lunes, 5 de enero de 2015

Compartir.:::.Pleyadianos ~ La inteligencia emocional es un añadido rico y valioso..._Pleyadianos ~ Para poder entender y sanar la locura, la inestabilidad y...

***
Translate   /traducir/ Vertaal /  ♪ → → → ► → → →
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen / ♪ → → → ► → → →
переводити/Traduire/ переводить ♪ → → → → → → ►
 ترجم / לתרגם   翻訳する
  ***
***   * * *
Sharing


Pleyadianos ~ La inteligencia emocional es un añadido rico y valioso...


 La inteligencia emocional es un añadido rico y valioso en la realidad física y es la clave determinante para un desarrollo espiritual. Abriros para explorar vuestras emociones y asumir el riesgo dando la bienvenida a cualquier sentimiento profundo y a cualquier memoria que podríais haber disociado o encasillado o escondido. Hace falta una enorme cantidad de energía para mantener bloqueadas las memorias emocionales. Todo vuestro ser está repleto de memorias de eventos, tiempos y lugares que no habéis hecho más que vislumbrar. Habéis sido entrenados para ver sólo aquello que esperáis ver y desechar todo lo que no tiene cabida en vuestras creencias. Conforme va aumentando la presión de la energía acelerada, tendréis que hacer un hueco y prescindir de los «despojos» que lleváis dentro (las emociones no elaboradas y antiguas vibraciones de temor que están almacenadas dentro y entre vuestras células, átomos. huesos, músculos, tejidos, órganos y ADN). Cada parte de vuestro cuerpo está repleta de memorias. Visualizaros siendo flexibles, organizados, espaciosos, claros, fluyendo con la energía acelerada y moviéndoos con facilidad por vuestro cuerpo físico, para mejorar, a su vez. vuestras vidas.

Aunque parezca que la realidad esté a veces colocando un obstáculo en vuestro camino, esa manera de pensar surge siempre que os atascáis en un concepto limitante de vosotros mismos. Las creencias limitantes, con frecuencia. irán acompañadas de sensaciones de frustración. La humanidad todavía tiene que entender verdaderamente la aceptación de los electos dañinos de las creencias inútiles y sin valor con respecto al cuerpo físico. Cada vez que os sentís retados por la vida (dinero, sexo, salud, trabajo, relaciones personales o creencias religiosas) normalmente todo se resume al final en cómo manejáis vuestra energía. En las áreas en las que lucháis y en las que aparece la ansiedad, el enfado, la frustración y donde cosecháis resultados pobres, aparecen creencias negativas con respecto a vosotros mismos y vuestra manera de pensar no actúa en vuestro favor. A veces, vuestras creencias con respecto a asuntos importantes en vuestra vida la gobiernan entre bambalinas y ésas son precisamente las áreas que hay que investigar, examinar y liberar. Sentimientos de vergüenza dañan vuestro cuerpo, ya que actúan como termitas que se comen la estructura del edificio. Si simplemente reconocéis la existencia de un tema espinoso, los bloqueos y muros se van soltando para permitir que fluya más energía en vuestro cuerpo.

No hace falta que dispongáis de antemano de todas las soluciones (estad dispuestos a prestar atención y tomad nota). Observad los patrones y preguntaros a vosotros mismos: ¿A qué cosas está ligado el tema en cuestión? ¿Qué oportunidades y propósitos me están esperando si observo este asunto bajo otra óptica? Con una actitud abierta y positiva, la energía galáctica fluirá en vuestro cuerpo y entonces podréis sentir el impulso de buscar un trabajo físico o un masaje, escribir una nota en una revista o anotar cosas en un diario; también puede que tengáis ganas de dar un paseo en solitario por el bosque o llorar un rato. Las lágrimas sanas eliminan los obstáculos que bloquean vuestra memoria y pueden abrir un camino para liberar lo que estáis reteniendo en el interior. Siempre y cuando lloréis sin sentiros víctimas y no os limitéis al «pobrecito yo», vuestras lágrimas pueden ofrecer un bálsamo que surge del corazón con el valor de palpar puro sentimiento.

Para recuperar el poder y usar conscientemente la energía de la fuerza vital cósmica, debéis reconocer que vuestros miedos contribuyen regularmente al estado global de la polución emocional. Puede parecer que una fuerza externa os esté tiranizando; sin embargo, vuestras señales internas deben hacer patente esa solicitud al éter para que creéis la experiencia. El miedo tiene una frecuencia energética fácilmente reconocible y que se siente tan claramente como la frecuencia del amor. Puede que penséis que nadie desea el miedo, pero si consideráis cuánta atención y consideración producen las frecuencias del miedo, tal vez podáis ver por qué parece que es esta versión del mundo la que la mayoría de los humaos crea. Los miedos colectivos van mucho más allá de las amenazas de guerra y de déspotas tiránicos; por el contrario, están asentados en un sentimiento profundamente enraizado: el miedo de ser un ser poderoso.

Un uso sano del miedo tiene su sentido y puede servir como una voz de alarma para que no os acerquéis demasiado a un precipicio, sino que deis unos pasos atrás. Cuando os aproximáis a una situación que entraña un verdadero peligro, vuestro cuerpo siente un auténtico sofoco de energía, pues la amígdala, situada en el centro del cerebro. funciona como un centro ele poder con respecto al sistema de defensa del cuerpo y envía señales de «luchar o huir», junto con señales de conexiones neuronales que internamente disparan las luces rojas de emergencia y ponen en marcha las sirenas. Este sistema interno de alarma siempre está en alerta; por ello, es perfectamente posible que sintáis una sensación de miedo en respuesta a señales internas de las células si éstas sospechan una verdadera amenaza para la supervivencia. Desde un punió de vista práctico, un miedo sano emite una señal de alarma para mantenerse al margen de situaciones de peligro.

Vuestra mayor prueba consiste en que el cuerpo supere el miedo. Cuando el centro del miedo se activa continuamente y se convierte en un hábito, la mente no puede pensar claramente y el pensamiento racional se queda paralizado. Proyecta sensaciones de miedo cuando no hay un peligro inminente, distorsiona el sentido de integridad del cuerpo y crea un estado interno de caos; asimismo, envía ese miedo a la conciencia colectiva y a todo el mundo en general. Vuestro sistema natural e inteligente de recolección de datos del cuerpo trabaja a gran velocidad y en excelente colaboración con vuestras actitudes y expectativas. Cuando cambiáis de actitud, sin duda alguna cambiáis vuestra experiencia. Millones de células ayudan y evalúan sin cesar una miríada de elecciones que habéis tomado para ir al encuentro de vuestros deseos. En cada momento, vuestro cuerpo procesa gran cantidad de datos muy sofisticados relacionados con el pasado, el presente y el futuro. Debéis aprender a prestar mucha atención a las señales que enviáis y a daros cuenta y examinar cómo os sentís con lo que estáis creando y con lo que os encontráis. Reconocer vuestros sentimientos os puede llevar a una mayor autorrealización porque los sentimientos siempre son la clave para descifrar vuestras creencias. Recordad que los sentimientos remiten a las creencias, de modo que deberíais buscar los sentimientos sintiéndolos verdaderamente. Una vez que hayáis identificado la creencia que hay detrás. reconoced el papel de esta creencia y luego liberadla, y remplazadla por una visión que os aporte más poder.

El gran cambio en la percepción consciente que está barriendo el planeta establecerá los nuevos parámetros de la naturaleza de la inteligencia.

A lo largo de eones de tiempo, varias fases de desarrollo en la evolución del ser humano han adoptando sorprendentes giros y carices. El gran cambio en la percepción consciente que está barriendo el planeta establecerá los nuevos parámetros de la naturaleza de la inteligencia y destacará cuestiones, durante mucho tiempo ralentiza-das sobre el potencial de la mente humana. La energía procedente del espacio y de vuestro Sol puede crear mutaciones a nivel físico, además de orientar la conciencia humana a nuevas áreas de percepción. La mayor parte del mundo occidental identifica la inteligencia basada en la habilidad de descifrar símbolos (letras y números) en el mundo físico. Hoy en día, quizás tan sólo un tercio de la población en el mundo sabe leer y escribir; no obstante, numerosas culturas han desarrollado a lo largo del tiempo habilidades únicas para traducir las ideas a símbolos sin necesidad de la palabra escrita.

Las ideas operan con la modulación de frecuencias especificas, y pueden ser interactivas desde una realidad a otra. Las ideas también se transmiten mediante los rayos gamma emitidos por el Sol para ser descifrados y, a lo largo de los próximos años, la naturaleza íntima de la inteligencia, que se basa con frecuencia tan sólo en interpretaciones lógicas de la realidad. se volverá a considerar de nuevo. La flexibilidad de la percepción incrementa vuestra habilidad de ver y vivir la realidad desde una óptica nueva y refrescante, es decir, debéis estar atentos para reconocer creencias personales con respecto a vuestra propia inteligencia. La disposición de aceptar nuevos conceptos e ideas aporta grandes ventajas para el crecimiento personal.

Las energías aceleradas potencian una importante expansión de conocimiento y cada día más gente está estableciendo la conexión entre el poder de la mente y sus efectos sobre el medio ambiente físico. El repentino reconocimiento de cómo se manifiesta una situación se extenderá cada vez más. A veces, cuando el espíritu interior se libera para obtener una nueva visión de la perspectiva, pueden aparecer sentimientos de frustración o descontento. Una energía inquieta puede convertirse en una señal que indique qué cambio es inminente. Un método para determinar la inteligencia reside en cómo interpretáis vuestras experiencias y la sabiduría que cosecháis de las experiencias creadas. En muchos aspectos, parece que la gente de las palabras escritas ha aprendido a utilizar símbolos para traducir los eventos en insignificantes asuntos o se ha distanciado de la idea de que los pensamientos tienen conexión con el mundo sólido. El resultado es que los humanos se han encarcelado debido a su propio proceso de pensamiento. Por favor, considerad cada una de las experiencias como una elección válida para acumular mayor conocimiento. Existe mucha libertad para ver más allá de los confines de vuestras limitadas y temerosas interpretaciones de la realidad, y la libertad comienza a adquirir un nuevo significado cuando aprendéis a utilizar a vuestro cuerpo con mayor facilidad tanto en los mundos físicos como no físicos.

Considerad durante un momento cómo se estructura la mente: vuestras creencias y sentimientos modelan la percepción y continuamente estáis emitiendo una frecuencia energética que evita o atrae eventos vitales. A veces un evento se ignora como si estuvieseis ahuyentando a una mosca; sin embargo, todavía está impregnado con una tinta invisible y fijado en vuestro subconsciente. Otros eventos no los olvidáis nunca porque tenéis una memoria de experiencias similar a una bombilla que se enciende y se apaga. No importa si reconocéis un evento de manera consciente o no, ya que la situación y vuestras creencias proyectadas se almacenan fielmente según vuestra percepción en los bancos de datos de la memoria. Ampliar la mente para considerar el simbolismo y el significado de cualquier evento puede hacer que literalmente cambiéis de punto de vista si realmente intentáis conocer los intrincados significados de la vida. Conforme vuestras ideas con respecto a la naturaleza de vuestra mente continúan extendiéndose, el eslabón natural entre las realidades físicas e interdimensionales se vuelve mucho más evidente. Nuevas ideas son, de hecho, frecuencias electromagnéticas que aumentan, al igual que las radiaciones solares incrementan el campo energético alrededor del globo. Para adaptar y acomodar las nuevas ideas sobre la energía, ocurre un cambio en vuestras células a nivel subatómico gracias a las sutiles interpretaciones de las moléculas proteicas que liberan los códigos almacenados de percepción. Un proceso muy complejo entre proteina y aminoácidos afecta al AUN en un nivel muy profundo que cambia vuestra manera de percibir la realidad.


Extracto del libro "Recuperar El Poder".
Sabiduría Pleyadiana para un mundo en caos.
Barbara Marciniak





Pag. Anterior: Pleyadianos - Para poder entender y sanar la locura, la inestabilidad y...
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3590


* * *


Pleyadianos ~ Para poder entender y sanar la locura, la inestabilidad y...
 Para poder entender y sanar la locura, la inestabilidad y la aparente inseguridad de estos tiempos difíciles, primero debéis aprender a manejaros vosotros mismos. Aprender a manejar la energía en el mundo material es una de las razones por la que estáis aquí. Vuestro cuerpo es vuestra primera y más importante responsabilidad y éste sigue en principio vuestras órdenes. Vuestra intensidad emocional es la carga de poder que hay detrás de las frecuencias de vuestros pensamientos. Lo que sentís con respecto a vosotros mismos y al mundo en general afecta directamente a las funciones y los sistemas operativos de vuestra forma física.

Los sentimientos se alimentan de las creencias (sobre todo los sentimientos de entusiasmo) y cuando sigáis a vuestros sentimientos siempre os toparéis con vuestras creencias. Cuando os sintáis bien con vosotros mismos. vuestro mundo exterior os reflejará este estado mental y, cuando os sintáis mal y frustrados, también se reflejará en el mundo exterior. Las limitaciones, frustraciones y bloqueos pueden ser examinados desde una perspectiva reveladora. Si aceptáis vuestra parte en la creación de cualquier situación de vuestra vida (sin culparos a vosotros mismos ni a nadie ajeno) os acercáis a ella con la actitud de que todo lo que encontráis tiene un propósito y desbloqueará el victimismo que ha condicionado durante tanto tiempo a la humanidad. Acabar con el victimismo es un paso importante en el sendero de la recuperación del poder. No obstante, aquellos que eligen vivir una realidad carente de semejante inteligencia emocional se sentirán cada vez más encerrados en un orden del mundo en el cual el sentido de la vida se pierde. Aquellos que eligen el amor (y se atreven a sentir la profundidad de ser) y asumen la responsabilidad de sus acciones y buscan el sentido de la vida se darán cuenta de que un mundo lleno de vida significativa desplegará su inteligentemente escondida presencia.

Integrar vuestra creencia personal en vuestra autoestima innata es una inversión excelente de vuestro tiempo y de vuestra energía.

Vosotros lleváis las riendas de la energía vital que os sostiene y que os conecta con una realidad cósmica más amplia. Cuando abdicáis e ignoráis vuestra habilidad de crear la realidad, en el fondo estáis transfiriendo vuestro poder para que otros os manejen. La tendencia de pensar que otros os van a salvar es algo que se ha grabado a fuego en los seres humanos. Nadie os va a salvar: para florecer y crecer tenéis que aceptar haceros cargo de vuestras vidas. Vuestros sentimientos son importantes para comprender cómo funcionáis. Una vez más, cuando seguís vuestros sentimientos encontráis vuestras creencias y. cuando descubrís vuestras creencias, os halláis cara a cara con el concepto que usáis para construir vuestra versión de la realidad. Para ampliar vuestra conciencia y sentir que el poder es vuestro, tenéis que estar dispuestos a examinar los pensamientos descubiertos por vuestros sentimientos, ya que éstos, una vez observados y examinados, pueden ser rastreados hasta sus orígenes y pueden desvelar sus propósitos.

No es cierto que estéis perpetuamente imbuidos en vuestros pensamientos o al ser que pensáis que sois ni tampoco estáis limitados eternamente por la sangre de vuestros antepasados. Sois un producto que habéis fabricado vosotros mismos, un cúmulo de ideas y experiencias que han sido recogidas a lo largo del tiempo y lo podéis utilizar a vuestro favor para construir la versión de la realidad que deseáis profundamente. El conocimiento es poder y os sería muy útil recordar este antiguo y obvio dicho. Cada pensamiento que tenéis tiene un poderoso impacto en vuestro mundo.

La claridad en el pensamiento, en la palabra y en los hechos es de vital importancia para crear una versión apetecible de la vida. En los tiempos antiguos, el poder de la palabra se conocía como el arte de la vieja magia. El lenguaje es una herramienta poderosa para dirigir la energía y manifestarla en la forma. Sugerimos que elijáis vuestras palabras con cuidado y certeza, sabiendo lo que queréis y estableciendo intenciones claras y positivas con respecto a vuestro propósito. El alcance de metas valiosas y de ideas es esencial para sentir el poder personal. Cada pensamiento y cada palabra influye en el gran almacén de las memorias de la mente subconsciente (pensamientos y palabras propios o aquellos que proceden del mundo exterior).

Dado que sois en gran medida telepáticos, también podéis ser influenciados por los pensamientos y actividades de otros, especialmente si vuestras fronteras no están bien delimitadas y no tenéis claro quiénes sois. Sugestiones e imágenes procedentes, por ejemplo, de espacios televisivos programan vuestra mente subconsciente e inconsciente. Vuestros científicos han elaborado estudios con gente conectada a un EEO mientras estaban visionando la TV; se ha registrado actividad en las frecuencias de ondas delta correspondiente a un estado de sueño bastante influenciable mientras visionáis la TV. Si no sois conscientes de vuestros pensamientos o habéis abdicado de vuestra elección de pensamientos, los aparatos electrónicos pueden influenciaros y controlaros fácilmente.

Vuestra mente consciente da la orden y la mente subconsciente es el centro de procesamiento donde se filtran las directrices o creencias para posteriormente llevarse a cabo. Recuperar el poder en vuestras vidas comienza con el hecho de que tengáis el control sobre vuestros pensamientos. Sois vosotros los que tenéis que decidir lo que queréis y luego conseguirlo; de otra manera, vuestra orden no tendrá ninguna intención consciente para dirigir el curso de vuestra vida.

Los tiempos en los que vivís requieren que aparezca lo mejor de vuestras capacidades, e integrar vuestra creencia personal en vuestra autoestima innata constituye una inversión excelente de vuestro tiempo y de vuestra energía. La felicidad y la paz mental son las características de una verdadera recuperación de poder y están ahí cuando vuestra intuición y vuestros valores están equilibrados. Mientras la energía continúa acelerándose, los temas sólo aumentarán en complejidad en cualquiera de las áreas en las que habéis evitado asumir la responsabilidad. Para prepararos para vivir estados de conciencia más elevados y una mayor conciencia de percepción, debéis visualizar el tipo de mundo que queréis y luego debéis confiar en que lo encontraréis.

Vuestra imaginación es la herramienta más poderosa para crear y. cuando centráis vuestra atención con una intención clara y consciente. ponéis en marcha un programa interno, que determinará vuestra experiencia del mundo exterior. Los sucesos son segmentos multidimensionales de arte vivo; el tono, el tamaño, la forma y el propósito cambian cuando aprendéis a rodear un evento y a liberar vuestra fijación en un marco emocional de tiempo. Los eventos aumentan su significado mientras aumenta vuestra conciencia; cuando modifiquéis conscientemente la interpretación del mundo y abracéis una visión de confianza y de inspiración, vuestra experiencia del mundo cambiará. Aunque las condiciones pueden seguir siendo las mismas, como la analogía del vaso medio lleno/vaso medio vacío, elegir cómo percibís lo que veis prepara el escenario para todos vuestros encuentros, al igual que afecta al paradigma de las creencias colectivas. Vuestras creencias son las que determinan quiénes sois, y las áreas en las que destacáis suelen ser aquellas en las que triunfáis porque sentís entusiasmo y disfrutáis con lo que estáis haciendo.

Las creencias culturales sobre la naturaleza de la realidad gobiernan vuestra experiencia desde lo más hondo y lo más antiguo. Las creencias se forman a partir de las ideas sobre la realidad; esas ideas pasan a través del tiempo y se convierten en hechos, los cuales, a su vez, aparecen y definen lo que veis porque eso es lo que os han dicho. Las ideas forman un lazo energético que continúa creando una heliografía especialmente fuerte de la realidad sostenida por una inmensa contribución de energía desde la mente colectiva. El resultado de este masivo soporte, que se basa en presunciones culturales jamás cuestionadas. determina la estructura del mundo que actualmente encontráis. Las creencias colectivas forman una visión controlada y confabulada que todos habéis acordado ver; os encontráis con esos acuerdos cada día gracias a experiencias sociales, culturales y, por supuesto, personales. La idea de que la Tierra es una experiencia única («un mundo y sólo un mundo» al que todo el mundo está apegado en la misma realidad) es, en cierto sentido, similar al antiguo pensamiento de que el mundo era plano. La estructura del mundo es un conjunto de acuerdos según los cuales actuáis: no es la única versión del mundo. La naturaleza es flexible y está repleta de posibilidades multidimensionales y vuestras creencias, decisiones y emociones juegan un papel decisivo en la creación de la versión del mundo con el que, de hecho, os encontráis.

El campo de la existencia no tiene límites y es benévolo y, en consecuencia, vosotros sois una maravillosa e ilimitada parte de la creación.

Con seguridad, algunas de las creencias más profundas que encierran a la humanidad en infinitos lazos de confusión proceden de antiguas leyendas relacionadas con el origen del ser humano. En la tradición judeo-cristiana, la historia de Adán y Eva dice que fue la mujer la que conversó con la serpiente y luego, siguiendo su innata curiosidad y los parámetros de su intuición, cometió supuestamente un grave pecado que tuvo como consecuencia que la humanidad fuese alejada para siempre del paraíso. A lo largo del tiempo, millones y millones de personas han construido su vida en torno a ese cuento, creyendo fielmente que todavía tienen que pagar por esta supuesta transgresión. En cada mito se esconde siempre una parte de verdad, ya que son variaciones de enseñanzas apreciadas durante muchos años o creencias respecto a la naturaleza de la realidad. además de registros que se han transmitido a lo largo de vuestro linaje ancestral. Sin embargo, la verdad se aplicará de acuerdo con cómo se ve el evento en la imaginación. que es donde se forman las interpretaciones. Este mito en particular ha suscitado innumerables visiones reales de la realidad: la desobediencia resulta cara, por lo que es mejor obedecer; sólo Dios es omnipotente: uno no se puede fiar del cuerpo ni tampoco se puede confiar en las mujeres; nunca hagas caso a una serpiente; la humanidad es impotente y está pagando muy caro el incontrolable impulso de una mujer; las mujeres no son aptas para ser líderes; la humanidad no se merece a Dios y por ello «la caída» a un mundo cruel y duro es el castigo que sigue vigente.

De una manera u otra, las implicaciones de vergüenza e impotencia residen en la base de esas interpretaciones aceptadas de esa historia tan respetada que confirma totalmente la enraizada creencia cultural de victimismo, el peor estado y con total ausencia de poder. La impotencia procede de la creencia de que no tenéis ningún control sobre vuestro entorno y queda reforzada con la consideración de que el pasado es una situación válida para eventos presentes y futuros. La necesidad se basa en el deseo de que otro moldeara vuestro destino. No sois pecadores, no tenéis culpa ni tampoco sois impotentes. Cuando elegís creer que debéis adorar, venerar e imitar a seres cuya conducta es, supuestamente, mejor que la vuestra, no os estáis haciendo ningún favor. Sois iguales a cualquier campo de la existencia y cualquier parle de la creación.


Extracto del libro "Recuperar El Poder".
Sabiduría Pleyadiana para un mundo en caos.
Barbara Marciniak





Pag. Anterior: Pleyadianos - Sois pioneros en preparar el camino...
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3589

Pag. Siguiente: Pleyadianos - La inteligencia emocional es un añadido rico y valioso...
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3591


* * *




* * *

No hay comentarios.:

Publicar un comentario