Ese fuego a nivel espiritual es la llama del amor, que reconforta y calienta al espíritu, le da fuerza para avanzar y ser auténticamente feliz.


Pero hay mucha gente que busca el éxito como forma de alcanzar la felicidad. ¿Que les dirías?

Que se engañan a sí mismos. El éxito es un halago para la vanidad, pero es una trampa para el sentimiento. La única manera de conseguir la felicidad es llenarse con amor.


¿Podrías dar un consejo breve que resuma todo lo que has dicho para vencer la vanidad desde la comprensión?

Sí. El paso que debe dar el vanidoso para superar su defecto es comprender que la felicidad no depende del exterior sino del interior. Esta es la gran lección que todos hemos de aprender: la felicidad verdadera no depende de que los demás te amen, sino de que tú ames. Por lo tanto, si quieres ser feliz, deja de buscar desesperadamente que los demás te amen y busca despertar tu propio sentimiento.


¿Qué le dirías a un vanidoso que le pudiera ayudar en su evolución?

Jamás conseguirás ser feliz a través de lograr la admiración, el cariño, el éxito, el reconocimiento de los demás. Si estás insatisfecho con tu vida, si te sientes solo y vacío, no busques fuera a los culpables de tu infelicidad, porque no están fuera, sino dentro de ti. No busques calentarte en el fuego de los demás porque nunca tendrás bastante. Enciende tu propia llama para que así no dependa tu estado de lo que hagan o dejen de hacer los demás por ti. Deja a un lado el egoísmo y ama, porque la única manera de llenar el vacío interior es amar incondicionalmente.


Parece una contradicción lo que dices ahora con lo que has dicho anteriormente. Si uno renuncia a que lo amen, ¿cómo va a poder amar?

Tal vez me haya explicado mal. No hay que renunciar a ser amado. Lo que quiero decir es que buscamos de forma incorrecta la felicidad. Ponemos todo el peso en un plato de la balanza y exigimos que la balanza esté equilibrada.


No sé lo que quieres decir exactamente. ¿Tienes algún ejemplo que me pueda servir para entenderlo?

Sí. Imaginaos que reunimos a toda la humanidad en una plaza gigantesca para repartir todo el amor que existe en el mundo. Primero preguntamos: “¿Quién quiere recibir amor?”. Veremos que el cien por cien de la gente levanta la mano insistentemente diciendo: “Yo, yo. A mí primero. Yo soy el que más lo necesita”. Pero si ahora preguntamos: “¿Quién esta dispuesto a dar su amor?” Veremos como rápidamente la plaza se queda vacía y sólo unos pocos de los que había se quedan para levantar la mano. ¿Qué es lo que quedará para repartir? Sólo el amor que dan unos pocos. Pues esto es lo que ocurre en vuestra humanidad, que sólo el amor de unos pocos sostiene al mundo, porque la mayoría está sólo dispuesto para recibir, pero no para recibir amor, sino principalmente para satisfacer su egoísmo.

Esperamos, como sujetos pasivos, a que el amor venga de fuera. A que, por arte de magia, ese amor del exterior nos alcance y nos haga ser felices, sin que nosotros tengamos que hacer nada, como si de una droga se tratara. Pero, como digo, aun recibiendo todo lo que necesitamos, si permanecemos pasivos, si no hemos luchado por vencer nuestro egoísmo, llegará ese ser que nos ama para darnos todo lo que lleva dentro y diremos: “No es suficiente, todavía no soy feliz. Todavía necesito que me des más”. Y exigiremos más y más porque nunca será suficiente para llenar nuestro vacío interior. Y nunca apreciaremos lo que se nos ha dado, sino que sólo veremos aquello que todavía no hemos recibido. Cualquier pequeño obstáculo de la vida, será un motivo de queja. Si amanece nublado nos quejaremos porque hace frío, si amanece soleado nos quejaremos porque hace calor. Y todo ello porque buscamos incorrectamente.

Ese vacío que uno siente sólo se puede llenar con el amor que uno mismo es capaz de generar, de forma activa, para sí mismo y para los demás. Por lo tanto, para ser feliz es tan necesario dar amor como recibirlo.

Volviendo al tema de la vanidad, digo yo que no todo el mundo que se encuentre en la etapa de la vanidad tendrá las mismas características.

No. Dentro de la vanidad existen diferentes grados. En una primera etapa de vanidad inicial se dan las manifestaciones más primitivas y materiales del egoísmo, como la avaricia (no querer compartir con los demás lo que uno tiene), la codicia (querer poseer cada vez más, aun perjudicando a otros), la envidia (rechazo por los que tienen algo material que uno codicia). En una segunda etapa, cuando el espíritu avanza en el conocimiento de los sentimientos, este egoísmo materialista comienza a transformarse en egoísmo espiritual. En esta etapa el espíritu continúa aferrándose al egoísmo, pero al mismo tiempo ya ha comenzado a desarrollar el sentimiento. Aunque todavía es reacio a dar, es capaz de reconocer la presencia de amor y el bienestar que produce, y busca recibirlo.

Es entonces cuando la avaricia se va transformando en apego (no querer compartir con los demás el cariño y el amor que uno recibe de determinadas personas) y la codicia, en absorbencia (querer que todo el mundo esté pendiente de uno para darle cariño), mientras que la envidia toma un cariz más sutil y se transforma en aversión por los que tienen alguna virtud espiritual que uno no tiene pero que le gustaría tener. Al ser más sensibles, tienen un concepto de justicia más desarrollado, pero cuando el asunto les concierne a ellos, con frecuencia actúan injustamente favoreciéndose a sí mismos a sabiendas, por seguir aferrándose a su egoísmo, con lo cual son más culpables por ser más conscientes.


¿Qué avance fundamental ha logrado el espíritu para poder decir de él que ha superado la etapa de la vanidad?

El principal logro que marca la frontera entre la vanidad y el orgullo, es el despertar del propio amor espiritual. Mientras que el vanidoso es eminentemente un espíritu receptor de amor, el orgulloso ya es un espíritu dador de amor. Significa que ha adquirido la capaz de amar verdaderamente por iniciativa propia de forma bastante afianzada.


¿Quiere decir esto que el vanidoso no es capaz de amar o no ha experimentado el amor?

No, por supuesto. Todos los espíritus son capaces de amar. De hecho todo espíritu que ha llegado a la fase del orgullo ha pasado antes por la fase de la vanidad y, por supuesto, el pasar a ser un emisor de amor no sucede de un día para otro, sino que existirá un prolongado tiempo en el que habrá una lucha entre el despertar del sentimiento y el egoísmo, entre lo que enciende y lo que apaga la llama del amor. En el vanidoso esa llama es débil, se enciende y apaga continuamente. Todavía no hay una voluntad firme de trabajar por los sentimientos y no pone énfasis en alimentar esa llama, ya que todavía está muy pendiente de satisfacer sus caprichos egoístas.

Dicho de otro modo, mientras que el vanidoso todavía no ha sido capaz de encender o avivar su propia llama y todavía busca calentarse con el fuego que emana de los demás, el orgulloso ya ha descubierto la forma de encender su propio fuego interior y su voluntad trabaja con mayor firmeza para mantenerlo encendido, porque ha reconocido y experimentado algo de la felicidad verdadera que emana cuando esa llama arde con fuerza, y quiere experimentarlo con mayor intensidad.


¿Y cómo aprende el espíritu a encender su propia llama?

Con la experiencia propia y el ejemplo de otros espíritus más avanzados.

Generalmente un espíritu vanidoso es iniciado en el amor por un espíritu más avanzado, dador de amor, encarnado como alguien cercano: su propia pareja, un familiar, como el padre, la madre, un hijo o hija, un hermano o hermana. Muchas veces el espíritu menos avanzado, acostumbrado a que los demás trabajen por él, no toma conciencia en ese momento de lo que se le está dando, y pide cada vez más y más... Hasta que lo pierde. Se despierta entonces una nostalgia por el amor perdido y un deseo de volver a experimentar lo que un día se tuvo, una toma de conciencia y un reconocimiento de que fue amado y no fue capaz de apreciarlo. Esta necesidad despierta los primeros sentimientos por la persona o personas que tanto le dieron, que perdurará para otras vidas. Es decir, que para que uno pueda ser capaz de dar amor, primero ha de ser capaz de recibirlo.

En vidas subsiguientes, el espíritu afrontará la experiencia de convivir cercanamente con otros espíritus menos avanzados que él, que requerirán de él lo mismo que él requirió de los demás y así se verá confrontado con su propio yo, para que reconozca en las actitudes egoístas de los demás la suya propia. Este aprendizaje se puede prolongar durante multitud de vidas, alternado las vidas en las que se hace el papel principal de receptor o de dador. Cuanto más se da como dador, más se recibe como receptor. Ya depende de la voluntad del espíritu el seguir el camino del amor o el de continuar por el del egoísmo.


LAS LEYES ESPIRITUALES
Vicent Guillem
http://lasleyesespirituales.blogspot.com

Pag. Anterior: Varios/Otros - Ley del Amor.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3646

Pag. Siguiente: Varios/Otros - Avances del espíritu al superar etapas.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=4006

*      *      *

No hay comentarios.:

Publicar un comentario