¿Qué es la multidimensionalidad?:::REFLEXIONES SOBRE LA VIDA….:::sharing

***
Translate   /traducir/ Vertaal /  ♪ → → → ► → → →
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen / ♪ → → → ► → → →
переводити/Traduire/ переводить ♪ → → → → → → ►
 ترجم / לתרגם   翻訳する
  ***
* * * * * ** * *


¿Qué es la multidimensionalidad?


La Multidimensionalidad es la propiedad del Espíritu por la cual un mismo ser puede existir simultáneamente en infinidad de planos de existencia, dimensiones o moradas, desarrollando, expandiendo y, de este modo, propulsando con mayor celeridad y eficacia su propia evolución en sus distintas manifestaciones de vida, en cada una de ellas en particular y, a su vez, como un todo en conjunto por medio de las experiencias asumidas en estos distintos niveles de existencia.

Cabe, incluso, añadir el detalle de que se pueden transitar por varias vidas, existencias o encarnaciones en una misma dimensión en la misma secuencia de tiempo, con objeto de llegar a abarcar un extenso espectro de lecciones y vivencias de aprendizaje, en todo caso oportunamente asignados, en función del estado evolutivo en el que se encuentre el ser álmico.

Esto es lo que se ha venido a denominar en los Mensajes Canalizados la fragmentación de la Fuente Universal de toda Vida, Dios, y, al mismo tiempo, de todas sus criaturas, como medio de evolución aceptado en la Creación por el cual puede abordarse la finalidad pretendida sin llegar, por otro lado, a perder la esencia del propio ser.

Esta es, pues, la vía que adoptaron los hijos de Dios para que, una vez producida la separación de ellos de la misma Fuente como entidades individuales, libres y con poder de cocreación, pudieran abrirse a sus propias experiencias y elecciones, adquiriendo, así, por su propia cuenta el entendimiento y la conciencia acerca de la divinidad existente en ellos mismos y en todo lo creado, y contar, de este modo, con el potencial viable de poder siempre redescubrirse a sí mismos y contribuir, de esta forma, a la consumación de una Creación dinámica, siempre en continuo flujo, movimiento y cambio. Comenzaron de ese modo un viaje de experiencia, aprendizaje y evolución que tendría siempre como última meta, de nuevo, la identificación de la Unidad Total con la Fuente Universal, Dios, y con todo lo que es.

A la misma vez, se podría indicar que la Fuente, en el desarrollo de este proceso, también experimenta esta fase de redescubrimiento y evolución continua a través de las experiencias en cada uno de sus hijos y criaturas, como esencia vital que subyace en el Espíritu interior de cada ser y que es unificadora de todos los fragmentos y componentes de todo lo existente en el Universo.

Atendiendo, pues, a todo lo expuesto, será como, a través de estos fragmentos, átomos del Espíritu en los que un ser multidimensional puede llegar a dividirse, todo cobra un sentido natural e inteligente en cuanto a la existencia del ser en distintas dimensiones, en general de características vibratorias y energéticas distintas, transitando por las experiencias apropiadas y posibles en cada uno de estos planos que le permitan evolucionar, al unísono, en infinidad de facetas y aspectos, estando, a la vez, todas estas particiones conectadas entre sí como fragmentos de un gran cuerpo superior, también llamado Yo Superior o Yo Divino, por lo que los avances obtenidos en ciertas dimensiones pueden acabar revirtiendo y favoreciendo simultánea y automáticamente las experiencias abordadas en otras como efecto y resultado de la conexión existente entre todas las partes del ser.

Por tanto, esta condición representa la propiedad del Espíritu que hace viable esta inmensa realidad multidimensional, poder existir en el Aquí y en el Ahora en infinitos planos, sean, incluso, pasados, presentes o futuros, y, así mismo, en cualquier encarnación o existencia llegar a ser Uno y, a la vez, ser un Todo, aunque se cuente con mayor o menor conciencia de ello. Es decir, cualquiera de estas partes, incluso las encarnadas en la 3D, son, a todos los efectos, representaciones auténticas y reales del Yo Superior y, por tanto, de Dios mismo, como Ser Supremo desde donde surge y se rigen toda la vida. El Todo, de este modo, está presente en la parte.

Esta es la razón por la cual las canalizaciones reinciden en el mismo concepto planteándolo de distintas maneras. En este proceso de Ascensión Planetaria todos los seres humanos estamos llamados a despertar y recordar el poder y la divinidad que ostentamos por el derecho divino de nuestra propia naturaleza. Subidos, libres y voluntariamente, a esta ola de ascensión dimensional, se comienzan a activar todas estas conexiones cósmicas, divinas y multidimensionales del ser, adquiriéndose conciencia de ellas de un modo u otro, tal y como puede resultar el hecho consumado de integrar capacidades y habilidades no disponibles en un principio en la encarnación actual en la 3D, pero sí logradas en otras encarnaciones o perfectamente depuradas en vidas en otras dimensiones, hasta que, alcanzados ciertos niveles de conciencia y vibración energética en la experiencia evolutiva que se transite en la Tierra, se vuelven directamente accesibles con cierta facilidad y espontaneidad.

Por supuesto, también se habilitan y se activan las conexiones con el resto de habitantes y seres de esta dimensión y con toda la Creación en su máxima expresión, como partes integrantes y vivas que somos de un Todo.

Así pues, al hilo de lo anterior e insistiendo en el mismo argumento que antes se explicaba, por las características intrínsecas del Espíritu, el Todo es también en las partes y al activar estos lazos de unión multidimensionales surgen, como si hubiesen estado adormecidos, dones y facultades que ya eran manejados con destreza, por ejemplo, en encarnaciones pasadas o que se dominan en dimensiones superiores o en universos paralelos, pasados, presentes o futuros, etc. Seguimos siendo nosotros mismos, pero en la fusión de otras formas de vida, conciencia y existencias nuestras que, sin más, nos son permitidas con cierta disponibilidad por el incremento de la frecuencia vibratoria de nuestra energía al experimentar la ascensión en nosotros.

Esta es la verdad del Espíritu que garantiza que en cada encarnación, incluyendo la actual en la Tierra, se tenga una credibilidad total acerca de la autenticidad de todo cuanto ocurre en la realidad que se experimenta, y que, a la vez, puedan estar presentes, conscientes y conectados, en el Aquí y en el Ahora, el resto de fragmentos del Ser Multidimensional o Yo Superior y, por supuesto, de Dios mismo, sin detrimento alguno de la validez y objeto del propio proceso existencial en encarnación en la 3D, aspirándose en ella a ese posible estado de Unidad en el que el espacio no existe como es concebido y percibido por los habitantes de este planeta, y tampoco el tiempo.

No llega a ser necesario tener que mirar hacia arriba en el Cielo o hacia abajo en la Tierra buscando o intentando localizar otras partes del ser.

Todo es y está cohesionado en el interior de nosotros mismos, y es hallado y activado adquiriendo y expandiendo la conciencia individual que, en gran parte, viene a estar sustentada en la dedicación al reconocimiento e introspección de todo cuanto surge en nosotros y en nuestras vidas, que, en principio, puede parecer que hasta se esté haciendo referencia a mirar hacia el interior, pero que más bien, afinando, se podría asociar al estado de quietud en el que la mente se abre y se silencia, en el que se experimenta que exterior e interior, arriba y abajo están fusionados igualmente y son, al unísono, una misma cosa en el estado del Aquí y del Ahora.

Por tanto, Aquí y Ahora somos seres angélicos de Luz tratando de vivir ciertas experiencias que nos hagan alcanzar más expansión de conciencia acerca de la naturaleza y origen divino que atesoramos, cometido que puede ocuparnos un mayor o menor número de vidas de existencia, en función, entre otras cuestiones, de las elecciones y decisiones por las que vayamos optando en nuestro propio proceso que nos hagan ir con mayor o menor rectitud hacia dicho estado evolutivo.

Es curioso cómo, a tenor de todo esto, por ejemplo, un árbol cualquiera, ser vivo que acomete de igual modo sus respectivos trances de vida en esta dimensión de 3D, está conectado, por supuesto, con el resto de seres que comparten existencia con él en el planeta, pero también con su propio ser multidimensional al completo y con su correspondiente Yo Superior, cuya esencia y conciencia existencial aparece registrada, a la vez, en todos los átomos de este árbol, en su tronco, en sus ramas, en sus hojas. Por eso, cuando un árbol cambia su aspecto físico y se convierte, como es el caso, en una mesa, una silla o en papel, el propio estado de conciencia vibracional de su Yo Superior continúa vivo y presente a nivel atómico en todas estas nuevas formas y apariencias, y, por tanto, también la esencia misma del Dios Creador.

Por este mismo planteamiento, los mensajes y canalizaciones, en algunas ocasiones, se han pronunciado acerca de los trasplantes de órganos, muy en boga actualmente como alternativas y tratamientos en la vanguardia médica según qué dolencias y diagnósticos.

Con la práctica de estas actividades se obvia, fundamentalmente por desconocimiento, esta realidad esencial y primordial del ser y, por tanto, la mezcla y el cruce de líneas distintas de linaje ascendente y de conciencia, llevados a cabo con este tipo de actuaciones.

Estos linajes cósmicos y existenciales van almacenados y registrados en las células tanto del donante como del paciente, cada uno con su respectiva ascendencia, produciéndose la consiguiente interferencia entre sendos Yo Superiores en un mismo ser humano, que es lo que a la postre puede traducirse y desembocar en el conocido rechazo de órganos que han sido trasplantados o en los diversos efectos secundarios a los que se puede llegar a derivar por la realización de dichos trasplantes, aunque los científicos encuentren otra clase de explicaciones que les resulten válidas por ser visibles a sus ojos.

Además de esto, habría que añadir en este asunto que el estado evolutivo del donante, asociado siempre a la frecuencia vibratoria de energía que alcanzó en vida, en consonancia lógicamente con sus hábitos, conductas, acciones y encarnaciones pasadas, van también implícitos en las células de su órgano, y en la vibración energética de este mismo, y huelga decir que, si las frecuencias vibratorias o, lo que es lo mismo, los niveles evolutivos o de conciencia del donante y paciente son dispares o distantes, esto va a provocar efectos de no acoplamiento del trasplante que se vaya a practicar.

Por ello, los mismos Mensajes Canalizados, en este tema, abogan en caso de disfunciones y desaplicaciones de órganos por que se avance en otros métodos o soluciones alternativas que suprimieran estas repercusiones y efectos no deseados, ya que ello acabaría acarreando también ciertas compensaciones kármicas, tanto al donante como al receptor, que podrían derivarse por propiciar las, anteriormente mencionadas, interferencias de linaje cósmico y existencial.

Extracto de 21 PREGUNTAS
LIBRO DE LA AUTOMAESTRIA
AUTOR: RAFAEL MONTAÑO CARMONA

Pag. Anterior: Varios/Otros - ¿Quién y qué es Dios?
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3456

Pag. Siguiente: Varios/Otros - ¿Qué es la automaestría? Parte I
http://www.trabajadoresdelaluz.com.ar/index.php?ndx=3460


***
***
Translate   /traducir/ Vertaal /  ♪ → → → ► → → →
Terjemahan/μεταφράζω / übersetzen / ♪ → → → ► → → →
переводити/Traduire/ переводить ♪ → → → → → → ►
 ترجم / לתרגם   翻訳する
  ***
* * * * * ** * *

La intensidad del Ser mismo es más vasta que el mar cósmico.
Algunos de nosotros nos balanceamos entre líneas, entre la Tierra y el Cielo, y nos sentimos perdidos en el espacio intermedio.
Otros tratan tan arduo simplemente de sobrevivir en el planeta que no hay descanso allí – en el sentido de estar concretamente allí.
Y hay otros que están tratando de ascender a un estado más elevado de Ser sin entender verdaderamente que la ascensión en estos momentos significa bajar los estados más elevados de evolución y transmitirlos de regreso a la Madre Tierra. Por lo tanto, traer el Cielo a la Tierra – en todos y todo lo que hacemos y estamos aspirando a ser.
Muchos de nosotros deseamos deshonrar a la Tierra y liberarnos de la respiración de vida que sostiene nuestra forma física en el planeta Tierra. Y sin embargo, sin la forma física no podemos anclar ese Cielo en la Tierra, aunque tratemos. Cualquiera que fuere lo que veamos en alguna forma en los estados más elevados tiene que asumir una forma concreta en la Tierra.
Estaba tratando de explicar este concepto ayer, donde estaba señalando al hecho de que la Tierra interior se está rearreglando a sí misma – y por lo tanto, hay una gran cantidad de actividad en la Tierra interior. Nosotros vivimos en el exterior, y luego, cuando hay terremotos, maremotos y cualquier otra catástrofe natural tendemos a lamentarnos sobre las fuerzas de la naturaleza y a culpar a la Madre Tierra – pero nunca nos tomamos el tiempo de honrar verdaderamente a Su Ser y de entender que Ella es una Entidad viviente y respirando, al igual que nosotros. Es sólo que su cuerpo físico es más vasto que el nuestro – ¡pero eso no significa que Ella es algo a abusar y explotar y destruir!
Interesantemente gran parte de nuestro mundo interior se manifiesta en nuestra forma exterior. Cuando todo está revolcándose en nuestro interior y cuando no hay paz interior y hay deseos de autodestrucción o de muerte, entonces vamos a manifestarlos de alguna forma en el exterior. Si odiamos nuestras agallas internas entonces activaremos el odio en algún lado en la forma externa y odiaremos las agallas de todos a nuestro alrededor.
El microorganismo total de la Tierra está reflejado dentro de nuestro propio cuerpo físico, en nuestra panza; así que aunque deseemos desligarnos de la Madre Tierra, Ella vive literalmente en cada célula y fibra de nuestros cuerpos. Lo que sucede en el microcosmos sucede en el macrocosmos, y vice versa.
Estoy tocando todo esto pues a menudo el núcleo de lo que percibimos no ser funcional en el mundo exterior es reflejado dentro de nosotros. Pudiera ser que ciertos órganos son disfuncionales o que ciertos aspectos de nuestros cuerpos físicos están sufriendo dolor o están tratando de centrarse en el objetivo, lo que no hemos liberado, o con lo que no hemos hecho paz en nuestro mundo interior.
Fui recordada de esto el otro día cuando pasaba por un periodo de dolores en mi cuerpo. Traté de curar el cuerpo físico, pero las curas no ayudaron. Cuando rehusé ir a un examen a profundidad y decidí llegar a la raíz del problema, encontré que tenía que hacer una gran cantidad de limpieza interna y despeje y liberación. Memorias de vidas pasadas empezaron a salir a relieve, y con la ayuda de un sanador amigo se sacaron cosas intensas de mi columna vertebral y garganta, y mi chakra sacral.
Pero el dolor persistió. Sólo cuando fui a una sesión de Reiki y el Maestro de Reiki me pidió inocentemente que regresara a un incidente de mi niñez, y lo recordé y liberé los sentimientos de una intensa culpabilidad de una niña de cinco años y acuné en mis brazos a esa niña, entonces pude dejar ir los bancos de memoria. Interesantemente, cuando hice eso el dolor desapareció.
Así que con la limpieza y liberación múltiples del dolor emocional y los bancos de memoria pude ahondar más profundo en mi ser e ir verdaderamente más hondo en las cicatrices y heridas que he portado en esta vida – a medida que todas esas ataduras y enlaces kármicos que he venido a resolver en esta vida salen a la superficie, estoy lista para liberar ese banco de memorias y perdonarme a mí misma y a otros.
Con esto ha venido también un entendimiento más profundo de cómo tenemos que cumplir contratos espirituales con otros seres. Con algunos seres esto se ha realizado durante muchas vidas, y a veces hemos sido parte de un grupo específico de seres que vinieron a realizar un trabajo específico en el planeta.
Con el advenimiento de la caída del estado de la 7D a la 3D se necesitaba realizar una gran cantidad de trabajo de nuevo, o por lo menos tenía que resurgir de nuevo a algún nivel. Algunos tuvieron que sostener firmemente ciertos códigos o llevarse a sí mismos a algún nivel a fin de recobrarlos posteriormente en alguna fecha, cuando la humanidad estuviera lista para comprenderlos finalmente de nuevo o hubiera elevado su conciencia lo suficiente.
Algunos de nosotros, durante el entrenamiento en las antiguas escuelas de los misterios ocultos tuvimos que pasar por severas iniciaciones, y a veces perdimos la vida durante ellas. Por lo tanto, algunos de estos temores profundamente enraízados tienen que ver con el método usado, o con el temor al fracaso, o con un profundamente asentado temor de fracasar en las pruebas, por así decirlo.
Algunos pudieran haber sido perseguidos por decir la verdad o por practicar métodos sanadores o hacer cosas que no eran entendidas o eran temidas por aquellos que no eran capaces de ver.
Algunos otros pudieran haber tenido posiciones de poder, y luego abusado de se poder – así que habrá temores a algún nivel de asumir su poder.
La mayoría de la gente tiene un gran temor del dinero y la riqueza porque han estado en alguna orden religiosa en la que tuvieron que tomar votos de pobreza, obediencia, castidad, y siguen teniendo el síndroma del tazón del mendigo y el sentimiento de que otra persona tiene que cuidarlas. Algunos esperan verdaderamente que otros paguen sus cuentas, etc. pues lo ven como su derecho – el vivir en sus propios mundos y tener luego a otra gente que los sustente en sus vidas a algún nivel.
Si ustedes temen el dinero o lo odian a algún nivel, entonces atraerán más temor y odio.
Pues el dinero es, esencialmente, ENERGÍA, al igual que el poder. Él no tiene una connotación negativa o positiva, exceptuando cuando ustedes lo evocan en su mente o en su banco de memorias de su propio ser. Cuando empiezan a bendecir la energía del dinero, empiezan a liberar todos esos votos y empiezan a avanzar a estados de conciencia más elevados; entonces empiezan a sentir profundo en su interior y a entender que cuando rechazan el dinero de alguna manera desde profundo en su interior, eso es lo que se va a manifestar en su vida.
Al momento en que ustedes cambien la conciencia interna concerniente al dinero y empiezan a enviarle energías amorosas y a bendecirlo, empezarán a atraer más dinero en sus vidas. Ustedes tienen que vivir y sustentarse a sí mismos en este planeta, y lo tienen que hacer a algún nivel para poder anclarse en su misión de su ser en la vida. Si hacen esto abundantemente podrán crear más oportunidades de trabajo para otros y más bienes todo a su alrededor.
Recuerden que la energía del dinero es NEUTRAL. Lo que hagan con el dinero es su propia elección y libre albedrío. Porque otros decidan elegir usar la energía del dinero para beneficio propio o controlar, eso es su propio karma, no el suyo. Elijan usar la energía del dinero sabia y responsablemente, y mejorarán su propia vida y la de otros, y al final todo opera para el mayor bien y el mayor bien de la totalidad.
Lo mismo es aplicable a toda energía y todo lo demás.
Yo he usado y uso una meditación de sanación más elevada donde uno empieza literalmente a liberar el temor – el temor de todas las vidas pasadas, todas las programaciones de temor, y para quitar otros bloqueos e impedimentos causados por su propio sistema de creencias interno. Es sorprendente cómo funciona esto de múltiples maneras. Me ha hecho volverme más consciente de cuán enraízados están nuestros temores y cuán profundamente enraízados están nuestros miedos, inseguridades y programaciones – hereditados durante muchas vidas.
Estoy compartiendo todo esto hoy para que se vuelvan conscientes de qué están creando dentro y fuera de sí mismos.
Mientras más conscientes se vuelvan, más conscientes se vuelven de sus acciones y reacciones y del modo como eligen crear su vida interior y exterior.
La responsabilidad por su vida yace únicamente en ustedes y en nadie más. No yace en su esposo/a, su amante, su jefe, su familia, su sociedad, ni en ningún otro. Es enteramente responsabilidad suya. Al fin de sus vidas no podrán culpar a nadie más que a sí mismos por lo que salió mal o bien. Ustedes estarán ante su Creador, desnudos y despojados hasta el centro mismo. Entonces es cuando hay una revisión de toda su vida. – las lecciones que dominaron y las que todavía no dominan. Esas serán para otra vida y otra experiencia de vida.
En consecuencia, ¿por qué no sacar el mejor partido del tiempo que tienen aquí y ahora para crear verdaderamente la mejor vida que puedan para sí mismos y asumir la plena responsabilidad de su propio bienestar, y para anclar su misión del ser única en el planeta Tierra y manifestar el Cielo en la Tierra?

http://judithkusel.wordpress.com/2014/08/09/musings-on-life/
Publicado 19 hours ago por LUZ ZOHAR



* * *

* * *

Comentarios