miércoles, 23 de diciembre de 2015

compartir3.:::.El amor incondicional.- Fátima, la hilandera. Cuento Sufí.- ¿Quién quieres ser?

* * *
***
Translate/traducir/ Vertaal
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen /
переводити/Traduire/ переводить
 ترجم / לתרגם   翻訳する 
***
* * *
*   *   *


Compartiendo:

  
El amor incondicional.



El amor divino consiste en ver y sentir la poderosa energía que viene de La Fuente Divina, Todo Lo Que Es, o Dios, es sentirse resonando con ese amor incondicional al cual todos pertenecemos y tenemos nuestro origen.

La diferencia entre el amor incondicional (amor divino) y el amor condicionado (amor de 3ª. Dimensión) es la base de creencias y el despertar espiritual del ser.

El amor incondicional ofrece todo sin pedir nada a cambio, es solo dar todo lo mejor que cada uno tiene, en las condiciones en que se encuentra cada ser, en cambio el amor condicionado exige todo por temor, por desconocimiento.

El amor condicionado nace desde el ego, desde el mundo de la limitación, desde los sentimientos de tristeza y soledad, desde una perspectiva de karma.

El amor condicionado lo exigen las personas que piensan que alguien las puede completar, llenar, hacer felices, que sienten que no son nada sin otra persona. Cuando alguien dice te amo, quiere decir tengo miedo, sálvame de mi soledad, tienes que quererme, etc. Todas esas limitaciones del mundo de la ilusión, son porque no han comprendido su verdadero ser y la irrealidad del mundo de la 3ªdimensión.

EL amor incondicional o amor verdadero es una manifestación de 5ª. Dimensión que divinamente puede ofrecerse en 3ª. Dimensión por aquellos seres que han alcanzado cierto grado de iluminación.

EL Amor es una actividad de SER no de hacer, en nuestra verdadera identidad, todos somos amor, aunque por desconocimiento de sí mismos se piense lo contrario, no se puede amar a una persona, solo se puede compartir el amor que somos, se debe permitir que fluya el amor desde nuestros cuerpos superiores.

El Amor incondicional y el Fuego Violeta son tus herramientas para la transformación de la vida en el planeta Tierra.

El amor incondicional NO es como el amor condicional. El amor condicional puede ser manipulado por el ego y las energías negativas porque quiere obtener algo, en cambio el amor incondicional sólo busca dar algo.

El amor condicional de la 3ª. Dimensión crea una forma-pensamiento de temor envuelto en la ilusión de falso amor. En cambio, el amor incondicional crea una forma-de pensamiento de amor desinteresado envuelto en luz multidimensional.


Por Helios Roche
Contacto: heliosroche7@hotmail.com





Pag. Anterior: Varios/Otros - Entendiendo los niveles de energía.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3867

Pag. Siguiente: Varios/Otros - Las relaciones.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3869

* * *

Compartiendo:



Fátima, la hilandera. Cuento Sufí.






Yo (Mario Liani) lo denominaría...

EL CAMINO DE LO INEVITABLE
(comentarios al final)


Una vez, en una ciudad del más lejano Occidente, vivía una joven llamada Fátima. Era la hija de un próspero hilandero.

Un día, su padre le dijo: “Ven, hija: haremos una travesía, pues tengo negocios que hacer en las islas del mar Mediterráneo. Tal vez tú encuentres a un joven atractivo, de buena posición, que podrías tomar por esposo.”

Se pusieron en camino y viajaron de isla en isla, el padre ha­ciendo sus negocios, mientras Fátima soñaba con el esposo que pronto podría ser suyo. Pero un día, cuando estaban camino a Creta, se levantó una tormenta y el barco naufragó. Fátima, semiconsciente, fue arrojada a una playa cercana a Alejandría. Su padre había muerto y ella quedó totalmente desamparada.

Podía recordar sólo vagamente su vida hasta entonces ya que la experiencia del naufragio, y el haber estado expuesta a las inclemencias del mar, la habían dejado completamente exhausta. Mientras vagaba por la arena, una familia de tejedores la en­contró. A pesar de ser pobres, la llevaron a su humilde casa y le enseñaron su oficio. De esta manera, ella inició una segunda vida y en el lapso de uno o dos años volvió a ser feliz, habién­dose reconciliado con su suerte.

Pero un día, estando en la pla­ya, una banda de mercaderes de esclavos desembarcó y se la llevó, junto con otros cautivos.

A pesar de lamentarse amargamente de su suerte no encontró ninguna compasión de parte de ellos, quienes la llevaron a Estambul y la vendieron como esclava.

Por segunda vez, su mundo se había derrumbado. Ahora bien, sucedió que en el mercado había pocos compradores. Uno de ellos era un hombre que buscaba esclavos para trabajar en su aserradero, donde fabricaba mástiles para barcos.

Cuando vio el abatimiento de la infortunada Fátima, decidió comprarla, pensando que de este modo, al menos, podría ofrecerle una vida un poco mejor que la que habría de recibir de otro comprador.

Llevó a Fátima a su hogar, con la intención de hacer de ella una sirvienta para su esposa. Pero cuando llegó a su casa, se enteró de que había perdido todo su dinero al ser capturado un cargamento por piratas. No podía afrontar los gastos que le oca­sionaba el tener trabajadores, de modo que él, Fátima y su mujer quedaron solos para llevar a cabo la pesada tarea de fabricar mástiles.

Fátima, agradecida a su empleador por haberla rescatado, tra­bajó tan duramente y tan bien, que él le dio la libertad y ella llegó a ser su ayudante de confianza. Fue así como llegó a ser rela­tivamente feliz en su tercera profesión.

Un día, él le dijo: “Fátima, quiero que vayas a Java, como mi agente, con un cargamento de mástiles; asegúrate de venderlos con provecho.”

Ella se puso en camino, pero cuando el barco estuvo frente a la costa china un tifón lo hizo naufragar y, una vez más, se vio arrojada a la playa de un país desconocido. Otra vez lloró amargamente, porque sentía que en su vida nada sucedía de acuerdo con sus expectativas. Siempre que las cosas parecían an­dar bien, algo ocurría, destruyendo todas sus esperanzas. “¿Por qué será”, exclamó por tercera vez, “que siempre que intento hacer algo, ello se malogra? ¿Por qué deben ocurrirme tantas desgracias?” Pero no hubo respuesta. De manera que se levantó de la arena y se encaminó tierra adentro.

Ahora bien, sucedía que nadie en China había oído hablar de | Fátima ni sabía nada de sus problemas. Pero existía la leyenda, de que un día llegaría allí cierta mujer extranjera, capaz de hacer una tienda para el emperador. Y puesto que, en aquel entonces, en China no existía nadie que pudiera hacer tiendas, todo el mundo esperaba el cumplimiento de aquella predicción con la más vivida expectativa.

A fin de estar seguros de que esta extranjera, al llegar, no pa­sara inadvertida, los sucesivos emperadores de China solían mandar heraldos una vez por año a todas las ciudades y a todas las aldeas del país, pidiendo que cada mujer extranjera fuera lle­vada a la Corte.

Fue justamente en una de esas ocasiones cuando Fátima, agotada, llegó a una ciudad costera de China. La gente del lugar habló con ella por medio de un intérprete, explicándole que tenía que ir a ver al Emperador.

“Señora”, dijo el Emperador, cuando Fátima fue llevada ante él, “¿Sabéis fabricar una tienda?”. “Creo que sí”, dijo Fátima.

Pidió sogas, pero no las había. De modo que, recordando sus tiempos de hilandera recogió lino y fabricó las cuerdas. Luego pidió una tela fuerte, pero los chinos no tenían la clase que ella necesitaba. Entonces, utilizando sus experiencias con los tejedores de Alejandría fabricó una tela resistente para hacer tiendas.

Luego vio que necesitaba parantes para la tienda, pero no exis­tían en el país. Entonces Fátima, recordando cómo había sido enseñada por el fabricante de mástiles en Estambul, hábilmente hizo unos sólidos parantes.

Cuando éstos estuvieron listos, se devanó los sesos tratando de recordar todas las tiendas que ha­bía visto en sus viajes; y he aquí, que una tienda fue construida. Cuando esta maravilla fue mostrada al Emperador de China, él ofreció a Fátima dar cabal cumplimiento a cualquier deseo que ella expresara. Ella eligió establecerse en China, donde se casó con un atractivo príncipe, y donde, rodeada por sus hijos, vivió muy feliz hasta el final de sus días.

Fue a través de estas aventuras, como Fátima comprendió que lo que había parecido ser, en su momento, una experiencia desa­gradable, resultó ser parte esencial en la elaboración de su felici­dad final.


EL CAMINO DE LO INEVITABLE
(por Mario Liani)


Cuando estamos viviendo nuestra vida en el día a día, es prácticamente imposible comprender las razones evolutivas de aquello que nos sucede, principalmente de las situaciones que más nos duelen o nos golpean.

Al experimentar vivencias tristes o amargas, solemos enfocarnos en el resultado final, o sea, en el último tramo que recorrimos para "llegar ahí" y por supuesto, en el dolor que la situación nos causa.

Sin embargo, solemos olvidar que para llegar a ese punto, realizamos un cierto recorrido que nos hizo aprender algo, "un algo" que en su momento fue la razón que nos impulsó a recorrer esa senda y enfrentar las pruebas que estaban esperando por nosotros.

En nuestro desconocimiento del Plan que la Vida nos reservó, quizás nos recriminemos por haber tomado ésta u aquella decisión que nos llevó a experimentar esa amarga situación.

Al recomenzar de nuevo - en la sana intención de dejar atrás una desafortunada fase de nuestra vida - emprendemos nuevos proyectos bajo la aparente presión que la Vida suele ejercer sobre nosotros para que aprendamos lo necesario para salir adelante.

Y es así como llegamos a un punto en que - sin darnos cuenta - estamos usando todo aquello que aprendimos a lo largo de nuestro caminar, todo aquello que parecía apenas destinado a cubrir o a satisfacer las necesidades de un determinado momento.

Si estamos lo suficientemente despiertos para percibirlo, nos podríamos dar cuenta de que la Vida hizo que pasara lo que pasó, únicamente para que estuviéramos listos para poner en práctica todo lo que aprendimos de manera espaciada y fragmentada.

En un solo instante - en el momento en que todos esos fragmentos empiezan a cobrar relevancia - toda la película de la Vida se nos reproduce en cámara lenta, deteniéndose en aquellas escenas que debemos revisar con atención para volver a ver los detalles que se nos pasaron por alto cuando estábamos muy atareados y distraídos actuando en la personificación de nuestro rol.

Ése es un buen momento para comprender que siempre hay poderosas razones - aunque no las sepamos de antemano o no las comprendamos - para que ocurra lo que deba ocurrir, pero principalmente, para tomar consciencia de que nada relevante ocurrirá hasta que tengamos el conocimiento que nos faculte para hacer lo necesario.

Todo lo que experimentamos durante nuestra vida se convierte en parte esencial de las soluciones que, sin saberlo, llevamos con nosotros hasta que llega el momento de ponerlas en práctica.

Si reflexionamos sobre esto, es probable que percibamos que cargamos con nosotros todas las posibles soluciones a lo que seas relevante en nuestras vidas.

En pocas palabras, a gran velocidad nos dirigimos hacia un instante del Tiempo en que algo está aguardando por nuestra llegada y por las soluciones que se requieren, las que sólo nosotros podríamos aportar.

¿Cuándo y quién planificó eso? ¿Cómo es posible que pasemos una gran parte de nuestra vida preparando (sin saberlo) las condiciones para actuar en un escenario futuro que sólo aguarda nuestra llegada?

¡Indudablemente esto es un gran misterio!

La única posibilidad que nos queda para poderlo atestiguar en su máxima expresión, es confiar que todo lo que hacemos y todo lo que nos ocurre tiene un relevante propósito.

Cuando aceptamos que no hay otra manera de comprenderlo, ocurre lo que la Vida desea que hagamos: dejar de resistir, aceptar lo inevitable y fluir con la Corriente de la Vida, permitiendo que nos lleve por el Camino del Menor Esfuerzo , que siempre es el de la No Resistencia.

¿Cómo saber que estamos en el camino correcto?

¡Cuando todo se torna absolutamente inevitable!


Mario Liani





Pag. Anterior: Varios/Otros - Las relaciones.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3869



* * *

Compartiendo:




¿Quién quieres ser?




Queridos,

Durante eones ustedes se crearon a sí mismos para ajustarse a su mundo 3D. Ahora comienzan a crear una nueva auto imagen con nuevas capacidades. Esto parece alentador – algo con lo que habían soñado. Recrearse a sí mismos en cualquier forma que eligiesen dentro del mismo ser físico terrestre.

Crear un nuevo ustedes va mucho más allá de eliminar temores y enojo. Se trata de crear un nuevo ser con casi la misma libertad de los cuentos de hadas con respecto a las amorosas hadas madrinas.

Ustedes han despejado y limpiado. Ahora es tiempo de que creen un nuevo ser con nuevos pensamientos y enfoque.

Ustedes deploran el caos que se ha creado en el globo ya que los que quieren mantener la batalla de la 3D lo hacen aún a sabiendas de que el sol de la Nueva Tierra se está elevando. Antes que algo nuevo se cree, lo viejo debe cambiar – o destruirse. Así fue que ustedes cambiaron su ser desde uno de temor de la 3D al nuevo ustedes.

¿Pero quién es el nuevo ustedes?

Esa es la pieza que están descubriendo – y creando.

Ustedes aceptaron su papel clave de Director Ejecutivo de ustedes mismos. Y visitaron aquellos segmentos que requerían atención en la forma que fuera necesaria. Ahora son un nuevo ustedes en blanco. ¿Qué quieren ser?

Su preocupación radica en que no saben quiénes son o quienes quieren ser. Por eones su énfasis en la tierra ha estado centrado en lo que otros querían que ustedes fuesen. Ahora que pueden ser ustedes mismos en toda su gloria - ¿quién quieren ser ustedes?

Esa es su ansiedad actual.

Porque ahora están verdaderamente a punto de descubrir su alegría.

Ustedes despejaron y limpiaron. Crearon el nuevo ustedes. Ahora es el momento de llenar los espacios en blanco de su nuevo ustedes.

Así es que están en un dilema porque pensaron que alguien o algo les diría quienes eran – más condicionamiento de 3D que ya no aplica.



¡Recuerdan las historias sobre el genio en la botella que le otorgaba tres deseos a un sujeto y para frustración de ustedes, ese sujeto desperdiciaba uno o más de los deseos en algo frívolo o limitante? Ahora eso es lo que les preocupa. Creer que de alguna forma ustedes crearán en forma, tiempo o lugar incorrectos. Que alguien debía aportarles la guía para que el nuevo ustedes creara lo que fuese apropiado para ustedes y para la sociedad.


Todo lo que necesitan saber, la única dirección que requieren es la de descubrir aquello que les aporta alegría. ¿Es fácil verdad? Y no obstante, muy difícil. Porque al crear el nuevo ustedes se encuentran regresando a los lineamientos de “¿es bueno esto para la sociedad’” “¿será difícil para mi pareja?” “¿Me ignorarán o negarán aquellos que quiero si me convierto en lo que quiero ser?” “¿me estoy engañando respecto a mi nivel de capacidad o poder?” Todas preguntas 3D que los ayudaron a mantenerse pequeños dentro del plano tierra.


Ahora que es tiempo de que sean tan grandes como sea posible en tantas formas, tienen miedo de que los demás los consideren egoístas, inapropiados o interesados.

Ya no pueden pretender ser más pequeños de lo que son.

Muchos de ustedes creen que pueden ignorar esa vocecita que los guía hacia la alegría, y que pueden quedarse en el mundo cenagoso de la 3D que los sostuvo tan cómodamente durante miles de años. No porque representara quienes ustedes eran sino porque no se esperaba mucho de ustedes.

Todo lo que se necesitaba para mantenerse en la tierra 3D antes de esta transición era un pequeño porcentaje de su totalidad. Ahora que la mayoría de ustedes, incluyendo a su ser interno/Director Ejecutivo se ha incorporado para ser un ustedes mayor, casi total, todavía ustedes esperan/quieren ser pequeños. Ya no es posible.

Aunque puedan encontrar su mayor alegría en cuidar de su jardín, nunca más serán una pequeña entidad en la tierra. Eso terminó. Es tiempo de que sean tan grandes como son – no tan grandes como piensan que sea correcto o posible – sino tan grandes como son.

Nunca más serán capaces de esconder su ser terrenal en las sombras. Porque aun en las sombras, su luz brillará con tanta nitidez que los demás querrán conocer qué o quiénes son ustedes. Al igual que sucede con sus fuegos artificiales. Esos artificios no son muy espectaculares antes de encenderlos pero una vez encendidos es imposible no darse cuenta de la belleza de su luz. Así sucede con ustedes. Quizás, se sienten lentos y aburridos aun cuando están evolucionando hacia una belleza Universal, pero una vez que actúan con alegría, se iluminarán de formas sorprendentes.

Ahora cuestionan el pensamiento de evolucionar hacia una belleza Universal. ¿Han visto a alguien poco atractivo hasta que perciben su chispa interior, el esplendor de su corazón, la alegría de su ser? Así sucede con ustedes. Independientemente de su tamaño, su edad o porte, su luz interior atraerá a los demás.

Se preguntarán cómo será eso si todos brillan con su luz interior. Ustedes están definiendo la luz interior como lo hacen ahora con sus estrellas de cine cuando una estrella es dinámica y hermosa hasta que llega la próxima. Una pequeña explosión de luz limitada en alcance y presentación.

No es así con el nuevo ustedes. Porque los que sienten alegría en las mismas áreas que ustedes los encontrarán y apreciarán la alegría de estar con ustedes – no importa su edad, apariencia, nivel económico, educación, situación geográfica, raza, género o cualquier otra barrera 3D. Se sentirán bien juntos – al igual que los de otras alegrías e intereses. Al igual que es cierto en la 3D para quienes estudian el mismo tópico.

La diferencia radica en que no habrá uno que tenga más razón que el otro. Las diferencias de opinión se compartirán y procesarán, no se negarán ni argumentarán. Porque la función de los grupos de alegría es la de crear una nueva totalidad en cualquier escenario en dependencia de aquello que atraiga el interés de un grupo en particular.

De la misma manera en que ahora discuten sobre el clima – no con enojo o con justicia, sino con diferentes puntos de vista. Algunos sienten la gloria en un día soleado. Otros desean la lluvia. Otros prefieren un poco de nubes o algunos grados más o menos. Pero nadie discute lo que es. Ni nadie siente que puede cambiar lo que es en términos del clima.

Así será con sus grupos de alegría. Solamente es – pero enfocándolo desde diversos y fascinantes puntos de vista. Y así lo harán. Así sea. Amén.


Brenda Hoffman
www.LifeTapestryCreations.com
Traducción: Fara González
Difusión: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm





Pag. Anterior: Varios/Otros - Cumbre de canalización de los maestros. III
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3777

Pag. Siguiente: Varios/Otros - Estrategia para sobreponerse a la ansiedad.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3791



* * *
* * *

No hay comentarios.:

Publicar un comentario