martes, 28 de abril de 2015

Compartir_ Preguntas concernientes a La vida después de la muerte. I - Ser dueño de tu propio poder.

***
Translate   /traducir/ Vertaal /  ♪ → → → ► → → →
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen / ♪ → → → ► → → →
переводити/Traduire/ переводить ♪ → → → → → → ►
 ترجم / לתרגם   翻訳する
  ***
* * * * * *

* * *  
Compartir:


Ser dueño de tu propio poder.



Ser dueño de tu propio poder, tu poder de ser auténtico, de ser quien realmente eres, trata de hecho, de apropiarte de tu libertad. De muchas maneras, has cedido tu poder y/o libertad por tu forma de hablar ,de pensar y ser.

Por ejemplo, cuando dices o piensas algo como, “Esa persona me hace enfadar”, has cedido tu poder /libertad de decidir si estar o no enfadado, a esa persona. Has dicho que no tienes poder, y que esa persona tiene el poder de decidir cuando te enfadarás.

Puedes elegir no hacerlo nunca más.

Sería más adecuado decir algo cómo, “Me enfado cuando esa persona hace eso”. De esa forma, llegas a comprender que eres tú el que te ha hecho enfadar, y también que puedes decidir sentirte enfadado, o sentir algo distinto.

Nadie más que tú “hace” que te sientas enfadado, o triste, o deprimido, o feliz, o sexy, o aburrido, etc. A partir de ahora estás en el proceso de decidir por ti mismo sobre tu vida, tus opciones, tus acciones, tus sentimientos, y lo que ves, ¿ porqué no adueñarte del poder de tomar decisiones a todos los niveles?

Presta atención a las palabras que utilizas, porque ellas forman las bases de tus formas de pensamiento. Escucha tus palabras, y date cuenta si ellas reflejan o no tu libertad de decidir por ti mismo, qué sientes o qué haces.

¿Dices, “Déjame hacer esto”, pidiendo permiso o expresas tus deseos diciendo, “me gustaría hacer esto”, o incluso “Voy a hacer esto?”. ¿Dices, “Esa persona me manipula” o “Me permito a mí mismo ser manipulado”? Cualquier cosa que hayas estado haciendo que no haya funcionado para ti, puedes elegir no hacerla nunca más.

¿Te has reprimido de expresar lo que realmente querías por lo que pensabas que alguien pudiese pensar? Entonces, has cedido el control de tu poder de palabra a esa persona.

Eres libre, lo sabes. ¿Estás deseando ser dueño de tu libertad?

¿Te has reprimido de mirar algo o a alguien por lo que otra persona pudiese pensar? Entonces, le has cedido tu libertad de elección de ver lo que quieres, a esa persona.

¿Te has reprimido de hacer lo que querías por lo que otra persona pudiese pensar? Has cedido tu libertad de acción. Te has reprimido de hablar, de actuar, de ver lo que era autentico para ti. La visión clara se relaciona con permitirte ser auténtico, y confiar en ello – de hecho, insistir en ello.

Al ser dueño de tu libertad, también debes desear reconocer la libertad de los demás. Nadie te da tu libertad – ya es tuya. Sólo depende de ti ser libre. De la misma forma, tu no das a los demás su libertad. Tu sólo puedes reconocer que ellos la tienen.

Cuando haces algo, los demás son libres de sentirse cómo ellos elijan acerca de lo que tú haces. Para ti, sin embargo, solamente estás siendo auténtico, y actuando con amor y libertad según tus motivaciones. Si eres malinterpretado, puedes elegir aclarar el malentendido a través de la comunicación. No es necesario que cambies tu forma de Ser por la forma en que los demás se sienten. Si eliges cambiar, debe ser porque tiene sentido para ti hacer las cosas de distinta forma.

De la misma manera, si otra persona hace algo por lo que tú eliges no sentirte bien, esa es tu opción. Esa persona, también, es libre. Si el no sentirse bien es el resultado de un malentendido, puede aclararse a través de la comunicación. No supongas nada. Pregunta, y entonces lo sabrás.

Si el no sentirse bien es el resultado de apegos que necesitas liberar en tu camino hacia la claridad y la libertad, puedes encontrar otra forma de pensar y de sentir dónde te sientas mejor, en la cual no estás decidiendo lo que otra persona haría de distinta manera, sino preferiblemente lo que tú necesitas hacer de otra forma.

Si esperas que la otra persona cambie su forma de Ser por la forma en que te sientes, entonces estas queriendo controlar a esa persona. Si no quieres ser controlado, ¿estás deseando cesar de controlar?

Quizás en el pasado, cuando mirabas una situación que no considerabas óptima, habías decidido lo que la otra persona debería haber hecho de forma distinta, o que debería hacer de diferente en el futuro. Cuando te apropias realmente de tu poder y de tu libertad, eso ya no lo haces más – si no, solo decides lo que podrías haber hecho de distinta manera entonces, y lo que puedes hacer de distinto a partir de ahora, en el futuro. Cuando eres sincero acerca de esta cuestión, tus pensamientos se incluyen también en el proceso. Mientras te encuentres pensando lo que otros harían, o pensarían, o sentirían, no eres totalmente dueño de tu poder o de tu libertad.

Si quieres ser dueño de tu libertad, ¿estás deseando reconocer la libertad de los demás también? Entonces, puedes comprender que no haces a los demás tristes, si no que ellos pueden decidir sentirse de esa forma cuando tú haces algo. Tú no les haces felices, si no que ellos optan por sentirse así cuando tú haces algo.

No importa lo que hagas, digas, algunas personas lo aprobaran, y otras no. Tienes la libertad de decidir con qué personas estarás. Si decides estar con los que te juzgan, puedes sentirte como una mala hierba en un jardín, sintiéndote constantemente como si necesitases defenderte a ti mismo y a tu forma de Ser.

En cambio, puedes elegir estar bien cuando te juzguen, sabiendo que solamente estás siendo quien tú eres, y que los demás son libres de sentir lo que quieran acerca de esto. Pueden estar juzgándote bajo sus estándares, pero tú estas viviendo bajo tus propios estándares.

También puedes elegir estar con esas personas que no te juzgan, y en cambio, te aprecian por quien eres. Puedes sentirte más libre, y más relajado cuando eres auténtico, siendo quien realmente tú eres. Comprenderás que tú no eras una mala hierba, sino solamente una flor en el jardín equivocado.

Quizás, en el pasado, tendías a cambiar, a ser alguien distinto de quien eres realmente, para ser amado, para obtener amor. Si quieres saber que eres querido por quien tu eres, entonces sé quien realmente eres, y deja que sea esa la imagen que se ama.

El amor no puede ser solicitado. Debe fluir libremente, y darse libremente. Entonces, sabrás que ese amor es auténtico. Si tú creas una imagen a fin de ser amado, y la gente ama esa imagen, con eso no te sentirás amado por quien realmente eres.

Si las expresiones de amor se solicitan, se piden, entonces no sabes en realidad si se manifestarían en caso de que tú no la pidieras.

Todavía no estarías seguro del amor. Date cuenta cuando las expresiones de amor proceden libremente de los demás, cuando tú eres auténtico. Entonces, sabrás que llegan porque los otros eligen expresar su amor, y sabrás que es auténtico. Cuando sabes que el amor está ahí, ábrete y siéntelo.

A veces, las expresiones de amor son malinterpretadas, porque nos han enseñado distintas formas de expresar el amor que sentimos. La forma en que algunas personas expresan su amor, es a veces malinterpretada como amor que se quita. Los malentendidos pueden resolverse a través de la comunicación, de modo que las expresiones de amor al final pueden ser esas en las que destaca la experiencia de la persona que las recibe, algo que les hace sentir bien.

Acuérdate de expresar tu amor de esa forma, también. Expresa tu amor de la forma en que te gustaría que los demás expresasen su amor por ti, de una forma en que el resultado sea que se sientan bien, y de una forma en que tú serías feliz cuando lo recibieras.

Tienes el poder y/o libertad de ser quien realmente tú eres, de estar dónde quieres estar, con quien realmente te gustaría estar (si a ellos les gustaría realmente estar contigo), haciendo lo que realmente quisieras hacer. Los demás, también, tienen el mismo poder /libertad.

Si honestamente te encuentras incapaz de decir, “Amo donde estoy, Amo con quien estoy, Amo lo que estoy haciendo”, entonces algo tiene que cambiar. Tienes el poder y/o libertad de hacer que cambie.

Si es una situación dónde no te sientes feliz, tienes tres opciones:

Cambia la situación.
Reordénala.
Cambia la forma en que ves la situación.
Deja la situación, y encuentra otra.

Si la situación, por ejemplo, es tu trabajo, puedes cambiarlo de manera que lo que estés haciendo signifique más para ti. O, puedes verlo de otra forma en la que te sientas mejor y por lo tanto te sientas feliz en esa situación (pero debe ser auténtica para ti). Si no haces ninguna de estas cosas, entonces quizás necesitas hacer algo distinto, en un trabajo distinto, de manera que desees cada día invertir tiempo y energía en él.

Si es tu hogar, ¿ te sientes como en casa en él? Si no, reordénalo de forma que lo parezca. O de otra forma, elige verlo como que es realmente perfecto para ti ahora. En caso contrario, múdate.

Si crees realmente que estos cambios son demasiado inmensos para ti, que “no puedes hacerlos”, es porque tú has cedido tu poder y/o libertad. No es que no seas capaz de realizar estos cambios, si no que no has elegido hacerlo. Aún tienes el poder de crear tu vida de la forma en que realmente te gustaría que ésta fuese. Tienes el poder y/o libertad de cambiar lo que no ha funcionado para ti, cambiar lo que no ha resultado en tu ser tan feliz como te gustaría que fuese.

¿Estás con gente con quien realmente no disfrutas estar? Si es así, has cedido tu poder de ser feliz a ellos.

No tienes que hacerlo nunca más.

Si has cedido tu poder, puedes recuperarlo. Aún es tuyo. Aprópiate de él.

Tu poder y/o libertad también incluye tu opción de cambiar los patrones dentro de ti mismo que reconoces que no han sido óptimos, que son el resultado de una percepción equivocada, y de formas limitadas de comprender.

Tus apegos y adicciones están entre tu y tu libertad. Cuando eres libre, eres capaz de decidir en cada momento qué te gustaría hacer, y qué tiene sentido hacer. No te permites a ti mismo ser controlado por programas pasados.

Cuando eres adicto a algo y no lo obtienes, no te sientes bien. El grado de tu malestar muestra el grado de apego o adicción. Puedes elegir no dar tu poder a tus apegos, o al objeto de tus apegos. El desapego es libertad.

No se trata de desprenderse. Desprenderse es alejarse de todos los sentimientos. El desapego permite sentimientos positivos de alegría cuando tienes algo. Cuando hay algo que no tienes, eres capaz de focalizar tu atención en lo que tienes.

Si, por ejemplo, estas apegado a una cena con langosta, y no puedes cenar langosta, no eres libre de disfrutar lo que tienes. Cuando no estás apegado, puedes disfrutar una ensalada, un bistec, o si dispones de langosta, realmente disfrutarla, también.

Si estás apegado o eres adicto a una persona, cuando estás con ella, pasas tiempo preocupándote por cuando no estarás con ella, y cuando ellos no están, pasas tiempo echándoles de menos, y no estando presente con la gente que están contigo. Eso no es libertad.

Tienes el poder y la libertad de estar totalmente presente dondequiera que estés, disfrutando de lo que este ocurriendo.

Los demás no tienen que cambiar su forma de Ser por tus apegos, y tú no tienes que cambiar tu forma de Ser por las adicciones de los demás.

Tú asumes la responsabilidad total de ti mismo, y cualquier cosa que pienses, hagas o digas y reconoces que los demás tienen la responsabilidad por cada cosa que elijan pensar o hacer o decir.

No decidas qué piensan los demás, o que harán en una situación dada, porque de hecho, realmente no lo sabes, esa es su responsabilidad. Solo necesitas examinar tu propia conciencia y lo que ocurre en ella.

Los demás son libres para querer lo que quieren y tú eres libre de decir sí o no a eso. Es correcto para ellos quererlo y es correcto para ti el no quererlo. De la misma forma que eres libre de querer lo que quieres y los demás son libres de no querer lo mismo. Cuando ambos queréis lo mismo, hay un acuerdo libre y entonces es probable que algo suceda. Si no, puedes estar de acuerdo en no estar de acuerdo y cada uno puede encontrar la felicidad y la satisfacción a su manera.

Cada persona tiene derecho a tener su propia opinión y sus propios pensamientos y deseos y tú , eres libre.

Revisa tu película, en la que no eres solamente el protagonista, sino también el director. Y también eres el público. ¿ Cuáles eran los efectos de tus acciones y palabras? ¿ Podrías haber escrito un mejor guión para ti mismo? Si es así, ¿ qué hubieses hecho de otra manera? ¿ Podrías haber actuado con más amor, más comprensión?

Revive la situación en tu mente, haciéndola distinta, y mira el final diferente. Decide que si la situación se presenta de nuevo, la revivirás de la nueva forma. Dedícate a esa decisión. Entonces, has cambiado para mejor, porque era tu elección, y has aprendido lo que necesitabas.

Asimismo, debes darte cuenta de que las cosas ocurren de la forma que tiene que ocurrir, con la química de las personas involucradas, para obtener el resultado que necesita ocurrir. La próxima vez, sin embargo, serás capaz de lograr el mismo resultado con más armonía.

Continua haciendo esto hasta que seas honestamente capaz de dar a tu película y a tu carácter grandes repasos. ¡Si vieras esa película en el cine, hubieses pensado que era una película fabulosa, con una estrella inspiradora tú! Hubieses recomendado la película a tus amigos y disfrutaríais viéndola de nuevo.

Date cuenta de cuáles son tus motivos para hacer las cosas. ¿Cuáles son tus motivaciones? En una situación dada, ¿estás escogiendo el miedo o la libertad? ¿Estás haciendo las cosas porque realmente las has elegido, o las estas haciendo ,o no haciendo, por miedo? Confía en tus instintos y en lo que es auténtico para ti, y haz lo que realmente quieras hacer.

¿Te contenías de ser quien realmente eres porque pensabas que tenías que hacerlo, y luego te dabas cuenta que realmente no tenias que haberlo hecho? Entonces, la base de tu decisión y tus acciones era el miedo. Toma la decisión de que no tienes que hacerlo nunca más. Puedes ser quién realmente eres, y la gente te disfrutará aún más. Cuando haces lo que realmente quieres, algo maravilloso ocurre.

¿Es el amor tu motivación, o es la culpa? ¿Haces las cosas para evitar sentirte culpable, porque te sentirías culpable no haciéndolas? O actúas claramente, haciendo lo que realmente quieres hacer, como una expresión de amor.

Si has estado teniendo como motivaciones el miedo o la culpa, ¿quieres seguir de esa manera? No tienes porqué, lo sabes.

Puedes hacer una elección consciente, una profunda decisión, no tener miedo o culpa o ira controlando tu vida, si no actuar como un Ser conscientemente libre. Cuando lo haces, a partir de ese momento, si descubres que tu decisión va a ser de una cierta forma, o hacer (o no hacer) una cierta cosa basada en el miedo, la culpa o la ira, dedícate a tomar una decisión distinta. Entonces, no estas permitiéndote ser controlado por los patrones pasados de ser o hacer, sino viviendo realmente tu libertad.

Eres realmente libre. Solamente tienes que adueñarte de tu libertad, y ser libre. No solamente te sentirás mejor y disfrutarás tu vida mucho más, sino que también liberarás patrones que se asociaban con visión distorsionada. Vas a volver a la claridad.

Eres libre de pensar de la forma que elijas, y amar de la forma que elijas, y actuar de la manera que elijas.

La gente que te ama disfruta viéndote feliz de la forma en que realmente te gusta ser feliz, siendo la expresión más llena de tu Ser, siendo auténtico, siendo todo lo que tú puedes ser. La gente que te ama realmente quiere que tengas éxito.

Pero, depende de ti.

Tienes el poder y la libertad de ser auténtico, de ser feliz, de tener éxito, de estar satisfecho.

Mira claramente lo que es auténtico para ti. Y vívelo.

Mientras nos han enseñado que es algo bueno ser nosotros mismos, de hecho, también necesariamente, nos han enseñado de muchas maneras que no tenemos que ser nosotros mismos para complacer a los demás y que es bueno complacerles, hacer feliz a los otros.

Entonces, parece ser una elección entre hacer feliz a los demás, por un lado, y siendo nosotros mismos, hacernos felices a nosotros mismos, por el otro lado.

Si has estado eligiendo no ser tu mismo para que otros fueran felices, has decidido que complacer a los demás era más importante que ser realmente tú mismo. Esta era una bonita expresión de tu amor, pero con un coste elevado para ti, y tu facilidad de Ser, y tu salud. La facilidad de Ser se asocia con la salud. No ser tu mismo requiere una inversión de energía, que también se conoce como estrés, un elemento no saludable desde ningún punto de vista.

Lo que tiene mayor sentido es cambiar tus prioridades de forma que ,ser auténtico, sea lo más importante y de hecho, una parte necesaria de cualquier proceso de sanación.

Aún puedes disfrutar expresando tu amor de cualquier forma que funcione para ti y saber la importancia de ser auténtico. Siendo tu mismo. Siempre. Con claridad y amor.


Por Martin Brofman, Ph, D.


* * *

* * * 


Preguntas concernientes a La vida después de la muerte. I


* PREGUNTA Nro. 1 - LA EXISTENCIA EN EL PURGATORIO
 

¿La experiencia del Ego en el Purgatorio, continúa desde la muerte hasta que el panorama llega al momento del nacimiento de la vida que acaba de terminar, o existen períodos de descanso entre el término del sufrimiento por ésta, aquélla, o la otra acción, y el comienzo del sufrimiento por la siguiente?

Respuesta: La Naturaleza que es Dios en Manifestación, siempre tiende a la conservación del potencial, logrando los más grandes resultados con el menor consumo de fuerza o energía. La Ley de Analogía es aplicable a este caso. Si estudiamos el efecto del cambio en el mundo físico, aprenderemos algo de su consecuencia en el reino que está por encima de nosotros. Una persona que se encuentre aquí sufriendo agudamente por un corto tiempo, generalmente siente el dolor muy intensamente; mientras que aquel que sufre por años consecutivamente, aunque el dolor que se le inflige, puede ser igualmente severo, no parece que sienta el sufrimiento con la misma intensidad. Se ha, por así decir, acostumbrado, y su constitución en cierto sentido se ha vuelto demacrada y adaptada al dolor; por lo tanto, el sufrimiento no es sentido tan agudamente por éste, como por la persona del primer caso.

Sucede lo mismo en la experiencia del Purgatorio. Cuando una persona (hombre o mujer) ha sido muy dura y rigurosa en la vida, cuando ha causado profundo dolor aquí, allí, en cualquier parte, y en cualquier ocasión presentada, encontraremos que su sufrimiento en el Purgatorio será muy severo, intensificado, por supuesto, por el hecho de que la experiencia purgatorial es de menor duración que la vida vivida en la tierra; pero el dolor es intensificado en proporción.

Ahora, por consiguiente, es evidente que si su experiencia fuera continua, si el dolor causado por un acto fuera seguido de inmediato por el siguiente, mucho del efecto del sufrimiento habría de perderse para el alma porque no lo sentiría en su total intensidad. Por consiguiente, las experiencias tal como fueron, le llegan en oleadas, de modo que hay un período de descanso después de cada período de sufrimiento con el fin de que la total intensidad del siguiente pueda sentirse.

Algunos pueden pensar, por supuesto, que esto es cruel, y que es infligir dolor innecesariamente, aprovechando cualquier artificio para hacer el sufrimiento tan agudo, como sea posible. Sin embargo esto no es así. Aunque el efecto está allí, el motivo es un bien mayor, pues la naturaleza, nunca busca vengarse, o vindicar cualquier mal, sino enseñar a los que se permiten hacer el mal no repetir el acto, dándole al trasgresor dolor por dolor. La tendencia en la vida futura es obligarle a que respete los sufrimientos de los demás y así ser misericordioso con todo el mundo. De este modo, la más fuerte intensidad en el dolor es necesaria para la conservación de la energía, y para hacerlo bueno y puro mas pronto que lo que sería en el caso de que el dolor fuese continuo y el correspondiente sufrimiento aminorado.


* PREGUNTA Nro. 2 - CÓMO ESTÁN VESTIDOS LOS MUERTOS?


¿Cómo aparecen los llamados muertos en su ropaje externo? ¿Cómo están vestidos? ¿Sus pensamientos moldean la materia sutil en trajes u otra cosa que deseen? Uno juzgaría que es así, por lo que se informa en el Concepto Rosacruz del Cosmos, sobre el Mundo del Deseo.

¿Toma el cuerpo de deseos la forma del cuerpo denso inmediatamente que el cordón plateado se rompe?
 

Respuesta: Es posible, para los así llamados muertos, formar con sus pensamientos cualquier material para vestir que deseen. Generalmente piensan de sí mismos que están vestidos con el traje tradicional del país en el que vivieron antes del deceso, y por lo tanto, aparecen vestidos, así, sin esfuerzo particular alguna de pensamiento. Pero cuando desean obtener algo nuevo, alguna prenda no común para vestir, naturalmente que tienen que usar su poder de voluntad para crearla y tendrá tanta duración como piense la persona estar vestida con ella.

Pero esta ductilidad de la sustancia de deseos para ser moldeada por el poder del pensamiento, también es utilizada en abandona este mundo como consecuencia de algún accidente, piensa de sí, estar desfigurada en cierto modo, quizá con una otras direcciones. Hablando en general, cuando una persona pierna menos, o con un agujero en la cabeza. Esto no le causa inconveniente alguno, puede moverse por donde quiera, fácilmente, ya sea que tenga o no brazos o piernas; pero demuestra la tendencia del pensamiento para dar forma al cuerpo de deseos. En el comienzo de la guerra, cuando gran número de soldados pasaron al Mundo del Deseo con lesiones de la más horrible naturaleza, los Hermanos Mayores y sus discípulos enseñaron a estos hombres que por sólo mantener el pensamiento en el sentido de estar sanos corporalmente se curarían en seguida de las heridas que los desfiguraban. Esto lo hicieron inmediatamente. Ahora todos los recién llegados, cuando les es posible comprender estos asuntos allí, son curados inmediatamente de sus lesiones o amputaciones, y al verlos nadie podría pensar que han fallecido como consecuencia de algún accidente.

El resultado es que este proceder se ha generalizado tanto, que mucha gente que ha muerto desde entonces se ha beneficiado con el conocimiento de esta propiedad de la materia de deseos y la ha moldeado con el pensamiento en los casos en los que ha querido cambiar su apariencia corporal. Algunas veces aquellos que son muy corpulentos desean ser más delgados o aquellos que son muy delgados desean aparecer como si tuvieran más carnes. Sin embargo, este cambio o transformación no es un éxito permanente debido al arquetipo. El excedente de carnes puesto en una persona delgada, o la cantidad que ha sido quitada a otra corpulenta, no son permanentes, pues después de algún tiempo, estas personas gradualmente vuelven a su condición original y entonces tienen que renovar el proceso si no quieren mantenerse así. Sucede lo mismo cuando las personas intentan moldear sus facciones y cambiarlas por una apariencia que más les agrade. No obstante, los cambios que afectan las facciones son menos permanentes porque la expresión facial, allí como aquí, es una indicación de la naturaleza del alma; por consiguiente, todo lo que es fingido es rápidamente dispersado por el habitual pensamiento de la persona.

Con respecto a la segunda parte de la pregunta, podemos decir que durante la vida física el cuerpo de deseos tiene mas o menos la forma de una nube ovoide que circunda el cuerpo denso. Pero tan pronto como la persona obtiene conciencia en el Mundo del Deseo, y comienza a pensar de sí misma que tiene la forma del cuerpo denso, entonces el cuerpo de deseos comienza a asumir esa forma. Esta transformación es facilitada por el hecho de que el cuerpo del alma, compuesto de los dos éteres superiores, el éter luminoso y el éter reflector, todavía permanece con el hombre, el Ego. Para hacerlo más claro y presentar una útil comparación, recordemos que en el tiempo en que el Ego está viniendo a renacer, los dos éteres inferiores son moldeados en una matriz hecha por los Señores del Destino -los Ángeles Archiveros y sus agentes-. Estos éteres vibran con los átomos-simientes en el corazón y en el plexo Solar. La matriz así moldeada es colocada en el útero de la madre en donde las partículas físicas son encajadas de tal modo que gradualmente forman el cuerpo del niño que entonces nace. En este período, el niño no tiene cuerpo del alma. Cualquier cosa que pueda existir de esos dos éteres superiores no es asimilado sino hasta más tarde en la vida, y es formado por las acciones que son buenas y verdaderas. Cuando el cuerpo del alma ha alcanzado cierta densidad, es posible a la persona funcionar en él como un Auxiliar Invisible, y durante sus vuelos anímicos, el cuerpo de deseos se amolda sin esfuerzo en esta preparada matriz. Cuando la persona retorna a su cuerpo físico, el esfuerzo de voluntad por medio del cual entra en él, disuelve automáticamente la íntima conexión entre el cuerpo del alma y el cuerpo de deseos. Más tarde, cuando la vida en el mundo físico ha terminado, y desechados los dos éteres inferiores juntos con el cuerpo denso, el luminoso cuerpo del alma, o "traje dorado de bodas" aún permanece con los vehículos superiores, y dentro de esta matriz se moldea el cuerpo de deseos en su nacimiento en el Mundo Invisible.
Así como el cuerpo del niño fue formado de conformidad con la matriz de los éteres inferiores antes de nacer físicamente, similarmente el nacimiento en el Mundo Invisible, qué sigue a la muerte en la región física es asistido por una impregnación con materia de deseos de la matriz formada de los éteres superiores, para formar el vehículo que será usado en ese mundo.

Pero los llamados muertos no son los únicos que tienen el poder para moldear así la materia de deseos en la forma que quieran. Este poder lo comparten los otros habitantes del Mundo del Deseo, ya que hasta los elementales, muy frecuentemente usan esta facultad de transformación para asustar o engañar al recién llegado, como muchos neófitos lo han comprobado, para su consternación, cuando por primera vez entran en esa región. Pues estos pequeños diablillos son rápidos para conocer cuando una persona es extraña y no familiarizada con la naturaleza de las cosas de allí, y parece que sienten un deleite especial en fastidiar a los recién llegados, transformándose en los más grotescos y terroríficos monstruos. Entonces pueden fingir los más atroces ataques en contra del neófito y parece que les proporciona el más agudo deleite si les es posible acorralarlo en un rincón y hacerlo crisparse de miedo mientras permanecen rechinando los dientes como si fueran a devorarlos. Pero en el momento en el que el neófito aprende que en realidad no existe nada que pueda dañarlo, que en sus vehículos sutiles es inmune contra todo peligro de ser destrozado o devorado, y que reírse tranquilamente de estas inofensivas criaturas y un firme mandato de retirarse, es todo lo que se necesita para que vuelvan su atención a otra parte, pronto lo abandonan. De esta manera aprende a forzarlos a hacer su voluntad, pues en ese mundo todas las criaturas que no están individualizadas son compelidas a obedecer los mandatos de las inteligencias superiores, y el hombre está entre éstas.

De esta manera el hombre puede tomar un elemental y hacer que asuma la forma que desee y utilizarlo para cumplir sus mandatos. Los seres así creados con su vida y poder de voluntad, a quiénes a dado cierta misión que llenar, obedecerán fielmente sus órdenes y de acuerdo con la intensidad que él ponga en esa obra, la cosa durará más o menos tiempo. En esta forma muchos de los llamados espectros han sido creados y se les ha dado una misión que dura por siglos aún después que la persona quién originalmente dio comienzo al hechizo, haya pasado al Mundo Celeste. Este es probablemente el origen de la "dama blanca" que advierte a los Hohenzollerns de la inminente muerte. Ella, y otras aspiraciones semejantes que han dado lugar a tanta especulación, han sido creados por la superlativa intensidad del deseo de un ser humano, lanzado al Mundo del Deseo, bajo particulares circunstancias de dolorosa angustia, lo cual forjó el requerido encanto mágico, sin saberlo su propio creador.


La Filosofía Rosacruz enseña que el hombre es un ser complejo, un Ego, o Espíritu triuno que posee:

(1) Un cuerpo denso, compuesto de los sólidos, líquidos, y gases del Mundo Físico. Es el instrumento visible que usa en este mundo para moverse y accionar; el cuerpo del que la gente comúnmente piensa que es “el hombre”.

(2) Un cuerpo vital, que está formado de éter e ínterpenetra nuestro cuerpo físico, así como el éter satura todas las otras formas con la excepción de que los seres humanos especializan una mayor cantidad del éter universal que otros seres vivientes. Este cuerpo etéreo es nuestro instrumento para especializar la energía vital del Sol, y para llevar a cabo las funciones de la asimilación, crecimiento, propagación, etcétera.

(3) Un cuerpo de deseos, que es nuestra naturaleza emocional. Este vehículo más sutil penetra a ambos, al cuerpo vital y al cuerpo denso. Es visto con la visión espiritual que se extiende como unas diez y seis pulgadas externamente al cuerpo visible, el cual queda localizado en el centro de esta nube ovoide como la yema está en el centro de un huevo. El cuerpo de deseos contiene centros sensorios que, cuando son desarrollados apropiadamente, son los medios de percepción del hombre en el Mundo del Deseo.

(4) La mente, que es un espejo que refleja el mundo externo y permite al Ego transmitir sus mandatos como pensamiento y palabra. Es el eslabón entre el Espíritu y sus cuerpos. Actualmente no es sino una nube informe, pero a su tiempo estará, en realidad, tan organizada como los otros cuerpos del hombre.

El Ego, es el espíritu triuno que usa estos vehículos para obtener experiencia en la escuela de la vida y transmutarla en poder anímico.


Extracto de: MAX HEINDEL - FILOSOFÍA ROSACRUZ EN PREGUNTAS Y RESPUESTAS


Pag. Anterior: Varios/Otros - ¿Cómo se debe utilizar la energía generadora? II
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3601



 

* * *

No hay comentarios.:

Publicar un comentario