viernes, 16 de octubre de 2015

3Compartir - renunciamos a una enfermedad, enfermamos. - El juicio a uno mismo - Kryon ~ HAWAI, HIKINAAKALA HEIAUI, EN EL MONASTERIO HINDÚ, RÍO...

*  *  *
Translate   /traducir/ Vertaal
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen /
переводити/Traduire/ переводить
 ترجم / לתרגם   翻訳する/თარგმნა
  ***
* * * * * *

* * *

Sharing:



Kryon ~ HAWAI, HIKINAAKALA HEIAUI, EN EL MONASTERIO HINDÚ, RÍO...





Hawaii agosto de 2015

HAWAI
HIKINAAKALA HEIAUI
EN EL MONASTERIO HINDÚ

RÍO WAIMEA
CAÑON DEL RÍO 
WAIMEA

ÚLTIMO DÍA - 
DESPEDIDA




HAWAI
Kryon por Lee Carroll
Día Uno
Hawaii– 16 de agosto de 2015 


Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.


Este tipo de mensajes se da especialmente para quienes se sientan frente a mí, y otros pueden escucharlos. Mi socio se aparta para que yo pueda darles la pureza y la emoción de lo que está sucediendo ahora. Lo que sucede no está apartado de ustedes; con esto quiero decir que todos los que se sientan en las sillas en este salón son parte de un sistema de crecimiento. Algunos están aquí para ver lugares, tal vez para experimentar su increíble belleza, pero no saben realmente lo que hay aquí. Quiero contárselo.

Durante más de un año hemos descripto algo de las reuniones de la Hermandad Femenina y de lo que es Lemuria; otras veces no. ¿Qué puede ser que te haya traído aquí? ¿Qué celebrarías al sentirte bien? ¿Tal vez te sentarías en lugares donde oyes a los ancestros y simplemente te emociona por un día? Tomas fotografías y luego vas a casa y algún día las señalas diciendo: "¡Ese fue un buen viaje, nos sentimos bien!" No es por eso que estamos aquí. Se dice que no existe lo accidental.

La sincronicidad es algo que puedes realmente planear, lo inesperado que puedes planear. Parecería ilógico, pero de eso estamos hablando ahora: la sincronicidad de que estén sentados aquí es absoluta; pertenecen aquí; debían estar aquí. Lo que suceda esta semana debía suceder esta semana, y depende de si ustedes lo creen y si están suficientemente abiertos para ello. Si realmente lo comprenden o no. Bienvenidos al hogar. ¿Será eso una insinuación? (se ríe).

Quiero llevarlos al año 1958. Socio mío, no te preocupes por esto; no voy a contarles todo.

Un joven, apenas entrando en la adolescencia, vino aquí. Es el hombre en la silla, el que está hablando. Eran los primeros tiempos de Hawaii después de la guerra; todo aquí era rosado. Los catamaranes eran rosados, los hoteles rosados, todo rosado, porque un solo grupo era dueño de todo. Eran los primeros tiempos, prístinos; todavía Hawaii no era un estado sino un territorio de Estados Unidos.

Lo que en ese momento le sucedió a mi socio lo desconcertó durante años. Vino en barco, algo que no es común hoy en día. Pudo ver las islas al acercarse el barco de una forma que pocos las ven; la mayoría vienen en avión, él vino en barco. Pudo verlas asomar sobre el horizonte, temprano en la mañana en que llegaba el barco. Ya entonces lo atraparon. Estuvo parado en la cubierta, con demasiado viento para poder sostenerse bien, mirando fijamente lo que venía; lo afectó.

En ese momento estaba con su hermana, que estaba estudiando en las islas, y mi socio lloró. Imaginen al niño tratando de ser un hombre, en esa época difícil del crecimiento - y estaba llorando. Ataques de llanto de a ratos; caminó por el canal Alowai y observó los cangrejos - y lloró. (se ríe). Esta era la gran oportunidad para las vacaciones de su vida; estar con su hermana; ahorraron para Hawaii, y estaba llorando. Oyó a su hermana decirle a una amiga: "Bueno, sólo es un adolescente, está creciendo, su emotividad está cambiando, su psicología." No era eso. Nosotros le habíamos dado la chispa lemuriana.

Permítanme contarles sobre la chispa lemuriana. ¿Han oído nombrar a la rejilla cristalina? Es una rejilla invisible esotérica que nunca se medirá científicamente; se la llama cristalina porque tiene una tendencia a almacenar y recordar sucesos por su energía y vibración. De modo que lo que sucede en el planeta se guarda donde sucedió, y los que son sensitivos lo pueden sentir, y también quienes tienen en su akash ciertas cosas que lo hacen sonar verdadero. Una persona recorre un campo de batalla y siente algo; es la rejilla cristalina. En ese caso particular se siente la muerte y la pena de los moribundos. En otros casos se podría sentir euforia, alegría, por algo hermoso que sucedió.

Lo que sucedió aquí fue más que hermoso; fue el comienzo. Aquí es donde aprendieron la verdad de los pleyadianos; donde aprendieron las reglas del humanismo; donde estudiaron cosas como la compasión y lo básico de la luz y la oscuridad, donde tuvieron libre albedrío. Imaginen aprender esas cosas por primera vez como seres humanos.

Esto es lo que tuvo lugar en Lemuria durante más de mil años. Era puro, y fue el comienzo del akash para ustedes. La primera cosa, la semilla que está en todos ustedes; por eso están aquí. Ahora bien, la chispa lemuriana es como una semilla que germina si ustedes la recuerdan. O no. Si no la recuerdan, igualmente los afectará.

Mi socio ha hecho viajes a las islas de Hawaii durante muchos años. Pregunten cuántas personas vienen aquí por primera vez, y pocos meses después regresan y se quedan a vivir - a causa de la chispa lemuriana. Recuerdan, y se enamoran de algo. Se enamoran de sí mismos, de su propia alma, de su akash, de cuando estaban aprendiendo lo más puro de lo puro. No pueden darle la espalda, y regresan, una y otra, y otra vez. La chispa lemuriana. Mi socio ha perdido la cuenta, pero ha venido más de 40 veces; cada vez que viene, la chispa lemuriana está aquí - porque está en él.

¿Y cómo es esto en ustedes? ¿Permitirán que suceda? No hagan preguntas; no pregunten por los cómos y los cuándos y qué tienen que hacer; solo siéntanlo y sepan. Es por eso que los llamamos almas antiguas. Mi querido ser humano, si sientes la chispa lemuriana, permanecerá contigo por siempre; nacerás la próxima vez con ella, y te irás a casa con ella, y esto no será unas simples vacaciones; será una apertura; la que tal vez habías planeado; no estás aquí por accidente.

Podría haber cosas, incluso en el primer suceso, el primer hea; escucha los mensajes de los ancestros que da Kahuna Kalei, porque es la canalización del ahora, para ahora, para ti.

Y así es.

Kryon



HIKINAAKALA HEIAUI
Kryon por Lee Carroll
Día Dos
Hawaii– 17 de agosto de 2015

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Nuevamente hablo para un grupo selecto de personas que están aquí por intención, parados sobre Lemuria. Los que estén escuchando tal vez puedan oír el sonido de las olas, el océano tan cercano, sentados literalmente a la entrada de uno de los muchos heiaus, o sea, lugares sagrados. Algunos sentirán los vientos alisios o los oirán en los árboles.

Hay mucho para decir sobre esta zona; aquí hay mucha historia. Tomen consciencia de que lo que estudian y creen percibir puede no ser realmente lo que sucedió en Lemuria; no realmente, no su historia. Ni siquiera es el terreno, porque ustedes están en la cima de la montaña que pocos podían siquiera visitar porque hacía tanto frío; y ahora es la costa. Lo que ustedes llaman antiguos eran los hawaianos; el heiau en que están parados no fue lemuriano; sin embargo está lleno de la energía del comienzo. La chispa lemuriana está aquí.

La única forma real de sentir lo que sucedió aquí es la de los ancestros, y es por eso que está aquí Kalei. Ella es el puente entre quienes se paran aquí frente a un heiau hawaiano sagrado, un templo, tal vez una especialización en sanación, o agricultura, o compasión, o perdón. Ella es el puente que traduce eso de vuelta al comienzo, porque los ancestros fluyen a través de ella. Ustedes verán la compasión en ella, por los ancestros, porque ellos le dan información actual basada en el pasado.

Las cosas antiguas para ustedes son cosas actuales ahora, porque los humanos son humanos y siguen aprendiendo de la misma manera, y sienten del mismo modo, solo que ahora en la nueva energía es distinto. Escuchen al océano, no ha cambiado mucho realmente. Es el mismo sonido que oían los lemurianos cuando estaban al pie de la montaña disfrutando de la costa como ustedes ahora. El cielo no ha cambiado; el sol naciente no ha cambiado. Es su conexión, diríamos, a través de sus ancestros y de Gaia con tres cosas de las que vamos a hablar cada vez que les canalicemos un mensaje. Las vamos a llamar las tres R.

La primera es el Respeto. Ustedes están aquí y respetan lo que ha sucedido aquí en cualquier época, en cualquier tiempo, en cualquier civilización, porque es sagrado. Para todos los antiguos, para todos los ancestros, incluso los lemurianos. Esta zona, no específicamente la cima de la montaña sino esta parte de la Tierra era sagrada. Y entonces ustedes respetan eso; respetan lo que han hecho los hawaianos, lo que han hecho los lemurianos, tal vez lo que ustedes han hecho con la chispa lemuriana. ¿Estuviste aquí? ¿Estuvieron aquí?

Y la siguiente es la R de la recordación. ¿Eres capaz de recordar, en algún nivel, algo de aquí que es tuyo? Olvida el hecho de que el terreno puede haber sido diferente, la civilización puede haber sido diferente; estás en Lemuria. ¿Recuerdas esta tierra? ¿Te habla? ¿Está tratando de llegar a ti? para decirte: Olvida la vida cotidiana; todos los problemas que trajiste; estamos hablando de recordar al Dios interior, de la biología seminal que tienes, de la belleza de la Creación. ¿Recuerdas ser parte de esto? Recordación.

La tercera R, tal vez la más corriente (se ríe) es de Realización (N.T.: en inglés esta palabra también significa comprensión, darse cuenta de algo) . Ahora bien; la misma palabra realización puede significar muchas cosas, pero se basa sobre un atributo, deriva de "real".

Realización. ¿Cuánto puedes recordar, y realizar (comprender), y respetar? ¿Qué está sucediéndoles hoy, con la chispa lemuriana, aquí parados y sentados en un lugar sagrado nuevamente? Ese es el desafío de esta semana. Ya sea que lo estés pasando bien, relajándote y en unas vacaciones disfrutando de estos lugares, te desafío con las tres R; no importa qué estés haciendo, no importa dónde estés; cuando cierres los ojos : respeto, recordación y la realización o comprensión de si esto te pertenece. Regresaré.

Y así es.

Kryon



EN EL MONASTERIO HINDÚ
Día Tres
Hawaii – 18 de agosto de 2015

Muchos están escuchando esto, además de quienes están frente a mí, y tal vez algunos pueden oír el sonido de la lluvia (en el audio se oye llover). Tiene un significado: Gaia está aquí, en este precioso lugar en la isla de Kauai, pero más que eso, es un lugar dedicado al espíritu del ser humano; de todos los seres humanos; no solo dedicado sino cultivado para belleza de Gaia, y la lluvia que ahora oyen es el riego constante para que florezca y crezca como símbolo de lo que aquí sucede.

La lluvia representa el conocimiento que Dios da a cada ser humano sobre la verdad. Riega las semillas de esto que nuestra consciencia puede manifestar, impulsa a las semillas a germinar, les dice ¡Adelante! (se ríe). Porque Gaia está aquí con toda su fuerza dándonos información. Que la lluvia de este momento sea un símbolo para ustedes de que no hay nada accidental, y de que hay un mensaje metafísico y metafórico en todas las cosas. No hay nada accidental.

Queridos, mientras están aquí escuchando esto, quiero recordarles dónde están. Están en un lugar que se ha dedicado al crecimiento del espíritu humano, al conocimiento que está aquí y dice que cada ser humano del planeta nace con una magnífica semilla en su interior, una semilla que está esperando la nutrición de Gaia.

Las tres R están aquí. El hombre que planeó esto, que canalizó la información, Gurudeva, en realidad canalizó el mensaje de que esto es Lemuria. Gran Maestro hindú, que representa un sistema de creencia que es uno de los sistemas originales intuitivos en el planeta Tierra. ¿Qué piensan de eso? ¿Qué pensaban los humanos antes de la organización? ¿Cuál era su doctrina al principio, antes de que las doctrinas modernas lo cambiaran? Era esto: que la humanidad estaba aquí con un propósito; que la humanidad tenía una oportunidad de ascender; que la humanidad tenía una vida tras otra. Esto fue el pensamiento original.

Ustedes están en un templo; los terrenos de un templo dedicado a la chispa lemuriana. Eso es lo que tenía Gurudeva: la chispa lemuriana dentro de él, y lo sabía; realmente canalizó y escribió el libro "Los Rollos Lemurianos", lo mejor que tenía con la información de que él disponía. Esto es lo que sucedió, de esto se trata la humanidad. Es lo que nosotros enseñamos; escúchenlo (se ríe).

Respeto. Respeten a Gaia, y Gaia responde a la pregunta: ¿Estás allí? ¿Esto es importante? ¿Por qué nos permites caminar por estos terrenos sin un gota de lluvia, con el sol tan fuerte que tal vez había que cubrirse la cabeza, justo a tiempo para llegar aquí bajo techo, a donde queríamos ir? ¿Crees que esto es accidental? Es una bendición; Gaia te sonríe, diciendo que estás en el lugar correcto en el momento correcto; respeten lo que ha sucedido aquí.

Y todo lo que parece accidental y la sincronicidad que se conjunta en un lugar como éste, ¡no es accidental! Están aquí en un lugar espiritual; suelo sagrado; concebido para esto; apreciado, respetado. Queridos, ¿recuerdan algo que ven aquí? ¿Los afecta un poquito, o mucho?

Es algo peculiar en los lemurianos. Una vez que eres lemuriano, siempre quieres regresar a un atributo espiritual, tal vez a un maestro; naces con esto. ¿Cuántos de ustedes recuerdan haber vestido el color del swami? ¿Cuántos de ustedes, tal vez en otras culturas, buscaron esta clase de información, o se dedicaron a vivir en soledad, cuántos se consideraron chamanes, que sería hacer la misma cosa en otra cultura, respetando tanto a Gaia que renunciaron a ser normales en la cultura habitual con objeto de enseñar y meditar? Quiero que recuerden que es un atributo de los lemurianos. ¿Cuántos de ustedes estuvieron aquí en esta montaña, viviendo algo de esto?

Te diré que si esto te afectó es porque estabas recordando. Y te puede hacer fuerte impacto, porque abre una puerta que no sabías que tenías. Una puerta de aceptar mirar estas cosas, las estatuas, las creencias, el hombre vestido de anaranjado, y ver a Dios adentro. Te da permiso para descartar lo que llamarían cajas de creencia del planeta, y abrir el corazón para comprender que para Dios no existen cajas.

Esto ahora les hace sonreír. Finalmente, la tercera R. ¿Qué realizan hoy, qué comprenden en este lugar, después de estar con el swami y ver quién es verdaderamente y ver a Dios en él? Esto es una invitación a darse cuenta de la chispa lemuriana; a irse distintos de como vinieron, porque vieron algo que no esperaban. Tal vez recalibrará su consciencia de su cultura. Tal vez irán a casa como personas distintas porque estuvieron en esta tierra. Si es así, si eres uno de estos, te digo que aquél que originalmente armó esto, tuvo la visión de ustedes sentados aquí algún día, abriendo una puerta de realización para darse cuenta de que no nacieron sucios, que nacieron magníficos y que pueden irse de aquí y transformarse en lo que desean y ver finalmente lo que es magnífico en su interior.

Consideramos esto como igual a quienes visten el color de este lugar y le dedican sus vidas; esto es una verdad universal. ¡Universal! ¿Hoy se dan cuenta? Y si es así, ¿Qué van a hacer con esto? Personifica a la chispa lemuriana que está aquí.

Absórbanlo todo; lo que se desprende aquí, su cronología, lo que se ha dicho; y váyanse de este lugar distintos de como vinieron. Ese fue el plan de quienes lo construyeron.

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Y así es.

Kryon



RÍO WAIMEA
Día Cuatro
Hawaii– 20 de agosto de 2015

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Quiero que hagan un momento de pausa y se den cuenta que esto es lo opuesto al mensaje anterior. Gaia responde de muchas maneras; aquí es con el silencio. Ocasionalmente oirán a un pájaro, o un animal, o el crujido de los árboles y eso es todo; están en un lugar precioso. Quiero que se detengan y escuchen la paz del bosque. Rara vez me traen a un lugar como este en el planeta, con tanta sacralidad, donde Gaia colabora de este modo; que no ha sido plantado, o sea que no es parte de una organización, excepto la de la belleza. Quiero que aprecien verdaderamente el lugar donde están.

Queridos: no fue hace tanto tiempo que esto era tierra sagrada; no se podía viajar por el río si no se pertenecía a la realeza. Ustedes están parados en lugares que no eran permitidos para seres humanos comunes; ahora todo ha cambiado y sin embargo quiero que retrocedan por un momento con su consciencia, literalmente solo 200 o 300 años; eso no es antiguo, es actual. Que mi voz haga eco en los árboles en este momento, con el respeto de aquellos de la elite que podían viajar a este lugar para honrar esta cueva en todos sus cambios a lo largo de los años, y la erosión que tuvo lugar, que es normal en Gaia.

¿Y qué hay de ustedes? Quiero que se detengan un momento y hacerles preguntas que suelo hacer en canalizaciones y lugares normales, no en bosques sagrados, y decirles: ¿Cuál es tu historia hoy? Pregunto otra vez: ¿Estás de vacaciones? ¿Estás mirando lugares bonitos? ¿O hay algo que llama a tu puerta? Algo que dice: en tu akasha hay magnificencia. ¿Has visto antes esta región? ¿Está grabada en tu akash? ¿Recuerdas algo de esto? Si es así, te dice que estuviste aquí apenas 200 a 300 años atrás. ¿Será posible que tengas un linaje akáshico, no biológico, que te haya colocado aquí en esta isla en otros tiempos? Y si no es así, ¿tu akash recuerda la energía de esto? Esta energía puede repetirse en lugares como este en todo el planeta.

Quiero que sepas dónde estás en este momento, dónde estás escuchando esto. Hay otras entidades que no son humanas, que pertenecen aquí; los pequeños devas del bosque, los menahuni, la gente pequeña, como quieras llamarlos, esa energía esotérica que está viva cuando llegas a las áreas sagradas de Gaia, y está aquí. Este es uno de los pocos lugares que visitaremos, en esta aventura en Lemuria, donde encontrarás esta energía peculiar. ¡Te desafío a recordarla! ¿Puedes realizarla (darte cuenta, percibirla) ¿Puedes atraerla hacia ti en tal grado que cuando camines por otro lugar como este puedas detenerte y sentir todo lo que ahora sientes? ¿Cuál es tu historia, humano querido?

Es un buen momento para abrir tu corazón y decir en forma personal: Yo recuerdo; yo soy parte de Todo lo que Es, incluyendo a Dios dentro de mí. Y que la belleza de la creación que sientes y tal vez recuerdas aquí, ¡eres tú! Mucho después de que vueles lejos de esta isla, mucho después, puedes convocar esta energía en cualquier momento, ¡en cualquier momento! y pararte en un bosque y sentir la serenidad de todo lo que está allí, y saber que todos los que no son humanos y que pertenecen a Gaia te están aplaudiendo. Saben que estás allí, sienten tu energía, tu respeto, tu recordación, y se dan cuenta de quién eres.

¿Cuál es tu historia hoy? Esto puede ser una primera vez: una canalización en los bosques, en este lugar, para ti hoy.

¿Cuál es tu historia? Este es el mensaje de Kryon y siempre lo será; mira a tu alrededor, tal vez yendo más allá de quien crees que eres, y rompe la barrera de esa realidad con la que crees que naciste. Este es un buen lugar para hacer eso hoy; un buen lugar. Se ha hecho la conexión con los ancestros que me permiten a mí canalizar, porque los ancestros sonríen sobre este lugar y a ustedes, diciendo: "¡Buen trabajo! porque la transformación está llegando al planeta y ustedes son parte de ella." Ya han oído ese mensaje antes.

Y así es.

Kryon

Kahuna Kalei:

Voy a hacer un cántico en este lugar sagrado, que será muy hermoso, pero también quiero mostrarles esto. Es la nuez del kukui. Están en el suelo por todas partes, de modo que los invito a encontrar una que les pertenece para llevar a casa y recordar lo que significa: la divinidad dentro de ustedes. La nuez de kukui es un símbolo de la iluminación, la luz interior. Eso está adentro. Pueden lustrarla con un papel de lija con la mano aceitada y se vuelve brillante.

Cuando recién llegaron les canté un cántico que los honraba como visitantes aquí, un cántico de amor, que habla de las flores de hala y de cómo nos toca a todos, y todos somos bienvenidos con amor. Este lugar da a todos la bienvenida con amor: todos somos ali´hi, ali´hinui, altos jefes y altas jefas.

(Kahuna Kalei canta desde el minuto 8.30 hasta 9.00 del audio)

Y así es.

Kryon



CAÑON DEL RÍO WAIMEA
Kryon por Lee Carroll Día
Cinco
Hawaii– 21 de agosto de 2015

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Nuevamente estamos en lo que ustedes llamarían área silvestre, aunque está poblada, pero no siempre fue así. Hemos experimentado la belleza del Cañón y todo lo que es Gaia. Quiero hablar del futuro. Es hora de hablar del futuro. Quiero preguntarte si has reflexionado sobre lo que esto significa para ti: todo lo que has visto, lo que has experimentado, todo lo que eres; quiero preguntarte qué significa esto allá adonde vas. ¿Qué sucede cuando te vas? ¿Quién eres? Ahora es el momento de reflexionar, de pensar, de reconocer estas cosas.

No estás solo en este momento, te rodean otros; además de los devas, además de los antiguos, hay otros aquí que harían la misma pregunta a un alma antigua, no importa dónde estés. En Lemuria, si estuviste allí, si realmente lo intuyes, especialmente en esta isla, ¿qué significa esto en el futuro?

En el pasado te hemos dicho algo y ahora debieras saberlo; las almas antiguas tienen una energía mayor que cualquier otro ser humano en el planeta. Cuanto más has vivido, más hay en tu akasha, y más intenso es tu efecto sobre el planeta cuando tomas decisiones. No hay en el planeta energía más grande que el amor y la compasión. Punto. Sobrepasa a todas las otras energías, especialmente las que llamas drama y odio. Ustedes se llenan aquí de compasión y amor, ¿qué harán con eso? ¿Lo dejan aquí cuando toman su vuelo o lo llevan consigo? Quiero hablar sobre el futuro.

El despertar que puedas lograr este día, a causa de quién eres y dónde estás y lo que has visto y experimentado, puede realmente influir sobre el planeta. Tal vez sea la razón de que estés aquí y hayas visto estas cosas y tomado estas decisiones. Todos ustedes pueden irse con una luz más intensa que la que trajeron. Todos.

Entonces la primera palabra es Respeto. Quiero que respetes el lugar donde estás, y no me refiero al Cañón, me refiero a dónde estás en tu vida. ¿Qué significa experimentar estas cosas, si no pasa nada? ¿Cuál es el significado del oro y las perlas que se te ofrecen si no haces nada con ellas? Y esto es el oro y las perlas de tu akash y de tu pasado al contemplar estas cosas, y la grandeza y la belleza y la recordación. ¿Qué vas a hacer con esto? ¿Cuál es tu futuro? Quiero que respetes quién eres, ya mismo. Tu akasha, todo lo que has atravesado, hasta el cambio de las edades que describieron los Mayas, que están celebrando los indígenas del planeta, que celebran los ancestros.

Hace pocos días estuviste frente a un alto Maestro hindú; el swami te dijo algo de su profecía para los hindúes; dice que aquí hay una transformación, que todo está cambiando. Esas fueron sus palabras. Han sido siempre las nuestras durante 26 años. Son las palabras de los indígenas del planeta, las encontrarás en los calendarios antiguos. ¿Qué vas a hacer con eso? ¿Qué tiene que ver tu futuro con todo esto? Es por eso que estás aquí.

Si consideras las R que hemos estado enseñando, ¿qué es la recordación? Quiero que recuerdes quién eres; quiero llevarte mucho más allá de este cañón o esta aventura o estas islas. Llegará un día en que te despiertes tal vez de mal humor, en cualquier lugar del planeta excepto este, donde puedas reclamar esta energía de quién eres y recordar este momento, querido. Eres magnífico. La enseñanza de todos los sistemas espirituales dice que Dios está adentro. Hay una magnificencia dentro de ti: ¡quiero que recuerdes eso!

Y finalmente quiero que te des cuenta de quién eres, a tal grado que lo lleves más allá de aquí, hacia el futuro. Lo que hagas aquí puede afectar lo que suceda después, en tu familia, en la Tierra, en todas partes. Lo creas o no, existe un sistema que dice que la consciencia tiene un efecto enorme en el planeta; una consciencia puede afectar todo. Esto es Metafísica 1.1. Difícil de creer en modo lineal. Entonces, alma antigua con un akash poderoso, si tuviste un despertar esta semana, la Tierra entera lo sabe.

Despiertas en forma creciente y avanzas en tus pensamientos, y tu consciencia empieza a elevar todo a tu alrededor, incluso aquí - incluso aquí.

¿Quién eres? Lo digo otra vez, pero especialmente: ¿En quién te transformarás? ¿Qué significa esto realmente para ti? Voy a implantar esto en ti a tal grado que despertarás en mitad de la noche y preguntarás (se ríe) ¿Y ahora qué? ¿Qué viene ahora? ¿Qué significa? Lo repito: ¿solo unas vacaciones? ¿O más?

Ese es el desafío: cada uno de ustedes es un buscador. ¡Todos ustedes! Cada uno; en sus diferentes caminos, pueden afectar todo a su alrededor, queridos.

Mañana tendremos una última reunión, y celebraremos quiénes somos, quiénes son ustedes, y el entorno de Kryon estará allí mismo con ustedes.

Y así es. Kryon



ÚLTIMO DÍA - DESPEDIDA
Kryon por Lee Carroll
Día Seis
Hawaii– 22 de agosto de 2015

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Estoy en un salón con los que han participado de una aventura de una semana en Lemuria. Digo estas palabras para quienes oigan esto y tal vez no comprendan la cronología de todo esto, o tal vez el lugar. Estamos en un tiempo hermoso, en un lugar de respeto, de recordación y de realización.

Estos son mensajes canalizados; son reales y se dan en este lugar que llamamos Lemuria. Siempre lo será. Esta es la historia de quienes pertenecen a esta isla y afirman que es Lemuria. No es un lugar al que han venido para divertirse; es el lugar en que ellos crecieron, es el origen, la plataforma de lanzamiento del akash, cuando esta tierra era mucho más extensa, cuando se llamaba Mu.

Han visitado el refugio hindú, el monasterio, y han conocido al hombre que representaba esa creencia y ustedes vieron a Dios en él, y ese hombre dice lo mismo. Y su líder dijo lo mismo. Y muy pronto, cuando haya una confluencia de sincronicidades, aunque no representen una prueba plena, tendrá una verdad que resuena con ellas, a causa de la confluencia. A menos que tengan una máquina de viajar en el tiempo, no lograrán una prueba absoluta. Pero cuando las sincronicidades de la verdad empiecen a rodear incluso lo que nos dijeron en la Isla de Pascua, lo que nos dijeron en Nueva Zelanda, empezarán a ver que puede ser verdad.

En este momento están visitando una energía que muchos de ustedes recuerdan y los llama: es la chispa lemuriana. Y esa chispa se siente como una madre. Llama, casi con el murmullo del viento, una serenidad del amor. Algunos pueden decir que la oyen en los vientos alisios en los árboles y que la pueden oír en las olas que rompen sobre la costa. Las palabras repiten una y otra vez: ¡Regresaste! ¡Regresaste! ¡Regresaste!

Para ti puede ser una fantasía, o puede que no. Esto es de libre opción, querido humano: desconecta al intelectual por un momento, para poder pensar fuera de la caja y tal vez preguntarte: ¿Hay aquí más que lo que yo conozco? ¿Será posible que haya aquí una energía que me busca, o al menos quiere que yo sepa algo?

La última canalización que les dimos empezó a preguntarles qué va a suceder cuando se vayan de aquí. Les dijimos: Háblennos del futuro. ¿Qué van a hacer con las realizaciones o comprensiones que hayan obtenido aquí? La mayoría de ustedes cree que esto tiene que ver con ustedes en sentido personal. Bueno, sí, así es. Pero no pueden detenerse allí, y es por una razón. Esto es lo más profundo que vamos a decir y hemos esperado hasta el final para decirlo. Todas las almas cuyo akash resonó con la chispa lemuriana están aquí frente a mí: eso es lo que los trajo aquí. Y entonces, hay algo que deben saber: cuando se vayan de este lugar al lugar que ustedes llaman su hogar, llevan una R profunda que no hemos mencionado: la R de Responsabilidad.

Lo que sea que han recibido aquí, no pueden simplemente transformarlo en una canción de cuna para su corazón por el resto de su vida; debe traducirse en una compasión por los otros seres humanos del planeta, y ustedes siguen la cadena de favores. Solamente quien tiene un fuerte akash, el alma antigua, solo el alma antigua puede crear este tipo de energía repetidamente para el planeta. Todo lo que hagan de aquí en adelante, sabiendo lo que saben, hará una diferencia para quienes los rodean. El planeta obtiene iluminación de a una persona por vez, no a partir de grupos. Ustedes no tienen grupos iluminados, que obtienen un gran "ajá" todos juntos; es de a un corazón por vez: el tuyo. De eso se trata la gran transformación.

En la cima de la montaña, cuando Gaia se abrió con lo que hemos llamado luz solar líquida (se ríe) y repiqueteaba sobre la lona, ¿se acuerdan de lo que dijo el swami? Totalmente aparte de lo que haya dicho Kryon: ¡él no lee a Kryon! El Maestro hindú resumió algo que todos debieran oir; dijo "¡Todo está cambiando!" ¿No es cierto? Él lo sabía. Los indígenas del planeta lo saben. Ustedes también. Este ha sido el mensaje, durante años y años.

¿Qué clase de poder te llevas de aquí? Poder. Déjame contarte, para que lo sepas, tú que eres responsable. Te daré una frase: La consciencia y la acción repetitiva crean sincronicidad y realidad para el planeta. La consciencia y la acción repetitiva crean sincronicidad y realidad para el planeta. Ahora bien: ¿qué quiere decir eso? Alma antigua, te lo digo directamente. ¿Cuáles son tus hábitos? ¿Qué es lo que repites una y otra vez? ¿Cuál es tu conducta?

Estás en el avión, estás en el aeropuerto, estás en casa. La sonrisa ¿es algo que sale automático cuando miras alrededor, cuando ves a los demás, o no? ¿Lo es o no lo es? ¿Cuál es la conducta? ¿Es alegría o no? ¿O acaso es "pobre de mí"? O peor: ¿eres la víctima del día porque no llegó tu equipaje? (se ríe). O porque algo es muy pesado, o porque algo duele. ¿Cuál es tu conducta en el momento? ¿Qué es lo normal en ti? Cuando ves situaciones, ¿tienes compasión inmediata por lo sucedido, o te quejas al respecto? ¿Cuál es tu hábito repetido?

Porque aquí te digo, alma antigua, persona poderosa, escucha esto; todos los que estén escuchando deben oírlo. Lo que sea tu hábito, en eso se convierte tu realidad para ti y para los que te rodean. ¿Qué te parece? Puedes crear lo que sea que quieras. Lo que quieras.

Es hora de tomar la chispa lemuriana, queridos, y llevarla y permitirle cambiar los hábitos de los que tal vez ni tomaste conciencia, y que disminuyen el amor de Dios dentro de ti, cuando las personas te miran y dicen "No me gusta mucho esa persona, porque tal vez es un poco extraño." ¿Es así como quieres mostrarte al planeta, "un poco extraño"?

Practica la compasión; comprende lo que todo esto ha significado para el mañana, para ti. Este grupo nunca regresará a reunirse como es ahora. ¡Son los últimos momentos! No hay adiós, pero comprendan que cuando se dispersen, habrá una energía que puede permanecer con ustedes. El que está a su lado va con ustedes, aunque no lo conozcan bien; la camaradería de la chispa lemuriana en lo que han experimentado, la belleza de Gaia, las sincronicidades, todo junto repitiéndose, repitiéndose, para mostrarte tu magnificencia cuando te vayas. ¡No permitas que esto se te escape! ¡Es tarea asignada para ti, llevar lo que has aprendido aquí en forma elegante y elevada y avanzada, y aplicarlo a tu vida y cambiar tus hábitos!

Es la razón para haber venido. Por eso estás aquí en este planeta en este momento; algunos han tenido sincronicidades enormes que los han traído aquí. ¿Van a pensar que fue solo suerte, o fue propósito? Y si hubo un propósito, eso significa que hubo todo un entorno mirándote y diciendo: ¡Haz que valga la pena! ¡Haz que valga la pena!

¡Es hermoso! No podría ser más hermoso para ti sentarte aquí sabiendo que no es por accidente, que llegó de este modo, presentando las sincronicidades toda la semana para que pudieras admirarlas, para que te cortaran el aliento. ¡No lo olvides! Porque esto es lo que puedes hacer cuando te vayas: podrías cortarle el aliento a otro, pero es la sincronicidad que creas para ellos, la sanación, la familia, el amor, la compasión, los problemas.

Maestros; por viejos que sean, por jóvenes que sean. Esa es la belleza de quienes están aquí.

Ese es el mensaje de la semana; es siempre el mensaje cuando estoy en Lemuria. En un momento escucharán a Kalei. Ella vuelve a invocar a los ancestros y establece una energía que solo ella puede establecer, con el puente que ella representa.

Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad.

Y así es.

Kryon

Kahuna Kalei:

Ustedes lucen hermosos, tan exclusivamente hermosos; lucen diferentes de cuando los vi la primera vez; lucían hermosos entonces pero ahora son más hermosos. Me honra estar aquí, me honra, y los echaré de menos.

Los antiguos hawaianos, los antiguos del pasado lejano, no teníamos un hogar; cuando nos íbamos de este planeta volvíamos al mundo del espíritu, al makalidi, a las Pléyades. No teníamos creencias de haber nacido sucios; de hecho creíamos que al nacer traíamos un cuenco de luz. Formen un cuenco con sus manos; ese es un cuenco de luz, y esa luz contiene el amor de los ancestros y el amor del Creador; el cuenco de luz. Cada humano en este planeta lleva un cuenco de luz.

La parábola que tenemos, muy antigua, es que este cuenco de luz se lleva a través de toda la vida. Los niños pequeños lo tienen también. Jugando con los otros niños empezamos a pelear y quitarles sus juguetes, y es como ir poniendo pequeños guijarros en estos cuencos de luz. Llegamos a nuestra adolescencia y empezamos con los celos y las mezquindades, y tenemos discusiones con nuestros amigos, y ponemos rocas en nuestros cuencos de luz; luego llegamos a la adultez y empezamos a hacer cosas que no tienen integridad, robamos y mentimos, y ponemos más rocas en nuestros cuencos de luz, y antes que nos demos cuenta, apenas podemos ver la luz en el cuenco.

Pero este universo compasivo y los antiguos tienen una solución. De modo que tomen su cuenco de luz, con las rocas de las cosas que han hecho, y lo dan vuelta; tiren todo eso. Ahora sostengan ese cuenco y llénenlo con el amor y la luz del Creador, y el amor y la luz de los ancestros, y acérquenlo a su corazón y pónganlo en él, de manera que el cuenco de luz esté dentro de ustedes, y con las manos sobre su corazón digan estas palabras conmigo: Yo soy magnífico (las personas repiten). Nací magnífico. Llevo un cuenco de luz dentro de mí: la luz de los ancestros, el amor de los ancestros, la luz del Creador, el amor del Creador. Soy magnífico y lo sé.

Cerraré con una oración para ustedes; la diré en hawaiano y luego en inglés, seguida por un cántico de gratitud.

(minuto 16 del audio hasta 16.50)

Que la presencia y el poder, el amor y la alegría, la paz y la felicidad, la salud y la totalidad, el éxito y la abundancia, y todo el bien infinito que es nuestro sagrado Creador, vayan con nosotros, delante de nosotros, detrás de nosotros, por encima y por debajo de nosotros, a nuestro alrededor y dentro de nosotros, y hagan nuestro camino suave, hermoso y perfecto; que esta oración vuele a hacia lo más alto de los cielos.

Conserven sus manos sobre sus corazones y únanse a mí en gratitud, mientras digo este cántico-oración de gratitud para la multitud que llena este salón, para que puedan ascender. Les agradecemos por estar con nosotros en todo este viaje con amor y luz.

(minuto 17.40 del audio, Kalei canta)

Los amo a todos, mucho; gracias por este amor que me brindan.


Lee Carroll


Traducción: M. Cristina Cáffaro www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar
http://audio.kryon.com/en/Hawaii-15-1.mp3
http://audio.kryon.com/en/Hawaii-15-2.mp3
http://audio.kryon.com/en/Hawaii-15-3.mp3
http://audio.kryon.com/en/Hawaii-15-4.mp3
http://audio.kryon.com/en/Hawaii-15-5.Mp3
http://audio.kryon.com/en/Hawaii-15-6.Mp3





Pag. Anterior: Kryon - Ante la Hermandad Femenina Lemuriana.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3817

Pag. Siguiente: Kryon - Ante la hermandad femenina lemuriana. I, II y III.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3831



* * *
Sharing:

Video: english





El juicio a uno mismo. Nuestras excusas para no vivir.





¿Te juzgas a ti mismo? No eres el único.


Aunque ya estoy acostumbrado, lo que más me ha sorprendido durante los 10 años que llevo trabajando (tanto a nivel individual como con grupos), es lo arraigado el juicio a uno mismo se encuentra en nosotros, los seres humanos. He trabajado con personas que disfrutaban del mayor éxito imaginable, que tenían una vida ideal, con las situaciones y circunstancias que otros soñarían. No obstante, las cuestiones del pasado que debíamos elaborar juntos, porque continuaban repitiéndose y creándoles dificultades sin motivo alguno, eran el juicio y la duda respecto a sí mismos.


Uno de los problemas con el auto-juicio es que nos aparta de la vida.
 Cuando comienzo a juzgarme a mí mismo y decido que no puedo hacer algo, me digo algo así:
 “No, no puedo, no puedo hacer esto ni tomar este camino; es mejor que vaya por este otro…”.
 Sin embargo, si a pesar de las dudas decido continuar adelante y vivir esa experiencia, tendré mucha más fuerza vital, mayor crecimiento y más apertura.
 De manera que, lo que he aprendido acerca del juicio a uno mismo, es que tomar conciencia de él debe ser una de las prácticas más profundas para cada uno de nosotros.
 Y que, cuanto más conscientes somos acerca del momento en que aparece en nuestra mente y en nuestras acciones, antes podemos comenzar a trabajar con él y abrirnos a la vida en mayor medida.


El juicio a uno mismo y el rechazo.

Muchos creen que el juicio a uno mismo tiene su origen únicamente en el pasado. Por ejemplo: si tu madre criticó tus trabajos de arte, se supone que, incluso aunque hoy en día seas el pintor más célebre del mundo, o de tu ciudad, permanecerá en tí la semilla de la duda. Debido a que querías el amor y el reconocimiento de tu madre, su juicio aún te estaría afectando mientras sigues reproduciendo ese antiguo guión.
 Esto es válido para todos nosotros. Aunque, si profundizamos, debemos reconocer que vivimos en una sociedad que juzga y critica enormemente.
 Vivimos en una sociedad que nos obliga a compararnos unos con otros, a a juzgarnos entre nosotros.
 Es cierto que en este momento de nuestra evolución estamos rompiendo con ese círculo vicioso, pero si observamos este fenómeno más de cerca, descubriremos que se basa en un miedo primal muy básico.


Cuando en la antigüedad vivíamos en tribus, era vital para nosotros ser aceptados dentro de nuestro grupo tribal. La consecuencia de ser rechazado o apartado de la tribu podía ser la muerte. Podíamos morir solos. De manera que, aún conservamos un miedo innato al rechazo, a ser criticados y juzgados por otros y a que nos alejen de ellos. Uno de los aspectos que debemos superar cuando trabajamos el juicio a nosotros mismos es: si alguien te rechaza, permíteselo. Permite que no acepten algo que has dicho y ve en busca de las personas que sí estarán abiertas para lo que tienes que decir. Porque eso se convertirá en un acto de curación para tí. Al dejar ir esa atadura que quizá de niños no podíamos soltar hacia nuestros padres, porque dependíamos de ellos y entonces eran nuestro principal foco de atención, ahora, ya adultos, podemos liberarnos de esas antiguas energías, quizá en la figura de un amigo o de un grupo.


Juzgarse a uno mismo por el auto-juicio en sí.

Este juicio se da continuamente entre las personas espirituales o que buscan el autoconocimiento y el aprendizaje. Siempre hay un: “¡Oh, Dios mío! ¡Otra vez estoy haciendo lo mismo! ¡No puedo creerlo! ¡Puedo hacerlo mejor! “ (Lee se golpea la frente con la mano).

Cada vez que estoy haciendo esto (Lee se golpea repetidamente la frente con la mano, como reprendiéndose), no lo estoy haciendo mejor. En vez de eso, puedo tomar conciencia de mi auto-juicio y decir: “Ah, muy bien. Me doy cuenta de que me estoy juzgando. Así que pondré mi intención en soltar y dejar ir este juicio, no importa cuánto me lleve. Pongo mi intención en abrirme más allá del juicio mí mismo.”


Aceptación, consciencia y acción.

El primer paso para conseguir acabar con nuestro auto-juicio es aceptar que existe.
 No dejes que dé vueltas a tu alrededor como un mal olor o como una sombra de la que avergonzarte. Todo el mundo tiene algo con lo que está lidiando en su interior, y la mayoría de las personas tienen alguna clase de juicio a sí mismas.

Puedes escribir en tu ordenador o sobre el papel cuál es el mayor juicio que te haces a tí mismo/misma. A continuación, escribe: ¿Qué me impide hacer este juicio en mi vida?. Y para terminar: ¿Cómo me hace sentir este juicio?.

Por ejemplo, en esa lista el mayor juicio podría ser: “Tengo sobrepeso. Lo que me impide hacer es: asistir a cursos de danza, tener citas, sentirme a gusto con la ropa que llevo. Mis sentimientos acerca de él son: profunda vergüenza, la sensación de no ser lo bastante bueno/buena, tristeza, aislamiento…”.


El truco aquí es hacer dos cosas:

1.-Permite que esas emociones entren en tu cuerpo. Sé que eso es lo último que desearías hacer, pero si no dejas que esas emociones salgan a la superficie para ser liberadas, permanecerán a tu alrededor constantemente y continuarán minando tu vida, a menos que hagas algo para impedirlo.

2.-En un espacio tranquilo, coloca las manos en tu vientre y permítete sentir esa vergüenza, permítete sentir esa tristeza. Tal vez tengas miedo de que esas emociones puedan consumirte y ahogarte, pero no te preocupes. Cuanto más permitas que las emociones se asienten en el cuerpo, antes comenzarán a liberarse. Cuando consigas sentirlas intensamente, puedes hacer algún tipo de movimiento, o incluso poner música y bailar por la casa.

El siguiente paso consiste en llevarte a ti mismo/misma a esa clase de danza a la que temías asistir. Sé que muchos sentirán un muro de miedo ante la sola idea de hacerlo. Sin embargo, confía en mí: si vas a esa clase y ya sabes que, una vez allí, van a aparecer pensamientos y ya sabes que vas a sentirte incómodo, eso te dará un inmenso poder , y también la fuerza para atravesar la experiencia. Y, paradójicamente, una vez que hayas acudido a una, dos, tres clases de danza, la misma energía que echabas hacia atrás y encogías dentro de tu cuerpo, empezará a emerger hacia fuera y hacia arriba del cuerpo como energía de vida. ¿Sabes? Nuestro cuerpo sabe reconfigurarse muy bien cuando la mente deja de estar al mando y no dejamos que nos impida seguir adelante.

De manera que, invito a todos a que vivan con el mínimo auto-juicio con que consigan hacerlo y a que sean pacientes consigo mismos hasta que puedan lograrlo.
 Dí:
 “Dejo ir los juicios a mí mismo.
 Estoy aquí para vivir.
 Estoy abierto/abierta “.



- Escribe:

¿Dónde me estoy juzgando a mí mismo/misma?


¿Qué me impide hacer en mi vida?


¿Cómo me haces sentir este juicio?


- Transformación mediante la acción:

1. Siéntate con las manos en el vientre.

2. Permite que todas las emociones asociadas con el juicio emerjan y estate muy presente en ellas.

3. Di: “Permito que estas emociones salgan y sean liberadas”.

4. Muévete o baila para ayudar a liberar las emociones más intensas.

5. Si un auto-juicio te impide pasar a la acción, experimenta y ¡PASA A LA ACCIÓN de todos modos!

“Libero la mentira que es mi propio auto-juicio. Me devuelvo a mí mismo/misma a la vida”.

Disfruta el viaje.



Se puede encontrar el video en inglés en: https://www.youtube.com/watch?v=1XLUsuFti6Y
copyright 2015 –all rights reserved by Lee Harris Energy
Energía de la A a la Z (3):
Por Lee Harris
http://www.leeharrisenergy.com
Traducción del Video: Rosa García
Difusión: El Manantial del Caduceo





Pag. Anterior: Varios/Otros - Creando un lugar seguro.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3818

Pag. Siguiente: Varios/Otros - ¿Decepcionado o Molesto?
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3833


*      *      *
Sharing:


Cada vez que renunciamos a una enfermedad, enfermamos.





Son muy pocas las personas que pueden enfrentar una enfermedad con un sentido profundo, con el sentido de enterarse de qué es lo que está sucediendo y por qué se ha manifestado su enfermedad.

A la mayoría de las personas les resulta muy cómodo y tranquilizador el uso de fármacos o una cirugía para mejorar su estado de salud.

Acudir a la medicina tradicional para superar su dolencia lo mas pronto posible se convierte en el único propósito, perdiendo de vista la inmensa información que esa dolencia le puede aportar a su vida para mejorar algún aspecto importante y además, para evitar volver a enfermar de lo mismo o de otras dolencias que se relacionan con el mismo tema.

La persona que recibe su enfermedad sabiendo que es un estado de desequilibrio producido en su interior comenzará a informarse, observarse, corregirse y aprenderá algo importante para su vida, sin dar tanta importancia a la dolencia en si misma, sino, rescatando el mensaje mas valioso que es conocer la causa del desequilibrio.

La persona que logra comprender el mensaje sana de inmediato y es muy poco probable que vuelva a manifestar la misma enfermedad nuevamente.

Cuando acepta el reto, su vida mejora en los aspectos que se relacionan a la creación de su enfermedad, teniendo la posibilidad de desarrollarse mas plenamente, mas sano y mas feliz.

La persona que se deja sanar por agentes externos, sin hacer los cambios internos, tiene muchas probabilidades de volver a manifestar la misma enfermedad varias veces, y si se ha acogido a una cirugía es posible que luego enferme otros órganos del cuerpo.

Cuando comprendemos que la enfermedad es una posibilidad de crecer y hacernos más fuertes, las cosas se desarrollan de forma muy distinta a lo que sucede, con una persona que aun no lo ha comprendido. Es verdad que resulta muy sencillo acallar un dolor con un analgésico, y olvidarse del asunto, pero también es verdad que la tarea que emprende el que comienza a excavar en su interior a partir de ese dolor físico, saldrá renovado, más maduro, mas consciente y con la practica no volverá a necesitar enfermar para mejorar algún aspecto de su vida.

Se sabe de lugares donde las personas gozan de una excelente salud y una larga vida y se han trazado factores claves que determinan esa condición. Ellos son más felices, ríen mucho, tienen más libertad, más tranquilidad y disfrutan de la vida en una forma más acentuada que los demás. Por alguna razón, ellos han descubierto que se puede vivir en perfecta salud y lo ractican.

No podemos desconocer que al comenzar a observarnos vamos a encontrar una infinidad de cosas desagradables que en muchas ocasiones nos hacen sentir aun más mal que antes de hacerlo. Sin embargo, la tarea dará sus frutos sin excepción y los beneficios serán elocuentes.

La gran tarea de observarse es una bendición, si bien a veces dolorosa al principio, luego se vuelve tan agradable y necesaria como el aire para respirar. Será necesario atravesar las grandes verdades espirituales, las grandes verdades emocionales y las grandes verdades mentales, para llegar al mundo físico donde solo se está manifestando lo que sucede en nuestros cuerpos energéticos.

Esto requiere tanta paciencia y tanto amor por uno mismo, que a veces creemos estar en una travesía titánica que solo podría realizar algún ser con poderes especiales y divinos. Sin embargo, todos y cada uno de nosotros se encuentra perfectamente capacitado para llevarla a cabo.

Lo más complicado de esto, puede ser iniciar la búsqueda en el interior que nosotros mismos fuimos creando con la aceptación de nuestra realidad, con las experiencias de vida, con las ideas de la conciencia colectiva y que dejamos entrar sin haber podido filtrar. Permitimos entrar mucha información y muchas emociones que no corresponden a nuestra condición de seres divinos eternos y no nos damos cuenta de ello porque no hemos tenido las referencias de la verdad. Encontrar esto y revertirlo a veces es realmente una hazaña, pero es absolutamente posible.

Parece tan normal permitir la entrada de ideas limitantes, incluso es mas, si no lo hacemos nos sentimos extraños, fuera de lo normal, insensibles o egoístas. Por ejemplo, cuando aceptamos la idea de que somos vulnerables, creemos que cualquier situación o persona nos puede dañar, renunciando a nuestra libertad y grandeza y como consecuencia de eso nos enfermamos. Otro ejemplo es cuando aceptamos la idea de que estamos solos y desamparados, renunciamos a la red y la fuente de la que formamos parte, renunciamos a la seguridad del sustento que nos pertenece por derecho divino y como consecuencia de eso enfermamos.
 Cada vez que renunciamos a alguna verdad, enfermaremos.


Por eso el camino a la sanación se hace angosto y pesado.
 Resulta tan sencillo ingerir algo y olvidarte de todo. Sin embargo, nada que no sea nuestro trabajo interior será verdaderamente sanador. Hemos venido aquí a descubrir lo que somos, a darnos cuenta de que podemos volver al hogar, a encontrar el camino de regreso casa y la enfermedad es una guía, una guía maravillosa y valiosa, tan valiosa que hasta la puedes recibir con alegría. ¿Pero quien recibe su enfermedad con alegría? Generalmente, cuando enfermamos nos llenamos de miedo, de dolor, de angustia, desesperación y una urgencia por encontrar quien pueda arreglarlo por nosotros porque nos sentimos indefensos.

Sentirnos indefensos frente a nuestra enfermedad no nos ayuda. Es preferible darle la bienvenida y recibir su mensaje para iniciar la tarea de corregir, crecer, amarnos, y aceptar nuestra grandeza infinita. Aceptar esta verdad nos sanará definitivamente.

La ciencia, los fármacos y tantas otras cosas pueden ayudar a paliar la enfermedad, pero en definitiva solo cada cual puede sanarse a si mismo. Muchas veces ni siquiera es necesario saber cual es exactamente el desequilibrio que te afecta, a veces solo es necesario reconocer que algo se puede mejorar para que el universo ofrezca las soluciones.
 Somos tan amados y tan bendecidos, que el solo hecho de poner a disposición nuestro desequilibrio a la voluntad de Dios puede sanarnos.
 No es necesario que este proceso sea largo y doloroso, no hay ninguna necesidad de sentir dolor y angustia.


La persona que está más acostumbrada a revisarse se sentirá más segura y tendrá la certeza de la sanación en cuanto se disponga a comprender que algo de importancia sucede en su interior.
 No sentirá la urgencia de mejorar y se tomará el espacio de reposo para mirarse con amor a si misma y aprovechará la posibilidad de amarse un poco mas, cada vez un poco mas.
 Esta persona ha comprendido que ha enfermado justamente por eso, porque debe aumentar el amor a si misma y lo hará.



Patricia González





Pag. Anterior: Varios/Otros - Qué es la biodescodificación?
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3753

Pag. Siguiente: Varios/Otros - Los agujeros negros dentro de nosotros.
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3768



*    *    *

No hay comentarios.:

Publicar un comentario